Argen­ti­na. Chu­but y su dere­cho a vivir en paz

Por Cari­na Bata­gelj, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 6 de diciem­bre de 2020. 

El pasa­do vier­nes se cum­plie­ron 18 años de la con­for­ma­ción de uno de las mayo­res movi­mien­tos ambien­ta­lis­tas del país, la lucha en con­tra de la mega­mi­ne­ría, que comen­zó en Esquel y su asam­blea de veci­nos por el No a la mina, que lue­go se mul­ti­pli­có por la pro­vin­cia y sir­vió de ejem­plo para otras luchas en el país. En días tan defi­ni­to­rios para el futu­ro de una pro­vin­cia que no para de luchar, en don­de la pre­sión del lobby mine­ro, del gober­na­dor Arcio­ni y del fuer­te impul­so del gobierno nacio­nal a una acti­vi­dad que va en con­tra del cui­da­do del ambien­te. Va aquí un reco­rri­do por esa lucha, tan actual e histórica.

Casi un mes de movi­li­za­ción per­ma­nen­te, des­de que se cono­ció lo que se venía sos­pe­chan­do: otro inten­to de meter por la ven­ta­na a la mega­mi­ne­ría en la pro­vin­cia. Y eso fue el pro­yec­to de zoni­fi­ca­ción pre­sen­ta­do por el ofi­cia­lis­mo de la mano del gober­na­dor Arcio­ni, pero con un fuer­te impul­so des­de el gobierno nacio­nal, que recién asu­mi­do anun­cia­ba que venían con todo por una mine­ría “sus­ten­ta­ble”. Lo cier­to fue que el pri­mer revés lo tuvie­ron en Men­do­za cuan­do en diciem­bre se inten­to modi­fi­car la Ley 7722 para habi­li­tar el uso de quí­mi­cos para la mega­mi­ne­ría y la res­pues­ta fue una gran revuel­ta popu­lar que movi­li­zó a cada pueblo.

El vier­nes 4 se cum­plie­ron 18 años de la lucha anti­mi­ne­ra que comen­zó en Esquel y lue­go se espar­ció por toda la pro­vin­cia. EL 24 de mar­zo del 2003 en el ple­bis­ci­to por el si o no al pro­yec­to deno­mi­na­do “Cor­dón Esquel”, el No ganó por un abru­ma­dor 81% de los votos. La opi­nión del pue­blo fue cla­rí­si­ma para la diri­gen­cia polí­ti­ca, siem­pre alia­da con la codi­cia del lobby mine­ro, que com­pra volun­ta­des, medios, mien­te des­ca­ra­da­men­te sobre el ciau­nu­ro (y sobre tan­tas cosas mas). Aquel 2003 se logró, en base a lucha y tra­ba­jo de asam­bleas y pobla­do­res, la ley 5001, que pro­te­gía a la pro­vin­cia de la mega­mi­ne­ría, pero el poder polí­ti­co, nue­va­men­te como alia­do de las empre­sas mine­ras, puso un ger­men para la devas­ta­ción: habi­li­ta­ba una posi­ble zoni­fi­ca­ción mine­ra, una zona de sacri­fi­cio; la mese­ta chu­bu­ten­se. Una par­te que a ellos no les impor­ta­ba que se con­ta­mi­na­ra: “total vive poca gen­te”. Para rea­li­zar­la ten­drían 120 dias, lo cual, en el año 2020, ya evi­den­te­men­te caducó.

Esquel mul­ti­tu­di­na­ria mar­cha. Foto­gra­fía: redes sociales

Pero igual el poder eje­cu­ti­vo pro­vin­cial, con un empu­je a nivel nacio­nal pocas veces vis­to en estos 18 años (no exis­te grie­ta para la mega­mi­ne­ría: tan­to el Kirch­ne­ris­mo como Mau­ri­cio Macri qui­sie­ron impo­ner­la: a este últi­mo se le esca­pó segu­ra­men­te por haber esta­do en otros asun­tos, no por fal­ta de inte­rés) pre­sen­tó un pro­yec­to para rea­li­zar la men­cio­na­da zonificación.

Al gober­na­dor Arcio­ni pare­ce que no le impor­tan los pla­zos, la opi­nión de mil y un veces recla­ma­da por los pobla­do­res de la pro­vin­cia que él gobier­na, tam­po­co los otros pro­yec­tos pro­duc­ti­vos. Mucho menos el agua, las mon­ta­ñas, bie­nes comu­nes que tan fuer­te­men­te los pobla­do­res de Chu­but pro­te­gen: no es que no quie­ran pro­gre­so, lo que no quie­ren es una pro­vin­cia devas­ta­da por la codi­cia, que haga que esta­llen sus mon­ta­ñas, con­ta­mi­nen sus aguas, infec­ten de enfer­me­da­des mor­ta­les a pobla­do­res. Han estu­dia­do y pre­sen­ta­do otros pro­yec­tos pro­duc­ti­vos, han hecho encuen­tros con pro­duc­to­res. Pero, Arcio­ni pare­ce un nene capri­cho­so, él insis­te en que hay un solo des­tino para la pro­vin­cia, mien­tras recla­ma un “deba­te serio” sobre el tema mine­ro: este dis­cur­so no ha cesa­do en 18 años. Pero eli­ge como no escu­char la opi­nión de la mayo­ría de los chubutenses.

Tam­bién las asam­bleas y veci­nos, en ple­na pan­de­mia, y en 100 dias, reco­lec­ta­ron 30916 fir­mas para su segun­da ini­cia­ti­va popu­lar, que per­mi­te a los ciu­da­da­nos pre­sen­tar un pro­yec­to de ley con el aval de un por­cen­ta­je del padrón elec­to­ral. Este pro­yec­to prohí­be la mega­mi­ne­ría en todas sus for­mas, en el terri­to­rio de la pro­vin­cia. Fue la segun­da vez que asu­mie­ron ese arduo tra­ba­jo, ese cami­nar por toda la pro­vin­cia, infor­mar a sus veci­nos. La pri­me­ra vez que fue pre­sen­ta­do el pro­yec­to por ini­cia­ti­va popu­lar, fue tan modi­fi­ca­da por los legis­la­do­res que resul­tó apro­ba­da una ley que favo­re­cía a los pro­yec­tos mega­mi­ne­ros. Aque­llos días reco­rrio el país una foto de un legis­la­dor reci­bien­do órde­nes por su celu­lar des­de la mine­ra para cam­biar artícu­los de esa ley. ¿Cuan­ta trai­ción se pue­de tolerar?

Mar­cha en Tre­lew. Foto­gra­fia: Noe­lio para Luan – colec­ti­va de acción fotográfica.

Son til­da­dos de vio­le­tos por pasar por las casas por los que los tie­nen, jus­ta­men­te que repre­sen­tar, los legis­la­do­res. Ellos tam­bién miran para otro lado, cum­plien­do, la mayo­ría, a pie jun­ti­llas lo que pide el Gober­na­dor y el fuer­te lobby mine­ro (será por­que la Pan Ame­ri­can Sil­ver si es del pri­mer mun­do?) una meri­to­cra­cia con votos pero no con legi­ti­mi­dad. Vio­len­ta es esta espe­cia de demo­cra­cia “con coro­ni­ta”, de espal­das al pue­blo, con remi­ni­cen­cias de tota­li­ta­lis­mo o monar­quía, que no escu­cha, que pre­po­tea ‚que repri­me, que tie­ne a su minis­tro de Segu­ri­dad, Fede­ri­co Mas­so­ni, per­si­guien­do a veci­nos que inte­gran las asam­bleas, que alla­na sus casas, que detie­ne a sus autos sin nin­gún motivo.

Un poder polí­ti­co que no pre­gun­ta, que mien­te en sus cam­pa­ñas elec­to­ra­les. Arcio­ni, en su cam­pa­ña del año 2017 pro­me­tía no ceder a la pre­sión del gobierno nacio­nal para lle­var­se los recur­sos de la pro­vin­cia, decía “no a la mega­mi­ne­ria” . ¿Aca­so el voto es un che­que en blan­co para hacer lo que quie­ran , aun­que sea lo con­tra­rio de lo que pro­me­tie­ron? Esta es la máxi­ma repre­sen­ta­ción “que hemos podi­do con­se­guir” en una democracia?

Des­de hace mas de dos años que la pro­vin­cia está en cri­sis, se some­te a cien­tos de miles de emplea­dos esta­ta­les a no cobrar su suel­do en tiem­po y for­ma, a que les deban tres meses de sala­rio. En estos mas de dos años son incon­ta­bles las mar­chas, peti­to­rios, accio­nes lega­les, volan­tea­das, cor­tes de ruta, que los tra­ba­ja­do­res han rea­li­za­do en la pro­vin­cia para recla­mar sus dere­chos adqui­ri­dos. Si tra­ba­jás, tenes que ser remu­ne­ra­do en con­se­cuen­cia. ¿O es un favor que les paguen? Enton­ces, el mis­mo gober­na­dor que gene­ró esta cri­sis y endeu­da­mien­to, es el hom­bre bon­da­do­so que nos da la solu­ción: en la mega­mi­ne­ría. Si tene­mos recur­sos natu­ra­les hay que explo­tar­los (y yo agre­ga­ría: déjen­se de joder).

Mar­cha en Raw­son. Foto­gra­fía: Eve Sure­ña para Luan – colec­ti­va de acción fotográfica

Una ve esas mon­ta­ñas tan her­mo­sas, esa agua tan cris­ta­li­na, esa tie­rra tan amo­ro­sa, sien­te en sus pul­mo­nes el aire tan puro y ve esos pobla­do­res tan uni­dos a lo que coti­dia­na­men­te viven y com­par­ten (qui­zás sea difí­cil para muchos, espe­cial­men­te des­de las gran­des ciu­da­des, enten­der ese víncu­lo tan fuer­te de los pue­blos ori­gi­na­rios y los chu­bu­ten­ses con su tie­rra y con el agua) y el dolor y la bron­ca se hacen incontrolables.

Los habi­tan­tes de Chu­but tam­bién tie­nen “el dere­cho a vivir en paz”.

Mar­cha el Puer­to Madryn. Foto­gra­fía: Alex Dukal para Luan colec­ti­va de acción fotográfica

Mar­cha en Esquel. Foto­gra­fía: Agus Ripoll para Luan – colec­ti­va de acción fotográfica.

Fuen­te: AnRed – Foto de por­ta­da: Mar­cha en Puer­to Madryn, Alex Dukal para Luan – colec­ti­va de acción fotográfica.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *