Colom­bia. «El Cho­có esta peor que Soma­lia, no hay comi­da, agua pota­ble, luz, baños ni pre­sen­cia del Estado»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 8 de diciem­bre de 2020.

Un misio­ne­ro médi­co que se dedi­ca a ayu­dar comu­ni­da­des vul­ne­ra­bles alre­de­dor del mun­do ase­gu­ró que el caso del Cho­có es el peor que ha pre­sen­cia­do en su carrera.

Rafael Lato­rre es un misio­ne­ro médi­co que se ha dedi­ca­do a via­jar alre­de­dor del mun­do con un solo pro­pó­si­to: ayu­dar a la pobla­ción más vul­ne­ra­ble. Cons­tan­te­men­te, via­ja al Cho­có para aten­der a la comu­ni­dad indí­ge­na embe­rá Gua­mal La Raya, Lato­rre decla­ró para El Espec­ta­dor la difí­cil situa­ción del depar­ta­men­to y la cali­fi­có como el peor caso que ha pre­sen­cia­do como misio­ne­ro médi­co, inclu­si­ve peor que el de Afga­nis­tán y Soma­lia. «Hay un aban­dono a su suer­te. Estas per­so­nas tie­nen un sufri­mien­to en pleno siglo XXI, no tie­nen comi­da, salud, agua pota­ble, ni la más míni­ma refe­ren­cia del Estado”. 

Es tal la ausen­cia esta­tal que el Clan del Gol­fo les prohi­be a algu­nas bri­ga­das de salud ingre­sar al depar­ta­men­to para aten­der a comu­ni­da­des vul­ne­ra­bles e inclu­si­ve las echan con ame­na­zas de muer­te. Cuan­do las FARC mane­ja­ban el terri­to­rio se per­mi­tía la entra­da de los misio­ne­ros médi­cos. Sin embar­go, des­de el Acuer­do de Paz en el 2016 la gue­rri­lla aban­do­nó la zona y los para­mi­li­ta­res reem­pla­za­ron su presencia.

Los niños son los más afec­ta­dos. Lato­rre pre­sen­ció que habían alre­de­dor de 70 en un gra­ve esta­do de des­nu­tri­ción lo que cau­sa­ba que tuvie­ran el cabe­llo débil, la piel cubier­ta de cos­tras y estó­ma­gos hin­cha­dos por lom­bri­ces. A esto se le suma que la comu­ni­dad embe­rá viven en peque­ñas casas de made­ra que care­cen de luz, agua pota­ble o baños.

Fuen­te: Las 2 Orilllas

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *