Nación Mapu­che. Rela­tos a Con­tra­luz: La foto­gra­fía como ejer­ci­cio de memo­ria en Dere­chos Humanos

Mar­ti­na Pai­lla­car Muti­zá­bal y Ange Val­de­rra­ma Cayu­man /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de diciem­bre de 2020

Elu­wün de Manuel Cata­lán Paillal

Hace 72 años, el día 10 de diciem­bre de 1948, la Asam­blea Gene­ral de Nacio­nes Uni­das adop­tó la Decla­ra­ción Uni­ver­sal de los Dere­chos Huma­nos, tex­to jurí­di­co que esta­ble­ce los Dere­chos Huma­nos fun­da­men­ta­les de carác­ter civil, eco­nó­mi­cos, polí­ti­cos, socia­les y cul­tu­ra­les que los Esta­dos par­te debe­rán adop­tar. Des­de 1950, se cele­bra el Día de los Dere­chos Humanos. 

Así, en su Artícu­lo pri­me­ro, la Decla­ra­ción seña­la que: “Todos los seres huma­nos nacen libres e igua­les en dig­ni­dad y dere­chos y, dota­dos como están de razón y con­cien­cia, deben com­por­tar­se fra­ter­nal­men­te los unos con los otros”.  

En el espí­ri­tu de esa equi­dad en dig­ni­dad y dere­chos, duran­te la Refor­ma Agra­ria, ini­cia­da en la déca­da del 60, muchos/​as Mapu­che y campesinos/​as ini­cia­ron un pro­ce­so polí­ti­co de orga­ni­za­ción polí­ti­ca, social y cul­tu­ral, de recu­pe­ra­ción terri­to­rial y de lucha por los dere­chos colec­ti­vos, que fue regis­tra­do foto­grá­fi­ca­men­te por el Perio­dis­ta Nor­mal Gall; el fotó­gra­fo por­tu­gués Armin­do Car­do­so; el fotó­gra­fo y cineas­ta Ray­mond Depar­don; entre muchos otros. 

El pro­ce­so de orga­ni­za­ción y lucha, fue dura­men­te repri­mi­do duran­te la dic­ta­du­ra cívi­co-mili­tar enca­be­za­da por Pino­chet, duran­te la cual, se vio­la­ron sis­te­má­ti­ca­men­te los Dere­chos Huma­nos en Chi­le y Wall­ma­pu, por medio de deten­cio­nes, eje­cu­cio­nes, tor­tu­ras, per­se­cu­ción polí­ti­ca, entre otros. A la actua­li­dad, no ha habi­do jus­ti­cia y los/​as victimarios/​as, autores/​as inte­lec­tua­les y mate­ria­les de los crí­me­nes de lesa huma­ni­dad, han resul­ta­do, en su mayo­ría, impunes. 

Patri­cia Cata­lán, Hija de Manuel Cata­lán Paillal

A raíz de lo ante­rior, Clau­dia Monas­te­rio y el fotó­gra­fo Sebas­tián Meza, de la pro­duc­to­ra Suri­den­ti­dad, rea­li­za­ron un regis­tro audio­vi­sual en el docu­men­tal “Rela­tos a Con­tra­luz, Foto­gra­fía y Memo­ria, Cau­tín 1967−1973”, que reúne rela­tos de pro­ta­go­nis­tas y fami­lia­res de Detenidos/​as Desaparecidos/​as y Ejecutados/​as Políticos/​as Mapu­che des­de 1967 has­ta el ini­cio de la dic­ta­du­ra mili­tar en 1973. 

Así, el docu­men­tal narra por medio de tes­ti­mo­nios de Samuel y Patri­cia Cata­lán, María Ulloa, Heral­do Aven­da­ño, Clo­do­vet Milla­lén y Alon­so Azo­car, y el regis­tro foto­grá­fi­co de Car­do­so, Depar­don y Gall, entre otros, el pro­ce­so duran­te y pos­te­rior a la Refor­ma Agra­ria. Se tra­ta de un “regis­tro del ejer­ci­cio de memo­ria de hijos/​as, pro­ta­go­nis­tas y sobre­vi­vien­tes de ese pro­ce­so socio­po­lí­ti­co que deri­vó en una dura repre­sión tras el Gol­pe Mili­tar de 1973 en las zonas rura­les a lo lar­go del país”, comen­tan.

En el mar­co de la con­me­mo­ra­ción del día inter­na­cio­nal de los Dere­chos Huma­nos, y con­si­de­ran­do cómo en la actua­li­dad se con­ti­núan vio­lan­do los Dere­chos en Chi­le y Wall­ma­pu, aho­ra, bajo la repre­sión de Esta­do por par­te del gobierno de Sebas­tián Piñe­ra, con­ver­sa­mos con Clau­dia Monas­te­rio y su moti­va­ción para inda­gar en estos archi­vos de una épo­ca que siem­pre es nece­sa­ria de man­te­ner viva en la memoria.

Foto­gra­ma de la pelí­cu­la Rela­tos a Contraluz

Clau­dia, cuén­ta­nos, des­de tu tra­ba­jo a par­tir de la ima­gen, sobre tu inte­rés en revi­sar estas memorias.

La temá­ti­ca sale un poco de lo común, inclu­so de la orien­ta­ción mis­ma de la escue­la de comu­ni­ca­ción don­de me fue­ron a ver, por­que si bien siem­pre mis líneas de tra­ba­jo han sido en torno a lo social, hoy día la comu­ni­ca­ción tam­bién está muy preo­cu­pa­da de lo comer­cial. Es un ins­tru­men­to de mar­ke­ting y las escue­las tam­bién están apun­tan­do un poco hacia allá , así que este tra­ba­jo hace un poco de resis­ten­cia a eso y se plan­tea tam­bién como una apues­ta de tra­ba­jo de memo­ria en torno a la ima­gen, dán­do­le una con­ti­nui­dad a lo que hago de mane­ra extra aca­dé­mi­ca, que es a lo que me dedi­co en el día a día, que es la fotografía.

¿Cómo fue tu tra­ba­jo con hijos e hijas de detenidos/​as desaparecidos/​as y ejecutados/​as políticos/​a?

Es una expe­rien­cia que tuvo dis­tin­tos acer­ca­mien­tos. Algu­nos de quie­nes par­ti­ci­pa­ron son acti­vos en el tema de memo­ria por­que per­te­ne­cen a la Agru­pa­ción de Fami­lia­res de Dete­ni­dos Des­apa­re­ci­dos y Eje­cu­ta­dos Polí­ti­cos, otras per­so­nas se rela­cio­nan por temas más fami­lia­res y per­so­na­les de cer­ca­nía. Debo decir que ahí jue­ga un papel súper impor­tan­te el rol de mi com­pa­ñe­ro, Sebas­tián. El es hijo de una ex pre­sa polí­ti­ca, María Ulloa, que apa­re­ce en la pelí­cu­la, y que su com­pa­ñe­ro Mapu­che fue eje­cu­ta­do en el mar­co de la repre­sión de Esta­do de la dic­ta­du­ra. Enton­ces, esas fuen­tes de con­fian­za, por decir­lo así, se abrie­ron a tra­vés de esas rela­cio­nes que ya exis­tían des­de antes, a tra­vés de María. 

Heral­do Aven­da­ño, Curacautín

¿Cómo ven uste­des las posi­bi­li­da­des que abre la pelí­cu­la en estos tiem­pos de revuel­ta y de lucha ?

Yo creo que el apor­te audio­vi­sual es siem­pre un ins­tru­men­to para el res­ca­te y la pre­ser­va­ción. Exis­ten algu­nos estu­dios en la aca­de­mia, pero todos sabe­mos que esos con­te­ni­dos se mue­ven en cier­tos círcu­los y cues­ta mucho que se divul­guen, enton­ces, al ser un pro­duc­to audio­vi­sual, “Rela­to a Con­tra­luz”, pue­de rom­per fron­te­ras espa­cia­les para lle­gar a otros con­tex­tos qui­zás simi­la­res, a tra­vés de la expo­si­ción del material.

Algo muy impor­tan­te, es que abre un espa­cio de inter­cam­bio entre per­so­nas que vivie­ron esta repre­sión, y com­par­tir estas expe­rien­cias dolo­ro­sas y a veces espe­ran­za­do­ras en rela­ción a las luchas que hoy en día se lle­van a cabo en los terri­to­rios. Este inter­cam­bio entre per­so­nas de dis­tin­tas épo­cas que han vivi­do repre­sión, nos ubi­ca­ron des­de el Memo­rial de Pai­ne, don­de la lucha cam­pe­si­na lle­va­ba ade­lan­te un pro­ce­so de corri­da de cer­co, de recu­pe­ra­ción terri­to­rial y los/​as par­ti­ci­pan­tes de la pelí­cu­la inter­cam­bia­ron expe­rien­cias muy valiosas.

Así como está invi­si­bi­li­za­da la repre­sión con­tra los Mapu­che, tam­bién exis­te un mal mane­jo sobre lo que le suce­dió a los/​as campesinos/​as pobres en esa épo­ca. En los círcu­los de memo­ria se está tra­ba­jan­do, pero hay har­to tra­ba­jo por hacer y pen­sa­mos que esta­mos apor­tan­do en ese sentido.

¿Cuál va a ser el cir­cui­to de cir­cu­la­ción de la película?

Había­mos pen­sa­do en un cir­cui­to muy local, pen­sa­do en una devo­lu­ción a los/​as par­ti­ci­pan­tes que abrie­ron estos espa­cios de con­fian­za, don­de se hicie­ron la tomas de terreno duran­te la Refor­ma Agra­ria, y, don­de estu­vie­ron los fotó­gra­fos que usa­mos para hacer esta acti­va­ción de memo­ria. Ellos se inter­na­ron en la zona Laf­ken­che, tam­bién en Muco bajo, cer­ca de Lau­ta­ro, por esos sec­to­res están situa­das estas his­to­rias. Lamen­ta­ble­men­te, por la pan­de­mia, esto no se pudo rea­li­zar, así es que el lan­za­mien­to se hará en Fic­wall­ma­pu– Fes­ti­val Inter­na­cio­nal de Cine y las Artes Indí­ge­nas en Wall­ma­pu se rea­li­za­rá de mane­ra vir­tual entre el 25 y 29 de enero 2021‑, que es un fes­ti­val espe­cial para nosotros/​as por­que es del terri­to­rio y tra­ba­ja estos temas. Des­pués, con las iti­ne­ran­cias, espe­ra­mos lle­gar a los luga­res pla­ni­fi­ca­dos originalmente. 

Mira la sinop­sis de la pelí­cu­la a continuación:

FUENTE: Mapuex­press

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *