Argen­ti­na. Resu­men gre­mial. Pro­tes­ta en Ezei­za por des­pi­dos de Latam/​Los médi­cos por­te­ños paran por 36 horas y se gene­ra­li­za la rebe­lión sala­rial con­tra Larre­ta … (+ info)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de diciem­bre de 2020.

Con infor­ma­ción pro­pia y de Mun­do Gre­mial, Info Gre­mia­les, Noti­cias Gre­mia­les, Gre­mia­les del Sur, Enfo­que Sin­di­cal, Línea Sin­di­cal, Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res, Canal Abier­to, ANRed, Esta­do de Aler­ta y Agen­cia ACTA y otras agencias.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

.

Pro­tes­ta en Ezei­za por des­pi­dos de Latam aguar­dan res­pues­ta de la empre­sa aérea

La sema­na comen­zó en el aero­puer­to de Ezei­za con el recla­mo de un gru­po de tra­ba­ja­do­res que fue­ron des­pe­di­dos de la com­pa­ñía LATAM y que este lunes se apos­ta­ron en la Auto­pis­ta Ric­chie­ri, a 300 metros del ingre­so al Aero­puer­to Inter­na­cio­nal de Ezei­za para visi­bi­li­zar la pro­tes­ta, lo que hizo que los pasa­je­ros debie­ran bajar­se del trans­por­te públi­co y cami­nar has­ta las terminales.

La medi­da había sido anti­ci­pa­da a tra­vés de un comu­ni­ca­do ofi­cial que plan­tea en uno de sus párra­fos que «mien­tras se abre el turis­mo y se reac­ti­va la indus­tria, las fami­lias de Latam siguen en la calle”.

A pesar de los recla­mos que vie­nen rea­li­zan­do des­de hace meses, los dele­ga­dos de la com­pa­ñía advir­tie­ron que «toda­vía no fue­ron reci­bi­dos por los direc­ti­vos ni por repre­sen­tan­tes del Gobierno Nacio­nal», por eso tenien­do en cuen­ta la fecha y la pro­xi­mi­dad de las fies­tas endu­re­cie­ron el reclamo.

Si bien actual­men­te, son muy pocas las ope­ra­cio­nes dia­rias que se rea­li­zan en com­pa­ra­ción a los nive­les pre pan­de­mia, ya se inten­ta cier­ta nor­ma­li­dad lue­go del ais­la­mien­to y el cie­rre de la acti­vi­dad que hizo estra­gos en el sec­tor, no sólo a nivel local sino en todo el mundo.

Uno de los efec­tos más adver­sos para el país fue que la empre­sa Latam anun­ció el cie­rre de su filial en Argen­ti­na y modi­fi­có las rutas que incluían des­ti­nos loca­les, ponien­do en vilo el futu­ro de 1.700 emplea­dos que des­de junio dan bata­lla por su des­tino laboral.

.

.

Los médi­cos por­te­ños paran por 36 horas y se gene­ra­li­za la rebe­lión sala­rial con­tra Larreta

Lue­go de la últi­ma pro­tes­ta en la que falle­ció el jefe de Obs­te­tri­cia del Hos­pi­tal Ramos Mejía, los médi­cos reto­man las medi­das de fuer­za. El mar­tes para­li­za­rán por 36 horas los cen­tros de salud porteños.

Casi dos sema­nas des­pués de lo que fue la trá­gi­ca movi­li­za­ción en la que falle­ció el jefe de Obs­te­tri­cia del Hos­pi­tal Ramos Mejía de un infar­to, los médi­cos por­te­ños vuel­ven a la pelea salarial. 

La Aso­cia­ción de Médi­cos Muni­ci­pa­les (AMM) anun­ció un paro de 36 horas que comen­za­rá el mar­tes a par­tir de las 12 y con­clui­rá a las 0 del jue­ves, en deman­da de mejo­ras sala­ria­les por par­te del Gobierno porteño.

La medi­da afec­ta­rá la aten­ción en los hos­pi­ta­les, Cen­tros de Salud y Aten­ción Comu­ni­ta­ria (Cesac) y en las Uni­da­des Febri­les de Urgen­cia (UFUS) de la Ciu­dad de Bue­nos Aires, don­de se man­ten­drán guar­dias míni­mas, infor­mó el gre­mio a tra­vés de un comunicado.

Asi­mis­mo, des­de las 11 del mar­tes, una hora antes del ini­cio de la medi­da de fuer­za, «se rea­li­za­rán actos en todos los hos­pi­ta­les por­te­ños para visi­bi­li­zar el reclamo.

.

.

Ofi­cial: 4 de cada 10 hoga­res de la zona metro­po­li­ta­na tuvie­ron pro­ble­mas de empleo en la pandemia

La pan­de­mia de coro­na­vi­rus pro­vo­có pér­di­das de ingre­sos en el 49,3% de los hoga­res con­sul­ta­dos por el INDEC en Capi­tal y el Conur­bano, según un estu­dio difun­di­do hoy.

El 40,3% de los hoga­res con­ta­ban con al menos un miem­bro con pro­ble­mas labo­ra­les ‑des­pi­dos, sus­pen­sión o dis­mi­nu­ción de ingresos‑, de acuer­do con este «Estu­dio sobre el impac­to de la COVID-19 en los hoga­res del Gran Bue­nos Aires», rea­li­za­do entre agos­to y octu­bre últimos.

En los sec­to­res de meno­res recur­sos, en espe­cial en aque­llos con jefe o jefa de hogar con meno­res nive­les de ins­truc­ción, la pro­por­ción expe­ri­men­tó una reduc­ción en sus ingre­sos del 57,1%.

En base a los resul­ta­dos del estu­dio, el Indec tam­bién deta­lló que el 33,8% de los hoga­res de la Ciu­dad de Bue­nos Aires y sus alre­de­do­res debió redu­cir la com­pra de al menos un ali­men­to (car­ne vacu­na u otras, ver­du­ras fres­cas o leche) por haber teni­do menos ingre­sos duran­te la pandemia.

Entre los hoga­res de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, el por­cen­ta­je de quie­nes debie­ron redu­cir el con­su­mo de al menos uno de estos ali­men­tos fue del 21,2% del total de las fami­lias rele­va­das, mien­tras que en el conur­bano bonae­ren­se tre­pó al 38%.

Ade­más, el 45,8% de los hoga­res redu­jo “el con­su­mo de pro­duc­tos no ali­men­ta­rios” en medio de la pandemia.

El estu­dio abar­có tam­bién cues­tio­nes rela­cio­na­das con los ser­vi­cios, en los que inclu­yó el tema alqui­ler y el pago de las tari­fas de luz y gas, entre otros.

En este últi­mo caso, el 28,6% de los hoga­res reco­no­ció que dejó de pagar o tuvo pro­ble­mas para cubrir los cos­tos de los ser­vi­cios de la vivien­da. Esta situa­ción afec­tó al 14,7% en la Ciu­dad de Bue­nos Aires, mien­tras que el impac­to resul­tó supe­rior en el conur­bano bonae­ren­se, con el 33,3%.

El Indec infor­mó tam­bién que el 40,3% de los hoga­res regis­tró pro­ble­mas de empleo de al menos alguno de sus inte­gran­tes. En los hoga­res en que resi­de al menos un niño, niña o ado­les­cen­te, los pro­ble­mas labo­ra­les alcan­za­ron el 48,3%.

El 30,4% de los jefes y jefas de hogar con empleo (que tra­ba­jó la sema­na ante­rior a ser encues­ta­dos) desa­rro­lló sus tareas labo­ra­les des­de su vivien­da, rele­vó el organismo.

El 26,8% de los hoga­res tenía algún miem­bro que, ade­más de reci­bir algu­na pres­ta­ción del sis­te­ma de pro­tec­ción social vigen­te, acce­dió a algu­na de las pres­ta­cio­nes espe­cí­fi­cas corres­pon­dien­tes a las polí­ti­cas imple­men­ta­das a raíz de la pan­de­mia, precisó.

Un 21,2% de los hoga­res que no esta­ban alcan­za­dos por pres­ta­cio­nes socia­les pre­vias a la pan­de­mia tuvo acce­so a alguno de los bene­fi­cios deri­va­do de las nue­vas medidas.

Pese a este esce­na­rio adver­so, solo en el 4,6% de los hoga­res algún inte­gran­te mani­fes­tó difi­cul­ta­des para acce­der a medi­ca­men­tos y en el 8,6% hubo incon­ve­nien­tes para rea­li­zar una con­sul­ta médica.

Otro resul­ta­do impor­tan­te del estu­dio fue que el 65,5% de los hoga­res encues­ta­dos seña­ló que debió incre­men­tar el tiem­po dedi­ca­do a tareas domésticas.

Aque­llos hoga­res con pre­sen­cia de meno­res los hicie­ron en mayor pro­por­ción (72,5%) res­pec­to del res­to de los hoga­res (60,5%).

En el 64,1% de los hoga­res que aumen­ta­ron la dedi­ca­ción, las tareas del hogar fue­ron rea­li­za­das por las muje­res de mane­ra exclu­si­va o con mayor dedi­ca­ción (sin con­si­de­rar los hoga­res unipersonales).

Le siguie­ron los hoga­res don­de esas tareas las rea­li­zan solo, o con mayor dedi­ca­ción, los hom­bres, que repre­sen­ta­ron un 20,1%.

En tan­to, en el 15,1% de los hoga­res se afir­mó que hubo una dis­tri­bu­ción equi­ta­ti­va de las tareas entre muje­res y varo­nes del hogar.

El estu­dio refle­jó, por últi­mo, que en el 66,1% de los hoga­res con pre­sen­cia de meno­res en edad esco­lar, se incre­men­tó el tiem­po dedi­ca­do a tareas de apoyo.

.

.

Dele­ga­dos y tra­ba­ja­do­res de Coto denun­cian cien­tos de des­pi­dos encu­bier­tos y per­se­cu­ción gremial

Auto­con­vo­ca­dos de Coto vuel­ven a car­gar con­tra la empre­sa y con­tra el diri­gen­te mer­can­til Ramón Muer­za. Con­ta­bi­li­zan unas 600 renun­cias for­za­das logra­das bajo ame­na­za de des­pi­do con cau­sa y 26 des­pi­dos por hacer asambleas.

La ten­sión en las gran­des tien­das de los super­mer­ca­dos COTO es cons­tan­te. Aho­ra, en comu­ni­ca­ción con Info­Gre­mia­les, dele­ga­dos y tra­ba­ja­do­res auto­con­vo­ca­dos pro­me­tie­ron empa­pe­lar toda la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires en soli­da­ri­dad con los 26 des­pe­di­dos por hacer asam­bleas en la Zona Oeste.

A esto le se suma­rán accio­nes para coor­di­nar tareas con dele­ga­dos del conur­bano y el inte­rior del país para fina­les de diciembre.

Asi­mis­mo, ase­gu­ran que «hay más de 600 des­pi­dos con la moda­li­dad ‘renun­ciá o te echa­mos con cau­sa’, a la que muy acos­tum­bra­dos nos tie­nen Alfre­do Coto y Ramón Muer­za.» y piden su inme­dia­ta reincorporación.

En rela­ción al con­tex­to de la pan­de­mia que toda­vía no se ter­mi­nó, seña­lan las pre­sio­nes y la pre­ca­ri­za­ción que sufren quie­nes están de licen­cia por per­te­ne­cer a gru­pos de ries­go continúa.

En otro orden de cosas, exi­gen un bono de 30 mil pesos para cerrar el año que tuvo a los tra­ba­ja­do­res de super­mer­ca­dos como per­so­nal esen­cial para el abas­te­ci­mien­to de artícu­los indispensables.

.

.

Akia­ba­ra no pagó ni el agui­nal­do de junio y dejó de pagar salarios

El sin­di­ca­to de mer­can­ti­les de CABA entró en esta­do de aler­ta y movi­li­za­ción tras nue­vos incum­pli­mien­tos de la empre­sa Be Enter­pri­se SA, due­ña de la reco­no­ci­da mar­ca de ropa Akia­ba­ra que está en con­flic­to cons­tan­te des­de 2019.

La mar­ca de indu­men­ta­ria Akia­ba­ra y Little Akia­ba­ra de la empre­sa Be Enter­pri­se SA fue bene­fi­cia­ria del ATP, sin embar­go acu­mu­ló deu­das sala­ria­les por meses duran­te el trans­cur­so del año. Según denun­cia el Sin­di­ca­to de Emplea­dos de Comer­cio de CABA, aho­ra debe 2 meses y no paga el aumen­to paritario.

La reco­no­ci­da empre­sa tie­ne un his­to­rial de incum­pli­mien­tos, ya en 2019 se nega­ron a pagar el bono que se había cerra­do en pari­ta­rias por lo cual el sin­di­ca­to de comer­cio reali­zó enton­ces una movi­li­za­ción a varios loca­les en recla­mo por el pago.

Este año, pan­de­mia de por medio, la empre­sa se negó a pagar un 30% del sala­rio corres­pon­dien­te a mar­zo, ale­gan­do que las tra­ba­ja­do­ras solo habían tra­ba­ja­do 20 días, lue­go incum­plió con el pago del medio aguinaldo.

Por otro lado adhi­rió al pac­to CGT-UIA, por el cual se habi­li­ta a las empre­sas a pagar ‚como míni­mo, el 75% del sala­rio y fue bene­fi­cia­ria del ATP por el cual el esta­do se hacia car­go del 50% de dicho pago. sin embar­go tenia la obli­ga­ción de hacer fren­te al otro 25%, lo cual incumplió.

Para rema­tar, hace dos meses que no paga los sala­rios de las tra­ba­ja­do­ras sus­pen­di­das, y tam­po­co pagó los aumen­tos pari­ta­rios que cerró el sin­di­ca­to de comer­cio de $2000 en febre­ro y $5000 de bono.

.

Acei­te­ros

Fra­ca­sa la reu­nión de con­ci­lia­to­ria en Tra­ba­jo y con­ti­núa el paro en los puertos

Mien­tras las par­tes no acer­can posi­cio­nes, los empre­sa­rios dicen que son incum­pli­bles las deman­das, los tra­ba­ja­do­res recla­man un aumen­to pari­ta­rio con 5 meses de atraso.

No hubo avances en la reunión conciliatoria en Trabajo y continúa el paro en los puertos

La pará­li­sis en los puer­tos de gra­nos de todo el país cum­plió su sex­to día, ya que no hubo avan­ces en las nego­cia­cio­nes entre la indus­tria y los gre­mios, man­te­ni­das en el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, don­de se vivie­ron momen­tos de tensión.

El Sin­di­ca­to de Obre­ros y Emplea­dos Acei­te­ros (Soea) del depar­ta­men­to San Loren­zo (San­ta Fe) infor­mó que deci­die­ron con­ti­nuar con la huel­ga que para­li­za los puer­tos agro­ex­por­ta­do­res argen­ti­nos, prin­ci­pal fuen­te de divi­sas del país.

La Fede­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res del Com­ple­jo Indus­trial Olea­gi­no­so, Des­mo­ta­do­res de Algo­dón y Afi­nes de la Repú­bli­ca Argen­ti­na (Ftciod­ya­ra) y la Unión Reci­bi­do­res de Gra­nos y Ane­xos de la Repú­bli­ca Argen­ti­na (Urga­ra) con­ti­nua­ban tam­bién rea­li­zan­do un paro nacio­nal «ante la fal­ta de res­pues­tas a las deman­das sala­ria­les» por par­te de las cáma­ras patronales.

Por su par­te, el sin­di­ca­to de acei­te­ros, este mar­tes a las 16:00 deci­di­rá si vuel­ve a pro­rro­gar el paro o lo levanta.

Has­ta el momen­to ya se acu­mu­lan pér­di­das por unos u$s 800 millo­nes, dije­ron fuen­tes del sec­tor agroindustrial.

Los empre­sa­rios seña­la­ron que «siguen las con­ver­sa­cio­nes sin acuer­do ya que las deman­das tie­nen un incre­men­to sobre las plan­tea­das con ante­rio­ri­dad, que ya había­mos con­si­de­ra­do incum­pli­bles, de todos modos, segui­mos pro­po­nien­do una mesa de diálogo».

Duran­te la reu­nión con­ci­lia­to­ria en Tra­ba­jo con repre­sen­tan­tes del Soea y la Fede­ra­ción Acei­te­ra, no se pudo acer­car posi­cio­nes ni hubo acep­ta­ción de un pedi­do de tre­gua que per­mi­ta reac­ti­var las labo­res en las pro­ce­sa­do­ras de cerea­les y oleaginosas.

«Las medi­das adop­ta­das, en momen­tos en que se encuen­tran desa­rro­llan­do las tareas de la cose­cha fina, ade­más de afec­tar el nor­mal desa­rro­llo de la acti­vi­dad agro­pe­cua­ria y alte­rar el des­en­vol­vi­mien­to de todos los esla­bo­nes de la cade­na agro­in­dus­trial en gene­ral, per­ju­di­can espe­cial­men­te a los pro­duc­to­res», seña­la­ron enti­da­des agroindustriales

La adver­ten­cia fue lan­za­da en un comu­ni­ca­do fir­ma­do, entre otras cáma­ras, por la Aso­cia­ción de Semi­lle­ros, las dis­tin­tas bol­sas de Cerea­les del país, y las bol­sas de Comer­cio de Rosa­rio y San­ta Fe.

Tam­bién por la Cáma­ra Argen­ti­na de Bio­com­bus­ti­bles, y la de Indus­tria­les Moli­ne­ros, los Cen­tros de Corre­do­res de Cerea­les, el Cen­tro de Empre­sas Pro­ce­sa­do­ras Aví­co­las, y CARBAP.

Des­de el sec­tor sin­di­cal insis­tie­ron en la nece­si­dad de que la agro­in­dus­tria «reca­pa­ci­te y reco­noz­ca la labor de los miles de tra­ba­ja­do­res que ven cómo su sala­rio se ero­sio­na día a día, cuan­do el aumen­to pari­ta­rio lle­va más de 5 meses de atra­so».

.

.

Una perio­dis­ta de A24 hizo un comen­ta­rio vio­len­to al aire sobre los tra­ba­ja­do­res en lucha de Latam

Foto: Izquier­da Diario

Esta maña­na mien­tras tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la com­pa­ñía Latam rea­li­za­ban una pro­tes­ta en el Aero­puer­to de Ezei­za con­tra los des­pi­dos y ata­ques de las patro­na­les, la perio­dis­ta del canal de noti­cias A24, hizo un comen­ta­rio al aire sobre la lucha de los tra­ba­ja­do­res mien­tras su micró­fono que­dó abier­to y dijo: “Dina­mi­ta a todos estos”. Por ANRed


“Dina­mi­ta a todos estos” fue la fra­se que uti­li­zó la perio­dis­ta de A24 para refe­rir­se a la lucha que lle­van ade­lan­te tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la com­pa­ñía aérea Latam.

Los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras se mani­fes­ta­ban en el Aero­puer­to de Ezei­za para recla­mar con­tra los des­pi­dos y los ata­ques de la patronal.

Mien­tras el canal A24 esta­ba tras­mi­tien­do en vivo, un cro­nis­ta entre­vis­tó al dele­ga­do de GPS. Una vez fina­li­za­da la entre­vis­ta vol­vien­do al piso don­de se escu­cha la voz de la perio­dis­ta decir la vio­lan­ta fra­se, mien­tras el perio­dis­ta Facun­do Pas­tor quien con­du­ce el noti­cie­ro, tra­tó de super­po­ner su voz al comen­ta­rio de su compañera.

“Dina­mi­ta a todos estos”: la fra­se bru­tal de una perio­dis­ta en vivo con­tra el recla­mo de aeronáuticos 

.

.

La pri­me­ra colo­nia agro­eco­ló­gi­ca de Entre Ríos ya está en marcha

Un sec­tor de la reser­va muni­ci­pal Las Pie­dras, gra­cias a un con­ve­nio fir­ma­do por la comu­na de Gua­le­guay­chú, con­so­li­da el tra­ba­jo de 10 fami­lias huer­te­ras agru­pa­das en la UTT. “Segui­mos avan­zan­do en la pro­duc­ción de ali­men­tos sanos y de cer­ca­nía”, le dijo a Con­clu­sión Manuel Tru­ji­llo, inte­gran­te de la Unión de los Tra­ba­ja­do­res de la Tierra.Dic 13, 2020 | Info gene­ral |

Por Ale­jan­dro Maidana

“Al mode­lo de pro­duc­ción se le dis­cu­te con las manos en la tie­rra”, supo decir­me un agri­cul­tor indí­ge­na per­te­ne­cien­te a Des­vió a la Raíz (San­ta Fe). Pala­bras que supie­ron hacer­se semi­lla, una aren­ga que no ha deja­do de reso­nar jamás, en los tím­pa­nos de aque­llos que eli­gie­ron no retro­ce­der ante los emba­tes del agronegocio.

El extrac­ti­vis­mo pese a ser inter­pe­la­do pro­fun­da­men­te, sigue avan­zan­do, mutan­do en carac­te­rís­ti­cas pero con­ser­van­do su médu­la expo­lia­do­ra que todo lo ero­sio­na has­ta hacer­lo colap­sar. El mode­lo pro­duc­ti­vo y su paque­te tec­no­ló­gi­co se encuen­tran atra­ve­san­do una pro­fun­da cri­sis, solo se sos­tie­nen gra­cias al furi­bun­do lobby mediá­ti­co y esta­tal que no ha cesa­do en la lucha por con­tra­rres­tar las crí­ti­cas del pue­blo consciente.

Mien­tras que la pan­de­mia des­nu­dó las raquí­ti­cas res­pues­tas que pue­de osten­tar el mode­lo agro­ex­por­ta­dor a la hora de empu­jar solu­cio­nes al ham­bre y la pobre­za, el mis­mo bus­ca seguir impo­nien­do su agen­da a como dé lugar. Casi la mitad de los argen­ti­nos no tie­ne cubier­tas sus nece­si­da­des bási­cas, a seis de cada diez pibes les han cer­ce­na­do el dere­cho a soñar, es por ello que sin un vira­je valien­te en torno a las polí­ti­cas pro­duc­ti­vas, el cua­dro de situa­ción segui­rá empeo­rán­do­se radicalmente.

Otra mane­ra de pro­du­cir es posi­ble, solo fal­tan polí­ti­cas públicas

La ley de Acce­so a la Tie­rra es impres­cin­di­ble, sobre esa dis­cu­sión se sos­tie­nen los pro­ce­sos del cam­pe­si­na­do que resi­lien­te­men­te, siguen resig­ni­fi­can­do el sue­lo para pro­du­cir ali­men­tos salu­da­bles, sin el uso de agro­tó­xi­cos, estre­chan­do lazos en la comer­cia­li­za­ción, ase­gu­ran­do la tra­za­bi­li­dad y la confianza.

Entre Ríos al igual que las dis­tin­tas pro­vin­cias fumi­ga­das, vie­ne luchan­do con­tra un mode­lo expul­si­vo, con­cen­tra­dor y enve­ne­na­dor. El lati­fun­dio arro­lla­dor de volun­ta­des, jamás pidió per­mi­so en un país que siem­pre ha ofi­cia­do de garan­te de los pri­vi­le­gios de unas pocas fami­lias en detri­men­to de la enor­me mayoría.

Pero lejos de estar per­di­da, la bata­lla por un nue­vo para­dig­ma a la hora de pro­du­cir, sigue su cur­so suman­do pro­ce­sos trans­for­ma­do­res que abra­zan argu­men­tos tan sóli­dos como espe­ran­za­do­res. Ese es el caso de la pri­me­ra gran­ja agro­eco­ló­gi­ca que nació en 15 hec­tá­reas ubi­ca­das en la reser­va muni­ci­pal Las Pie­dras, a las afue­ras de la ciu­dad de Gualeguaychú.

Allí 10 fami­lias de huer­te­ros han ini­cia­do un camino lumi­no­so que bus­ca gene­rar ese tan ansia­do efec­to con­ta­gio, que pue­da hacer avan­zar de mane­ra sos­te­ni­da a la eman­ci­pa­do­ra sobe­ra­nía ali­men­ta­ria. “Hemos tra­ba­ja­do en con­jun­to jun­to al muni­ci­pio de Gua­le­guay­chú para seguir gene­ran­do con­di­cio­nes favo­ra­bles para los peque­ños pro­duc­to­res del lugar. Par­ti­cu­lar­men­te ven­go tra­ba­jan­do con la Unión de los Tra­ba­ja­do­res de la Tie­rra (UTT) des­de sus ini­cios en la agro­eco­lo­gía, me ha toca­do ser el impul­sor del diá­lo­go con el muni­ci­pio tra­yen­do esta pro­pues­ta que hoy es una reali­dad, la de dar­le vida a una colo­nia en el lugar”, indi­có Manual Tru­ji­llo (UTT) quién se encuen­tra tra­ba­jan­do en una hec­tá­rea de las diez que hay dis­po­ni­bles en diá­lo­go con Conclusión.

Esta­mos tra­tan­do que aque­llas fami­lias que lle­guen a la colo­nia, cuen­ten con todas las con­di­cio­nes, tan­to del terreno como de sus hogares

Una gran­ja agrí­co­la que bus­ca abas­te­cer de ali­men­tos salu­da­bles a una pobla­ción habi­da por los mis­mos. “Esta­mos tra­tan­do que aque­llas fami­lias que lle­guen a la colo­nia cuen­ten con todas las con­di­cio­nes, tan­to del terreno como de sus hoga­res. Des­de este lugar vamos a ini­ciar capa­ci­ta­cio­nes para nue­vos téc­ni­cos en pro­duc­cio­nes, pro­duc­to­res, gene­rar la posi­bi­li­dad de que quie­nes se acer­quen pue­dan apren­der a pro­du­cir en estos luga­res, esta es solo una de nues­tras metas”.

Cabe des­ta­car que den­tro de la reser­va tam­bién hay pas­to­reo racio­nal, api­cul­tu­ra, polli­tos de galli­nas, par­ques fru­ta­les y la bio­fá­bri­ca, don­de se crean insu­mos median­te la fer­men­ta­ción de dis­tin­tos abonos

La Reser­va Muni­ci­pal de Las Pie­dras cuen­ta con una serie de pro­pues­tas que cre­cen des­de el pie, brin­dan­do las garan­tías nece­sa­rias que solo pue­da ase­gu­rar un comer­cio de cer­ca­nía. “De mi par­te como pro­duc­tor agro­eco­ló­gi­co de ver­du­ras estoy lle­van­do ade­lan­te dos par­ce­las con un par de fami­lias. Cabe des­ta­car que den­tro de la reser­va tam­bién hay pas­to­reo racio­nal, api­cul­tu­ra, polli­tos de galli­nas, par­ques fru­ta­les y la bio­fá­bri­ca, don­de se crean insu­mos median­te la fer­men­ta­ción de dis­tin­tos abonos”.

Segui­re­mos cons­tru­yen­do, tra­tan­do de lle­var ade­lan­te esta pro­pues­ta, bus­can­do ser un mode­lo que se repli­que tan­to en Gua­le­guay­chú, como en el res­to de la pro­vin­cia, ese es nues­tro sueño

Hacer las veces de faro, en este labo­rio­so via­je hacia un nue­vo y nece­sa­rio mode­lo agrí­co­la. “Este pro­yec­to de tener una huer­ta den­tro de la reser­va, fue un ver­da­de­ro desa­fío que pudi­mos lle­var ade­lan­te. Segui­re­mos cons­tru­yen­do, tra­tan­do de lle­var ade­lan­te esta pro­pues­ta, bus­can­do ser un mode­lo que se repli­que tan­to en Gua­le­guay­chú, como en el res­to de la pro­vin­cia, ese es nues­tro sue­ño”, con­clu­yó Trujillo.

Po últi­mo, y en el mar­co de las polí­ti­cas públi­cas de ali­men­ta­ción sana, segu­ra y sobe­ra­na, el inten­den­te Este­ban Mar­tín Piag­gio, jun­to con el secre­ta­rio de Desa­rro­llo Social, Ambien­te y Salud Mar­tín Rober­to Piag­gio y el equi­po del PASSS, reci­bie­ron a Rosa­lía Pelle­gri­ni, Nahuel Levag­gi, Manuel Tru­ji­llo, Rolan­do Orte­ga y Andrés Sou­sa da Pon­te de la UTT. El moti­vo de la reu­nión tuvo su ancla­je en el tra­ba­jo rea­li­za­do, con la inten­ción de avan­zar en pro­yec­tos con­jun­tos que se desa­rro­lla­rán en la Reser­va Muni­ci­pal Las Pie­dras, para pro­du­cir y abas­te­cer de ali­men­tos sanos a la población.

El inten­den­te Piag­gio afir­mó que “Gua­le­guay­chú ya deci­dió que sobre su terri­to­rio no se usan vene­nos para tra­ba­jar la tie­rra. Acom­pa­ñar al sec­tor pro­duc­ti­vo en la tran­si­ción del mode­lo actual a uno que per­mi­ta abas­te­cer con ali­men­tos sanos sin agro­tó­xi­cos es una tarea fun­da­men­tal que nues­tro gobierno rea­li­za median­te la imple­men­ta­ción de accio­nes para fomen­tar la pro­duc­ción agro­eco­ló­gi­ca. Con la UTT hemos desa­rro­lla­do un fuer­te víncu­lo gra­cias al tra­ba­jo con­jun­to en Las Pie­dras y coin­ci­di­mos en pro­fun­di­zar sobre lo rea­li­za­do para pro­du­cir y comer­cia­li­zar de ali­men­tos sanos pro­ve­nien­te de nues­tra pro­pia tierra”.

.

.

Polé­mi­ca por el vir­tual cie­rre del aero­puer­to de El Palo­mar y preo­cu­pa­ción por dece­nas de pues­tos de trabajo

Des­pués de que el ex pre­si­den­te Mau­ri­cio Macri salie­ra a cri­ti­car la deci­sión ofi­cial de cerrar el aero­puer­to de El Palo­mar, sede cla­ve para la ope­ra­ción de las aero­lí­neas low cost ava­la­das por la polí­ti­ca de Cam­bie­mos, el Jefe de Gabi­ne­te San­tia­go Cafie­ro cues­tio­nó en duros tér­mi­nos sus decla­ra­cio­nes: “Siem­pre me sor­pren­de el cinis­mo del ex pre­si­den­te. Me sor­pren­de la dis­tor­sión de la reali­dad. Cuan­do él se fue dejó des­ocu­pa­ción, infla­ción, aumen­to de pobre­za, yo sé que esta­mos caren­tes de ideas en el deba­te públi­co, pero éstas no apor­tan nada por­que están fue­ra de la realidad”.

Este domin­go Macri había com­par­ti­do una car­ta públi­ca don­de des­de su títu­lo se pre­gun­ta­ba “¿Iban a vol­ver mejo­res?” y defen­día la ope­ra­to­ria de las low cost en El Palo­mar, eje de su pro­mo­cio­na­da “revo­lu­ción de los avio­nes”, sin dar­le impor­tan­cia a los cues­tio­na­mien­tos ambien­ta­les y socia­les plan­tea­dos por los veci­nos del barrio, ade­más de los pro­ble­mas de segu­ri­dad plan­tea­dos en la nue­va base aérea y los cos­tos rui­no­sos que impli­ca su sos­te­ni­mien­to para el Estado.

El plan­teo de Macri, ade­más, no tomó en cuen­ta la par­ti­cu­lar situa­ción de la avia­ción en todo el mun­do en el mar­co de la pan­de­mia e inten­tó pre­sen­tar el cie­rre tem­po­ral de El Palo­mar como una deci­sión par­ti­cu­lar del Gobierno. Al res­pec­to Cafie­ro res­pon­dió: “Hay una cri­sis aero­co­mer­cial en el mun­do pro­duc­to de la pan­de­mia y el aero­puer­to no está cerra­do: está sin ope­ra­ción. Como muchos aero­puer­tos que han teni­do una caí­da de acti­vi­dad. Este aero­puer­to está sin actividad”.

El actual sena­dor nacio­nal y x titu­lar de Aero­lí­neas Argen­ti­nas Mariano Recal­de insis­tió con que el aero­puer­to de El Palo­mar no se encuen­tra cerra­do: “Pri­me­ro, el aero­puer­to de El Palo­mar no cerró, sigue abier­to. Lo que no tie­ne es ope­ra­ción comer­cial por­que la últi­ma línea low cost que esta­ba ope­ran­do ‑Flybondi‑, ya con un solo avión, deci­dió mudar sus ope­ra­cio­nes a Ezei­za y a Aero­par­que. Creo que esto va a ser bueno para todos”. Y agre­gó: “Esto está tra­ba­ja­do con todos los orga­nis­mos que depen­den del Minis­te­rio de Trans­por­te y con esa cartera”.

Des­de sus redes socia­les, Recal­de tam­bién car­gó con­tra el ex pre­si­den­te: “Qué iro­nía que Macri hable de polí­ti­ca aero­co­mer­cial. Su «revo­lu­ción de los avio­nes» puso en jaque a todo el sis­te­ma, ter­mi­nó per­ju­di­can­do a todas las aero­lí­neas (inclu­so a las que empe­za­ron a volar duran­te su ges­tión) y empeo­ró la conec­ti­vi­dad del país”. Lue­go deta­lló: “Man­te­ner la ope­ra­ción comer­cial de El Palo­mar solo por uno o dos avio­nes de Fly­bon­di, cuyo tama­ño requie­ren de una inver­sión en la pis­ta de $4 mil millo­nes, solo se pue­de jus­ti­fi­car en el capri­cho de Mau­ri­cio Macri de sos­te­ner una polí­ti­ca cuyos resul­ta­dos están a la vis­ta. Con el acuer­do alcan­za­do entre las auto­ri­da­des y las low cost, no solo el sis­te­ma adquie­re mayor racio­na­li­dad sino que estas empre­sas y sus pasa­je­ros obtie­nen un impor­tan­te bene­fi­cio: comen­za­rán a ope­rar en el Aero­puer­to Jor­ge New­bery, algo que no habían logra­do has­ta ahora».

Sin embar­go, algu­nas fuen­tes, inclu­so den­tro del ofi­cia­lis­mo, res­pon­sa­bi­li­zan por el vir­tual cie­rre al Orga­nis­mo Regu­la­dor del Sis­te­ma Nacio­nal de Aero­puer­tos (Ors­na), un ente de mane­jo autár­qui­co que se habría opues­to a una posi­ble reaper­tu­ra de El Palo­mar, pers­pec­ti­va con la que en varias oca­sio­nes el minis­tro de Trans­por­te Mario Meo­ni se había mani­fes­ta­do de acuer­do. Hace unos días, el titu­lar de Trans­por­te había des­ta­ca­do que la base “nece­si­ta­ba a la bre­ve­dad una fuer­te inver­sión en su pis­ta y en su sis­te­ma inte­gral­men­te”. «Eso no es sus­ten­ta­ble en el tiem­po y es algo que tene­mos que tra­tar de evi­tar en el mar­co de que no sobran los recur­sos en la Argen­ti­na”, remarcó.

Por el momen­to, si bien el aero­puer­to no se encuen­tra cerra­do, al no tener ope­ra­cio­nes de nin­gu­na aero­lí­nea se encuen­tran en peli­gro dece­nas de pues­tos de tra­ba­jo vin­cu­la­dos con la aten­ción al públi­co y con los dis­tin­tos nego­cios que fun­cio­na­ban en la base aérea, aun­que ésta con­ti­nua­rá actuan­do como base de ope­ra­cio­nes para la Fuer­za Aérea o para Presidencia.

.

.

Jujuy: esta­ta­les con­fir­man un paro de 48 horas

Tra­ba­ja­do­res de la admi­nis­tra­ción públi­ca juje­ña ini­cia­rán este mar­tes un paro de 48 horas en recha­zo a la «impo­si­ción sala­rial del Gobierno» de Gerar­do Mora­les, que otor­gó «un 10% de aumen­to fren­te al 22% que se había fija­do para este año».

Fuen­tes gre­mia­les deta­lla­ron que la pro­tes­ta se ini­cia­rá fren­te a Casa de Gobierno, en San Sal­va­dor de Jujuy, don­de los esta­ta­les rea­li­za­rán un «rui­da­zo».

«Hay com­pro­mi­sos asu­mi­dos con el sec­tor pro­fe­sio­nal el 6 de agos­to del 2019 para avan­zar en una serie de pun­tos que per­mi­tan cam­biar el per­fil de nues­tro sala­rio, pero esto no ha ocu­rri­do», indi­có el secre­ta­rio gene­ral de la Aso­cia­ción de Pro­fe­sio­na­les Uni­ver­si­ta­rios de la Admi­nis­tra­ción Públi­ca (Apuap), Nico­lás Fernández.

Según el diri­gen­te, a la «dila­ción» para dar cum­pli­mien­to al acuer­do, se suma la «impo­si­ción sala­rial del 10% (de este año) que es insu­fi­cien­te» fren­te a «los núme­ros de la infla­ción que va a ron­dar el 35% o 40%».

«El pro­pio Eje­cu­ti­vo pro­yec­tó para el 2020 un 22% por cien­to para los esta­ta­les y solo va a otor­gar un 10%, por lo que hay un 12% que debe expli­car a dón­de ha ido a parar», sos­tu­vo Fernández.

.

.

DEMOCRACIAS BAJO FUEGO

La región avan­za, pero entre den­sos nuba­rro­nes car­ga­dos de ame­na­zas a la demo­cra­cia real

POR VICTORIO PAULÓN

Las Cariá­ti­des en la Acró­po­lis, cuna de la demo­cra­cia ateniense.

«Para algu­nos, la demo­cra­cia es váli­da sólo cuan­do ganan las elecciones».
Rafael Correa

El pen­sa­dor esta­dou­ni­den­se Noam Chomsky ha incor­po­ra­do al arse­nal de ideas coti­dia­nas algu­nos con­cep­tos polí­ti­cos ele­men­ta­les del con­sen­so mun­dial actual. “La úni­ca espe­ran­za del ser humano de esca­par de su extin­ción es a tra­vés de la cons­truc­ción de una demo­cra­cia real, en la que una ciu­da­da­nía bien infor­ma­da par­ti­ci­pe ple­na­men­te en el deba­te del rum­bo que han de man­te­ner las polí­ti­cas que se apli­quen, y la acción directa”.

La región avan­za entre den­sos nuba­rro­nes car­ga­dos de ame­na­zas a esa “demo­cra­cia real”. Arra­só en Boli­via la fór­mu­la de resis­ten­cia al gol­pe de Esta­do; Donald Trump defe­nes­tró a la demo­cra­cia yan­qui con sus rabie­tas; el bino­mio correís­ta enca­be­za­do por Andrés Arauz tuvo que ser acep­ta­do en Ecua­dor debi­do a la pre­sión internacional.

Todos somos Argenzuela

La Argen­ti­na se abs­tu­vo en la OEA de votar una con­de­na impul­sa­da por Esta­dos Uni­dos que con­si­de­ró “frau­du­len­tos” los comi­cios legis­la­ti­vos en Vene­zue­la. El emba­ja­dor Car­los Rai­mun­di des­ta­có que “no se pue­de des­de el exte­rior hacer caso omi­so y dic­tar con­di­cio­nes cuan­do se alien­ta el boi­cot”. El secre­ta­rio gene­ral de ATE Capi­tal, Daniel Cata­lano, vee­dor en las legis­la­ti­vas de Vene­zue­la, afir­mó que el sis­te­ma elec­to­ral de ese país “es inviolable”.

Ali­cia Cas­tro, quien fue­ra emba­ja­do­ra en Vene­zue­la y el Rei­no Uni­do, des­ta­có que “lo que hacen en Vene­zue­la es cal­ca­do a lo que ocu­rrió en Libia. Blo­quean, some­ten a la pobla­ción a gran­des pri­va­cio­nes y aumen­tan el des­con­ten­to social, dicen que hay vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos y jus­ti­fi­can una inva­sión mili­tar”. El des­abas­te­ci­mien­to que sufre el pue­blo se jun­ta con el éxo­do de cla­se media ago­bia­da por la cri­sis debi­da a la expro­pia­ción de recur­sos y embar­gos eco­nó­mi­cos permanentes.

No pue­den con el des­abas­te­ci­mien­to ni con los embar­gos. La demo­cra­cia vive en Venezuela.

Según publi­có en Tiem­po Argen­tino Agus­tín Lec­chi, joven direc­ti­vo del sin­di­ca­to de perio­dis­tas, “más de 30% de votos y el 67% de posi­ti­vos del cha­vis­mo es un piso del cual par­tir. Suma­do a eso, las elec­cio­nes se rea­li­za­ron en paz y tran­qui­li­dad, lo que le da un espal­da­ra­zo a la polí­ti­ca del gobierno de Madu­ro que evi­tó por todos los medios el con­flic­to abierto.”

“Hubo una estra­te­gia abier­ta­men­te gol­pis­ta de los Esta­dos Uni­dos, paí­ses de Euro­pa y sec­to­res de la dere­cha local, que en nom­bre de su dispu­ta con el gobierno de Madu­ro impi­die­ron la lle­ga­da al país de recur­sos des­ti­na­dos a la pobla­ción. Esa estra­te­gia cuen­ta con un enor­me lobby inter­na­cio­nal del que son par­te gran­des cade­nas y medios de comu­ni­ca­ción de todo el con­ti­nen­te y el mun­do. Vene­zue­la es un país en gue­rra. Si esa gue­rra no se dio por los cana­les con­ven­cio­na­les, con una inva­sión por ejem­plo, fue por la capa­ci­dad del gobierno y el pue­blo cha­vis­ta de resis­tir ese ase­dio sin entrar en provocaciones”.

Con agu­de­za de obser­va­dor mili­tan­te, Lec­chi deta­lla que “la can­ti­dad de par­ti­ci­pan­tes en las elec­cio­nes del domin­go con­tras­ta con la enor­me par­ti­ci­pa­ción polí­ti­ca coti­dia­na que pro­mue­ve y gene­ra el cha­vis­mo, con sus con­se­jos comu­na­les, comi­tés y claps (comi­tés de abas­te­ci­mien­to y pro­duc­ción). El des­gas­te es evi­den­te. La nue­va asam­blea a con­for­mar­se debe ser­vir para reto­mar la ini­cia­ti­va con la expec­ta­ti­va de recu­pe­rar la eco­no­mía en el mediano pla­zo, a la vez que se pro­fun­di­za el pro­ce­so de poli­ti­za­ción y orga­ni­za­ción popular”.

Liber­tad a los pre­sos políticos

La ley de Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del Emba­ra­zo (ILE) y pro­tec­ción de 1.000 días fue amplia­men­te apro­ba­da por los dipu­tados con pla­zas reple­tas en todo el país como un sue­ño colec­ti­vo encar­na­do en cuer­po de muje­res y diver­si­da­des. Aho­ra, si pasa el difí­cil vado sena­to­rial, empe­za­re­mos a recons­truir­nos con más liber­tad y auto­no­mía. Si no pasa, segui­re­mos some­ti­dos a los tiem­pos par­la­men­ta­rios para vol­ver a inten­tar­lo. No hay igual­dad: una par­te deten­ta todo el poder con­tra otra que recla­ma por sus derechos.

En ese con­tex­to social de urgen­cias, la cam­pa­ña por la liber­tad de los pre­sos polí­ti­cos cobra cada día más fuer­za. La escan­da­lo­sa nega­ti­va de la Cor­te Supre­ma a tra­tar la soli­ci­tud del ex Vice­pre­si­den­te Ama­do Bou­dou actuó como la gota que col­mó el vaso. Una vez más los supre­mos dan prue­ba de su des­ver­gon­za­da auto­no­mía res­pec­to del poder polí­ti­co y la Cons­ti­tu­ción, y su depen­den­cia de los pode­res fác­ti­cos y sus man­da­tos. La dis­cre­cio­na­li­dad con que toman o dejan cau­sas con­vier­te su actua­ción en un fac­tor polí­ti­co más que en garan­tía de cons­ti­tu­cio­na­li­dad. El law­fa­re goza de ple­na salud en sus despachos.

La Cor­te mira para otro lado ante la (in)justicia de Gerar­do Mora­les y otros casos de lawfare.

El escru­pu­lo­so accio­nar del Pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez, que pre­ten­de sem­brar ejem­pla­ri­dad demo­crá­ti­ca don­de rige la puja de poder, se inter­pre­ta como un ges­to de debi­li­dad. Su bue­na ima­gen ante la socie­dad demo­crá­ti­ca no logra equi­li­brar a un des­pres­ti­gia­do Poder Judi­cial. Lo des­lu­ce la com­pa­ra­ción con Nés­tor Kirch­ner, quien enfren­tó a la “mayo­ría auto­má­ti­ca” y logró una Cor­te con pres­ti­gio­sos actores.

La socie­dad de la post-pan­de­mia cla­ma por un mun­do más equi­li­bra­do e igua­li­ta­rio. Los supre­mos son lo con­tra­rio. Nada esca­pa a su cen­su­ra, aun­que no sea judi­cia­li­za­ble, ni nada goza de garan­tía legal si a su arbi­tra­rio enten­der no lo mere­ce. En el telón de fon­do aún se vis­lum­bra la Pla­za de Mayo con la mul­ti­tud auto­con­vo­ca­da con­tra la apli­ca­ción del 2×1. Ape­nas un día demo­ra­ron en aque­lla oca­sión para rever­tir el exce­so de com­pa­sión hacia los geno­ci­das. No fue­ron los dis­cur­sos sino la movi­li­za­ción —que superó lar­ga­men­te las expec­ta­ti­vas de los con­vo­can­tes— lo que clau­su­ró aque­lla discusión.

Res­tau­ra­do­res y encrucijadas

Enfren­ta­mos un fin de año ten­so don­de lo que vie­ne de arras­tre pesa cada vez más. Todos aden­tro de la can­cha y a demos­trar la fuer­za acu­mu­la­da. El dis­cur­so ame­na­zan­te de la Igle­sia y sus jerar­cas suma al cli­ma ten­sio­na­do. La res­tau­ra­ción con­ser­va­do­ra está al ace­cho y des­de diver­sos flan­cos pre­ten­de avan­zar sobre el poder.

El gobierno atra­vie­sa un momen­to cru­cial: por un lado enfren­ta el ven­da­val de la pan­de­mia y por el otro con­fron­ta con el entra­ma­do de los pode­ro­sos y su pro­gra­ma para el día des­pués. Ya no es solo el pro­gra­ma eco­nó­mi­co y los nego­cios. Es man­te­ner el aco­pio super­es­truc­tu­ral en el Poder Judi­cial, la impu­ni­dad para los hechos del pasa­do recien­te y la con­ti­nui­dad de la per­se­cu­ción judi­cial a Cris­ti­na Fernández.

La con­cen­tra­ción de los medios está fue­ra de dis­cu­sión: no está cla­ro cuán­to pesan los medios en la con­cien­cia colec­ti­va des­pués de toda el agua que corrió deba­jo del puen­te. Las fake news no sor­pren­den como nove­do­sas, los ban­de­ra­zos medie­va­les son par­te del pai­sa­je, sólo res­ta com­pro­bar cuán­ta poten­cia hay en el acu­mu­la­do de los sec­to­res populares.

Qui­so la vida que los supre­mos y los obis­pos coin­ci­dan en el tiem­po para sobre­vo­lar la páli­da demo­cra­cia que supi­mos con­se­guir. La res­tau­ra­ción con­ser­va­do­ra siem­pre lle­ga de la mano apo­ca­líp­ti­ca de pode­res aje­nos al voto. Es la peor de las rece­sio­nes jamás cons­ta­ta­das en el mar­co de la pan­de­mia del Covid-19 que se encar­gó de com­pli­car las cosas. La vacu­na­ción se mues­tra ape­nas como una tabla de sal­va­ción tem­po­ral en medio del naufragio.

Sala­rios y poder de fuego

Acei­te­ros y Reci­bi­do­res de Gra­nos para­li­za­ron las plan­tas fabri­les y la expor­ta­ción. Es una huel­ga nacio­nal con­jun­ta de dos de los sin­di­ca­tos con mayor capa­ci­dad de para­li­zar el ingre­so de divi­sas al país. Recla­man un aumen­to sala­rial y seña­lan que las empre­sas pre­ten­den ren­dir al gobierno. Las fir­mas del sec­tor solo ofre­cen aumen­tos ata­dos a la infla­ción, pero sobre un suel­do retra­sa­do. Daniel Yofra, secre­ta­rio gene­ral de la Fede­ra­ción afir­mó que la patro­nal pre­ten­de usar a los tra­ba­ja­do­res para obte­ner ganan­cias extra­or­di­na­rias del gobierno. “Quie­ren tener el con­trol de las expor­ta­cio­nes, que el Esta­do no inter­ven­ga”. Yofra esta­ble­ce con­cep­tos pun­tua­les: “Pedi­re­mos los balan­ces”. Y carac­te­ri­za con agu­de­za: “Son negre­ros y tie­nen un tra­je de per­so­nas de bien”.

Reci­bi­do­res de Gra­nos y Acei­te­ros vuel­ven a la lucha en los puer­tos de embarque.

El nego­cio más impor­tan­te de Argen­ti­na en tér­mi­nos de expor­ta­cio­nes y gene­ra­ción de divi­sas está des­de siem­pre envuel­to en el des­con­trol y el con­tra­ban­do. No hay nego­cia­ción exi­to­sa con el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal que se pue­da sus­ten­tar sin que el Esta­do recu­pe­re el con­trol sobre las expor­ta­cio­nes. A medi­da que avan­za el expe­dien­te Vicen­tin se van ven­ti­lan­do las esta­fas y las sali­das como el con­trol esta­tal del comer­cio exte­rior reto­man su vigencia.

Las deman­das sala­ria­les de los tra­ba­ja­do­res nega­das por las gran­des patro­na­les tam­bién abar­can a los obre­ros de la cemen­te­ra Loma Negra. Su con­tro­lan­te, la bra­si­le­ña Camar­go Correa, tra­ba la pari­ta­ria y ame­na­za con des­abas­te­cer el mer­ca­do de cemen­to. Esto gol­pea de lleno en los pla­nes del gobierno que tie­ne pues­to en la obra públi­ca uno de los moto­res prin­ci­pa­les para encen­der la eco­no­mía. La ter­ce­ra pata del tri­den­te patro­nal de línea dura es la Techint de Pao­lo Roc­ca, que vie­ne mos­tran­do muy poca pre­dis­po­si­ción a tran­qui­li­zar las aguas. Jun­to con la nega­ti­va a abo­nar los pre­mios atra­sa­dos des­de prin­ci­pios de año a los tra­ba­ja­do­res de su plan­ta de Valen­tín Alsi­na, Roc­ca está acau­di­llan­do la nega­ti­va de la patro­nal side­rúr­gi­ca a reco­no­cer a sus tra­ba­ja­do­res el mis­mo aumen­to que obtu­vie­ron los meta­lúr­gi­cos de la rama 17 y bus­can dila­tar el pri­mer pago.

Hay gobier­nos que sí… y otros que no

Axel Kici­llof reci­bió esta sema­na a los repre­sen­tan­tes de los médi­cos pro­vin­cia­les. Es una de las pocas seña­les polí­ti­cas de reco­no­ci­mien­to al enor­me y qui­jo­tes­co esfuer­zo de los tra­ba­ja­do­res de salud en tiem­pos de pan­de­mia. La hipo­cre­sía del poder pare­ce haber trans­for­ma­do el esfuer­zo y el ries­go que asu­men en una obli­ga­ción más. El ges­to polí­ti­co del gober­na­dor de la prin­ci­pal pro­vin­cia abre un esce­na­rio por don­de pue­den irrum­pir los recla­mos de los tra­ba­ja­do­res de la salud para ocu­par el lugar que se gana­ron en la con­si­de­ra­ción de la pobla­ción, en con­tras­te con otros man­da­ta­rios pro­vin­cia­les como Gerar­do Mora­les, Rodol­fo Suá­rez, Mariano Arcio­ni o Juan Schia­ret­ti, que los siguen nin­gu­nean­do o repri­mien­do protestas.

Axel Kici­llof y una señal para quie­nes ponen el cuer­po en la pandemia.

El sitio Info­gre­mia­les seña­ló que “la situa­ción de miles de muni­ci­pa­les juje­ños es dra­má­ti­ca. A suel­dos que lle­ga­ban a ser de $2.300, el gobierno pro­vin­cial enca­be­za­do por Gerar­do Mora­les les otor­gó un magro aumen­to de 10% que no logró una mejo­ra sus­tan­cial”. El “Perro” San­ti­llán, secre­ta­rio gene­ral del SEOM, advir­tió fren­te a la casa de gobierno al jefe pro­vin­cial Gerar­do Mora­les que la lucha de los muni­ci­pa­les no va a parar y que no use la repre­sión con­tra los tra­ba­ja­do­res que recla­man una cues­tión huma­ni­ta­ria ante los “suel­dos esclavistas”.

El silen­cio mediá­ti­co que rodea la ges­tión en CABA hace un rui­do estruen­do­so. Se cum­plió una sema­na de la muer­te del jefe de Obs­te­tri­cia del Hos­pi­tal Ramos Mejía por un paro car­dio­rres­pi­ra­to­rio mien­tras mar­cha­ba por sala­rios dig­nos. Pablo Moyano par­ti­ci­pó de una asam­blea infor­ma­ti­va de la rama de reco­lec­ción de resi­duos “para deter­mi­nar las rigu­ro­sas medi­das con­tra el gobierno de la Ciu­dad”, ante la inmi­nen­te supre­sión del ser­vi­cio los domin­gos, que lesio­na los sala­rios del sec­tor. La ges­tión de Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta hace agua en varios fren­tes, es un paté­ti­co lis­ta­do de ajus­tes a la pobla­ción pro­te­gi­do por el repar­to de pau­ta publi­ci­ta­ria y vota­cio­nes auto­má­ti­cas en la Legis­la­tu­ra. Por for­tu­na no logró impo­ner las bur­bu­jas esco­la­res que nos hubie­ran cos­ta­do miles de con­ta­gios y sus secue­las de muer­te. Eran las alo­ca­das ideas publi­ci­ta­rias de “todo va bien” en el pico de la pan­de­mia que pre­ten­dían impo­ner al can­di­da­to del PRO y su minis­tra de Edu­ca­ción, la pro­vo­ca­do­ra Sole­dad Acu­ña. Hon­ra debe­mos a la resis­ten­cia de los docen­tes enca­be­za­da por la Unión de Tra­ba­ja­do­res de la Edu­ca­ción (UTE) con­du­ci­da por Angé­li­ca Graciano.

Todos sabe­mos que lo que está en dis­cu­sión en esta eta­pa es el valor del sala­rio rela­ti­vo. En esa puja pesa mucho el poder de fue­go de cada sin­di­ca­to. Los tra­ba­ja­do­res de la salud están frag­men­ta­dos entre médi­cos, enfer­me­ros, man­te­ni­mien­to, per­so­nal de maes­tran­za etc., y por igual entre públi­cos y pri­va­dos. Frag­men­ta­dos, pelean­do en sole­dad por­que tam­bién son depen­dien­tes de las obras socia­les de los pro­pios sin­di­ca­tos que sue­len ofi­ciar de patro­nes con nin­gu­na sen­si­bi­li­dad, encuen­tran una esce­na de las más com­ple­jas. Sólo un fuer­te con­sen­so social refle­ja­do en la opi­nión públi­ca pue­de equi­li­brar la balanza.

Un quin­te­to con mal olor

Sema­na cru­cial de cara a cerrar el balan­ce. Lejos de los actos falli­dos como fes­te­jar que el sala­rio no per­dió con la infla­ción, es deber de los fun­cio­na­rios mirar los pre­cios des­bo­ca­dos de la canas­ta bási­ca e impe­dir los aumen­tos de tari­fas. Se impo­ne reco­no­cer con fir­me serie­dad que ape­nas se detu­vo la caí­da y las posi­cio­nes están toma­das de cara al año pró­xi­mo. Hay que reco­no­cer que el poder real solo acep­ta los lími­tes de la fuer­za y al cam­po popu­lar le cues­ta arti­cu­lar un dis­cur­so que dé cuen­ta de ello. El “círcu­lo rojo” se atri­bu­ye cues­tio­nes mora­les, fal­ta de escrú­pu­los y ver­güen­za don­de solo hay cálcu­los eco­nó­mi­cos y expec­ta­ti­vas de lucro. Lograr una mesa de acuer­do no es una tarea indi­vi­dual, es polí­ti­ca del gobierno sobre la base de la mejor con­ve­nien­cia por­que ante una deman­da orga­ni­za­da y deci­di­da de los sec­to­res popu­la­res la nece­si­dad de acor­dar se les tras­la­da­ría a ellos.

No hay mar­gen para con­ci­liar con los supre­mos. Cada vez más com­pro­me­ti­da con el poder, la Cor­te actual care­ce de la auto­ri­dad polí­ti­ca para equi­li­brar la Repú­bli­ca sobre la base del res­pe­to a la Cons­ti­tu­ción. Es un cuer­po en des­com­po­si­ción que con­va­li­da los deli­tos del gobierno ante­rior y garan­ti­za impu­ni­dad. La des­crip­ción deta­lla­da de la con­duc­ta de cada uno de ellos es un índex para abrir jui­cios políticos.

Está cla­ro que con este esta­do de cosas Alber­to Fer­nán­dez no podrá avan­zar con su plan de gobierno. Lo que hicie­ron con Ama­do Bou­dou es la evi­den­cia más noto­ria. Nin­guno salió a dife­ren­ciar­se y todos legi­ti­ma­ron el pro­ce­der cla­ri­nis­ta de las ins­tan­cias infe­rio­res. ¿Cuán­tas injus­ti­cias se acu­mu­lan has­ta que alguien las hace visi­bles y la cri­sis esta­lla? ¿Tan frá­gil es nues­tra demo­cra­cia que un quin­te­to de jue­ces de tan esca­so pres­ti­gio le pue­de impe­dir avan­zar hacia una “demo­cra­cia real”?

Son tiem­pos de la pre­po­ten­cia del tra­ba­jo, de los dere­chos y de la movi­li­za­ción popu­lar. Todo se está reaco­mo­dan­do y la car­ga cae­rá sobre las espal­das de los que no ten­gan poder de inter­ve­nir para esta­ble­cer ins­ti­tu­cio­nes fun­cio­na­les. Sanear el Poder Judi­cial es tan deci­si­vo como reno­var el sin­di­ca­lis­mo. Lo pri­me­ro es obli­ga­ción del gobierno; de los sin­di­ca­tos deben ser los tra­ba­ja­do­res quie­nes se encarguen.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *