Eco­lo­gía social. El agua es un bien común natu­ral, no una mercancía

Por RedE­co, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 16 de diciem­bre de 2020.

La sema­na pasa­da el mun­do des­per­tó con la noti­cia de que el agua coti­za­ba en la Bol­sa de Wall Street.Las orga­ni­za­cio­nes inte­gran­tes de la Red Nacio­nal de Acción Eco­lo­gis­ta (RENACE) die­ron a cono­cer un comu­ni­ca­do de repu­dio y preo­cu­pa­ción. Lo compartimos . 


El agua es un bien común natu­ral, no una mercancía

Las orga­ni­za­cio­nes inte­gran­tes de la Red Nacio­nal de Acción Eco­lo­gis­ta (RENACE) expre­sar­mos nues­tro más pro­fun­do repu­dio y preo­cu­pa­ción por el ingre­so del agua al mer­ca­do de futu­ros, situa­ción que des­de nues­tros espa­cios ha sido anticipada. 

Este “bien natu­ral común públi­co” es fun­da­men­tal para el sos­te­ni­mien­to de la vida de todas las espe­cies que habi­ta­mos este mun­do. En un con­tex­to de lógi­cas y rela­cio­nes capi­ta­lis­tas, neo­li­be­ra­les y extrac­ti­vis­tas, este anun­cio pone en ries­go la dis­po­ni­bi­li­dad del agua y la posi­bi­li­dad de que sean los pue­blos y la ciu­da­da­nía en gene­ral la que lo dis­fru­ten y apro­ve­chen. En efec­to, que el agua for­me par­te del mer­ca­do de futu­ros habla de la inten­cio­na­li­dad de los fon­dos finan­cie­ros de admi­nis­trar este bien común de la mis­ma for­ma que el petróleo.

¿Para que los fon­dos inver­so­res desean “cono­cer el esta­do de esca­sez” del agua sino es para pro­po­ner polí­ti­cas públi­cas inter­na­cio­na­les que ase­gu­ren el acce­so mun­dial al bien común? Esta sim­ple pre­gun­ta es el engra­na­je que expli­ca la inten­cio­na­li­dad per­ver­sa de los mis­mos acto­res de siem­pre de dis­po­ner el futu­ro de los pre­cios del agua que, día tras día, y al mis­mo rit­mo que pro­li­fe­ra el extrac­ti­vis­mo como moda­li­dad eco­nó­mi­ca mun­dial, esca­sea más.

En este sen­ti­do, des­de nues­tro lugar sos­te­ne­mos fir­me­men­te que la sobe­ra­nía es de los pue­blos, y por lo tan­to cada unx de lxs ciu­da­danxs del mun­do es suje­to de este dere­cho fun­da­men­tal. Sin embar­go, esta peno­sa even­tua­li­dad supo­ne una rever­sión en mate­ria de dere­chos huma­nos y sobe­ra­nía terri­to­rial y de los pue­blos. En un mun­do don­de más del 40% de la pobla­ción no acce­de a una red de agua pota­ble, la espe­cu­la­ción se vuel­ve una for­ma más de domi­na­ción sobre las socie­da­des del globo.

Del mis­mo modo, com­pren­de­mos al agua no como mer­can­cía, sino como un bien natu­ral común y públi­co, reco­no­ci­do como dere­cho humano bási­co. Esto no se nego­cia bajo nin­gún pun­to de vista.

El extrac­ti­vis­mo neo­li­be­ral no se preo­cu­pa por el esta­do de nues­tro pla­ne­ta, y mucho menos por la sus­ten­ta­bi­li­dad y la vida de las espe­cies. Es por eso que, de una vez, exi­gi­mos que los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les escu­chen lo que las asam­bleas y orga­ni­za­cio­nes veni­mos sos­te­nien­do hace tan­to tiempo.

En un pasa­do anti­ci­pa­mos que las pró­xi­mas gue­rras serán por el agua. Hoy esta­mos fren­te a la posi­bi­li­dad de fre­nar esta avan­za­da con polí­ti­cas públi­cas inter­na­cio­na­les de inte­gra­ción, cui­da­do, socia­li­za­ción y des­pri­va­ti­za­ción del agua.

¡No habrá paz social con estas movi­das en los terri­to­rios. El agua es de todos/​as!

Fuen­te: RedEco

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *