Los vara­pa­los judi­cia­les obli­gan a la Jun­ta a cam­biar su polí­ti­ca urbanística

Tras nume­ro­sas sen­ten­cias judi­cia­les gana­das por la orga­ni­za­ción Eco­lo­gis­tas en Acción, el Con­se­jo de Gobierno de la Jun­ta ha apro­ba­do el Decre­to-ley 312020 que obli­ga­rá a reini­ciar la tra­mi­ta­ción de nume­ro­sos pla­nes urba­nís­ti­cos al no haber­se some­ti­do a la pre­cep­ti­va Eva­lua­ción Ambien­tal Estra­té­gi­ca (EAE), según esta­ble­ce la nor­ma­ti­va euro­pea y esta­tal. Es una deci­sión de gran tras­cen­den­cia, que des­mon­ta la frau­du­len­ta polí­ti­ca ambien­tal apli­ca­da a los pla­nes urba­nís­ti­cos des­de 2007.

Esta deci­sión se adop­ta tras varias sen­ten­cias de la Sala de lo Con­ten­cio­so Admi­nis­tra­ti­vo de Sevi­lla y Gra­na­da del Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia de Anda­lu­cía (TSJA), que esta­ble­cen que el pro­ce­di­mien­to ambien­tal apli­ca­do por la Jun­ta de Anda­lu­cía a los pla­nes urba­nís­ti­cos no se ajus­ta a la Direc­ti­va Euro­pea 2001/​42/​CE que regu­la la EAE de pla­nes y pro­gra­mas, ni a la ley esta­tal que la tras­po­ne. Las sen­ten­cias más recien­tes gana­das por Eco­lo­gis­tas en Acción por apli­ca­ción inco­rrec­ta de la EAE son: en enero de 2019 el TSJA anu­ló una modi­fi­ca­ción del Plan Espe­cial de Cobre Las Cru­ces (Sevi­lla) y el Plan Gene­ral de Orde­na­ción Urba­na (PGOU) de Jaén, en mar­zo de 2020 anu­ló el PGOU de Chi­cla­na (Cádiz) y en sep­tiem­bre de 2020 anu­ló una modi­fi­ca­ción del PGOU de San­lú­car La Mayor (Sevi­lla).

De hecho, la Jun­ta de Anda­lu­cía ha veni­do inven­tan­do todo tipo de arti­fi­cios lega­les para inten­tar elu­dir la apli­ca­ción de la EAE de obli­ga­do cum­pli­mien­to en todas las Comu­ni­da­des Autónomas.

El PSOE pro­mo­vió en 2007 la apro­ba­ción de la Ley de Ges­tión Inte­gra­da de la Cali­dad Ambien­tal (LGICA), en la que exclu­yó a los pla­nes urba­nís­ti­cos de some­ter­se a la EAE, vul­ne­ran­do la nor­ma­ti­va euro­pea que ya era de apli­ca­ción obli­ga­da des­de 2004. Ese ins­tru­men­to de EAE obli­ga a moti­var las pro­pues­tas y eva­luar ambien­tal­men­te todas las alter­na­ti­vas posi­bles, y a tener siem­pre en cuen­ta la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na, des­de el ini­cio de la tra­mi­ta­ción de los planes.

Sin embar­go, en ple­na bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria, el gobierno de la Jun­ta optó por ante­po­ner los intere­ses espe­cu­la­ti­vos, y la corrup­ción que gene­ró, a la apli­ca­ción de nor­mas esta­ta­les y euro­peas. La anu­la­ción del PGOU de Mar­be­lla por el Tri­bu­nal Supre­mo en octu­bre de 2015 fue el pri­mer avi­so a este urba­nis­mo tramposo.

La Jun­ta se vio obli­ga­da a rea­li­zar un cam­bio legis­la­ti­vo, inclu­yen­do en la Ley 3/​2015 la obli­ga­ción de some­ter a los nue­vos pla­nes urba­nís­ti­cos a EAE. Pero de nue­vo qui­so hacer tram­pas, inclu­yen­do una dis­po­si­ción que pre­ten­día sal­var los 450 pla­nes que esta­ban en tra­mi­ta­ción, dan­do por váli­do el ante­rior pro­ce­di­mien­to ambien­tal defec­tuo­so esta­ble­ci­do en la LGICA, a pesar de que era mani­fies­ta­men­te con­tra­rio a la nor­ma­ti­va euro­pea y esta­tal, ya que no se habían some­ti­do a la obli­ga­da EAE.

La Con­se­je­ría de Medio Ambien­te y Orde­na­ción del Terri­to­rio del PSOE, y más recien­te­men­te la de Agri­cul­tu­ra, Gana­de­ría, Pes­ca y Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble del PP, han segui­do con la polí­ti­ca de sos­te­ne­lla y no enmen­da­lla. Las con­se­cuen­cias son evi­den­tes, con­ti­nuos vara­pa­los judi­cia­les que ponen en cues­tión toda la polí­ti­ca urba­nís­ti­ca de la Jun­ta de Anda­lu­cía en estos últi­mos 13 años, y evi­den­cia su desas­tro­sa ges­tión de la pre­ven­ción ambiental.

En sep­tiem­bre de 2015 Eco­lo­gis­tas en Acción advir­tió al enton­ces Con­se­je­ro de Medio Ambien­te y Orde­na­ción del Terri­to­rio, José Fis­cal (PSOE), y a la Comi­sión Par­la­men­ta­ria que tra­mi­ta­ba la Ley 3/​2015 del desas­tre ambien­tal que se ave­ci­na­ba, adver­ten­cia reite­ra­da en otras muchas oca­sio­nes en los siguien­tes meses y años en todas y cada una de las ale­ga­cio­nes pre­sen­ta­das en la tra­mi­ta­ción ambien­tal de pla­nes urba­nís­ti­cos. En todos los casos desoí­das. El ante­rior Gobierno de la Jun­ta del PSOE optó por una hui­da hacia ade­lan­te, pri­man­do la apro­ba­ción de pla­nes urba­nís­ti­cos espe­cu­la­ti­vos por enci­ma de la lega­li­dad y de la garan­tía de eva­lua­ción ambien­tal de los mis­mos. El resul­ta­do ha sido la anu­la­ción en cas­ca­da de todos esos pla­nes apro­ba­dos sin haber sido some­ti­dos a una autén­ti­ca EAE.

Por eso, la Jun­ta de Anda­lu­cía ha opta­do por la mayor, dero­gar una par­te de la Ley 3/​2015. Una deci­sión acer­ta­da que vie­ne a tum­bar los arti­fi­cios lega­les del PSOE para pro­mo­ver un urba­nis­mo espe­cu­la­ti­vo sin una ver­da­de­ra EAE.

El nue­vo Decre­to-ley 312020 anu­la la Dis­po­si­ción Adi­cio­nal Ter­ce­ra (DA3) de la Ley 3/​2015 que per­mi­tió a los pla­nes urba­nís­ti­cos que en 2015 esta­ban en trá­mi­te, seguir incum­plien­do la Ley 212013 esta­tal y la Direc­ti­va 2001/​42/​CE en mate­ria de EAE. Y esta­ble­ce que todos esos pla­nes que actual­men­te sigan en tra­mi­ta­ción debe­rán reini­ciar­se des­de el prin­ci­pio, y los que hayan obte­ni­do la Decla­ra­ción Ambien­tal Estra­té­gi­ca (DAE), se les dene­ga­rá la apro­ba­ción defi­ni­ti­va, anu­lán­do­se todas las DAEs apro­ba­das fraudulentamente.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *