Puer­to Rico. El escu­rri­di­zo neo­li­be­ra­lis­mo boricua

Por Car­los Seve­rino Val­déz*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de diciem­bre de 2020.

Hace unos días el ami­go José (Tato) Rive­ra San­ta­na com­par­tió con un gru­po de com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros un escri­to que, a mi modo de ver, revis­te de mucha impor­tan­cia y me moti­vó a esta bre­ve refle­xión. El escri­to, titu­la­do Elec­cio­nes par­la­men­ta­rias en Vene­zue­la: balan­ce del 6D es de la auto­ría del des­ta­ca­do inte­lec­tual argen­tino Ati­lio Borón ( el escri­to se pue­de acce­der en el enla­ce pro­vis­to pre­via­men­te). Ahí se dis­cu­ten las estra­te­gias y tác­ti­cas que actual­men­te se arti­cu­lan para que los pode­res fác­ti­cos neo­li­be­ra­les reten inclu­so las bases de la pro­pia demo­cra­cia libe­ral para sos­te­ner­se en el poder. La cer­te­ra lec­tu­ra de Ati­lio Borón no se limi­ta a des­cri­bir úni­ca­men­te las bur­das inten­cio­nes de vul­ne­rar el pro­ce­so demo­crá­ti­co vene­zo­lano y su sobe­ra­nía: lo que des­cri­be y expli­ca Ati­lio para Vene­zue­la nos sir­ve de algu­na mane­ra para enten­der lo que ha acon­te­ci­do ‑por men­cio­nar un ejem­plo- aquí en Puer­to Rico con la recien­te situa­ción elec­to­ral de cla­ro talan­te frau­du­len­to. De igual mane­ra nos sir­ve para enten­der las lógi­cas de lo que ha veni­do ocu­rrien­do en muchos otros paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be en dis­tin­tas for­mas y con­te­ni­dos pero pre­ci­sa­men­te bajo un mis­mo sus­tra­to ideo­ló­gi­co. Se tra­ta de una con­cer­ta­ción que ya ‑sin mucho temor a equi­vo­car­me- me atre­vo a lla­mar­le una sub­ver­sión con­ti­nen­tal con­tra la volun­tad y el espí­ri­tu demo­crá­ti­co. Des­de Qui­to a Bra­si­lia y des­de Bue­nos Aires has­ta Washing­ton, el orde­na­mien­to demo­crá­ti­co luce ase­dia­do y vulnerado.

Me pare­ce que debe­mos estar muy aler­tas por­que en esta novel coyun­tu­ra hay que apren­der a iden­ti­fi­car diá­fa­na­men­te lo que ocu­rre en la Isla y qué es lo que en reali­dad lo ori­gi­na. Igual es vital tener cons­cien­cia de que esos fenó­me­nos loca­les están entre­la­za­dos a pro­ce­sos con­ti­nen­ta­les. No creo que se tra­ta sim­ple­men­te de lo más obvio que se nos quie­re deli­be­ra­da­men­te hacer creer a tra­vés de las dife­ren­tes esfe­ras de las narra­ti­vas mediá­ti­cas. Se nos quie­re hacer pen­sar que todos nues­tros aza­res recien­tes ocu­rren por cau­sa exclu­si­va de cala­mi­da­des natu­ra­les, de inep­ti­tu­des, de inca­pa­ci­da­des, de fun­cio­na­rios corrup­tos o más recien­te­men­te se nos habla de irre­gu­la­ri­da­des elec­to­ra­les, lo cual es cier­to, pero solo super­fi­cial­men­te. Lo que suce­de es que no creo hones­ta­men­te que todos esos ele­men­tos super­fi­cia­les pue­dan expli­car la raíz de nues­tros pro­ble­mas. Todas esas situa­cio­nes que carac­te­ri­zan nues­tro esta­do de las cosas me pare­ce que son mani­fes­ta­cio­nes de un pro­ble­ma de fon­do. No se tra­ta de mal­va­dos con­tra heroí­nas o héroes sal­va­do­res: se tra­ta de tener cla­ri­dad ideo­ló­gi­ca y un diag­nós­ti­co acer­ta­do del mal prin­ci­pal (pro­ble­ma prin­ci­pal) que pade­ce la socie­dad puer­to­rri­que­ña con­jun­ta­men­te con la situa­ción colonial.

Se tra­ta de com­pren­der bien que amplios sec­to­res en la Isla ya NOestán dispuestos/​as a acep­tar más (des­pués de sobre 30 años) de la rece­ta res­pon­sa­ble de haber des­ar­ti­cu­la­do y dre­na­do casi todo nues­tro hori­zon­te de polí­ti­cas y bien­es­tar social. De ese modo la zan­ja entre ricos y pobres se con­ti­nua amplian­do supri­mien­do las cla­ses medias de la socie­dad e inca­pa­ci­tan­do al Esta­do. Los rema­nen­tes del Esta­do bene­fac­tor des­apa­re­cen veloz­men­te y enton­ces obser­va­mos que va sur­gien­do una suer­te de Esta­do cor­po­ra­ti­vo cuyo énfa­sis ya no es el bien común. El nue­vo énfa­sis del Esta­do cor­po­ra­ti­vo es crear las mejo­res con­di­cio­nes para la inver­sión de capi­tal. Así vemos como en Puer­to Rico la tesis that­che­ria­naclá­si­ca se posi­cio­na y resal­ta en luces de neón: “la socie­dad no exis­te solo exis­ten indi­vi­duos”.

Me pare­ce que la agen­da del neo­li­be­ra­lis­mo escu­rri­di­zo bori­cua con­ti­núa avan­zan­do sin fre­nos y con­so­li­dán­do­se subrep­ti­cia­men­te, es decir, sin poder ser detec­ta­do por los rada­res polí­ti­cos. En otras pala­bras, nues­tro neo­li­be­ra­lis­mo bus­ca andar y ope­rar dis­fra­za­do. De hecho, en una recien­te inter­ven­ción públi­ca el inte­lec­tual esta­dou­ni­den­se Noam Chomsky afir­ma que en esta coyun­tu­ra par­ti­cu­lar “el poder nece­si­ta la oscu­ri­dad”.

Pero el mayor peli­gro a mi jui­cio es que en la Isla se ha logra­do cons­truir una socie­dad agre­si­va­men­te neo­li­be­ral en la cual las mayo­rías ‑e inclu­so algu­nos sec­to­res del espec­tro polí­ti­co alter­na­ti­vo-pro­gre­sis­ta- titu­bean o no pue­den iden­ti­fi­car ese fla­ge­lo como la raíz fun­da­men­tal del des­man­te­la­mien­to e inefi­ca­cia por con­se­cuen­cia del Esta­do colo­nial. Ni mucho menos veo que haya en efec­to una com­pren­sión amplia que pue­da vin­cu­lar los pro­ble­mas prin­ci­pa­les del momen­to con el neo­li­be­ra­lis­mo. Se tra­ta enton­ces de la apli­ca­ción de un neo­li­be­ra­lis­mo bajo con­di­cio­nes colo­nia­les muy pacien­te en su eje­cu­ción pero impla­ca­ble­men­te per­ver­so. Sin dudas, que es una de las ver­sio­nes más nefas­tas de neo­li­be­ra­lis­mo que uno se pue­da imaginar.[1]

En este cua­dro de situa­ción que esta­mos des­cri­bien­do no nos pue­den sor­pren­der inclu­so los inten­tos de aca­llar el disen­so y sus orga­ni­za­cio­nes. Así ocu­rrió, por ejem­plo, con la crea­ción de la ley escan­da­lo­sa­men­te anti­de­mo­crá­ti­ca del pasa­do refe­rén­dum para que el pue­blo puer­to­rri­que­ño refren­da­ra la inten­ción del Par­ti­do Nue­vo Pro­gre­sis­ta (PNP) para la incor­po­ra­ción de Puer­to Rico como esta­do a los Esta­dos Uni­dos a tra­vés de una con­sul­ta de ane­xión si o no. Hay que des­ta­car (y jamás olvi­dar) que esa ley esta­ble­cía que solo una orga­ni­za­ción polí­ti­ca esta­ba auto­ri­za­da a orga­ni­zar­se y hacer cam­pa­ña a favor de votar NO en la con­sul­ta de esta­tus en pleno cono­ci­mien­to que en Puer­to Rico exis­ten una mul­ti­pli­ci­dad de orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas que pro­mul­gan la inde­pen­den­cia. Como si fue­ra poco, con­te­nía dis­po­si­cio­nes para pro­ce­sar cri­mi­nal­men­te a per­so­nas u orga­ni­za­cio­nes que vio­la­ran tan terri­bles dis­po­si­cio­nes. Afor­tu­na­da­men­te la orga­ni­za­ción Sobran las Razo­nes para Votar Noy su abo­ga­do Rober­to Mal­do­na­do impug­na­ron la ley. Un juez fede­ral de los Esta­dos Uni­dos encon­tró que esas dis­po­si­cio­nes eran cla­ra­men­te incons­ti­tu­cio­na­les y lace­ra­ban bur­da­men­te el dere­cho a la liber­tad de expre­sión. La deci­sión, la cual fue igno­ra­da por casi todos los medios masi­vos de comu­ni­ca­ción, per­mi­tió final­men­te que todas las per­so­nas y orga­ni­za­cio­nes que qui­sie­ran pudie­ran ejer­cer su dere­cho a lla­mar a votar con­tra la ane­xión. Pero como sue­le ser, el daño se había con­su­ma­do. Sin recur­sos sig­ni­fi­ca­ti­vos, el sec­tor del NO a la ane­xión logró prác­ti­ca­men­te empa­tar la vota­ción con los vien­tos en contra.

Eso es una pie­za de evi­den­cia adi­cio­nal que con­ti­núa corro­bo­ran­do la tesis que se escu­cha cada vez con más fuer­za por el con­ti­nen­te. La tesis de la incom­pa­ti­bi­li­dad de la demo­cra­cia con el pro­yec­to y la ideo­lo­gía neo­li­be­ral, tal y como el pro­pio Ati­lio Borón ha expues­to en otros escri­tos. La demo­cra­cia corre peligro.

Todas estas coar­ta­das que vemos cada día me pare­ce que son accio­nes bien con­cer­ta­das de sec­to­res aso­cia­dos al neo­li­be­ra­lis­mo para man­te­ner­se en el poder aún cuan­do cada vez se les difi­cul­te obte­ner res­pal­do elec­to­ral. Sabe­mos que el neo­li­be­ra­lis­mo ideo­ló­gi­co está muy bien orga­ni­za­do y dis­po­ne de gran­des cau­da­les para finan­ciar la con­se­cu­ción de sus obje­ti­vos. Pero su agen­da no mue­ve ni ani­ma al voto de las gran­des mayo­rías y eso pare­ce ser una con­tra­dic­ción irre­con­ci­lia­ble. De ahí obser­va­re­mos cada vez una con­duc­ta más agre­si­va que se ensa­ña con­tra la demo­cra­cia libe­ral en bus­ca de pre­ser­var el poder. ¿Por qué? Por­que su agen­da es para una mino­ría. Por­que la gen­te quie­re mejo­res ser­vi­cios de salud, mejor edu­ca­ción, una Uni­ver­si­dad vigo­ro­sa, vibran­te y acce­si­ble como garan­te de posi­bi­li­da­des de ascen­so social, mejor segu­ri­dad e infra­es­truc­tu­ras, mejo­res empleos y con­di­cio­nes labo­ra­les, mejo­res acce­sos a la cul­tu­ra y a espa­cios recrea­ti­vos. En fin, mejo­res con­di­cio­nes y cali­dad de vida en gene­ral. Los sis­te­má­ti­cos recor­tes en el gas­to públi­co y el achi­ca­mien­to del Esta­do pri­va­ti­zan­do todo lo que se encuen­tre al alcan­ce, cons­ti­tu­yen polí­ti­cas más que fra­ca­sa­das e inca­pa­ces de poder entu­sias­mar a la gente.

Por eso para sos­te­ner­se en el poder recu­rren y recu­rri­rán a toda suer­te de arti­lu­gios, arti­ma­ñas y tru­cos dis­fra­za­dos jun­to a sus secua­ces mediá­ti­co-publi­ci­ta­rios y a redes que ope­ran para­le­la­men­te al Gobierno para bene­fi­cio mayor­men­te de intere­ses pri­va­dos y cor­po­ra­ti­vos. En mi opi­nión es por eso que debe­mos tener cla­ri­dad y cons­cien­cia que en este momen­to his­tó­ri­co el enemi­go prin­ci­pal de las nece­si­da­des y aspi­ra­cio­nes de las gran­des mayo­rías, de las luchas socia­les y comu­ni­ta­rias, del bien común en gene­ral y de una ver­da­de­ra recu­pe­ra­ción de la Isla para las mayo­rías, es pre­ci­sa­men­te el avan­ce impla­ca­ble de la ideo­lo­gía neo­li­be­ral, en nues­tro caso bajo con­di­cio­nes colo­nia­les. Y eso me pare­ce que ame­ri­ta que sea com­pren­di­do sin vaci­la­ción ni ador­nos. Pre­ci­sa­men­te por­que en Puer­to Rico el neo­li­be­ra­lis­mo se mue­ve fur­ti­va­men­te y su narra­ti­va vul­ne­ra las men­tes inclu­so de per­so­nas que se entien­den a sí mis­mas como pro­gre­sis­tas. Ya hay quie­nes le lla­man a ese fenó­meno mor­daz­men­te neo­li­be­ra­lis­mo de izquier­da, lo cual lógi­ca­men­te es un absur­do o un con­tra­sen­ti­do histórico.[2]

A dife­ren­cia de Puer­to Rico, en Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, gru­pos polí­ti­cos alter­na­ti­vos han veni­do cons­tru­yen­do un fuer­te muro de con­ten­ción con­tra la ideo­lo­gía neo­li­be­ral. Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be es hoy la región don­de con más éxi­tos se com­ba­te el neo­li­be­ra­lis­mo. El con­sen­so pare­ce estar en abra­zar de algún modo lo que Oskar Lafon­tai­ne lla­mó suges­ti­va­men­te en la déca­da de los noven­ta “eco­no­mía social y eco­ló­gi­ca de mer­ca­do” con una sóli­da voca­ción democrática.[3]En todo el con­ti­nen­te me pare­ce que avan­za esa con­cien­cia por­que la apli­ca­ción de polí­ti­cas neo­li­be­ra­les ha deja­do pro­fun­das heri­das ade­más de enor­mes des­igual­da­des y lar­gas este­las de pobre­za. La expec­ta­ti­va de que el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co trae­ría la supera­ción de la pobre­za por per­co­la­ción ha resul­ta­do en una fal­se­dad como lo com­prue­ban con niti­dez los estra­gos don­de quie­ra que se hayan apli­ca­do polí­ti­cas neo­li­be­ra­les. Muy en par­ti­cu­lar esto que­da demos­tra­do con la reali­dad chi­le­na y aho­ra más recien­te­men­te con las explo­sio­nes socia­les perua­nas de cor­te cla­ra­men­te anti-neo­li­be­ral. Aquí en Puer­to Rico toda­vía pien­so que nos encon­tra­mos ale­ja­dos y algo dis­tan­tes de dar­nos cuen­ta cla­ra y diá­fa­na­men­te de eso a pesar de que algu­nas per­so­nas y orga­ni­za­cio­nes han sido pro­ta­go­nis­tas de valio­sos esfuer­zos para res­pon­sa­bi­li­zar el neo­li­be­ra­lis­mo en Puer­to Rico des­de hace mucho tiem­po. De hecho, no me pare­ce des­ca­be­lla­do pen­sar que una gran par­te del movi­mien­to y pro­tes­tas en el Verano de 2019 en la Isla (que ter­mi­nó con la sali­da for­za­da del gober­nan­te neo­li­be­ral por anto­no­ma­sia Ricar­do Ros­se­lló) intui­ti­va­men­te fue una rebe­lión anti-neo­li­be­ral. Lamen­ta­ble­men­te la fal­ta de iden­ti­fi­ca­ción de nues­tra gra­ve situa­ción socio­po­lí­ti­ca y de quie­bra fis­cal, ape­nas se aso­cia con el neo­li­be­ra­lis­mo cuan­do es éste su razón de ser esen­cial­men­te. Prue­ba cla­ra de eso es que duran­te los deba­tes elec­to­ra­les del pasa­do mes de noviem­bre la pala­bra neo­li­be­ra­lis­mo no fue men­cio­na­da ni una sola vez. La ideo­lo­gía neo­li­be­ral sien­do la raíz de muchos de nues­tros pro­ble­mas de fon­do ni tan siquie­ra se tocó con vara lar­ga como se dice acá en el argot popu­lar. En la esfe­ra públi­ca no exis­te cons­cien­cia sobre ese car­di­nal asunto.

Sin cla­ri­dad ideo­ló­gi­ca no pue­de haber, a últi­ma ins­tan­cia, una lucha polí­ti­ca acer­ta­da. Me pare­ce que no nos hemos dado cuen­ta del todo que la cau­sa del dete­rio­ro con­sis­ten­te en la esfe­ra polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y socio­cul­tu­ral de nues­tro país es pro­duc­to de la apli­ca­ción de un mode­lo ideo­ló­gi­co. Y es que el neo­li­be­ra­lis­mo ha evo­lu­cio­na­do de ser ini­cial­men­te un paque­te de medi­das eco­nó­mi­cas a un sis­te­ma de pen­sa­mien­to que ha crea­do su pro­pio Wel­tans­chauungen el que el dog­ma del mer­ca­do sin inter­ven­cio­nes por par­te del Esta­do es glo­ri­fi­ca­do sin límites.[4]Entonces me pare­ce que debe­mos recha­zar fir­me y deci­di­da­men­te esa pro­pues­ta ideo­ló­gi­ca y los que la repre­sen­tan. Y máxi­me aho­ra cuan­do, para col­mo, el neo­li­be­ra­lis­mo colo­nial pare­ce que ha iden­ti­fi­ca­do en la ane­xión un vehícu­lo para la con­se­cu­ción de sus obje­ti­vos. Tene­mos que dejar de temer­le a enfren­tar, denun­ciar y com­ba­tir al neo­li­be­ra­lis­mo fron­tal­men­te. Ha lle­ga­do la hora sim­ple­men­te de for­mu­lar­nos enton­ces la pre­gun­ta: neo­li­be­ra­lis­mo:to be or not to be?

Y es que opo­ner­se al neo­li­be­ra­lis­mo y recha­zar sus pro­pues­tas no es en lo abso­lu­to ser anti­ca­pi­ta­lis­ta, ni comu­nis­ta, ni socia­lis­ta, ni anar­quis­ta ni nada que se parez­ca nece­sa­ria­men­te. Como si fue­ra poco, el pro­pio Papa Fran­cis­co, des­de los mis­mos cimien­tos ecle­siás­ti­cos de la Igle­sia, ha hecho un lla­ma­do mun­dial direc­to y sin rodeos con­tra el neo­li­be­ra­lis­mo en su ter­ce­ra encí­cli­ca. El Papa Fran­cis­co dice con sabi­du­ría y citamos:

“El mer­ca­do solo no resuel­ve todo, aun­que otra vez nos quie­ran hacer creer este dog­ma de fe neo­li­be­ral. Se tra­ta de un pen­sa­mien­to pobre, repe­ti­ti­vo, que pro­po­ne siem­pre las mis­mas rece­tas fren­te a cual­quier desa­fío que se pre­sen­te”.[5]

Opo­ner­se al neo­li­be­ra­lis­mo es aspi­rar a una socie­dad neta­men­te demo­crá­ti­ca y de jus­ti­cia social en una eco­no­mía racio­nal con ple­na voca­ción hacia el bien común y que favo­rez­ca a todos los sec­to­res de una mane­ra más equi­ta­ti­va y soli­da­ria. Se tra­ta tam­bién de una socie­dad res­pe­tuo­sa de los dere­chos colec­ti­vos e indi­vi­dua­les y ante todo armo­nio­sa con el ambien­te y la natu­ra­le­za. De esa mane­ra abo­na­mos a crear las con­di­cio­nes para un amplio con­sen­so polí­ti­co para el Puer­to Rico que va a ser. Y así pode­mos afir­mar: VAMOS entonces..!

[1]En estos momen­tos una Juta de Con­trol Fis­cal (JCF) neo­li­be­ral deci­de, por impo­si­ción del poder abso­lu­to del Con­gre­so esta­dou­ni­den­se sobre Puer­to Rico y sin que el país haya sido con­sul­ta­do, prác­ti­ca­men­te todo lo con­cer­nien­te a la eco­no­mía, el pre­su­pues­to y las finan­zas públi­cas. Obvio que domi­nan­do el flu­jo fis­cal se domi­na prác­ti­ca­men­te todo y el Esta­do colo­nial aho­ra es un sim­ple apén­di­ce supe­di­ta­do a ese orga­nis­mo. La JCF es un orga­nis­mo de admi­nis­tra­ción de quie­bra abso­lu­ta­men­te colo­nial y nefas­to como qui­zás nin­gún otro en el mundo.

[2]¿Qué es el neo­li­be­ra­lis­mo de izquierda?Ocurre cuan­do las orga­ni­za­cio­nes de izquier­da, lejos de inter­pe­lar y resis­tir al des­po­jo neo­li­be­ral, apo­yan con su acción u omi­sión (silen­cio) la hege­mo­nía del sis­te­ma. El neo­li­be­ra­lis­mo redu­ce al Esta­do a su míni­ma expre­sión, inclu­so has­ta con­ver­tir­lo úni­ca­men­te en una gen­dar­me­ría corrup­ta que garan­ti­za los intere­ses empresariales.https://www.servindi.org/actualidad-opinion/20/07/2018/que-es-la-izquierda-neoliberal

[3]Esta pro­pues­ta de Oskar Lafon­tai­ne en reali­dad es un replan­tea­mien­to del con­cep­to que pro­pu­so ori­gi­nal­men­te el eco­no­mis­ta ale­mán Alfred Müller-Arnack en 1946. Para más deta­lles ver: https://​www​.enci​clo​pe​dia​de​la​po​li​ti​ca​.org/​e​c​o​n​o​m​i​a​_​s​o​c​i​a​l​_​d​e​_​m​e​r​c​a​do/

[4]Palabra de ori­gen ale­mán de uso gene­ra­li­za­do en dife­ren­tes idio­mas occi­den­ta­les que sig­ni­fi­ca mane­ra de ver el mundo.

[5]https://www.infobae.com/america/mundo/2020/10/04/el-vaticano-publico-fratelli-tutti-la-tercera-enciclica-del-papa-francisco/

*Fuen­te: Cla­ri­dad

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *