Argen­ti­na. Repu­dio a pos­tu­la­ción de pro­fe­so­res rela­cio­na­dos con la dic­ta­du­ra cívi­co militar

Por RedE­co, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de diciem­bre de 2020. 

La nomi­na­ción de José Luis Palaz­zo y Jor­ge Edmun­do Bar­ba­rá como «Pro­fe­so­res Emé­ri­tos» de la Uni­ver­sad Nacio­nal de Cór­do­ba será tra­ta­da por el Hono­ra­ble Con­se­jo Supe­rior de la casa de estu­dios este mar­tes 15 de diciem­bre. La Comi­sión Pro­vin­cual por la Memo­ria y Espa­cios de Memo­ria de Cór­do­ba recha­zan esta pos­tu­la­ción por sus nexos con la últi­ma dic­ta­du­ra cívi­co militar

Los orga­nis­mos de dere­chos huma­nos emi­tie­ron un car­ta de repu­dio que repro­du­ci­mos a con­ti­nua­ción y a la que se pue­de adhe­rir envian­do una fir­ma:
Repu­dio a la pos­tu­la­ción de los pro­fe­so­res palaz­zo y bar­ba­ra como «Emé­ri­tos» de la UNC

La Comi­sión Pro­vin­cial de la Memo­ria, los Espa­cios de Memo­ria de la Pro­vin­cia de Cór­do­ba, y cada uno de los fir­man­tes de la pre­sen­te car­ta, expre­sa­mos nues­tra preo­cu­pa­ción y el más enér­gi­co repu­dio fren­te a la pos­tu­la­ción impul­sa­da por el Con­se­jo Direc­ti­vo de la Facul­tad de Dere­cho ante el Hono­ra­ble Con­se­jo Supe­rior de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal de Cór­do­ba, a fin de otor­gar­les el alto reco­no­ci­mien­to de “Pro­fe­so­res Emé­ri­tos”, a los docen­tes de dicha facul­tad, José Luis Palaz­zo y Jor­ge Edmun­do Barbará.

Des­de hace tiem­po veni­mos denun­cian­do la estre­cha vin­cu­la­ción de ambos pos­tu­lan­tes, con la últi­ma dic­ta­du­ra, sien­do par­te, como fun­cio­na­rios de este anda­mia­je que sem­bró feroz­men­te el terro­ris­mo de esta­do en nues­tra Provincia.

En rela­ción a José Luis Palaz­zo, la inte­gra­ción de prue­ba docu­men­tal en la deno­mi­na­da “Mega Cau­sa La Per­la” deja muy cla­ro su rol como Direc­tor de Per­so­nal de EPEC duran­te el últi­mo gobierno de fac­to y su estre­cha rela­ción y comu­ni­ca­ción con quien fue­ra el Jefe del Ter­cer Cuer­po de Ejér­ci­to, Luciano Ben­ja­mín Menén­dez. Dicha afir­ma­ción que­da acre­di­ta­da ple­na­men­te con la men­cio­na­da docu­men­ta­ción obran­te en el Archi­vo Pro­vin­cial de la Memo­ria, cuyo tenor da cuen­ta de la alta esti­ma a la labor de Palaz­zo, a quien el geno­ci­da Menén­dez, reco­no­cía como un “lucha­dor fron­tal con­tra los ele­men­tos comu­nis­tas que en su opor­tu­ni­dad infec­ta­ron nues­tra pro­vin­cia en par­ti­cu­lar la Empre­sa Pro­vin­cial de Ener­gía, allí en EPEC acti­vó y des­pla­zó a los segui­do­res nada menos que de Tos­co”. A par­tir de este docu­men­to res­ca­ta­do del olvi­do, no es difí­cil infe­rir, la posi­ble exis­ten­cia de res­pon­sa­bi­li­dad del enton­ces fun­cio­na­rio en el secues­tro y des­apa­ri­ción de los tra­ba­ja­do­res de dicha empresa.

Pero lo rela­ta­do no es la úni­ca face­ta en la tra­yec­to­ria de Palaz­zo por la que le cabe una enor­me res­pon­sa­bi­li­dad fun­cio­nal como par­te de la dic­ta­du­ra cívi­co mili­tar ins­tau­ra­da en 1976, ya que en junio de 1979, tras pedir licen­cia en EPEC, asu­me como Fis­cal de Esta­do adjun­to de la Pro­vin­cia, car­go de altí­si­ma impli­can­cia y res­pon­sa­bi­li­dad en la inter­ven­ción mili­tar en Córdoba.

Es nece­sa­rio decir, que a raíz de la pre­sen­ta­ción del docu­men­to que corre el velo sobre la oscu­ra tra­yec­to­ria de Palaz­zo en Cór­do­ba, y su posi­ble res­pon­sa­bi­li­dad en diver­sos hechos, se ini­cia­ron las corres­pon­dien­tes actua­cio­nes que se tra­mi­tan el el Juz­ga­do Fede­ral N.º:3

Simi­la­res víncu­los con el gobierno de fac­to sur­gen tam­bién en la tra­yec­to­ria polí­ti­ca del pos­tu­lan­te Jor­ge Edmun­do Bar­ba­rá, quien asu­mie­ra el car­go de Sub­se­cre­ta­rio de Gobierno y pos­te­rior­men­te como Secre­ta­rio de Gobierno de la Muni­ci­pa­li­dad de Cór­do­ba en el gobierno de fac­to del inter­ven­tor Ruben Juan Pellan­da. Ade­más, de ello, Bar­ba­rá fue uno de los docen­tes de la UNC fir­man­tes de la tris­te­men­te céle­bre soli­ci­ta­da de octu­bre de 1978, que lla­ma­ba “cam­pa­ña anti Argen­ti­na” a las denun­cias por vio­la­cio­nes de Dere­chos Huma­nos, rea­li­za­das mer­ced al cora­je de víc­ti­mas y fami­lia­res ante dis­tin­tos orga­nis­mos internacionales.

Es inad­mi­si­ble que nada menos que la Facul­tad de Dere­cho, pos­tu­le a quie­nes fue­ron par­te de la vul­ne­ra­ción del esta­do de dere­cho, a supues­tos hom­bres del dere­cho que ads­cri­bie­ron a un gobierno de fac­to que man­ci­lló la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal y el orde­na­mien­to jurí­di­co todo, que le negó a sus víc­ti­mas dete­ni­das en cen­tros clan­des­ti­nos las más bási­cas garan­tías, que bus­co hege­mo­nía de pen­sa­mien­to secues­tran­do, tor­tu­ran­do y ase­si­nan­do, que secues­tró niños y les negó su dere­cho a la iden­ti­dad. A ese régi­men del terror per­te­ne­cie­ron los docen­tes a los que hoy se pre­ten­de dis­tin­guir como “Emé­ri­tos”

Y si lo ante­rior nos pare­ce inad­mi­si­ble y digno de repu­dio, más aún nos alar­ma que la comu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria en su tota­li­dad, y espe­cí­fi­ca­men­te el rec­to­ra­do, no se expre­se con­tun­den­te­men­te con­tra la pos­tu­la­ción de estos hom­bres, cuya tra­yec­to­ria está man­cha­da de san­gre, ya que su dis­tin­ción, es una fla­gran­te con­tra­dic­ción al jura­men­to pro­fe­sio­nal de cada uno de los miles de egre­sa­dos de esta casa de altos estu­dios, y echa por tie­rra más de cien años de una tra­di­ción demo­crá­ti­ca que siem­pre ha carac­te­ri­za­do a la UNC, y que la ha pues­to a la van­guar­dia de pro­ce­sos de cam­bio pro­fun­da­men­te huma­nis­tas, como la refor­ma de 1918

No pode­mos per­ma­ne­cer en silen­cio mien­tras se inten­ta con­su­mar un hecho ver­gon­zo­so de seme­jan­te enver­ga­du­ra, por­que enten­de­mos que dar aval a seme­jan­tes pos­tu­la­cio­nes es una afren­ta direc­ta a la memo­ria de cen­te­na­res de estu­dian­tes, egre­sa­dos, docen­tes y no docen­tes de la UNC, des­apa­re­ci­dos y ase­si­na­dos por el terro­ris­mo de esta­do. Es por ello que recla­ma­mos enfá­ti­ca­men­te que las auto­ri­da­des de la UNC se pro­nun­cien en for­ma con­tun­den­te, y se deje sin efec­to la refe­ri­da pos­tu­la­ción de los docen­tes Palaz­zo y Bar­ba­rá, de mane­ra peren­to­ria, como ges­to inelu­di­ble del com­pro­mi­so de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal de Cór­do­ba con los valo­res demo­crá­ti­cos que siem­pre repre­sen­tó, y con la con­so­li­da­ción de los pila­res de memo­ria, ver­dad y jus­ti­cia sus­ten­to nece­sa­rio para una demo­cra­cia sóli­da y duradera.

Ya diji­mos NUNCA MAS!

Para fir­mar la car­ta ingre­sar AQUI

Fuen­te: RedEco

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *