Esta­dos Uni­dos. Blo­queo a Cuba con cifras his­tó­ri­cas en 2020

Por Isau­ra Diez Millán, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 8 de diciem­bre de 2020.

Antes de aban­do­nar la Casa Blan­ca, la admi­nis­tra­ción de Donald Trump deja en 2020 cifras iné­di­tas de daños por el blo­queo con­tra Cuba, recru­de­ci­do duran­te la pan­de­mia.
De acuer­do con el can­ci­ller de la isla, Bruno Rodrí­guez, por pri­me­ra vez en seis déca­das esta polí­ti­ca hos­til pro­vo­ca pér­di­das supe­rio­res a los cin­co mil millo­nes de dóla­res en un año.

El gobierno de Esta­dos Uni­dos recru­de­ció las medi­das ante la Covid-19 por lo que ‘se tra­ta de un acto de gue­rra eco­nó­mi­ca’, dijo duran­te la pre­sen­ta­ción del infor­me sobre las afec­ta­cio­nes del bloqueo.

A la isla se le nie­ga el acce­so a tec­no­lo­gías médi­cas e insu­mos de Esta­dos Uni­dos y ter­ce­ros paí­ses con un com­po­nen­te de has­ta el 10 por cien­to pro­ve­nien­te del país norteño.

Según Rodrí­guez, esto hace que Cuba enfren­te ‘difi­cul­ta­des des­co­mu­na­les’ a la hora de obte­ner equi­pa­mien­to y mate­rias pri­mas para la pro­duc­ción de medi­ca­men­tos con­tra el SARS-CoV‑2.

Por otro lado, dona­ti­vos y com­pras en el exte­rior no pudie­ron mate­ria­li­zar­se debi­do a las san­cio­nes que for­man par­te del bloqueo.

Otras mues­tras de agre­si­vi­dad son la cam­pa­ña con­tra la coope­ra­ción médi­ca cuba­na, los impe­di­men­tos para reno­var licen­cias de com­pa­ñías, la reduc­ción extre­ma de la trans­por­ta­ción aérea y el ata­que a las remesas.

De hecho, la com­pa­ñía nor­te­ame­ri­ca­na Wes­tern Union cesó la entre­ga de reme­sas en Cuba a cau­sa de las medi­das uni­la­te­ra­les del Gobierno de Esta­dos Uni­dos para impe­dir esa acti­vi­dad en la isla.

La apli­ca­ción extra­te­rri­to­rial del blo­queo tam­bién se agra­vó entre 2019 y 2020 pues la Ofi­ci­na para el Con­trol de Acti­vos Extran­je­ros impu­so 12 pena­li­da­des a enti­da­des esta­dou­ni­den­ses y de ter­ce­ros paí­ses que supe­ra­ron los dos mil 403 millo­nes 985 mil 125 dólares.

Por otra par­te, se ini­cia­ron pro­ce­sos lega­les al ampa­ro de la Ley Helms-Bur­ton por pri­me­ra vez en 23 años.

En decla­ra­cio­nes a Pren­sa Lati­na, la inves­ti­ga­do­ra del Cen­tro de Estu­dios Hemis­fé­ri­cos y sobre Esta­dos Uni­dos de la Uni­ver­si­dad de la Haba­na, Dalia Gon­zá­lez, advir­tió que muchas de las medi­das coer­ci­ti­vas de Esta­dos Uni­dos obe­de­cían a una estra­te­gia electoral.

Según la pro­fe­so­ra, Donald Trump bus­có con esto sedu­cir los votos de la comu­ni­dad cuba­no­ame­ri­ca­na de la Flo­ri­da debi­do a su impor­tan­cia como esta­do pendular.

Sin embar­go, la polí­ti­ca hos­til de la Casa Blan­ca tam­bién per­ju­di­ca a los esta­dou­ni­den­ses por lo que nume­ro­sas voces de dife­ren­tes sec­to­res se unie­ron este año al recla­mo por el fin del cerco.

En opi­nión del acti­vis­ta cuba­no­ame­ri­cano Car­los Lazo, el blo­queo limi­ta sus liber­ta­des, impi­de que los esta­dou­ni­den­ses acce­dan a fár­ma­cos de la bio­tec­no­lo­gía cuba­na y a los mer­ca­dos de la isla, por citar ejemplos.

La acti­vis­ta esta­dou­ni­den­se Angé­li­ca Sala­zar dijo a Pren­sa Lati­na que las accio­nes de la Casa Blan­ca le impi­den rea­li­zar su tra­ba­jo en pro­gra­mas edu­ca­cio­na­les jun­to al Cen­tro Memo­rial Mar­tin Luther King, la Uni­ver­si­dad de La Haba­na y la Casa de Las Américas.

De acuer­do con datos ofi­cia­les, entre 2019 y 2020 Esta­dos Uni­dos apli­có 17 medi­das coer­ci­ti­vas para impe­dir que los nor­te­ame­ri­ca­nos y cuba­nos resi­den­tes en ese país vue­len a la isla.

De hecho, el man­da­ta­rio repu­bli­cano Donald Trump prohi­bió los via­jes turís­ti­cos a Cuba, los vue­los chár­te­res, cru­ce­ros, avio­nes y embar­ca­cio­nes pri­va­das, e inclu­so cerró los lla­ma­dos con­tac­tos ‘pue­blo a pueblo’.

Ade­más, las polí­ti­cas de Esta­dos Uni­dos con­tra Cuba afec­tan el desa­rro­llo de sec­to­res con alto impac­to social en la isla.

Fuen­tes ofi­cia­les refle­jan pér­di­das des­de abril de 2019 a mar­zo de 2020 a la esfe­ra de la salud en el orden de los 160 millo­nes 260 mil 880 dóla­res, las afec­ta­cio­nes al sec­tor edu­ca­cio­nal se esti­man en 21 millo­nes 226 mil dóla­res, mien­tras que en ali­men­ta­ción y agri­cul­tu­ra se con­ta­bi­li­zan daños por 428 millo­nes 894 mil 637 dólares.

Recien­te­men­te, el pre­si­den­te elec­to esta­dou­ni­den­se Joe Biden mani­fes­tó su inten­ción de dar un nue­vo enfo­que hacia Cuba y cali­fi­có la polí­ti­ca actual de la Casa Blan­ca de un fra­ca­so total.

En tal sen­ti­do, el can­ci­ller cubano reite­ró que la isla cuen­ta con el apo­yo mayo­ri­ta­rio de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, por lo tan­to, la polí­ti­ca de Washing­ton aumen­ta el des­cré­di­to y ais­la­mien­to de ese país.

Fuen­te Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *