Vene­zue­la. El cha­vis­mo vol­ve­rá a tener mayo­ría parlamentaria

Por Mar­co Terug­gi. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 8 de diciem­bre de 2020.

El Gran Polo Patrió­ti­co obtu­vo el 68,43 por cien­to de los votos, según el segun­do bole­tín ofi­cial. El resul­ta­do no fue reco­no­ci­do por aque­llos gobier­nos que habían anti­ci­pa­do que no lo harían, entre ellos, Esta­dos Uni­dos y los paí­ses el Gru­po de Lima. La opo­si­ción que par­ti­ci­pó de las elec­cio­nes repre­sen­ta una mino­ría frag­men­ta­da y hete­ro­gé­nea.

El cha­vis­mo vol­ve­rá a ser mayo­ría en la Asam­blea Nacio­nal (AN) lue­go de cin­co años. Ten­drá, a par­tir del pró­xi­mo 5 de enero, cuan­do se jura­men­te el nue­vo legis­la­ti­vo, la mayo­ría de los 277 esca­ños. El aba­ni­co de fuer­zas opo­si­to­ras, en cam­bio, esta­rá ante un cua­dro de mino­rías frag­men­ta­das y heterogéneas.

Así que­dó la foto­gra­fía de las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias, don­de el Gran Polo Patrió­ti­co (GPP), la alian­za con­du­ci­da por el Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la (Psuv) obtu­vo 4.277.926 votos, para un total de 68,43 por cien­to, según infor­mó el segun­do bole­tín del Con­se­jo Nacio­nal Elec­to­ral entre­ga­do el lunes en la tar­de, con 98,63 por cien­to de los votos escrutados.

El resul­ta­do no fue reco­no­ci­do por aque­llos gobier­nos que habían anti­ci­pa­do que no lo harían, como Esta­dos Uni­dos, Cana­dá, Gran Bre­ta­ña, la Unión Euro­pea, el Gru­po de Lima ‑sin la fir­ma de Argen­ti­na- y Uru­guay. Man­ten­drán, en con­se­cuen­cia, el reco­no­ci­mien­to a la “pre­si­den­cia inte­ri­na” de Juan Guai­dó, aun­que exis­ta una nue­va AN y aque­lla que pre­si­dió bre­ve­men­te Guai­dó, sobre la cual fue fabri­ca­da su figu­ra de pre­si­den­te, cum­plió su mandato.

Las decla­ra­cio­nes de des­co­no­ci­mien­to fue­ron las espe­ra­das. Las posi­cio­nes esta­ban deci­di­das con ante­rio­ri­dad, inde­pen­dien­te­men­te de lo que suce­die­ra duran­te la jor­na­da del domin­go, en la cual, con más de 300 vee­do­res inter­na­cio­na­les, no fue­ron regis­tra­dos inci­den­tes ni irre­gu­la­ri­da­des. El reco­no­ci­mien­to, en cam­bio, pro­vino de varios paí­ses, como Rusia, Boli­via y Cuba y, se espe­ra que se amplíe en las pró­xi­mas horas con algu­nos gobier­nos que aún no lo han hecho públicamente.

La rela­ción de fuer­zas inter­na­cio­nal no tuvo modi­fi­ca­ción, y segu­ra­men­te aque­llos gobier­nos que no reco­no­cie­ron el resul­ta­do del domin­go, sí reco­no­ce­rán como váli­da la “con­sul­ta popu­lar” enca­be­za­da den­tro del país por Guai­dó, que comen­zó este lunes de mane­ra vir­tual a tra­vés de una pági­na de inter­net y una apli­ca­ción móvil, y que el día 12 será de mane­ra presencial.

La “con­sul­ta” será un meca­nis­mo a tra­vés del cual Guai­dó bus­ca­rá mos­trar que obtu­vo un man­da­to social para que siga la “pre­si­den­cia inte­ri­na” bajo el argu­men­to de la “con­ti­nui­dad admi­nis­tra­ti­va” de la AN que ter­mi­na­rá su perío­do el 5 de enero. No será la pri­me­ra vez que la opo­si­ción ‑aho­ra frag­men­ta­da en cua­tro par­tes- lla­me a una con­sul­ta en una cla­ve simi­lar: en julio del 2017 la dere­cha había rea­li­za­do un ple­bis­ci­to don­de pedía a la Fuer­za Arma­da Nacio­nal Boli­va­ria­na sumar­se al derro­ca­mien­to de Madu­ro, cons­truir ins­ti­tu­cio­nes para­le­las y for­mar un “gobierno de uni­dad nacional”.

En aque­lla opor­tu­ni­dad, en un con­tex­to de gran movi­li­za­ción de la dere­cha den­tro de un esque­ma de inten­to de derro­ca­mien­to del gobierno, varias de las urnas del ple­bis­ci­to fue­ron que­ma­das por la mis­ma opo­si­ción, y el resul­ta­do no tuvo tra­duc­ción en hechos con­cre­tos. Dos sema­nas des­pués, fue elec­ta la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te ‑que fina­li­za­rá este mes de diciembre‑, que ope­ró como par­tea­guas en ese momen­to del conflicto.

Aho­ra, tam­bién es pro­ba­ble que la “con­sul­ta popu­lar” no ten­ga efec­to den­tro del país, no sus­ci­te con­vo­ca­to­ria ni expec­ta­ti­va a pesar de la narra­ti­va esgri­mi­da por Guai­dó y la dere­cha en redes socia­les, espa­cio cen­tral de la cons­truc­ción de la ilu­sión de “gobierno inte­ri­no”. La capa­ci­dad de movi­li­za­ción de Guai­dó, sal­vo algu­nas excep­cio­nes don­de pare­ció que podría recon­vo­car a la calle, ha que­da­do en jaque des­de abril del 2019.

Se tra­ta de los últi­mos movi­mien­tos polí­ti­cos de un 2020 que fue par­ti­cu­lar­men­te com­ple­jo, aun­que, se sabe, cada año pre­sen­ta una gran com­ple­ji­dad den­tro del con­flic­to en Vene­zue­la, que es tan­to nacio­nal como inter­na­cio­nal. Uno de los ele­men­tos cen­tra­les que mar­có la diná­mi­ca del año fue la difi­cul­tad, por momen­tos crí­ti­ca, de abas­te­ci­mien­to de gaso­li­na, agua, gas, y luz ‑ser­vi­cios en mano del Esta­do- una situa­ción con­du­ci­da a un pun­to crí­ti­co en el mar­co de la polí­ti­ca de “máxi­ma pre­sión” de Esta­dos Uni­dos a tra­vés del blo­queo económico.

Esa situa­ción impac­tó sobre la vota­ción del domin­go, don­de la par­ti­ci­pa­ción fue del 31 por cien­to, con un cau­dal peque­ño de votos de una opo­si­ción que, en gran par­te, hacía su ingre­so en el terreno elec­to­ral den­tro de la recon­fi­gu­ra­ción del mapa opo­si­tor. En cuan­to al cha­vis­mo, el logro de 4.277.926 votos repre­sen­tó a su vez cer­ca de un millón 300 mil votos menos que su míni­mo den­tro del perío­do del 2013 has­ta la fecha, que había sido en las par­la­men­ta­rias del 2015, con 5.625.248 votos.

Esa pér­di­da de votos, ade­más de por las varia­bles económicas/​materiales, pare­ce indi­car una nece­si­dad de revi­sión den­tro del mis­mo espa­cio del cha­vis­mo, en sus dife­ren­tes nive­les, en par­ti­cu­lar pro­duc­to de los efec­tos de des­gas­te de un gobierno/​dirección que lle­va varios años al fren­te del país, del con­flic­to pro­lon­ga­do que atrin­che­ró la polí­ti­ca, una ten­den­cia a la repe­ti­ción dis­cur­si­va y un len­gua­je ale­ja­do de los pro­ble­mas de la coti­dia­nei­dad -“a veces pare­cie­ra que esta­mos negan­do la reali­dad”, afir­mó Madu­ro el pasa­do jueves.

Serán ele­men­tos que for­ma­rán par­te de un 2021 que comen­za­rá con la toma de pose­sión de la nue­va AN y la pre­gun­ta, no resuel­ta, acer­ca de qué suce­de­rá con el sec­tor de Guai­dó más allá de las redes socia­les. Se ha espe­cu­la­do acer­ca de que algu­nos inte­gran­tes del “gobierno inte­ri­no” sal­gan de Vene­zue­la, o, tam­bién, que otros, ante el inevi­ta­ble pre­ci­pi­cio, opten por regre­sar al terreno elec­to­ral, es decir a las elec­cio­nes a alcal­días y gober­na­cio­nes que ten­drán lugar duran­te el año.

Foto: Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *