Nación Mapu­che. «Con­tra la mani­pu­la­ción de los medios hege­mó­ni­cos: sobre la uti­li­za­ción de nues­tra palabra»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 de diciem­bre de 2020

En el mar­co del ter­cer ani­ver­sa­rio del ase­si­na­to del lam­gen Rafael Nahuel yem el 25 de Noviem­bre rea­li­za­mos la cam­pa­ña audio­vi­sual “Wei­cha­ka­yiñ, witxa­le­yiñ” en nues­tras redes socia­les la cual tenia como obje­ti­vo visi­bi­li­zar dis­tin­tas ins­tan­cias y per­so­nas, sobre todo muje­res, invo­lu­cra­das en la lucha terri­to­rial. Como cie­rre de esta cam­pa­ña rea­li­za­mos un docu­men­to en el que pre­ten­di­mos visi­bi­li­zar una mira­da dife­ren­te, pero no nue­va, sobre los dis­tin­tos pro­ce­sos de lucha de nues­tro pueblo.

Uno de los pun­tos cen­tra­les de este docu­men­to era el rol de los medios hege­mó­ni­cos y alter­na­ti­vos que, otra vez, veni­mos a cues­tio­nar aquí.

El día 27/​11/​2020 nos con­tac­tó el dia­rio Río Negro para hacer­nos una entre­vis­ta por el docu­men­to men­cio­na­do, a la cual acce­di­mos por­que nos pare­ció impor­tan­te lle­gar a un públi­co diver­so, más allá de nues­tras redes socia­les. La nota, publi­ca­da el 2/​12/​2020 fir­ma­da como “redac­ción” sin agre­gar el nom­bre del entre­vis­ta­dor, ter­gi­ver­sa de mane­ra ten­den­cio­sa nues­tro pen­sar y sen­tir, ale­ján­do­se de lo plan­tea­do en el docu­men­to. Si bien la redac­ción del dia­rio hizo un recor­te “tex­tual” y se comu­ni­có con una de nues­tras ñaña para corro­bo­rar infor­ma­ción, (expo­nién­do­la en tér­mi­nos per­so­na­les, cues­tión sobre la que ya nos hemos mani­fes­ta­do en reite­ra­das opor­tu­ni­da­des res­pec­to a que no cree­mos en cons­truir refe­ren­cias per­so­na­les), el títu­lo de la noti­cia “Sur­ge una voz femi­nis­ta mapu­che con disi­den­cias sobre Villa Mas­car­di”, apun­ta a gene­rar un con­flic­to entre Mapu­che y a refor­zar los pro­ce­sos de cri­mi­na­li­za­ción sobre pu lam­gen en Villa Mascardi.

Los medios de comu­ni­ca­ción regio­na­les se han encar­ga­do per­ma­nen­te­men­te de crear la fal­sa dico­to­mía entre “mapu­che pací­fi­cos” y “mapu­che vio­len­tos”, como una for­ma de des­le­gi­ti­mar las accio­nes polí­ti­cas de recu­pe­ra­ción y han recor­ta­do selec­ti­va­men­te el docu­men­to para refor­zar esa mira­da des­de la crí­ti­ca que como colec­ti­vo rea­li­za­mos a la mas­cu­li­ni­za­ción de figu­ras y accio­nes. No sus­cri­bi­mos a esa dico­to­mía, pues como veni­mos afir­man­do, la diver­si­dad de nues­tro pue­blo se ve tam­bién en la diver­si­dad de resis­ten­cias a un sis­te­ma pro­fun­da­men­te racis­ta, patriar­cal y colonial.

En nin­gún párra­fo del comu­ni­ca­do pun­tua­li­za­mos ni men­cio­na­mos orga­ni­za­cio­nes o comu­ni­da­des, sino que bus­ca­mos hacer un lla­ma­do a la refle­xión y expre­sar algu­nos des­acuer­do con una meto­do­lo­gía de lucha que se mues­tra como repre­sen­ta­ti­va de todo Waj­ma­pu y que los dis­cur­sos hege­mó­ni­cos uti­li­zan a su favor para des­le­gi­ti­mar múl­ti­ples y diver­sos pro­ce­sos de resis­ten­cia y recu­pe­ra­ción terri­to­rial. Un des­acuer­do que nos pare­ce sano cons­truir y visi­bi­li­zar, por­que cree­mos que es la dife­ren­cia la que nutre y gene­ra nue­vos pro­yec­tos polí­ti­cos para nues­tro pueblo.

Como femi­nis­tas Mapu­che, cons­trui­mos otros diá­lo­gos que halla­mos urgen­te expre­sar. En este sen­ti­do, cree­mos que la “voz disi­den­te” no es para pro­vo­car ni refor­zar divi­sio­nes inter­nas e irre­con­ci­lia­bles, sino para exhi­bir que el Pue­blo Mapu­che es diver­so, y que nos recons­trui­mos des­de los dis­tin­tos terri­to­rios e iden­ti­da­des que nos habitan.

La nota plan­tea “La lof Laf­ken Win­kul ocu­pó tie­rras de Par­ques Nacio­na­les en Mas­car­di a fines de 2017 y se exten­dió lue­go sobre otros pre­dios veci­nos, don­de pro­ta­go­ni­zó ya varios epi­so­dios vio­len­tos. Por razo­nes dis­tin­tas, sus acti­tu­des ya habían sido des­ca­li­fi­ca­das tam­bién por la comu­ni­dad mapu­che Wiri­tray, que está asen­ta­da des­de hace varias déca­das en la cabe­ce­ra nor­te del Mas­car­di y man­tie­ne una rei­vin­di­ca­ción terri­to­rial sobre las mis­mas tie­rras”. Noso­tras, des­de nues­tras comu­ni­da­des, y como FTM hemos apo­ya­do a nues­tres pu lam­gen de la Lof Laf­ken Win­kul Mapu en reite­ra­das opor­tu­ni­da­des y hemos repu­dia­do des­de el pri­mer día la repre­sión y el fusi­la­mien­to por la espal­da de Rafael Nahuel. De hecho, algu­nas de noso­tras hemos par­ti­ci­pa­do de dis­tin­tas ins­tan­cias de media­ción y diá­lo­go entre la lof y el Esta­do para exi­gir el cese de la repre­sión. Lo mis­mo hemos hecho median­te comu­ni­ca­dos, que tam­bién son públi­cos y que están dis­po­ni­bles en nues­tras redes sociales.

Repu­dia­mos la uti­li­za­ción que hace el dia­rio y apos­ta­mos por seguir cons­tru­yen­do una mira­da femi­nis­ta que se ale­je del puni­ti­vis­mo y la represión.

ZVGULEYIÑ, PILEYIÑ, KIM AJKVTUMOIÑ!!

Esta­mos hablan­do, esta­mos dicien­do, apren­dan a escucharnos!

FUENTE: Femi­nis­mo Terri­to­rial Mapuche

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *