Vene­zue­la. Los Pitu­fos tam­bién votan por Guai­dó: una inves­ti­ga­ción del dia­rio «El Ciudadano»

Por Geral­di­na Colot­ti, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 diciem­bre 2020.-

Esta­fa­do­res ridícu­los, pero peli­gro­sos. Dos carac­te­rís­ti­cas evi­den­tes para todo aquel que quie­ra uti­li­zar la lógi­ca para juz­gar las manio­bras de Juan Guai­dó y sus cóm­pli­ces. Sal­vo que por con­tar las haza­ñas vir­tua­les del auto­pro­cla­ma­do «pre­si­den­te inte­ri­no» de Vene­zue­la y los gol­pis­tas que lo rodean, hay una infor­ma­ción subor­di­na­da a los pode­res fuer­tes, igual­men­te ridí­cu­la, pero peli­gro­sa. Y por eso, aquí esta­mos inun­da­dos de pro­cla­mas ala­ban­do la far­sa de la «con­sul­ta popu­lar» orga­ni­za­da en Inter­net por el títe­re de Washing­ton y la Unión Europea.

El éxi­to de la vota­ción – cele­bran los medios hege­mó­ni­cos – sería una autén­ti­ca bofe­ta­da a los «resul­ta­dos ama­ña­dos de la dic­ta­du­ra». La lógi­ca qui­sie­ra que nos pre­gun­te­mos por qué la extre­ma dere­cha no ha par­ti­ci­pa­do enton­ces a las elec­cio­nes, como lo hizo en las par­la­men­ta­rios de 2015, para mos­trar esa «abru­ma­do­ra mayo­ría» que dice tener, y de la que no hay prue­bas en Venezuela.

La lógi­ca qui­sie­ra que nos pre­gun­te­mos en base a qué mate­má­ti­cas mila­gro­sas lle­gó a esas cifras, dado que gran par­te de la opo­si­ción mode­ra­da par­ti­ci­pó en las elec­cio­nes legis­la­ti­vas (las reales) y que varios alia­dos de Guai­dó expre­sa­ron su opo­si­ción, cri­ti­can­do la “con­sul­ta” y la fal­ta de rea­li­za­ción del estri­bi­llo pro­pues­to por el auto­pro­cla­ma­do: «fin de la usur­pa­ción, gobierno de transición».

La lógi­ca quie­re que nos pre­gun­te­mos: qué auto­ri­dad encar­ga­da ha rati­fi­ca­do la «con­sul­ta»; y con qué pará­me­tros (con qué des­ca­ro impe­ria­lis­ta) se reco­no­ce esta far­sa y se «des­co­no­ce» el pro­ce­so elec­to­ral de un país demo­crá­ti­co y sobe­rano como es la Vene­zue­la bolivariana.

Como en el show simi­lar con­tra las elec­cio­nes a la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te en 2017, pro­pues­to para el uso y con­su­mo de los padri­nos occi­den­ta­les, inclu­so aho­ra la extre­ma dere­cha afir­ma haber «des­trui­do la evi­den­cia del voto por razo­nes de pri­va­ci­dad». Pero las dudas des­ta­ca­das por algún joven interno de las agen­cias de pren­sas, aún ajeno a los meca­nis­mos del sis­te­ma, no serán reto­ma­das por los periódicos.

Enton­ces, que­re­mos repor­tar aquí una exce­len­te inves­ti­ga­ción rea­li­za­da por El Ciu­da­dano sobre esta últi­ma esta­fa de la extre­ma dere­cha (“Del frau­de al ridícu­lo”, www​.elciu​da​dano​.com), En resu­men, los perio­dis­tas han inten­ta­do en varias oca­sio­nes votar en la pla­ta­for­ma pro­pues­ta por los auto­pro­cla­ma­dos, com­pro­ban­do: que has­ta los muer­tos podían votar, y no una sola vez, y que el nom­bre del votan­te podía fal­si­fi­car­se sin problema.

Los resul­ta­dos de la inves­ti­ga­ción, que cual­quie­ra pue­de veri­fi­car miran­do las foto­gra­fías que acom­pa­ñan al artícu­lo, tam­bién pre­sen­tan resul­ta­dos diver­ti­dos. Enton­ces vota­ron a favor de Guai­dó… Hugo Chá­vez, los Pitu­fos y otros per­so­na­jes cómi­cos, así como pre­sos cono­ci­dos sin dere­cho a voto, y cier­to núme­ro de muer­tos. Una opor­tu­ni­dad para infor­mar, pero tam­bién para reír­se de lo que, sin iro­nía, Donald Trump tuvo el cora­je de decir duran­te el escru­ti­nio elec­to­ral en Esta­dos Uni­dos: a saber, que Hugo Chá­vez y Fidel Cas­tro, muer­tos des­de hace algu­nos años, se habían inmis­cui­do en el sis­te­ma de voto esta­dou­ni­den­se, a tra­vés del «mal­va­do» Maduro.

El nue­vo espec­tácu­lo del expo­nen­te de For­za Ita­lia, Anto­nio Taja­ni, tam­bién pare­cía ridícu­lo, cuan­do fue a mos­trar su apo­yo al auto­pro­cla­ma­do títe­re fren­te a la emba­ja­da de Vene­zue­la en Ita­lia. Para el for­cei­ta­lio­ta, los resul­ta­dos del 6 de diciem­bre, que le die­ron una gran vic­to­ria al cha­vis­mo, debie­ron haber sido doble­men­te indi­ge­ri­bles: tam­bién por­que esta­ban dedi­ca­dos a Darío Vivas, el diri­gen­te del PSUV que murió por el covid y que lo había hecho correr en un aero­puer­to, res­pon­dien­do por las rimas a sus insultos.

A un simi­lar show se dedi­có tam­bién el líder de Volun­tad Popu­lar, Leo­pol­do López, quien huyó a Espa­ña y lue­go corrió hacia la fron­te­ra entre Colom­bia y Vene­zue­la en un avión que ‑según una inves­ti­ga­ción del sitio web La Tabla- resul­ta que es pro­pie­dad del narcotráfico.

Víncu­los ya cono­ci­dos, con­si­de­ran­do quién gobier­na en Colom­bia ‑el ami­go de los para­mi­li­ta­res, Iván Duque- y los ante­ce­den­tes de Guai­dó con la ban­da colom­bia­na de des­tri­pa­do­res de Los Ras­tro­jos, que lo acom­pa­ñó duran­te el inten­to de inva­sión a Vene­zue­la dis­fra­za­do de «ayu­da huma­ni­ta­ria». Y López se refi­rió a ese inten­to, hacién­do­se foto­gra­fiar en el mis­mo paso fron­te­ri­zo, La Tien­di­ta, don­de el pue­blo vene­zo­lano había colo­ca­do una barre­ra en febre­ro de 2019. “Lo inten­ta­re­mos nue­va­men­te”, aseguró.

Para la oca­sión, el pre­si­den­te colom­biano Iván Duque se jac­tó de haber hecho huir a Espa­ña López, quien se encon­tra­ba bajo arres­to domi­ci­lia­rio para cum­plir una con­de­na de 13 años por la vio­len­cia orga­ni­za­da en 2017. Nume­ro­sas inda­ga­to­rias han seña­la­do la par­ti­ci­pa­ción reite­ra­da del gobierno. Inten­tos de inva­sión colom­bia­na por mer­ce­na­rios o ata­ques, tan­to con dro­nes como explo­si­vos, como el aten­ta­do frus­tra­do en los últi­mos días con­tra la gran refi­ne­ría vene­zo­la­na El Palito.

El nue­vo plan de la extre­ma dere­cha es empu­jar a los padri­nos occi­den­ta­les a una nue­va aven­tu­ra mer­ce­na­ria, que se imple­men­ta­ría tan­to con el apo­yo decla­ra­do de las ins­ti­tu­cio­nes a suel­do de Washing­ton (según el mode­lo libio), como con su silen­cio-asen­ti­mien­to. En tan­to, el pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro ha pedi­do a Esta­dos Uni­dos que inves­ti­gue la des­apa­ri­ción de los ríos de dóla­res dis­tri­bui­dos al auto­pro­cla­ma­do y su pan­di­lla, por ejem­plo con moti­vo del con­cier­to mul­ti­mi­llo­na­rio orga­ni­za­do en la fron­te­ra el pasa­do mes de febre­ro, y así con­ti­nuan­do por todas las eta­pas del robo per­pe­tra­do con­tra el pue­blo vene­zo­lano: y tam­bién con­tra los pue­blos euro­peos, dado que los «donan­tes» de la UE no esca­ti­ma­ron en gastos.

El nue­vo Con­gre­so de Esta­dos Uni­dos que toma­rá pose­sión en enero ‑dijo Madu­ro- debe rea­li­zar una inves­ti­ga­ción para enten­der dón­de están «los mil millo­nes de dóla­res» que el gobierno de Trump le ha entre­ga­do al «paya­so prin­ci­pal, Guai­dó, y al prin­ci­pal ase­sino, Leo­pol­do López ”. Enton­ces se des­cu­bri­ría «una olla lle­na de podre­dum­bre, tra­tos tur­bios, robos, des­fal­cos y frau­des». El dine­ro roba­do a los con­tri­bu­yen­tes esta­dou­ni­den­ses, “ter­mi­nó en paraí­sos fis­ca­les don­de López, Guai­dó y Julio Bor­ges tie­nen millo­nes de dólares”.

Un lucra­ti­vo botín que se pue­de seguir ali­men­tan­do mien­tras dure la far­sa de la auto­pro­cla­ma­ción, al que hay que apor­tar otros argu­men­tos de ope­re­ta. Uno de los últi­mos es el de la «con­ti­nui­dad admi­nis­tra­ti­va», que quie­re ter­gi­ver­sar en su favor una regla pre­vis­ta por la Cons­ti­tu­ción boli­va­ria­na: la posi­bi­li­dad de per­ma­ne­cer en el car­go, suje­to al voto popu­lar, en caso de impo­si­bi­li­dad de lle­var a cabo la reno­va­ción de cargos.

Un argu­men­to sin fun­da­men­to – expli­ca­ron tam­bién los abo­ga­dos de la opo­si­ción, por­que la «con­sul­ta popu­lar» (que nada tie­ne que ver con el pue­blo, sino con la bur­gue­sía), care­ce del cri­te­rio fun­da­men­tal de terri­to­ria­li­dad, y des­co­no­ce un hecho cons­ti­tu­cio­nal irre­fu­ta­ble: el voto a las par­la­men­ta­rias del 6 de diciembre.

Pero a los esta­fa­do­res no les impor­ta: no tie­nen que res­pon­der al pue­blo, sino a sus titi­ri­te­ros. Para ello, la far­sa debe con­ti­nuar. El nue­vo lla­ma­mien­to de los gol­pis­tas es a mani­fes­tar­se el 5 de enero, cuan­do se ins­ta­la­rá la nue­va Asam­blea Nacio­nal. De su lado, tie­nen la «legi­ti­mi­dad» de los votos de los Pitu­fos y de Scroo­ge MC Duck.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *