Vene­zue­la. La abs­ten­ción como pun­ta de lan­za para nue­vos ataques

Por Yadi­ra Cruz Vare­la. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de diciem­bre de 2020.

En sus inten­tos por des­le­gi­ti­mar los comi­cios legis­la­ti­vos de Vene­zue­la, Esta­dos Uni­dos, la Unión Euro­pea y sus alia­dos en Lati­noa­mé­ri­ca ape­lan hoy al argu­men­to de la abs­ten­ción como pun­ta de lan­za para des­acre­di­tar el proceso.

Tras la rea­li­za­ción de las elec­cio­nes del pasa­do 6 de diciem­bre, en las cua­les la coa­li­ción del Gran Polo Patrió­ti­co con­quis­tó 253 esca­ños de 277 en la Asam­blea Nacio­nal (Par­la­men­to uni­ca­me­ral), el 31 por cien­to de par­ti­ci­pa­ción se con­vir­tió en el pre­tex­to per­fec­to para recru­de­cer la inje­ren­cia con­tra la nación sudamericana.

Si bien el fenó­meno de la baja con­cu­rren­cia a las urnas resul­ta algo habi­tual en las par­la­men­ta­rias a nivel mun­dial, el hecho que lo mis­mo suce­die­ra en Vene­zue­la sir­vió de argu­men­to para que los gran­des medios y los detrac­to­res del gobierno boli­va­riano lo mani­pu­la­ran para nue­vas agre­sio­nes políticas.

Cues­tión por demás pre­vi­si­ble, al tener en cuen­ta infun­da­das decla­ra­cio­nes sobre inten­tos de frau­de en el even­to, seña­la­mien­tos des­mon­ta­dos por el aval de más de 300 obser­va­do­res y acom­pa­ñan­tes internacionales.

Unas horas des­pués de decla­ra­dos los resul­ta­dos, el alto repre­sen­tan­te de Polí­ti­ca Exte­rior de la Unión Euro­pea, Josep Borrell, ase­gu­ró que los comi­cios no cum­plie­ron las con­di­cio­nes demo­crá­ti­cas por la baja participación.

Qué decir del Gru­po de Lima o de algu­nos pre­si­den­tes de sus paí­ses miem­bros; sin embar­go, una rápi­da mira­da a las cifras de par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral en esas nacio­nes pone al des­cu­bier­to las ver­da­de­ras inten­cio­nes de quie­nes ple­ga­dos a la polí­ti­ca de Washing­ton usan tales argumentos.

En Euro­pa, con­si­de­ra­da la meca de la demo­cra­cia, tan sólo en los últi­mos 20 años la cifra de par­ti­ci­pa­ción de sus ciu­da­da­nos en ese tipo de pro­ce­so no supera el 50 por cien­to excep­to en 2019 don­de subió ape­nas un pun­to, de acuer­do con esta­dís­ti­cas oficiales.

Cifra pro­me­dio, por­que de ir a algu­nas espe­ci­fi­ci­da­des como es el caso de los paí­ses del Este, los por­cen­ta­jes más alto son 47 y la media no supera los 30 pun­tos por­cen­tua­les, tal es el caso de Eslo­va­quia, don­de a los recien­tes comi­cios ape­nas asis­tie­ron el 20 por cien­to de los votantes.

Amé­ri­ca Lati­na no esca­pa a ese fenó­meno; nacio­nes como Chi­le, Perú, Colom­bia y Ecua­dor refle­jan baja par­ti­ci­pa­ción, sal­vo en aque­llos casos como Perú don­de el voto es obli­ga­to­rio, el pano­ra­ma no difie­re de lo ocu­rri­do en Venezuela.

La baja asis­ten­cia a las urnas se inten­ta usar como un refle­jo del des­con­ten­to y des­con­fian­za de la pobla­ción hacia el gobierno y al sis­te­ma elec­to­ral vene­zo­lano, excu­sas reba­ti­das por exper­tos y obser­va­do­res internacionales.

Entre ellos el inte­lec­tual espa­ñol Igna­cio Ramo­net, quien ase­gu­ró a Pren­sa Lati­na que care­cen de jus­ti­fi­ca­ción polí­ti­ca para des­co­no­cer y decla­rar ile­gí­ti­mas las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias en Vene­zue­la, pues en todo el mun­do las elec­cio­nes legis­la­ti­vas tie­nen un bajo por cien­to de asistencia.

‘Pero si en Vene­zue­la vota menos del 50 por cien­to es el pre­tex­to para inten­tar demos­trar que el pro­ce­so es ile­gal’, subrayó.

Por su par­te el res­pon­sa­ble de Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal del par­ti­do Izquier­da Uni­da, Fran­cis­co Pérez recal­có que esas pos­tu­ras no son más que el resul­ta­do de polí­ti­cas subor­di­na­das a la Casa Blanca.

En el caso de Euro­pa seña­ló que es evi­den­te la fal­ta de sobe­ra­nía de quie­nes pre­su­men ser un con­ti­nen­te avan­za­do y democrático.

‘Cada vez que el impe­rio abre la boca y dice que hay que acep­tar algo ellos van detrás, pero lle­gan ya a unos nive­les de escán­da­lo como en este caso de Vene­zue­la’, pun­tua­li­zó Pérez a esta agencia.

Des­co­no­cen ade­más la Cons­ti­tu­ción, la cual refie­re que la elec­ción de la AN solo depen­de de que los dipu­tados sean elec­tos ‘en cada enti­dad fede­ral por vota­ción uni­ver­sal, direc­ta, per­so­na­li­za­da y secre­ta con repre­sen­ta­ción pro­por­cio­nal, según una base pobla­cio­nal del uno coma uno por cien­to de la pobla­ción total del país.

De igual for­ma, la Car­ta Mag­na es explí­ci­ta en cuan­to a la reno­va­ción del Par­la­men­to cada cin­co años y su ins­ta­la­ción el 5 de enero pos­te­rior a su elección.

Men­tir o usar absur­dos argu­men­tos, poco impor­ta a Esta­dos Uni­dos, la Unión Euro­pea y quie­nes le siguen el jue­go en sus inten­tos de derro­car al pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro, para poder poner sus manos en las rique­zas del país y dis­po­ner de ellas tal y como hicie­ron en los últi­mos cin­co años, con la ayu­da de los dipu­tados de la dere­cha entreguista.

Fuen­te: Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *