Ecua­dor. Entre­vis­ta al can­di­da­to a pre­si­den­te Andrés Arauz: «Bus­can impe­dir que par­ti­ci­pe­mos de las elecciones»

Por Mer­ce­des López San Miguel. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 6 de diciem­bre de 2020.

La fór­mu­la que lide­ra el joven eco­no­mis­ta por el correís­mo aún debe supe­rar emba­tes del gobierno de Lenín Moreno. Entre sus prio­ri­da­des seña­la «evi­tar un pro­ble­ma de ham­bru­na y poner dine­ro en los bol­si­llos de las fami­lias» gol­pea­das por la crisis.

El 6 de febre­ro de 2021 Andrés Arauz cum­pli­rá 36 años. Si gana las elec­cio­nes del día siguien­te, se con­ver­ti­rá en el segun­do pre­si­den­te más joven de Ecua­dor des­pués de Juan José Flo­res, el pri­mer man­da­ta­rio de su país, que asu­mió en 1830 con 30 años de edad. Pero antes, la fór­mu­la que lide­ra Arauz jun­to a Car­los Rabas­call debe supe­rar el emba­te del gobierno de Lenín Moreno. “Tene­mos una ame­na­za de pros­crip­ción polí­ti­ca. Hay una inten­to­na de gol­pe a la demo­cra­cia al no per­mi­tir que par­ti­ci­pe­mos en las elec­cio­nes. Inclu­si­ve exis­te el ries­go de que quie­ran pos­po­ner­las para que Lenín Moreno aca­be de ven­der el país con nego­cia­dos de últi­ma hora.” dijo Arauz en diá­lo­go con Página/​12, a dos meses de la cita electoral.

El can­di­da­to del fren­te Unión por la Espe­ran­za (UNES) lle­gó a la Sala de la Juven­tud Nés­tor Kirch­ner del ter­cer piso del Con­gre­so tras man­te­ner sen­das entre­vis­tas con Cris­ti­na Fer­nán­dez y Máxi­mo Kirch­ner. Los soni­dos de una mar­cha en favor de la lega­li­za­ción del abor­to se alcan­za­ban a oír en este espa­cio enmar­ca­do por fotos de Kirch­ner jun­to a Fidel Cas­tro, Evo Mora­les, Lula da Sil­va, Hugo Chá­vez y Juan Manuel San­tos, entre otras.

Arauz, exmi­nis­tro en el gobierno de Rafael Correa, fue escue­to al con­tar su con­ver­sa­ción con la vice­pre­si­den­ta argen­ti­na. “Habla­mos sobre la inte­gra­ción, la polí­ti­ca, la vida huma­na cuan­do uno ejer­ce la polí­ti­ca; el futu­ro de nues­tros paí­ses y de la región”. Con Máxi­mo Kirch­ner la char­la giró en torno a “las rela­cio­nes de nues­tras fuer­zas polí­ti­cas y de los movi­mien­tos popu­la­res, las dis­tin­tas for­mas de enten­der a la socie­dad movi­li­za­da y la urgen­cia de que eso sea una diná­mi­ca per­ma­nen­te para nues­tros paí­ses”, dijo el tam­bién exdi­rec­tor gene­ral del Ban­co Cen­tral de Ecuador.

Al eco­no­mis­ta doc­to­ra­do en la Uni­ver­si­dad Nacio­nal Autó­no­ma de Méxi­co lo iba a acom­pa­ñar Correa en la bole­ta elec­to­ral, pero la Jus­ti­cia inha­bi­li­tó al exman­da­ta­rio, quien hoy vive en Bél­gi­ca y denun­cia ser víc­ti­ma del law­fa­re. Las tra­bas no que­da­ron ahí. “Hemos reci­bi­do nue­vas ape­la­cio­nes a la ins­crip­ción del bino­mio Arauz ‑Rabas­call y los argu­men­tos son ridícu­los. Plan­tean que nues­tro par­ti­do no exis­tía en su momen­to, que la alian­za no esta­ba fir­me, que debía­mos res­pon­der a una impug­na­ción en un infor­me dis­tin­to al de la ins­crip­ción. Son ele­men­tos for­ma­les que bus­can tra­bar y demo­rar nues­tra ins­crip­ción, y ubi­car­nos en des­igual­dad de con­di­cio­nes”, afir­mó Arauz, quien lle­gó a la Argen­ti­na en una visi­ta orga­ni­za­da por el pre­si­den­te del Par­la­sur, Oscar Labor­de. El can­di­da­to correís­ta lide­ra los son­deos sobre el ban­que­ro Gui­ller­mo Las­so y el diri­gen­te de Pacha­ku­tik Yaku Pérez, entre una quin­ce­na de postulantes.

-Las elec­cio­nes son el 7 de febre­ro, fal­tan tan solo dos meses…

Des­de hace dos meses, quin­ce can­di­da­tos ya están fir­mes, pero noso­tros no, a pesar de que lide­ra­mos todas las encues­tas. En 2017 apro­ba­mos en un refe­rén­dum la prohi­bi­ción de que can­di­da­tos y fun­cio­na­rios ten­gan bie­nes en paraí­sos fis­ca­les, y sin embar­go, a Gui­ller­mo Las­so no lo inha­bi­li­ta­ron. Las­so tie­ne un ban­co en Pana­má, apa­re­ció en los Pana­má Papers y Para­di­se Papers.

-La pro­tes­ta del 2019 con­tra el lla­ma­do «paque­ta­zo» de Moreno la pro­ta­go­ni­zó el sec­tor indí­ge­na. Ese sec­tor de la socie­dad mos­tró crí­ti­cas hacia Correa tam­bién. ¿Cuál es el acer­ca­mien­to que hacen des­de su espa­cio, tenien­do en cuen­ta que Yaku Pérez pue­de capi­ta­li­zar ese descontento?

–Lo de octu­bre fue espe­cí­fi­ca­men­te una reac­ción ciu­da­da­na en con­tra de las medi­das de Lenín Moreno y del FMI, ahí no había una expre­sión anti­co­rreís­ta. De hecho, Moreno apro­ve­chó ese momen­to para encar­ce­lar a par­te de nues­tros líde­res so pre­tex­to de las pro­tes­tas de octu­bre. Noso­tros hemos dicho que es momen­to de la uni­dad del pue­blo ecua­to­riano, tam­bién con los pue­blos y nacio­na­li­da­des indí­ge­nas. Por eso, en Boli­via, gra­cias a una invi­ta­ción de Evo Mora­les, diji­mos que nece­si­ta­mos tener cla­ri­dad his­tó­ri­ca ante lo que enfren­ta­mos; en un mun­do pos­pan­de­mia tie­ne que haber uni­dad e invi­ta­mos a un diá­lo­go sin­ce­ro y hones­to que pue­da relan­zar una rela­ción que tuvo con­flic­tos en el pasa­do y que hay que sal­dar por­que nos intere­sa un pro­yec­to de lar­go plazo.

¿El obje­ti­vo sería un Esta­do plu­ri­na­cio­nal como en Bolivia?

-En Ecua­dor nues­tra Cons­ti­tu­ción ya orde­na que debe­mos tener un Esta­do plu­ri­na­cio­nal e inter­cul­tu­ral, el reto está poner­lo en prác­ti­ca, con­ver­tir­lo en hechos, y para eso hemos enta­bla­do una aper­tu­ra de con­ver­sa­cio­nes con la diri­gen­cia del movi­mien­to indí­ge­na, que es muy diver­so, y que inclu­ye a dis­tin­tas orien­ta­cio­nes polí­ti­cas, reli­gio­sas e ideológicas.

-¿En esa dis­cu­sión inclu­yen el cues­tio­na­do mode­lo extractivista?

-Noso­tros plan­tea­mos que Ecua­dor tie­ne que tener una apro­pia­ción cien­tí­fi­ca, tec­no­ló­gi­ca, indus­trial y eco­ló­gi­ca de los recur­sos natu­ra­les. No pode­mos escon­der la reali­dad de que tene­mos rique­za natu­ral, el tema es que esos recur­sos no deben ser explo­ta­dos en bene­fi­cio de unos pocos, o de otros de afue­ra, sino que debe reper­cu­tir en el desa­rro­llo de nues­tras comu­ni­da­des y del país. Hemos plan­tea­do una trans­for­ma­ción del mode­lo extrac­ti­vis­ta here­da­do de 500 años de glo­ba­li­za­ción en ese sen­ti­do hacia un mode­lo basa­do en la eco­no­mía del cono­ci­mien­to y en la bio­di­ver­si­dad. Por ejem­plo, hemos plan­tea­do y está en mar­cha la uni­ver­si­dad de la bio­di­ver­si­dad, que tie­ne a su car­go 90 mil hec­tá­reas de reser­va bio­ló­gi­ca para que esa rique­za natural,junto con los cono­ci­mien­tos ancestrales,se vuel­van una alter­na­ti­va de gene­ra­ción de ren­ta para las comu­ni­da­des y para la sociedad.

«Que­re­mos evi­tar la hambruna»

-Lenín Moreno anu­ló el decre­to tras las pro­tes­tas, pero ¿hubo un aumen­to del IVA y un recor­te del gas­to social?

-Hubo un com­pro­mi­so de aumen­tar el IVA y el gas­to sí se redu­jo con des­pi­dos y reduc­cio­nes sala­ria­les, recor­tes, cie­rre de ins­ti­tu­cio­nes y pri­va­ti­za­cio­nes que han afec­ta­do la sol­ven­cia de la eco­no­mía y la situa­ción de las fami­lias. Tene­mos índi­ces alar­man­tes: empie­za a haber des­nu­tri­ción agu­da en la pobla­ción ecua­to­ria­na, subas en los indi­ca­do­res de pobre­za y de des­igual­dad, y aho­ra tene­mos la tris­te cifra de que 60 por cien­to de las fami­lias decla­ran que no pue­den cum­plir con las nece­si­da­des bási­cas. Nues­tra prio­ri­dad de for­ma exclu­yen­te es evi­tar un pro­ble­ma de ham­bru­na en Ecua­dor, y tene­mos que rea­li­zar trans­fe­ren­cias direc­tas a las fami­lias, sobre todo a las madres de fami­lia, para poder reto­mar el con­su­mo y reac­ti­var la eco­no­mía familiar.

-A eso se suma el efec­to de la pan­de­mia de coronavirus…

-La cri­sis se fra­guó antes. La pan­de­mia fue apro­ve­cha­da como la doc­tri­na del shock, en don­de los pri­me­ros meses mien­tras la gen­te se esta­ba murien­do apro­ba­ron dos leyes: una de pre­ca­ri­za­ción labo­ral, que faci­li­tó des­pi­dos y reduc­cio­nes sala­ria­les, y otra de finan­zas publi­cas, que impi­de aumen­tar el gas­to público.

-¿Cuá­les serían sus pri­me­ras medi­das de lle­gar al gobierno en mayo?

-Poner dine­ro en los bol­si­llos de las fami­lias ecua­to­ria­nas e imple­men­tar la vacu­na en los sec­to­res crí­ti­cos y esen­cia­les de la socie­dad, como salud y edu­ca­ción, para que la gen­te pue­da reto­mar la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca y social.

-¿Plan­tea­rían un aumen­to de impues­tos a los ricos?

-Es uno de los temas que plan­tea­mos deba­tir en la socie­dad. En Ecua­dor, 70 por cien­to de la pobla­ción está de acuer­do con un impues­to a los millo­na­rios, que a todos los que ten­gan en su patri­mo­nio de más de un millón de dóla­res se les pue­da exi­gir una con­tri­bu­ción del 2 por ciento.

-¿Impul­sa­rá el deba­te por la lega­li­za­ción del abor­to en Ecuador?

-Creo que es un deba­te que jus­ta­men­te debe ser impul­sa­do des­de la socie­dad, des­de la movi­li­za­ción, de las muje­res sobre todo. Acá en Argen­ti­na tuvi­mos a millo­nes de muje­res en las calles, en Ecua­dor eso no ocu­rrió todavía.

-¿Y cuál es su posición?

-Yo ten­go mi posi­ción que res­pon­de a una expe­rien­cia de vida, pero en Ecua­dor mi posi­ción es res­pe­tar la Cons­ti­tu­ción de la Repú­bli­ca. Yo creo que en cier­tos casos debe ser per­mi­si­ble pero el deba­te lo tie­ne que dar la sociedad.

Rum­bo aus­pi­cio­so para Amé­ri­ca latina

-El octu­bre del año pasa­do hubo pro­tes­tas en Ecua­dor, en Colom­bia, en Chi­le, esta­ba por suce­der el gol­pe de Esta­do en Boli­via. ¿Cómo ve hoy a Sudamérica?

-La vemos real­men­te moti­va­dos con el triun­fo con­tun­den­te en Boli­via, en Chi­le con la Cons­ti­tu­yen­te; mar­ca cla­ra­men­te el rum­bo que está reto­man­do Amé­ri­ca lati­na. Lo de Chi­le es tras­cen­den­tal por­que pasa de ser para­dig­ma del neo­li­be­ra­lis­mo a enca­rar un pro­ce­so que bus­ca poner los dere­chos socia­les en el cen­tro del deba­te. A eso se suma una coyun­tu­ra muy favo­ra­ble para que el pue­blo ecua­to­riano ten­ga una vic­to­ria demo­crá­ti­ca con­tun­den­te el 7 de febrero.

-¿Ima­gi­na el regre­so de Correa a Ecua­dor como suce­dió con Evo Morales?

-Si, será un regre­so pró­xi­mo, una vez que garan­ti­ce­mos con nues­tra vic­to­ria que vuel­ve la inde­pen­den­cia judi­cial, los mis­mos jue­ces se encar­ga­rán de des­mon­tar las patra­ñas y men­ti­ras con las que se qui­so per­se­guir a Correa.

-El cam­bio de signo polí­ti­co en Esta­dos Uni­dos, ¿qué expec­ta­ti­va le genera?

-Hay rela­cio­nes estruc­tu­ra­les con EE.UU. que van más allá de la admi­nis­tra­ción repu­bli­ca­na o demó­cra­ta. Dicho esto, exis­ten mati­ces, por ejem­plo, la posi­bi­li­dad de que los paí­ses del sur acce­dan a los dere­chos espe­cia­les de giro, que es una mone­da mun­dial que se emi­te en el mar­co del FMI y que per­mi­ti­rá a los paí­ses tener más liqui­dez para enfren­tar la cri­sis de la pan­de­mia. Nues­tra aspi­ra­ción es que no sue­nen los tam­bo­res de gue­rra en nues­tra región, que la solu­ción de las con­tro­ver­sias se man­ten­ga en el ámbi­to de dis­cu­sión y el diálogo.

-¿Está pen­san­do en Venezuela?

-Sí, en Vene­zue­la y en otros paí­ses que son per­ma­nen­te­men­te seña­la­dos por el esta­blish­ment nor­te­ame­ri­cano y que se refle­ja en la pre­sen­cia de bases mili­ta­res en nues­tra Amé­ri­ca, eso tie­ne que irse des­mon­tan­do pau­la­ti­va­men­te. Noso­tros dimos por liqui­da­da la pre­sen­cia de mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses en la base de Man­ta pero tris­te­men­te Lenín Moreno per­mi­tió pre­sen­cia mili­tar en las Islas Galápagos.

-El gobierno de Moreno des­man­te­ló la sede de la Unasur…

-Pri­me­ro renun­ció al tra­ta­do y lue­go la sede fue remo­vi­da, inclu­yen­do la esta­tua de Nés­tor Kirch­ner. Con­si­de­ra­mos imper­do­na­ble que un pre­si­den­te ecua­to­riano haya renun­cia­do a que Qui­to sea la capi­tal de Sudamérica.

Foto: Kala Moreno Parra

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *