Colom­bia. Al país no lo pue­den enga­ñar dos veces

Jor­ge Eduar­do Cock L. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 10 de diciem­bre de 2020.

La mine­ra Anglo Gold Ashan­ti no ha con cum­pli­do con los reque­ri­mien­tos de estu­dio de impac­to ambien­tal de la auto­ri­dad nacio­nal, aquí va unos ejemplos.

Anglo­Gold Ashan­ti (AGA) enga­ñó al país a tra­vés de la Comi­sión Inter­sec­to­rial de Infra­es­truc­tu­ra y Pro­yec­tos Estra­té­gi­cos –CII­PE-en reu­nión de febre­ro de 2.015, con par­ti­ci­pa­ción de 21 fun­cio­na­rios del alto Gobierno Nacio­nal en la cual, pre­vio aná­li­sis de los requi­si­tos esta­ble­ci­dos, se otor­gó la cali­dad de Pro­yec­to de Inte­rés Nacio­nal Estra­té­gi­co –PINE- a Que­bra­do­na, el pro­yec­to mine­ro de la men­cio­na­da empre­sa en Jeri­có, muy cono­ci­do ya por diver­sos hechos y mucha publicidad. 

El fac­tor más deter­mi­nan­te para el otor­ga­mien­to de esa cali­fi­ca­ción fue el dato que die­ron sobre “con­tra­ta­ción de 9.000 empleos duran­te la cons­truc­ción y ope­ra­ción de la mina” dice el acta. Pero en todas, o casi todas, sus entre­vis­tas y publi­ca­cio­nes paga­das hablan de 3.000 duran­te la cons­truc­ción y 500 a 550 duran­te la ope­ra­ción. ¡Enor­me engaño!

Y debie­ron estar muy segu­ros de que en la con­se­cu­ción de la Licen­cia Ambien­tal iban a repe­tir la haza­ña, cuan­do se atre­vie­ron a pre­sen­tar lo que radi­ca­ron como su Estu­dio de Impac­to Ambien­tal (EIA), para tra­mi­tar la licen­cia ante la Auto­ri­dad Nacio­nal de Licen­cias Ambien­ta­les (ANLA) estu­dio que aho­ra dicen que tie­ne 6.000 pági­nas, ela­bo­ra­do por mil y tan­tos con­sul­to­res en 14 años de trabajo. 

Para dar sólo una idea de la pobre­za, la pre­ca­rie­dad, la bají­si­ma cali­dad de ese “estu­dio”, va una mues­tra muy peque­ña y muy redu­ci­da de resú­me­nes de los 174 reque­ri­mien­tos que la ANLA les hace des­pués de 7 días de reunio­nes con tre­men­do gen­tío de muchas enti­da­des, reque­ri­mien­tos dis­cu­ti­dos con y acep­ta­dos por AGA.

-Ajus­tar la deli­mi­ta­ción de las áreas de influen­cia del com­po­nen­te fau­na y del medio biótico. 

-Rede­fi­nir el área de influen­cia del medio socio­eco­nó­mi­co, de tal for­ma que la mis­ma con­tem­ple la tota­li­dad de las uni­da­des terri­to­ria­les, corre­gi­mien­tos, vere­das, sec­to­res de vere­da, ins­pec­cio­nes de poli­cía, u otras uni­da­des reco­no­ci­das admi­nis­tra­ti­va o social­men­te, que pue­dan ver­se impac­ta­das con la eje­cu­ción del proyecto.

-Com­ple­men­tar la infor­ma­ción pre­sen­ta­da en la Des­crip­ción del pro­yec­to den­tro del com­po­nen­te pai­sa­jís­ti­co de la zona, la inte­gra­ción y cone­xión pai­sa­jís­ti­ca que tie­ne toda la región, la valo­ra­ción que la comu­ni­dad le da a los dife­ren­tes ele­men­tos y atri­bu­tos del paisaje. 

-Veri­fi­car y ajus­tar la infor­ma­ción de los usua­rios del recur­so hídri­co, en cuan­to a las coor­de­na­das y des­crip­cio­nes de los mis­mos, tenien­do en cuen­ta que se evi­den­ció infor­ma­ción que no con­cuer­da. ‑Ampliar, jus­ti­fi­car y expli­car las esti­ma­cio­nes para dis­tri­buir espa­cial­men­te la llu­via, emplea­da para defi­nir las pre­ci­pi­ta­cio­nes máxi­mas en 24 horas.

-Uni­fi­car la codi­fi­ca­ción de los pun­tos de agua en el inven­ta­rio y ubi­car­los correc­ta­men­te en el mapa geo­ló­gi­co e hidro­geo­ló­gi­co local. – Entre­gar los resul­ta­dos de labo­ra­to­rio de los aná­li­sis iso­tó­pi­cos de los meses de febre­ro, julio y agos­to 2019. ‑socia­li­zar los ajus­tes soli­ci­ta­dos al Estu­dio de Impac­to Ambien­tal, con oca­sión a la soli­ci­tud de infor­ma­ción adi­cio­nal, con auto­ri­da­des muni­ci­pa­les, regio­na­les y depar­ta­men­ta­les y comunidad. 

-Ajus­tar la zoni­fi­ca­ción ambien­tal en el com­po­nen­te hidrogeológico. 

-Ajus­tar la meto­do­lo­gía uti­li­za­da en la zoni­fi­ca­ción de sus­cep­ti­bi­li­dad ante la ocu­rren­cia de pro­ce­sos de remo­ción en masa.

-Ana­li­zar el apor­te de sedi­men­tos al lecho del río Cau­ca, así como los meta­les pesa­dos pre­sen­tes en estos sedi­men­tos y la posi­ble afec­ta­ción en la fau­na acuá­ti­ca. ‑Incluir la tota­li­dad de la infor­ma­ción soli­ci­ta­da en el artícu­lo tal “Soli­ci­tud del Per­mi­so”, para emi­sio­nes atmosféricas.

-Incluir, para la eta­pa de ope­ra­ción, la tota­li­dad de las fuen­tes de emi­sión corres­pon­dien­tes inclu­yen­do todas las vías, los ZOD­MEs y la pila de suelo. 

-Ane­xar los archi­vos uti­li­za­dos para la gene­ra­ción y cons­truc­ción de la infor­ma­ción meteorológica. 

-Eva­luar el impac­to gene­ra­do por la emi­sión y dis­per­sión de los con­ta­mi­nan­tes emi­ti­dos por las acti­vi­da­des futu­ras del pro­yec­to sobre las áreas de cul­ti­vo de la zona, par­ti­cu­lar­men­te cítricos.

-Incluir las emi­sio­nes sono­ras aso­cia­das con las vola­du­ras o, en su defec­to, jus­ti­fi­car deta­lla­da­men­te por qué no fue­ron con­si­de­ra­das den­tro del mode­lo de rui­do. ‑incluir las emi­sio­nes sono­ras aso­cia­das con las vola­du­ras o, en su defec­to, jus­ti­fi­car deta­lla­da­men­te por qué no fue­ron con­si­de­ra­das den­tro del mode­lo de ruido.

-Infor­mar la fuen­te de obten­ción de las poten­cias acústicas.

-Incluir en la eta­pa de ope­ra­ción, los impac­tos seve­ros pro­duc­to de la sub­si­den­cia aso­cia­da a la acti­vi­dad de Explo­ta­ción de mineral. 

-Excluir de la Eva­lua­ción Eco­nó­mi­ca Ambien­tal del pro­yec­to los impac­tos posi­ti­vos rela­cio­na­dos con rega­lías e impues­tos, así como los pro­yec­tos voluntarios. 

-Pro­po­ner estra­te­gias de mini­mi­za­ción de los rela­ves dis­pues­tos, como relleno de labo­res inter­nas, usos en otro tipo de obras, entre otras.

-Esta­ble­cer y deta­llar de mane­ra explí­ci­ta den­tro del “Pro­gra­ma de mane­jo de gases y par­tí­cu­las” las medi­das de mane­jo de emi­sio­nes de mate­rial par­ti­cu­la­do para las Zonas de Dis­po­si­ción de Mate­ria­les de Exca­va­ción ZODME, el depó­si­to tem­po­ral de esté­ri­les, las pilas de alma­ce­na­mien­to, la pila de sue­lo, el depó­si­to de rela­ves fil­tra­dos, el depó­si­to de piri­tas, las áreas de ero­sión eóli­ca y otros sectores.

-Pre­sen­tar de mane­ra deta­lla­da para cada una de las eta­pas del pro­yec­to y en las fases de cie­rre y post cie­rre las medi­das para el con­trol de los impac­tos fren­te al uso de mate­ria­les y reac­ti­vos del pro­ce­so de bene­fi­cio (cal, colec­to­res de cobre, espu­man­tes, pro­mo­tor (Dié­sel), colec­to­res de Piri­ta (Amil Xan­ta­to de Pota­sio – PAX). espu­man­te (Metil lso­bu­til Car­bi­nol – MIBC), flo­cu­lan­tes, depre­so­res de Piri­ta (Bene­float). dis­per­san­tes, entre otros) y de los sub­pro­duc­tos que se gene­ran en el pro­ce­so. ‑Com­ple­men­tar y ajus­tar la valo­ra­ción del esce­na­rio de falla para los depó­si­tos de mate­ria­les en el pro­yec­to, en el que con­si­de­re la posi­ble satu­ra­ción, licua­ción diná­mi­ca (p.e. por sis­mo), licua­ción está­ti­ca, des­bor­da­mien­to y ero­sión en los talu­des, así como el poten­cial de agrie­ta­mien­to por desecación.

-Carac­te­ri­zar y valo­rar el esce­na­rio de aci­di­fi­ca­ción en el Depó­si­to de Piri­tas por la oxi­da­ción de sul­fu­ros (PH 4,5 o menor) en todas las eta­pas del ciclo de vida de proyecto. 

-Carac­te­ri­zar y valo­rar el esce­na­rio de des­es­ta­bi­li­za­ción de la zona de sub­si­den­cia en con­di­cio­nes crí­ti­cas no pla­nea­das, indi­can­do la pro­ba­bi­li­dad de falla, la valo­ra­ción de las áreas de afec­ta­ción y las con­se­cuen­cias de la mate­ria­li­za­ción del ries­go, así como las medi­das de moni­to­reo y reduc­ción del riesgo.

Jor­ge Eduar­do Cock L es exmi­nis­tro de Minas

Fuen­te: Las 2 orillas

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *