Cuba. ¿Artis­tas?

Por Ramón Pedre­gal Casa­no­va, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 diciem­bre 2020.-

El artis­ta debe tener una visión par­ti­cu­lar, que nace del con­jun­to y apor­ta la nove­dad del ade­lan­to. Pero hay quien se hace lla­mar artis­ta por repro­du­cir el atra­so, el per­jui­cio, los medios de hacer daño al con­jun­to social al tiem­po que sir­ve de apro­ve­cha­mien­to para el enemi­go del impe­rio. No, el impe­rio no apor­ta la nove­dad del ade­lan­to, para la inde­pen­den­cia, la sobe­ra­nía, el pro­gre­so gene­ral, pues la fuer­za que lo impul­sa lo hace en sen­ti­do con­tra­rio. A quien se titu­la artis­ta y tra­ba­ja para tal enemi­go le seña­la el poe­ma de León Feli­pe titu­la­do Pre­cep­ti­va poética:

Más bajo, poe­tas, más bajo … /​hablad más bajo no gri­téis tan­to /​no llo­réis tan alto /​si para que­ja­ros /​acer­cáis la boci­na a vues­tros labios /​, pare­ce­rá vues­tro llan­to /​como el de las pla­ñi­de­ras, mercenario.

¿Artis­tas mer­ce­na­rios? No se reco­no­cen en su pue­blo, en su his­to­ria, en esas cir­cuns­tan­cias ni en sus vic­to­rias ade­lan­ta­das. No tie­nen vis­ta, ni oído, ni siquie­ra tac­to, gus­to, olfa­to, para loca­li­zar a sus con­gé­ne­res. Se reco­no­cen en los oli­gar­cas y pre­si­den­tes mul­ti­mi­llo­na­rios, en los lobbys finan­cie­ros que han ata­ca­do al mun­do, y en el mun­do ata­ca­do se encuen­tra su pro­pia tie­rra, su pue­blo poe­ta pues resis­te en defen­sa del ade­lan­to común, igual­dad y jus­ti­cia, sobe­ra­nía, inde­pen­den­cia. No hace fal­ta expli­car las pala­bras de san Igna­cio de Loyo­la: En una for­ta­le­za sitia­da, cual­quier disi­den­cia es trai­ción, los mer­ce­na­rios saben que eso se refie­re a ellos. Ellos, que se ponen bajo la glo­rio­sa por trans­pa­ren­te decla­ra­ción de su cabe­ci­lla: Mi pre­si­den­te es Trump, ese esper­pen­to impe­rial que fir­ma la ham­bru­na que quie­re cau­sar a Cuba, el que hoy repre­sen­ta los intere­ses de la dic­ta­du­ra impe­rial, el mis­mo esper­pen­to que fir­ma la per­se­cu­ción a las gen­tes inmi­gran­tes y sepa­ra a los niños y niñas de sus padres y los encar­ce­la a unos y otros, el mis­mo esper­pen­to que fir­ma la per­se­cu­ción a la pobla­ción afro­ame­ri­ca­na, el esper­pen­to que fir­ma el some­ti­mien­to de la mujer, como géne­ro, al macho cabrío, dicen Mi pre­si­den­te al esper­pen­to que fir­ma gol­pes mili­ta­res, gol­pes par­la­men­ta­rios, des­es­ta­bi­li­za­cio­nes en paí­ses y orga­nis­mos inter­na­cio­na­les, sea en Lati­noa­mé­ri­ca, en Medio Orien­te, en Asia, en la mis­ma Euro­pa, en Áfri­ca. ¿Qué nove­dad ade­lan­ta­da para los pue­blos del mun­do hay en las más de 800 bases mili­ta­res con que el impe­rio ocu­pa la mayor par­te del mun­do? ¿Qué ade­lan­to ven en la ocu­pa­ción ile­gal del terri­to­rio cubano de Guan­tá­na­mo y en la tor­tu­ra que allí rea­li­zan las bes­tias que sir­ven a la con­tra­ci­vi­li­za­ción? No, no son artis­tas, son mer­ce­na­rios quie­nes dicen Mi pre­si­den­te a quien bus­ca la gue­rra rom­pien­do diá­lo­gos, acuer­dos y pac­tos que la pro­cu­ran, quien fir­ma la ven­ta de armas para que los mer­ce­na­rios de otros paí­ses a su ser­vi­cio maten pue­blos, o sus agen­tes esco­jan como obje­ti­vo a pre­si­den­tes o miem­bros de los gobier­nos que no se le someten.

¿Qué tie­nen en la gar­gan­ta para que gri­ten que los cau­san­tes de tan­ta des­hu­ma­ni­za­ción son su ejem­plo a seguir? No son san­tos, son fal­sa­rios, abu­sa­do­res de la liber­tad pues USAn el nom­bre de un san­to para hacer del cri­men de la inva­sión y el bom­bar­deo, que uno de los suyos pide en Euro­pa subi­do a las tri­bu­nas que le ponen: No son artis­tas, ni son san­tos aun­que se apro­ve­chen del nom­bre de uno de ellos para enga­ñar con su antiar­te, para ocul­tar su anti­ade­lan­to. Sus gri­tos son una nie­bla que les sir­ve para ocul­tar al cau­san­te de tan­to daño y su por qué: decid quién aten­ta y cla­va el cuchi­llo en el estó­ma­go del pue­blo cubano, quién le cau­sa daño. ¿Ve usted cómo no se reco­no­cen en su His­to­ria, en su pue­blo y sus victorias?

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *