Argen­ti­na. Piden que fami­lia­res se acer­quen para lograr iden­ti­fi­car más de 600 cuer­pos NN de desaparecidos

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 de diciem­bre de 2020.

El Equi­po Argen­tino de Antro­po­lo­gía Foren­se deta­lló que hay más de 600 cuer­pos NN con su per­fil gené­ti­co que no fue­ron iden­ti­fi­ca­dos y pidie­ron a per­so­nas que bus­can des­apa­re­ci­dos duran­te la dic­ta­du­ra que se acer­quen para cote­jar el ADN.

Espe­cia­lis­tas del Equi­po Argen­tino de Antro­po­lo­gía Foren­se reve­la­ron que hay más de 600 cuer­pos ente­rra­dos como NN que no se pudo iden­ti­fi­car, en el mar­co del jui­cio en La Pla­ta por deli­tos come­ti­dos en tres cen­tros clan­des­ti­nos de deten­ción duran­te la últi­ma dic­ta­du­ra, por lo que pidie­ron a per­so­nas que bus­can fami­lia­res des­apa­re­ci­dos de esa épo­ca que con­cu­rran a extraer­se mues­tras de sangre.

«Aún que­dan nume­ro­sos res­tos por iden­ti­fi­car en el Equi­po Argen­tino de Antro­po­lo­gía Foren­se (EAAF), de los cua­les hemos obte­ni­do su per­fil gené­ti­co con lo cual hacen fal­ta que se acer­quen fami­lia­res», expli­có Sofía Ega­ña del men­cio­na­do equi­po forense.

La espe­cia­lis­ta decla­ró ante el Tri­bu­nal Oral Fede­ral 1 de La Pla­ta, que des­de el 27 de octu­bre últi­mo juz­ga a 18 repre­so­res, entre ellos Miguel Etche­co­latz, por los secues­tros, tor­tu­ras, crí­me­nes y abu­sos sexua­les come­ti­dos con­tra casi 500 víc­ti­mas alo­ja­das en tres cen­tros clan­des­ti­nos de deten­ción duran­te la últi­ma dic­ta­du­ra militar.

Los cen­tros fun­cio­na­ron en depen­den­cias de la Poli­cía Bonae­ren­se: el Pozo de Bán­field, Pozo de Quil­mes y el que fun­cio­nó en la Bri­ga­da de Lanús y fue cono­ci­do como «El Infierno».

«Aún que­dan nume­ro­sos res­tos por iden­ti­fi­car en el Equi­po Argen­tino de Antro­po­lo­gía Foren­se (EAAF), de los cua­les hemos obte­ni­do su per­fil gené­ti­co con lo cual hacen fal­ta que se acer­quen fami­lia­res», sos­tie­ne Sofia Egaña.

Ega­ña rela­tó hoy al Tri­bu­nal cómo fue la iden­ti­fi­ca­ción de las víc­ti­mas de este jui­cio: Mario Mer­ca­der, Miguel Angel Soria, Lilia­na Ross de Roset­ti, Ali­cia Ris­so, Héc­tor Pérez, José Riz­zo, halla­dos en fosas comu­nes de los cemen­te­rios de San Mar­tín y Lomas de Zamora.

En ese mar­co, y tras deta­llar la difi­cul­to­sa iden­ti­fi­ca­ción debi­do a que se tra­ta­ba de esque­le­tos arro­ja­dos en fosas comu­nes y lue­go exhu­ma­dos sin méto­do de pre­ser­va­ción, Ega­ña con­tó que aún res­ta iden­ti­fi­car a un cen­te­nar de cuer­pos NN halla­dos en esas tumbas.

«Hace fal­ta que se acer­quen fami­lia­res», insis­tió Ega­ña y expli­có que «el fami­liar pue­de lla­mar a la línea 0800 345 3236 o las líneas direc­tas don­de van a ser aten­di­dos y orien­ta­dos sobre el pro­ce­di­mien­to de toma, que es muy sen­ci­llo, una gota de san­gre pue­de lle­var a iden­ti­fi­car­los, es un pin­cha­zo muy peque­ño en la yema de los dedos».

Ega­ña remar­có que se extrae­rá el ADN de esa gota de san­gre «y se lo com­pa­ra­rá con todos los per­fi­les gené­ti­cos de NN que aún res­tan identificar.

Pre­ci­só que si bien la sede del EAAF está en la Ciu­dad de Bue­nos Aires «pue­den comu­ni­car­se por telé­fono per­so­nas de cual­quier zona del país, no es nece­sa­rio que se acer­que a la sede, se los orien­ta­rá sobre cómo pro­ce­der, no impor­ta en qué pue­blo o ciu­dad esté».

Patri­cia Ber­nar­di, tam­bién inte­gran­te del EAAF, al decla­rar en este jui­cio refi­rió que había «más de 150 cuer­pos sin iden­ti­fi­car en el Cemen­te­rio de Avellaneda».

La espe­cia­lis­ta deta­lló ade­más que en el Pan­teón Poli­cial de esa necró­po­lis «hay deba­jo cuer­pos huma­nos ente­rra­dos, pero para poder avan­zar en esa par­te que es lin­dan­te al sec­tor 134, habría que demolerlo».

La abo­ga­da, Flo­ren­cia Tit­ta­re­lli, que­re­llan­te jun­to al abo­ga­do Pablo Llon­to por tres víc­ti­mas de este jui­cio e inte­gran­te de la que­re­lla uni­fi­ca­da, expre­só a Télam que «es impres­cin­di­ble tejer redes entre las gene­ra­cio­nes para acom­pa­ñar y para moti­var a aque­llos y aque­llas que habien­do vivi­do el terro­ris­mo de Esta­do en car­ne pro­pia, aún no han podi­do acer­car­se a las ins­ti­tu­cio­nes que tra­ba­jan incan­sa­ble­men­te por el reco­no­ci­mien­to no sólo de nie­tas y nietos».

En ese sen­ti­do, men­cio­nó a Abue­las de Pla­za de Mayo y a otras orga­ni­za­cio­nes que «remue­ven cie­lo y tie­rra por encon­trar los res­tos de nues­tros com­pa­ñe­ros y compañeras».

Tit­ta­re­li con­vo­có a «cola­bo­rar cada uno des­de su lugar para acom­pa­ñar a quie­nes deben dar ese paso tan impor­tan­te hacia la ver­dad y, sobre todo, nun­ca dejar de buscar».

«Se sor­pren­de­rían de todo lo que aún hay sin rele­var, que va apa­re­cien­do con el correr de los años. Vaya­mos al encuen­tro de quie­nes tie­nen fami­lia­res des­apa­re­ci­dos, para poner­nos a dis­po­si­ción. A veces, los trá­mi­tes asus­tan, ale­jan o des­gas­tan. Ten­da­mos los puen­tes nece­sa­rios para no bajar los bra­zos», dijo con énfasis.

Fuen­te Telam

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *