Argen­ti­na. Una foto para cons­truir la memoria

Por Clau­dia Rafael /​Agencia Pelo­ta de Tra­po /​Resumen Lati­no­ame­ri­cano, 19 de diciem­bre de 2020.

Fotos: Juan José Thomes

(APe).- El cuer­po con­traí­do de Facun­do Agüe­ro. El pibe que no fue ícono, memo­ria y pan­car­ta sim­ple­men­te por­que sobre­vi­vió a la gol­pi­za poli­cial cuan­do lo acu­sa­ron injus­ta­men­te del robo de un per­fu­me que aca­ba­ba de com­prar. Y una silla de rue­das, una cama orto­pé­di­ca, una vida ata­da a volun­ta­des aje­nas lo siguen rete­nien­do a la vida. En la ima­gen, se reve­la el ins­tan­te en que le van pre­sio­nan­do cada tra­mo de su piel. Para dis­ten­der las manos y los pies que deno­tan la his­to­ria ente­ra de estos más de dos años de una ges­tua­li­dad con­ge­la­da. El ros­tro des­nu­da una mue­ca que con­fun­de sufri­mien­to, fal­ta de com­pren­sión o qui­zás el deseo de huir quién sabe dón­de. Tal vez a un mun­do don­de ese mar­zo de 2018 no hubie­ra for­ma­do par­te de los calen­da­rios. Don­de los poli­cías Pablo Escu­de­ro, Lucas Medi­na y Romual­do Mar­dó­nez Váz­quez sen­ci­lla­men­te no hubie­sen existido.

Hace ape­nas unos días la foto­gra­fía de su len­ta y defi­ni­ti­va cru­ci­fi­xión se hizo his­to­ria cuan­do inte­gró la Mues­tra Anual de Foto­pe­rio­dis­mo Argen­tino (Argra) en la deci­sión del repor­te­ro Juan José Tho­mes de rete­ner el mar­ti­rio de Facun­do Agüe­ro para no dejar­lo ir a los arco­nes del olvi­do. Facun­do está ahí. Con sus 25 años y un cua­dro neu­ro­ló­gi­co irreversible.

Un per­fu­me Invic­tus de 1550 pesos fue la excu­sa per­fec­ta para que Escu­de­ro, Medi­na y Mar­dó­nez Váz­quez lo gol­pea­ran con saña has­ta dejar­lo sim­ple­men­te sobre­vi­vir. “Se cayó des­de cua­tro metros de altu­ra”, dije­ron. “Se robó el per­fu­me”, argu­men­ta­ron. En sus bol­si­llos su madre encon­tra­ría lue­go tic­ket y fac­tu­ra de la com­pra en una per­fu­me­ría neu­qui­na. ¿Cam­bia en algo? Des­pués de todo, antes, mucho antes, está la deter­mi­na­ción de Pablo Escu­de­ro, Lucas Medi­na y Romual­do Mar­dó­nez Váz­quez de alec­cio­nar a los no habi­li­ta­dos para acce­der al mun­do de los inclui­dos. Repi­tie­ron que “robó en un edi­fi­cio vecino”, que “se auto­in­fli­gió los golpes”.

Juan José Tho­mes deci­dió res­ca­tar a Facun­do del pac­ta­do olvi­do social al que fue des­pe­ña­do por­que sim­ple­men­te no murió. A un Facun­do que hoy tie­ne 25 años y que aquel 8 de mar­zo tenía 22 y toda­vía enton­ces corría, se reía des­me­di­da­men­te, juga­ba al fút­bol, tra­ba­ja­ba en un super­mer­ca­do neu­quino, extra­ña­ba a su Picún Leu­fú natal. Duran­te un año y medio, has­ta octu­bre pasa­do, vivió con su mamá en el hos­pi­tal Bou­quet Rol­dán, en don­de tuvo que per­ma­ne­cer a pesar de que en febre­ro de 2019 ya había obte­ni­do el alta pero no había un hogar al que ir.

Escu­de­ro, Medi­na y Mar­dó­nez Váz­quez fue­ron con­de­na­dos pero sólo Escu­de­ro sigue dete­ni­do. Mar­dó­nez Váz­quez tuvo una pena excar­ce­la­ble de 2 años. Medi­na logró una con­di­cio­nal en julio pan­dé­mi­co. Y Facun­do sigue en su pro­pia cár­cel defi­ni­ti­va por la deci­sión de ellos tres de salir a gol­pear has­ta casi matar.

Fue exac­ta­men­te el 8 de mar­zo de 2018. El mis­mo día en que a más de 1600 kiló­me­tros los poli­cías de la Moto­ri­za­da 911 de Tucu­mán, Nico­lás Mon­tes de Oca y Mau­ro Díaz Cáce­res, le dis­pa­ra­ron a matar, con éxi­to, a otro Facun­do. A Facun­do Ferrey­ra, de 11 años. Un Facun­do que fue bre­ve­men­te ban­de­ra. Facun­do Agüe­ro, en cam­bio, fue arrin­co­na­do en la nebu­lo­sa cre­cien­te de la amne­sia social.

La mues­tra de la Argra 2020 lo res­ca­tó, en la cui­da­da pero cru­da ima­gen de Juan José Tho­mes. En una feroz bofe­ta­da a la his­to­ria. Para res­ca­tar del extra­vío con un clic de la cáma­ra. Para que el dolor de su ros­tro cons­trui­do a los gol­pes se trans­for­me en la furia que no habi­li­ta para la deso­la­ción ni dibu­ja el olvi­do. Para que Facun­do pue­da ausen­tar­se defi­ni­ti­va­men­te del exi­lio de la memoria.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *