Colom­bia. Denun­cian a Car­los Hol­mes Tru­ji­llo por crí­me­nes de la Poli­cía duran­te la noche del 9S

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de diciem­bre de 2020.

La Aso­cia­ción Red de Defen­so­res y Defen­so­ras de Dere­chos Huma­nos (dhCo­lom­bia) radi­có una denun­cia en con­tra del minis­tro de Defen­sa, Car­los Hol­mes Tru­ji­llo y algu­nos altos man­dos poli­cia­les soli­ci­tan­do judi­cia­li­zar a estos fun­cio­na­rios por su pre­sun­ta res­pon­sa­bi­li­dad, por línea de man­do, en los abu­sos y hechos delic­ti­vos en los que incu­rrió la Poli­cía en el mar­co de las pro­tes­tas del 9 y 10 de sep­tiem­bre de este año.

Ante la inac­ción de las auto­ri­da­des para inves­ti­gar los hechos acae­ci­dos hace más de tres meses y la posi­bi­li­dad de que estos que­den en la impu­ni­dad, la orga­ni­za­ción dhCo­lom­bia radi­có una denun­cia ante la Fis­ca­lía Gene­ral de la Nación en con­tra del minis­tro de Defen­sa, Car­los Hol­mes Tru­ji­llo y varios man­dos poli­cia­les como el direc­tor de la Poli­cía Nacio­nal, Oscar Atehor­túa; el coman­dan­te encar­ga­do de la Poli­cía Metro­po­li­ta­na de Bogo­tá, Luis Alfre­do Sar­mien­to Tara­za­na; el coman­dan­te de la Poli­cía de Cun­di­na­mar­ca, Nec­ton Lin­con Bor­ja Miran­da; el coman­dan­te de la Esta­ción de Usa­quén, Rober­to Car­los Sán­chez; y los coman­dan­tes de los CAI´s de Ver­be­nal, Suba y Kennedy. 

Según los denun­cian­tes estos fun­cio­na­rios serían res­pon­sa­bles por las eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les colec­ti­vas (masa­cres), tor­tu­ra, pri­va­ción ile­gal de la liber­tad y lesio­nes per­so­na­les que se eje­cu­ta­ron la noche del 9 de sep­tiem­bre, por ello las pre­ten­sio­nes prin­ci­pa­les de dhCo­lom­bia es que se inves­ti­guen los hechos y se san­cio­ne a los responsables.

El tex­to de la denun­cia tam­bién da cuen­ta de la sis­te­ma­ti­ci­dad con la que ope­ra la Fuer­za Públi­ca en este tipo de abu­sos y con­duc­tas delic­ti­vas, en rela­ción con esto, rese­ñó el actuar recu­rren­te­men­te vio­len­to con el que han ope­ra­do sus agen­tes, espe­cial­men­te en el mar­co de las movi­li­za­cio­nes socia­les que han aumen­ta­do en afluen­cia y perio­di­ci­dad des­de noviem­bre del año pasa­do con las jor­na­das del Paro Nacional.

La orga­ni­za­ción tra­jo a cola­ción el ase­si­na­to de Dilan Cruz a manos de un miem­bro del ESMAD, hecho que aún per­ma­ne­ce en la impu­ni­dad pese a que el res­pon­sa­ble fue individualizado. 

Asi­mis­mo, la denun­cia seña­la que “duran­te y des­pués de las pro­tes­tas [del 9S], medios de comu­ni­ca­ción y orga­ni­za­cio­nes de defen­sa de dere­chos huma­nos repor­ta­ron vio­la­cio­nes gra­ves, trans­gre­sio­nes fla­gran­tes de los pro­to­co­los de acción en la pro­tes­ta, agre­sio­nes con­tra perio­dis­tas y una acti­tud gene­ral de uso exce­si­vo de la fuer­za por par­te de la Poli­cía Nacio­nal en con­tra de quie­nes ejer­cían su dere­cho fun­da­men­tal a pro­tes­tar: per­so­nas ase­si­na­das y heri­das por arma de fue­go, mala uti­li­za­ción de la figu­ra de Tras­la­do por Pro­tec­ción, lesio­nes per­so­na­les, obs­truc­ción al ejer­ci­cio perio­dís­ti­co, entre otras”.

Como con­se­cuen­cia de estas con­duc­tas, indi­ca la denun­cia, entre el 9 y 10 de sep­tiem­bre al menos 14 per­so­nas fue­ron ase­si­na­das. Adi­cio­nal­men­te, el 9 de sep­tiem­bre se iden­ti­fi­ca­ron 248 civi­les heri­dos en Bogo­tá, de quie­nes resal­tan 68 pre­sen­ta­ban lesio­nes de arma de fue­go. Mien­tras que, para el 10 de sep­tiem­bre, la Cam­pa­ña Defen­der la Liber­tad, regis­tró al menos 11 heri­dos y la Alcal­día de Bogo­tá docu­men­tó que al menos 8 lo habían sido con arma de fuego.

Por otra par­te, la denun­cia reco­pi­la tes­ti­mo­nios de per­so­nas que resul­ta­ron gra­ve­men­te heri­das por cuen­ta del actuar des­pro­por­cio­na­do de la Poli­cía, entre ellos, los de Manuel Anto­nio Fer­nán­dez Ace­ve­do quien per­dió la movi­li­dad en sus dos pier­nas por cul­pa de un dis­pa­ro que reci­bió pre­sun­ta­men­te por par­te de un agen­te del CAI de Ver­be­nal; así como los de los her­ma­nos Robert y Henry Valen­cia quie­nes fue­ron gra­ve­men­te heri­dos estan­do en su pro­pia casa; y el de Lui­sa Fer­nan­da Tira­do, una menor de edad que tam­bién resul­tó heri­da y quien ni siquie­ra se encon­tra­ba par­ti­ci­pan­do de las protestas.

Con base en todo lo reco­gi­do en la denun­cia la orga­ni­za­ción dhCo­lom­bia con­si­de­ra que es “alta­men­te pro­ba­ble” que el minis­tro de Defen­sa, el direc­tor de la Poli­cía y los altos man­dos de la ins­ti­tu­ción refe­ri­dos, “resul­ten res­pon­sa­bles de eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les colec­ti­vas, des­apa­ri­cio­nes for­za­das, tor­tu­ra, vio­len­cia sexual y lesio­nes per­so­na­les agra­va­das, por ser hechos come­ti­dos por agen­tes del Esta­do con­tra ciu­da­da­nos en razón a sus opi­nio­nes, posi­cio­nes polí­ti­cas o pro­fe­sión y, en algu­nos casos, con­tra meno­res de edad o per­so­nas en inca­pa­ci­dad para defenderse”.

“Este esta­ble­ci­mien­to de res­pon­sa­bi­li­dad resul­ta toda vez que las per­so­nas refe­ri­das se cons­ti­tu­yen como los suje­tos acti­vos que tie­nen la cali­dad y posi­ción de garan­tes por ser la línea de man­do de los agen­tes esta­ta­les que con­su­ma­ron las con­duc­tas delic­tua­les; asi­mis­mo, se encon­tra­ban en la obli­ga­ción cons­ti­tu­cio­nal y legal de evi­tar la pro­duc­ción de los resul­ta­dos anti­ju­rí­di­cos sur­gi­dos a par­tir de las con­duc­tas delic­tua­les de los agen­tes que actua­ban bajo su man­do” apun­ta la denuncia.

«Los hechos que aquí se ponen en su cono­ci­mien­to, no hubie­ran ocu­rri­do, si quie­nes, tenien­do la posi­ción de garan­tes, no hubie­ran incu­rri­do en la cegue­ra inten­cio­nal, deli­be­ra­da y pro­ter­va, que per­mi­tió la repe­ti­ción de crí­me­nes que lesio­nan la con­cien­cia éti­ca de la humanidad”. 

Fuen­te: Con­ta­gio Radio

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *