Bra­sil. La maca­bra tác­ti­ca para pos­po­ner el plan de vacunación

Por Moi­sés Men­des. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 de diciem­bre de 2020.

Exis­te una teo­ría que ofre­ce un méto­do para retra­sar deli­be­ra­da­men­te el plan de vacu­na­ción en Bra­sil. Cuan­to más retra­sa la pla­ni­fi­ca­ción de la inmu­ni­za­ción con­tra el Covid-19, más tiem­po gana Bol­so­na­ro para que Pau­lo Gue­des inten­te recu­pe­rar la economía.

De acuer­do con esta maca­bra tác­ti­ca, es posi­ble, lue­go de que el PIB subió 7.7% en el ter­cer tri­mes­tre, espe­rar que la pro­duc­ción reac­cio­ne a par­tir de aho­ra y reapa­rez­can algu­nos empleos. Todo en medio del segun­do bro­te de la pandemia.

En ese entorno, no habría pri­sa por la inmu­ni­za­ción. Bol­so­na­ro gana­ría tiem­po, des­pués de sub­es­ti­mar y enmas­ca­rar el alcan­ce de la pan­de­mia, lle­gan­do inclu­so a alma­ce­nar tests que tal vez nun­ca se utilicen.

El otro esce­na­rio, con la vacu­na, sería este. Si las per­so­nas se vacu­nan a prin­ci­pios de año, aún en un entorno de inse­gu­ri­dad eco­nó­mi­ca y con el fin del bene­fi­cio de emer­gen­cia, Bol­so­na­ro pue­de enfren­tar un cli­ma hos­til e inclu­so dis­tur­bios callejeros.

¿Es una tesis extra­ña? En el Bra­sil de Bol­so­na­ro, nada es sor­pren­den­te o exó­ti­co. El tipo boi­co­teó la vacu­na des­de el prin­ci­pio. Y pare­ce haber un plan, ade­más del berrin­che, mor­bo­si­dad e irra­cio­na­li­dad habi­tual en su comportamiento.

Cada vez es más evi­den­te que no habrá vacu­na para todos. Qui­zás pron­to se des­cu­bra que Bra­sil ten­drá una vacu­na para unos pocos.

¿Y qué hacen los bra­si­le­ños? Espe­ran una vacu­na que qui­zás nun­ca lle­gue. ¿Quién dice que habrá una vacu­na? ¿Qué vacu­na? ¿Oxford? En que can­ti­dad? La vacu­na es un espe­jis­mo has­ta ahora.

El sába­do, los con­se­jos de secre­ta­rios de salud esta­ta­les y muni­ci­pa­les (Conass y Cona­sems) difun­die­ron una nota en la que abo­gan por que el gobierno com­pre todas las vacu­nas que sean acce­si­bles y con reco­no­ci­da efi­ca­cia y seguridad.

Pero, ¿aca­ba de deci­dir hacer la ape­la­ción? Bol­so­na­ro boi­co­tea la vacu­na­ción, el minis­tro de Salud no pue­de y los gober­na­do­res no reaccionan.

Exis­te un sen­ti­mien­to gene­ra­li­za­do de que la pan­de­mia ha dete­ni­do al mun­do y ha favo­re­ci­do a los dés­po­tas, con la inmo­vi­li­za­ción de pobla­cio­nes, con raras excepciones.

Gober­na­do­res que han sido pro­te­gi­dos por el cie­rre de la pan­de­mia, como Sebas­tián Piñe­ra, en Chi­le, pue­den enfren­tar serios pro­ble­mas des­de el momen­to en que la gen­te se sien­ta segu­ra para salir a la calle.

En el caso bra­si­le­ño, no exa­ge­re quien ima­gi­na el peor de los esce­na­rios, cuan­do la gen­te se da cuen­ta de que, des­de rusos e ingle­ses has­ta aus­tra­lia­nos y argen­ti­nos, todos están sien­do vacu­na­dos, mien­tras noso­tros esta­mos expuestos.

El sen­ti­mien­to hoy es que habrá una vacu­na para todos, excep­to para Bra­sil. Esta­mos espe­ran­do a Godot y a la vacuna.

Bol­so­na­ro nece­si­ta espe­rar que su nega­ción fun­cio­ne por un tiem­po más y que el bra­si­le­ño siga resig­na­do al cri­men con­tra la salud públi­ca que ya mató a 176 mil per­so­nas y anes­te­sió al país.

Fuen­te: bra​si​l247​.com

Tra­duc­ción: Resu­men Latinoamericano

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *