Argen­ti­na. María de los Ánge­les Rober­to, teó­lo­ga: “el tute­la­je de las igle­sias sobre el cuer­po de las muje­res es inadmisible”

Por Lenny Cáse­res, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de diciem­bre de 2020.

María de los Ánge­les Rober­to es teó­lo­ga femi­nis­ta, pro­fe­so­ra en Letras, magis­ter en Sagra­das Escri­tu­ras, diplo­ma­da en Pre­ven­ción de la Tra­ta de Per­so­nas, inte­gran­te de la Igle­sia Evan­gé­li­ca Meto­dis­ta Argen­ti­na y de la Red TEPALI (teó­lo­gas, pas­to­ras, acti­vis­tas y lide­re­sas) de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be. Entre­vis­ta­da por Dia­rio Digi­tal Feme­nino, expli­có su pos­tu­ra por el Dere­cho a Deci­dir, a favor del abor­to Legal, Segu­ro y Gra­tui­to y con­tó con quié­nes com­par­te este activismo.

La teó­lo­ga remar­có que “este tópi­co es fun­da­men­tal para el tra­ta­mien­to de una ley. Las y los expo­si­to­res y dipu­tados que están en con­tra de la ley de abor­to expre­sa­ron que ‘no era el momen­to’ para tra­tar­la por­que esta­mos cer­ca de dos cele­bra­cio­nes reli­gio­sas. Una fue la del 8 de diciem­bre, día en el que, —según un dog­ma de la Igle­sia cató­li­ca decre­ta­do en 1854— la Vir­gen María fue ges­ta­da sin peca­do ori­gi­nal. Yo soy pro­tes­tan­te y no creo ni ten­go por qué obe­de­cer los dog­mas de la igle­sia cató­li­ca ni esfor­zar­me por enten­der­los. Menos aún un ateo. La otra fecha que men­cio­na­ron en sus dis­cur­sos es la de Navi­dad, una de las fes­ti­vi­da­des más impor­tan­tes del cris­tia­nis­mo que con­me­mo­ra el naci­mien­to de Jesu­cris­to en Belén. Se cele­bra el 25 de diciem­bre en la igle­sia cató­li­ca, en la igle­sia angli­ca­na, en algu­nas comu­ni­da­des pro­tes­tan­tes y en la mayo­ría de las Igle­sias orto­do­xas. Pero no en las igle­sias musul­ma­nas ni en las mor­mo­nas ni entre los ateos. Aun­que a todas y a todos nos preo­cu­pan los rega­los para Navi­dad cuan­do se acer­ca la fecha”.

“¿Cuál sería la rele­van­cia de las fechas reli­gio­sas para el tra­ta­mien­to de una ley?”, se pre­gun­tó y con­ti­nuó: “Esta cues­tión en la que insis­ten no es aza­ro­sa. Recor­de­mos que el papa Juan Pablo II con­ven­ció a Car­los Menem, el enton­ces pre­si­den­te de Argen­ti­na y actual sena­dor nacio­nal, para que les pidie­ra a los repre­sen­tan­tes argen­ti­nos asis­ten­tes a la IV Cum­bre Ibe­ro­ame­ri­ca­na en Car­ta­ge­na (junio de 1994) que fir­ma­ran una con­de­na al abor­to. No logró su obje­ti­vo, pero Menem reto­mó la pro­pues­ta cató­li­ca de ins­tau­rar el 25 de mar­zo, día de la Anun­cia­ción a la Vir­gen Maria —otro dog­ma cató­li­co— como el día del No Naci­do. Argen­ti­na, en teo­ría, es un país lai­co y se debe sepa­rar la reli­gión de las polí­ti­cas públi­cas. Como femi­nis­tas, nues­tro recla­mo de que el tra­ta­mien­to y apro­ba­ción de la ley de abor­to es urgen­te, es total­men­te legítimo”.

Igle­sias pro­tes­tan­tes, a favor del dere­cho a deci­dir.

La espe­cia­lis­ta des­ta­có que “las igle­sias pro­tes­tan­tes his­tó­ri­cas, repre­sen­ta­das por la FAIE (Fede­ra­ción Argen­ti­na de Igle­sias Evan­gé­li­cas) están a favor de la des­pe­na­li­za­ción y lega­li­za­ción del abor­to por­que con­si­de­ran que es una cues­tión de salud públi­ca para evi­tar la clan­des­ti­ni­dad y pre­ve­nir el ries­go de muer­te de la mujer”.

“Tam­bién apo­yan la ley de Edu­ca­ción Sexual Inte­gral (ESI); el acce­so gra­tui­to uni­ver­sal efec­ti­vo a méto­dos anti­con­cep­ti­vos y el matri­mo­nio igua­li­ta­rio. En cam­bio, los cul­tos evan­gé­li­cos vin­cu­la­dos con las igle­sias bau­tis­tas y pen­te­cos­ta­les y nuclea­dos en ACIERA (Alian­za Cris­tia­na de las Igle­sias Evan­gé­li­cas de la Repú­bli­ca Argen­ti­na) son más con­ser­va­do­res. No están de acuer­do con la ley de IVE, ni con la ESI. En cuan­to a la anti­con­cep­ción, es muy lla­ma­ti­va la alian­za que esta­ble­cen con la igle­sia cató­li­ca para mani­fes­tar­se en con­tra del abor­to ya que no tie­nen nin­gún incon­ve­nien­te con los méto­dos anti­con­cep­ti­vos. Pero sí están en con­tra de las unio­nes civi­les de per­so­nas del mis­mo sexo. Per­si­guen y denos­tan a la comu­ni­dad LGTBIQ+”, agregó

  • ¿En qué se basa la Igle­sia Meto­dis­ta? ¿Qué figu­ra la representa?

La Igle­sia meto­dis­ta es un movi­mien­to cris­tiano que se ini­ció a media­dos del siglo XVIII en el Rei­no Uni­do. Se ins­pi­ró en la vida y las ense­ñan­zas de John Wes­ley, un pas­tor y teó­lo­go angli­cano que lide­ró un gran avi­va­mien­to espi­ri­tual en ple­na revo­lu­ción indus­trial ingle­sa. Es una rama del pro­tes­tan­tis­mo, el movi­mien­to de la Refor­ma ini­cia­da por Mar­tín Lute­ro en 1517, uno de los pri­me­ros cis­mas de la igle­sia cató­li­ca. La figu­ra que repre­sen­ta a la Igle­sia Evan­gé­li­ca Meto­dis­ta Argen­ti­na es el o la Obispo/​a, que se eli­ge demo­crá­ti­ca­men­te en una asam­blea con mayo­ría de lai­cos. Él o ella acom­pa­ñan y coor­di­nan la labor de las pas­to­ras y de los pas­to­res, quie­nes son orde­na­dos para guiar a las comu­ni­da­des de fe inte­gra­das por lai­cos y lai­cas. Las y los pas­to­res estu­dian teo­lo­gía duran­te varios años para reci­bir­se. Remar­co esto por­que es otra dife­ren­cia con res­pec­to a los pen­te­cos­ta­les, que no exi­gen estu­dios a sus pas­to­res. Las igle­sias pro­tes­tan­tes requie­ren que sus repre­sen­tan­tes ten­gan for­ma­ción teo­ló­gi­ca y bíbli­ca. La Igle­sia es admi­nis­tra­da eco­nó­mi­ca­men­te por pastores/​as y laicos/​as.

  • ¿Cuál es su pos­tu­ra res­pec­to a las diver­sas líneas que difie­ren en cuan­to al momen­to de con­si­de­rar el ini­cio de la vida?

Con­si­de­ro que la vida empie­za con el naci­mien­to. Esta es una de las cues­tio­nes teo­ló­gi­cas que nos sepa­ran de los que están en con­tra del abor­to. Quie­nes sos­tie­nen que hay vida des­de la con­cep­ción se opo­nen a la lega­li­za­ción por­que con­si­de­ran que hay vida des­de la unión del óvu­lo con el esper­ma­to­zoi­de. Las igle­sias que apo­ya­mos la lega­li­za­ción con­si­de­ra­mos que se es per­so­na des­de el naci­mien­to y que los dere­chos son pro­gre­si­vos. Es decir, para la Jus­ti­cia, una mujer que sí es una per­so­na, tie­ne más dere­chos que un feto o embrión, que no es una persona.

Con el argu­men­to de que hay vida des­de la con­cep­ción se escu­dan tras el quin­to man­da­mien­to: “no mata­rás” para opo­ner­se al abor­to. Si abor­tás, matás a la vida con­ce­bi­da des­de el ini­cio. Ese quin­to man­da­mien­to no era de apli­ca­ción uni­ver­sal. Se podía matar a los extran­je­ros, a los que eran con­si­de­ra­dos enemi­gos del pue­blo de Israel, a las muje­res adúl­te­ras. Hay más de 100 tex­tos en el Anti­guo Tes­ta­men­to en el que Dios man­da a matar a muje­res, a niñas, a niños, o a varo­nes adul­tos. En el Nue­vo Tes­ta­men­to hay tres citas bíbli­cas en las que Dios, de mane­ra direc­ta cas­ti­ga con la muer­te a ino­cen­tes. El ejem­plo más con­tun­den­te es el de Jesús, su pro­pio hijo.

  • ¿Exis­te a la liber­tad de con­cien­cia en las diver­sas reli­gio­nes o es utó­pi­co pensarlo?

Esa una de las gran­des para­do­jas de la alian­za entre la igle­sia cató­li­ca y los evan­gé­li­cos con­ser­va­do­res para hacer estos lobbys con­tra las leyes como el divor­cio, el matri­mo­nio igua­li­ta­rio o el abor­to. La deno­mi­na­ción de “evan­gé­li­co” pro­vie­ne de la adhe­sión exclu­si­va al evan­ge­lio de Jesús, a la bue­na noti­cia de la lle­ga­da de un sal­va­dor y libe­ra­dor para los y las opri­mi­dos. La refor­ma pro­tes­tan­te ini­cia­da por Lute­ro en el siglo XVI se carac­te­ri­zó por tres con­sig­nas: solo la fe, solo la gra­cia, solo la Escri­tu­ra. Se sepa­ró de las creen­cias de la igle­sia cató­li­ca sos­te­ni­da en los dog­mas, las tra­di­cio­nes, el magis­te­rio y la obe­dien­cia al Papa. Miles de per­so­nas murie­ron en gue­rras de reli­gio­nes entre cató­li­cos y pro­tes­tan­tes a lo lar­go de los siglos por la liber­tad de con­cien­cia pro­cla­ma­da por Lute­ro y por los otros refor­ma­do­res, como John Wes­ley. ¿Cómo pue­de ser que aho­ra se unan bajo la con­sig­na de “Sal­ve­mos las dos vidas”? ¿Qué intere­ses tie­nen en común? El neo­con­ser­va­du­ris­mo reli­gio­so está vin­cu­la­do con las empre­sas extrac­ti­vis­tas en Cen­tro Amé­ri­ca y con la mega­mi­ne­ría en Argen­ti­na. Es una pena que los curas y pas­to­res que inten­ta­ron obs­truir con sus pré­di­cas y su accio­nar la rea­li­za­ción del Encuen­tro Nacio­nal de Muje­res en Tre­lew, en 2018, no estén pre­di­can­do aho­ra des­de sus púl­pi­tos con­tra la mega­mi­ne­ría en la pro­vin­cia del Chubut.

Teo­lo­gía feminista.

Rober­to expli­có que “ser una teó­lo­ga femi­nis­ta es, en pri­mer lugar, ser una mujer que estu­dia en una ins­ti­tu­ción aca­dé­mi­ca don­de adquie­re su títu­lo de gra­do como teó­lo­ga o como biblis­ta. En mi caso, ten­go el títu­lo ofi­cial de Magis­ter en Sagra­das Escri­tu­ras, obte­ni­do en ISEDET. La opción por el femi­nis­mo es per­so­nal, no vie­ne con la aca­de­mia. Des­de la déca­da del 60 hay un movi­mien­to de teó­lo­gas que revi­sa la Biblia y los pos­tu­la­dos teo­ló­gi­cos tra­di­cio­na­les con meto­do­lo­gías de los estu­dios de género”.

“De esas re-lec­tu­ras nacen las teo­lo­gías femi­nis­tas que son tan plu­ra­les y diver­sas como los femi­nis­mos. La mayo­ría de las teó­lo­gas y biblis­tas femi­nis­tas esta­mos agru­pa­das en redes como la red TEPALI, a la que per­te­nez­co, en Teo­lo­gan­das, que son cató­li­cas o en redes de teó­lo­gas femi­nis­tas judías o musul­ma­nas. Todas tene­mos un deno­mi­na­dor común: la lucha con­tra el patriar­ca­do ecle­siás­ti­co, el tute­la­je de las igle­sias sobre el cuer­po de las muje­res es inad­mi­si­ble”, concluyó.

Ph Pris­ci­la Barre­do Panti

Fuen­te: Dia­rio Femenino

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *