Colom­bia. 2.094 per­so­nas fue­ron víc­ti­mas de des­apa­ri­ción for­za­da en el área de influen­cia de Hidroituango

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de diciem­bre de 2020.

El con­tro­ver­ti­do pro­yec­to Hidro­ituan­go con­ti­núa en el cen­tro de la polé­mi­ca, esta vez por cuen­ta de un infor­me publi­ca­do por la Juris­dic­ción Espe­cial para la Paz –JEP-. Ape­nas una sema­na des­pués de que la Con­tra­lo­ría Gene­ral anun­cia­ra la impu­tación de cer­ca de 20 exfun­cio­na­rios por el detri­men­to patri­mo­nial de 4,1 billo­nes de pesos de dicho pro­yec­to; la JEP dio a cono­cer que 2.094 per­so­nas fue­ron víc­ti­mas de des­apa­ri­ción for­za­da en el área de influen­cia de la represa.

Según deta­lló la JEP, un total de 2.094 per­so­nas fue­ron víc­ti­mas de des­apa­ri­ción for­za­da en los muni­ci­pios que hacen par­te del área de influen­cia de Hidro­ituan­go: Bri­ce­ño, Cáce­res, Ituan­go, Nechí, Peque, Saba­na­lar­ga, Tara­zá, Tole­do y Val­di­via en el depar­ta­men­to de Antio­quia; así lo esta­ble­ció la Sec­ción de Ausen­cia de Reco­no­ci­mien­to de dicha Jurisdicción.

Las des­apa­ri­cio­nes for­za­das habrían sido eje­cu­ta­das por gru­pos para­mi­li­ta­res (Blo­que Mine­ros y Blo­que Metro), los fren­tes 18, 36 y 5 de las FARC-EP y por la Fuer­za Pública.

Los datos reco­gi­dos per­mi­ten cons­ta­tar que este cri­men tuvo un incre­men­to impor­tan­te a par­tir del pri­mer semes­tre de 1996, con la irrup­ción de estruc­tu­ras para­mi­li­ta­res en Antio­quia, en espe­cial en los muni­ci­pios de Cáce­res y Tara­zá los cua­les con­cen­tran cer­ca del 50 % de las víc­ti­mas. Asi­mis­mo, el pun­to de mayor inci­den­cia se dio duran­te los años 2001 y 2002, perio­do en el que fue­ron desaparecidos(as) 358 ciudadanos(as).

Adi­cio­nal­men­te, la JEP dio a cono­cer que a la fecha ha halla­do ocho (8) cuer­pos con sig­nos de muer­te vio­len­ta de per­so­nas no iden­ti­fi­ca­das, posi­bles víc­ti­mas de des­apa­ri­ción for­za­da, pro­ve­nien­tes del Cemen­te­rio de Oro­ba­jo, muni­ci­pio de Saba­na­lar­ga, zona inun­da­da por la repre­sa, los cua­les se encon­tra­ban en el Labo­ra­to­rio de Osteo­lo­gía de la Uni­ver­si­dad de Antioquia.

Según la JEP en la últi­ma ins­pec­ción foren­se fue­ron halla­dos cin­co (5) nue­vos cuer­pos que se suman a los tres (3) encon­tra­dos duran­te el pri­mer semes­tre de 2020; fren­te a estos cuer­pos la JEP se encuen­tra inves­ti­gan­do posi­bles irre­gu­la­ri­da­des en su tras­la­do y mane­jo como «pre­sun­tas alte­ra­cio­nes peri­mor­tem com­pa­ti­bles con meca­nis­mo por pro­yec­til de arma de fuego».

“Las víc­ti­mas pre­sen­tan heri­das con arma de fue­go como posi­ble cau­sa de muer­te, dis­pa­ros en el crá­neo com­pa­ti­bles con eje­cu­ción suma­ria y en esta­do de inde­fen­sión”. «En esta región este gra­ví­si­mo cri­men fue masi­vo, gene­ra­li­za­do y per­sis­ten­te, al mis­mo tiem­po que, sin duda, lesio­nóen gra­do sumo a las comu­ni­da­des» (Juris­dic­ción Espe­cial para la Paz Auto AT-195 – 20).

Estos ocho cuer­pos se suman a los 176 exhu­ma­dos a lo lar­go de los últi­mos años por la Fis­ca­lía Gene­ral de la Nación en los muni­ci­pios del área de influen­cia del pro­yec­to de Hidroituango.

De acuer­do con la JEP, ya se avan­za en la prác­ti­ca de prue­bas para con­tras­tar la infor­ma­ción alle­ga­da en rela­ción con la exis­ten­cia de luga­res for­ma­les e infor­ma­les de inhu­ma­ción en el área de influen­cia del pro­yec­to Hidro­ituan­go, entre las que se encuen­tran una ins­pec­ción aérea y flu­vial a las zonas inme­dia­tas afec­ta­das por el proyecto.

Estos hallaz­gos se die­ron a par­tir de una base de datos cons­trui­da por la JEP en un ejer­ci­cio de con­so­li­da­ción de infor­ma­ción de seis fuen­tes ofi­cia­les entre las cua­les se encuen­tran el Cen­tro Nacio­nal de Memo­ria His­tó­ri­ca; la Fis­ca­lía Gene­ral de la Nación; la Uni­dad de Aten­ción a Víc­ti­mas –UARIV-; y la Comi­sión de Bús­que­da de Per­so­nas Des­apa­re­ci­das ‑CBPD-.

Las labo­res se ade­lan­ta­ron en el mar­co del trá­mi­te de medi­das cau­te­la­res de pro­tec­ción de luga­res de inhu­ma­ción de víc­ti­mas de des­apa­ri­ción for­za­da en los muni­ci­pios del área de influen­cia de Hidro­ituan­go, con las cua­les la JEP bus­ca pro­te­ger estos sitios y esta­ble­cer la ver­dad ple­na sobre lo ocu­rri­do en esta zona del país. 

Fuen­te: Con­ta­gio Radio

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *