Argen­ti­na. El empre­sa­rio toma­te­ro Ricar­do Prie­to cul­pa­ble por la muer­te de Nico­lás Arévalo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de diciem­bre de 2020. 

Lue­go de los ale­ga­tos del jui­cio por el caso de Nico­lás Aré­va­lo, pudi­mos con­ver­sar con su tía, José­fi­na Aré­va­lo. Le pre­gun­ta­mos por el vere­dic­to del tri­bu­nal, por su sobri­ni­ta Celes­te y por otros casos simi­la­res que espe­ran jui­cio, nos dijo que van a seguir luchan­do en conjunto. 

El vere­dic­to del Tri­bu­nal Oral de Goya este medio­día dic­ta­mi­nó “Res­pon­sa­ble de un obrar cul­po­so en el homi­ci­dio de Nico­lás Aré­va­lo y de las lesio­nes de Celes­te Abi­gail Este­vez.” La con­de­na fue de tres años, pri­sión en suspenso.

“Noso­tros hace 9 años veni­mos luchan­do pidien­do que se sepa la ver­dad, que a Nico­lás lo mató un veneno.Él- por el pro­duc­tor- no que­dó pre­so, es pri­sión en sus­pen­so. Pero es cul­pa­ble, es cul­pa­ble, es cul­pa­ble. Salió a la luz la ver­dad. Aho­ra si lo meten o no lo meten pre­so… a noso­tros no nos van a devol­ver a Nico­lás. Yo brin­do por la ver­dad, no brin­do por la jus­ti­cia, brin­do por la verdad.Vamos a seguir luchan­do, no nos vamos a ren­dir. La irres­pon­sa­bi­li­dad mata, daña, deja secue­las para siempre.”

-¿Cómo está hoy Celeste?

“Celes­te está físi­ca­men­te bien, pero ella sigue con su tra­ta­mien­to de por vida, tie­ne un pro­ble­ma en la san­gre y de memo­ria. Tie­ne que hacer­se con­tro­les perió­di­cos en san­gre e híga­do que aho­ra están sus­pen­di­dos por la pan­de­mia.” La niña es pacien­te del Garraham, don­de lue­go de estar inter­na­da tres meses pos­te­rior al mis­mo hecho que le qui­tó la vida a Nico­lás, pudo salir ade­lan­te, con secue­las. Su her­ma­ni­ta nació con hidro­ce­fa­lia. Le pre­gun­ta­mos a Jose­fi­na si esta enfer­me­dad tie­ne rela­ción con los agro­tó­xi­cos. Nos dice que “noso­tros sabe­mos que sí”, cues­ta certificar.

-¿Hay otros casos en la zona?

“En la zona hay muchos niños y adul­tos que tie­nen asma, bron­co­es­pas­mos, pro­ble­mas en la piel, cues­ta cer­ti­fi­car médi­ca­men­te el víncu­lo de tales afec­cio­nes con los agro­tó­xi­cos. Esto últi­mo a veces se debe a los intere­ses que hay de por medio, y a veces al miedo.Nosotros per­di­mos el mie­do, y siem­pre pusi­mos por delan­te decir la ver­dad, y que el cul­pa­ble sea el cul­pa­ble –ante la ley también-.Hay otro niño falle­ci­do por agro­tó­xi­cos, José Car­los Rive­ro, este hecho ocu­rrió un año des­pués de la muer­te de Nico­lás, toda­vía espe­ra juicio.También esta­mos en comu­ni­ca­ción con la fami­lia de Rocío Paredes.”

Rocío murió al comer una man­da­ri­na fumi­ga­da usa­da como cebo para matar aves y arro­ja­da a la calle con mucha negli­gen­cia, fren­te a la quin­ta de la Fami­lia Brest en Para­je Manan­tia­les, Mbu­ru­cu­yá. De ape­lli­do Brest –y de esa mis­ma familia‑, tam­bién es el abo­ga­do del pro­duc­tor Prieto…La sen­ten­cia por la muer­te de Nico­lás Aré­va­lo, que deja en cla­ro que fue en reali­dad un ase­si­na­to con agro­tó­xi­cos, puso sobre el tape­te que este mode­lo de pro­duc­ción, es un modo de pro­duc­ción letal, a cos­ta de la vida. La con­de­na es irri­so­ria fren­te a tama­ña cul­pa­bi­li­dad, pero sien­ta juris­pru­den­cia y será la ante­sa­la de otros jui­cios por las muer­tes de otros niños y niñas víc­ti­mas del mode­lo que espe­ran hace tiempo.

Fuen­te: AnRed

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *