Bra­sil. El Tri­bu­nal de La Haya acep­tó una acu­sa­ción con­tra Bol­so­na­ro por geno­ci­dio indígena

Por Dario Pig­not­ti. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de diciem­bre de 2020.

Jair Bol­so­na­ro es el pri­mer man­da­ta­rio bra­si­le­ño en fun­cio­nes inves­ti­ga­do en el Tri­bu­nal Penal Inter­na­cio­nal de La Haya. «Ten­go enten­di­do que no es fácil que la Pro­cu­ra­du­ría del TPI acep­te ini­ciar ave­ri­gua­cio­nes, creo que el noven­ta por cien­to de las denun­cias reci­bi­das las des­car­tan, y es más difí­cil aún que acep­ten algu­na con­tra un pre­si­den­te en ejer­ci­cio», le expli­ca a Pági­na 12 el abo­ga­do Beli­sa­rio dos San­tos Junior, inte­gran­te de la Comi­sión Pau­lo Eva­ris­to Arns. 

En noviem­bre del año pasa­do ese orga­nis­mo de Dere­chos Huma­nos acu­só al gober­nan­te ante el TPI de inci­tar al «geno­ci­dio» de los pue­blos originarios.

-¿A que atri­bu­ye la acep­ta­ción de la denuncia?

-En par­te a que se ela­bo­ró una pre­sen­ta­ción con­sis­ten­te por par­te de la Comi­sión Arns jun­to al Colec­ti­vo de Abo­ga­dos por los Dere­chos Huma­nos y tam­bién al hecho de que hay una sen­si­bli­dad inter­na­cio­nal muy nega­ti­va sobre Bol­so­na­ro cuan­do aún no cum­plió dos años de man­da­to, es un caso llamativo.

-¿De que lo acusaron?

-Cen­tral­men­te de inci­tar al geno­ci­dio de los pue­blos indí­ge­nas, es una acu­sa­ción gra­ve y por eso es impor­tan­te que la Pro­cu­ra­du­ría del TPI haya acep­ta­do reci­bir­la y lue­go comen­zar a exa­mi­nar­la. En la denu­cia se citan actos de gobierno hos­ti­les a los dere­chos de los indí­ge­nas, apor­ta­mos docu­men­tos y selec­cio­na­mos decla­ra­cio­nes ins­tan­do a que se inva­dan reser­vas, que se explo­ten mine­ra­les en esos terri­to­rios. Usted sabe la fuer­za que tie­ne la pala­bra de un presidente.

La Comi­sión de la Ver­dad sobre la Dic­ta­du­ra, crea­da duran­te el gobierno de Dil­ma Rous­seff , for­mó un gru­po espe­cia­li­za­do en inves­ti­gar la polí­ti­ca indi­ge­nis­ta. El infor­me final reve­ló que miles de miem­bros de las colec­ti­vi­da­des tra­di­cio­na­les murie­ron a raíz de la vio­len­cia, el des­pla­za­mien­to o las con­di­cio­nes de vida impues­tas por el régimen.

-Bol­so­na­ro pare­ce ins­pi­rar­se en la dictadura.

-Segu­ro que sí, él tie­ne un dis­cur­so pater­na­lis­ta sobre indí­ge­na que vie­ne del pasa­do mili­tar, es una con­cep­ción auto­ri­ta­ria del pro­gre­so, evan­ge­li­za­do­ra, recien­te­men­te Bol­so­na­ro nom­bró a un pas­tor para eje­cu­tar las polí­ti­cas con las comu­ni­da­des ais­la­das de la Ama­zo­nia que nun­ca tuvie­ron con­tac­to con el hom­bre blan­co. Esta­mos vol­vien­do a 1500, cuan­do lle­ga­ron los con­quis­ta­do­res, este es el pri­mer pre­si­den­te que está decla­ra­da­men­te con­tra las reser­vas indi­ge­nas, recor­de­mos los pue­blos ori­gi­na­rios, que siem­pre fue­ron muy mal­tra­ta­dos. Si la pan­de­mia es tan gra­ve para la pobla­ción en gene­ral, para las comu­ni­da­des es mucho peor, y este gobierno les ha cor­ta­do la asis­ten­cia médica.Las con­duc­tas de Bol­so­na­ro se ase­me­jan mucho a las de la dictadura.

-Y eso no se limi­ta a los indígenas

-Cla­ro que no, él un nos­tál­gi­co de la dic­ta­du­ra como mode­lo, reci­bió en el Pala­cio del Pla­nal­to a la viu­da del coro­nel (Car­los Brilhan­te) Ustra, fue uno de los peo­res repre­so­res, eso está docu­men­ta­do por la Comi­sión de la Ver­dad. Bol­so­na­ro habla con nos­tal­gia del Acta Ins­ti­tu­cio­nal númeo 5, cuan­do la dic­ta­du­ra entró en su eta­pa más represiva. 

-¿Cree que Bol­so­na­ro será con­de­na­do en el TPI? 

-No lo sé, estos pro­ce­sos duran años, y son permea­bles a la situa­ción polí­ti­ca inter­na­cio­nal. En ese sen­ti­do el pre­si­den­te ss mal vis­to en la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, está com­ple­ta­men­te ais­la­do, y la vic­to­ria de Joe Biden, que trae una agen­da ambien­ta­lis­ta y de Dere­chos Huma­nos, lo ais­la­rán aún más.

Virus geo­po­lí­ti­co

Para Bol­so­na­ro el coro­na­vi­rus es una bata­lla den­tro de su enfren­ta­mien­to con Chi­na –como par­te de la subor­di­na­ción a Donald Trump- y de la dispu­ta uni­la­te­ral con­tra Argen­ti­na. Pese a que Bue­nos Aires no pare­ce intere­sa­do en cues­tio­nar la supre­ma­cía bra­si­le­ña en la región. Esta con­cep­ción milli­ta­ris­ta expli­ca que haya des­ca­be­za­do al minis­te­rio de Salud, dejan­do cesan­tes a médi­cos y cien­tí­fi­cos, para reem­pla­zar­los por ele­men­tos de las Fuer­zas Arma­das. Desig­nó como titu­lar de ese car­te­ra al gene­ral Eduar­do Pazue­llo y como secre­ta­rio eje­cu­ti­vo al coro­nel Elcio Filho. Nin­guno de los dos es for­ma­do en medi­ci­na como tam­po­co lo es Jor­ge Luiz Kor­mann un tenien­te coro­nel al que nom­bró como direc­tor de la Agen­cia Nacio­nal de Vigi­lan­cia Sani­ta­ria, un orga­nis­mo téc­ni­co dedi­ca­do a cer­ti­fi­car si una vacu­na es efi­caz con­tra la covid-19. 

Esta sema­na Anvi­sa infor­mó basar­se en el razo­nes «geo­po­lí­ti­cas» antes de dar luz ver­de a una dro­ga con­tra el virus, un argu­men­to diri­gi­do a cues­tio­nar la vacu­na chi­na Coro­na­vac fabri­ca­da en el Ins­ti­tu­to Butan­tan de San Pablo, el mis­mo que está en nego­cia­cio­nes para expor­tar el pro­duc­to a la Argentina.

Final­men­te, ante el avan­ce incon­te­ni­ble de la pan­de­mia que ha con­ta­mi­na­do a 7 millo­nes de bra­si­le­ños y cos­tó la vida de 183 mil, el gobierno no tuvo más alter­na­ti­va que com­prar el chino, o del Pati­do Comu­nis­ta Chi­na, como dicen los bol­so­na­ri­tas más eufó­ri­cos. De ese modo, se inten­ta­rá fre­nar la dise­mi­na­ción del virus y , según tras­cen­dió, se bus­ca evi­tar una «derro­ta» ante Argan­ti­na en una supues­ta carre­ra por la vacunación.

El canal CNN-Bra­sil infor­mó este jue­ves que en los pasi­llo del Pala­cio del Pla­nal­to hay fun­cio­na­rios «preo­cu­pa­dos» ante la posi­bi­li­dad de que Argen­ti­na comien­ce a inmu­ni­zar en enero y por ese moti­vo se orde­nó tomar las medi­das nece­sa­rias para que Bra­sil no se que­de atrás. «El gobierno bra­si­le­ño quie­re ser el pri­me­ro de Suda­mé­ri­car», repor­tó CNN.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *