Cuba. Des­en­mas­ca­ran nue­vos actos terro­ris­tas y a sus auto­res (+ Video)

Por Leidys María Labra­dor Herre­ra, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 de diciem­bre de 2020.

En un video trans­mi­ti­do este 1ro de diciem­bre por la Tele­vi­sión Nacio­nal de Cuba, se des­cla­si­fi­có infor­ma­ción sobre accio­nes terro­ris­tas orga­ni­za­das des­de EE.UU. con­tra la isla

Con la apro­ba­ción, el 17 de mar­zo de 1960, del lla­ma­do Pro­gra­ma de Acción Encu­bier­ta con­tra Cuba, que­da­ba cla­ra la pos­tu­ra que man­ten­dría el Gobierno de Esta­dos Uni­dos hacia Cuba, y que, des­de enton­ces, no ha sido más que la cíni­ca tole­ran­cia y el apo­yo a quie­nes estén dis­pues­tos a lle­var a vías de hecho accio­nes para des­truir la Revolución.

Estre­na­do este mar­tes en el NTV, un nue­vo mate­rial de Las razo­nes de Cuba puso una vez más al des­cu­bier­to, el dis­cur­so de odio sos­te­ni­do des­de Esta­dos Uni­dos con­tra Cuba, y el apo­yo que han reci­bi­do gru­pos terro­ris­tas y de extre­ma dere­cha, en su per­sis­ten­te anhe­lo de hun­dir al sis­te­ma socia­lis­ta impe­ran­te en la Isla.

Disí­mi­les son los actos que, a tra­vés de la his­to­ria, ava­lan esas afir­ma­cio­nes que, a lo lar­go del tiem­po, se han sos­te­ni­do. Así lo demues­tra la esca­la­da de sabo­ta­jes ocu­rri­dos entre 2017 y 2020. En esos casos, se ha com­pro­ba­do el víncu­lo de terro­ris­tas radi­ca­dos en EE. UU., con ciu­da­da­nos cuba­nos de pési­ma con­duc­ta social en su mayo­ría, quie­nes, movi­dos úni­ca­men­te por intere­ses eco­nó­mi­cos, pre­ten­den pro­mo­ver el caos y el páni­co den­tro de la pobla­ción cubana.

Entre los ván­da­los denun­cia­dos en el pro­gra­ma, los cua­tro cul­pa­bles del des­ca­rri­la­mien­to, el 26 de mayo de 2019, de un tren de car­gas pro­ce­den­te de la ter­mi­nal de con­te­ne­do­res de Mariel, reve­la­ron a sus finan­cis­tas en la Flo­ri­da, Esta­dos Uni­dos. Foto­gra­ma del audio­vi­sual trans­mi­ti­do por el NTV

En este pro­pio año, a fina­les de agos­to y prin­ci­pios de sep­tiem­bre, mien­tras el país se encon­tra­ba en fran­co enfren­ta­mien­to a la pan­de­mia, se regis­tró el lan­za­mien­to de coc­te­les molo­tov con­tra una cafe­te­ría, una bar­be­ría y una bode­ga en el muni­ci­pio de San Miguel del Padrón, en La Haba­na. Las inves­ti­ga­cio­nes demos­tra­ron que los terro­ris­tas de ori­gen cubano, pero resi­den­tes esta­dou­ni­den­ses, William Cabre­ras Gon­zá­lez y Michel Naran­jo Rive­rón, con­tri­bu­ye­ron a ins­ti­gar dichas accio­nes, bajo pro­me­sas de pago por cum­plir con lo pac­ta­do, e inclu­so, ase­gu­rán­do­les a los auto­res que el finan­cia­mien­to de una sali­da ile­gal les ayu­da­ría a salir impunes.

Estas irre­fu­ta­bles prue­bas con­fir­man que, des­de el exte­rior, idean, reclu­tan, pagan y orien­tan lo que se ha cons­ti­tui­do en un patrón están­dar apli­ca­do en las disí­mi­les mani­fes­ta­cio­nes de terro­ris­mo de Esta­do con­tra Cuba.

Varias son las figu­ras que han sali­do a la luz en medio de esta esca­la­da de ata­ques a la Isla. Un ejem­plo de ello es Yoniel Car­do­so Frei­re, cono­ci­do por Toniel, un terro­ris­ta de ori­gen cubano radi­ca­do en EE. UU., que ha pro­mo­vi­do des­de allí accio­nes vio­len­tas con­tra Cuba. En sus redes socia­les se iden­ti­fi­ca como un miem­bro del lla­ma­do gru­po Clan­des­ti­nos, y por esa vía, reclu­ta a per­so­nas para crear una célu­la, colo­car car­te­les y rea­li­zar sabo­ta­jes. El pago por estas accio­nes siem­pre ha esta­do con­di­cio­na­do por la difu­sión de las mis­mas a tra­vés de las pla­ta­for­mas digi­ta­les, algo muy de moda entre dichos elementos.

Por ejem­plo, en enero de este año fue­ron denun­cia­das las veja­cio­nes come­ti­das con­tra bus­tos de Mar­tí y otras imá­ge­nes de revo­lu­cio­na­rios en La Haba­na y San­tia­go de Cuba. Este no fue un hecho ais­la­do, sino que tuvo como orga­ni­za­do­res al pro­pio Yoniel y a Ana Ole­ma Her­nán­dez, otra con­no­ta­da con­tra­rre­vo­lu­cio­na­ria. Las pro­pias publi­ca­cio­nes en las redes socia­les apun­ta­ron a una ter­ce­ra figu­ra, el tam­bién terro­ris­ta radi­ca­do en el sur de la Flo­ri­da, Jor­ge Luis Fer­nán­dez Figueras.

Este últi­mo es miem­bro de una orga­ni­za­ción deno­mi­na­da Lobos Soli­ta­rios, y des­de 2017 había sido cir­cu­la­do en Cuba por la comi­sión de actos de sabo­ta­je. Ese his­to­rial reco­ge el reclu­ta­mien­to de ado­les­cen­tes para rom­per vidrie­ras y colo­car car­te­les; tam­bién les pro­po­nía otro tipo de accio­nes más vio­len­tas. Así lo con­fir­ma­ron quie­nes se invo­lu­cra­ron en esos actos denigrantes.

Jun­to a otro miem­bro de esa fau­na anti­cu­ba­na, Iván Ley­va Basul­to, Jor­ge Luis ya había orga­ni­za­do y finan­cia­do en 2017 la que­ma de un alma­cén de la Orga­ni­za­ción Bási­ca Eléc­tri­ca, un Joven Club de Compu­tación, la con­sul­ta médi­ca de un poli­clí­ni­co y un aula de pre­uni­ver­si­ta­rio, en el muni­ci­pio haba­ne­ro de San Miguel del Padrón.

De acuer­do con decla­ra­cio­nes del coro­nel Víc­tor Álva­rez Valle, segun­do jefe del órgano Ins­truc­ción Deli­tos Con­tra la Segu­ri­dad del Esta­do, pese a las cons­tan­tes denun­cias hechas por Cuba, esas per­so­nas cami­nan impu­nes por las calles estadounidenses.

En fecha mucho más recien­te, se con­fir­ma el pro­pó­si­to de Jor­ge Luis Fer­nán­dez Figue­ras de influir en las accio­nes del agru­pa­mien­to con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio San Isi­dro. A tra­vés de uno de sus miem­bros inten­tó gene­rar la par­ti­ci­pa­ción de ese gru­po en actos de des­obe­dien­cia y provocación.

Con ese obje­ti­vo reali­zó pagos al ciu­da­dano Denis Solís Gon­zá­lez, quien decla­ró que iden­ti­fi­ca­ba a Fer­nán­dez Figue­ras solo por la voz, por­que había reci­bi­do disí­mi­les men­sa­jes de audio de él, pero lo úni­co que le intere­sa­ba era el dine­ro y no ver­le la cara al hom­bre tras la voz.

Lógi­ca­men­te, los cen­tros de este tipo de actos son impor­tan­tes obje­ti­vos eco­nó­mi­cos y socia­les, pues ade­más de afec­tar la segu­ri­dad y tran­qui­li­dad de todo el pue­blo, tam­bién pue­den dar­le un gol­pe a la economía.

En 2019, es dete­ni­do un ciu­da­dano que tra­ba­jó en el Des­pa­cho Nacio­nal de Car­ga de la Unión Eléc­tri­ca. El mis­mo aco­pió infor­ma­ción acer­ca del Sis­te­ma Eléc­tri­co Nacio­nal (SEN), que lue­go entre­gó a quie­nes lo con­tac­ta­ron. Esa infor­ma­ción per­mi­ti­ría orga­ni­zar más tar­de ata­ques al SEN, al tiem­po que se trans­mi­ti­rían noti­cias fal­sas, con el fin de crear des­con­ten­to e irritación.

El 26 de mayo de 2019 se pro­du­jo el des­ca­rri­la­mien­to de un tren de car­ga, pro­ce­den­te de la ter­mi­nal de con­te­ne­do­res de Mariel, encla­ve de una de las más impor­tan­tes inver­sio­nes del país. El pro­ce­so inves­ti­ga­ti­vo per­mi­tió dete­ner a los cua­tro auto­res del hecho, quie­nes con­fir­ma­ron la inci­ta­ción, orga­ni­za­ción y finan­cia­mien­to des­de la Flo­ri­da. En este caso se invo­lu­cran los terro­ris­tas de ori­gen cubano resi­den­tes allí, Yaser Izquier­do Her­nán­dez y Luis Mario Vela Reyes, quie­nes, pese a su amplio his­to­rial delic­ti­vo, pasan inad­ver­ti­dos para las auto­ri­da­des federales.

En todos estos casos, al tra­tar­se de ciu­da­da­nos resi­den­tes en Esta­dos Uni­dos, las auto­ri­da­des cuba­nas han aler­ta­do al Gobierno de ese país sobre las accio­nes terro­ris­tas y, sin embar­go, apa­ren­tan actuar de mane­ra seve­ra, pero en defi­ni­ti­va no asu­men una con­duc­ta de enfren­ta­mien­to, sino que pro­te­gen a esas personas.

En la madru­ga­da del 30 de abril de 2020, un ciu­da­dano cubano resi­den­te en EE. UU. abrió fue­go con­tra la sede diplo­má­ti­ca cuba­na en ese país, con un rifle de asal­to. En el mes de julio, el Gobierno de Washing­ton ini­ció un pro­ce­so penal con­tra el autor del hecho.

Sin embar­go, fue­ron inca­pa­ces de admi­tir que se tra­ta­ba de un hecho de terro­ris­mo en su pro­pio sue­lo, algo que no tomó por sor­pre­sa, dada su pro­tec­ción a las orga­ni­za­cio­nes y gru­pos anti­cu­ba­nos que coexis­ten en su seno.

En ese enton­ces, el can­ci­ller cubano Bruno Rodrí­guez decla­ró: «Lla­mé la aten­ción res­pe­tuo­sa­men­te a la seño­ra Encar­ga­da de Nego­cios, de que una acción como esta, con­tra la emba­ja­da de Cuba en EE. UU., en cual­quier caso, había sido alen­ta­da por la cre­cien­te retó­ri­ca hos­til con­tra nues­tro país».

Se tra­ta de un sen­ti­mien­to de impo­ten­cia, al no poder ren­dir a un país que deci­dió ser libre, y que jamás renun­cia­rá a ese tesoro.

EN CONTEXTO

Admi­ra la velei­dad con que los mer­ce­na­rios del más recien­te show anti­cu­bano, mon­ta­do en la barria­da haba­ne­ra de San Isi­dro, asu­men la ridí­cu­la y finan­cia­da escena.

Su cabe­ci­lla –auto­pro­cla­ma­do artis­ta que no ha hecho más que tor­cer ofen­si­va­men­te, en per­for­man­ces abo­rre­ci­bles, las líneas y colo­res de la ban­de­ra cuba­na – , aho­ra asu­mió el absur­do pre­tex­to de la defen­sa de Denis Solís, una huel­ga que ter­mi­nó sien­do una com­pro­ba­da farsa.

Nota sobre el esta­do de salud del ciu­da­dano Luis Manuel Otero:

El 27 de noviem­bre, el pacien­te Luis Manuel Ote­ro Alcán­ta­ra, de 32 años de edad, con ante­ce­den­tes de bue­na salud, acu­de al cuer­po de guar­dia del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio Clí­ni­co Qui­rúr­gi­co Manuel Fajar­do por su pro­pia volun­tad, refi­rien­do pre­sen­tar decaimiento.

En la admi­sión pre­sen­ta buen esta­do gene­ral, al examen físi­co se cons­ta­ta la pre­sen­cia de len­gua seca, y el res­to del examen es nor­mal (los sig­nos vita­les se encon­tra­ban den­tro de los lími­tes acep­ta­bles) y se encon­tra­ba cons­cien­te, orien­ta­do, coope­ró con el inte­rro­ga­to­rio del facul­ta­ti­vo con len­gua­je cla­ro y coherente.

Se eva­luó por un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­na­rio y se deci­dió ingre­sar con des­hi­dra­ta­ción lige­ra, bajo su con­sen­ti­mien­to, el cual cons­ta por escri­to. Se indi­ca­ron exá­me­nes com­ple­men­ta­rios de urgen­cia, que inclu­ye­ron aná­li­sis de san­gre, ori­na, radio­gra­fía de tórax, elec­tro­car­dio­gra­ma y ultra­so­ni­do abdo­mi­nal. Todos mos­tra­ron resul­ta­dos normales.

Se le pres­cri­bió repo­so, revi­sión de los sig­nos vita­les cada seis horas, die­ta blan­da y líqui­da, que inclu­yó la admi­nis­tra­ción de jugos y cal­do cada cua­tro horas, así como sales de rehi­dra­ta­ción oral con igual frecuencia.

El pacien­te pre­sen­tó una evo­lu­ción favo­ra­ble y trans­cu­rri­das las pri­me­ras 24 horas des­pués del ingre­so, soli­ci­tó que se le inclu­ye­ran ali­men­tos sóli­dos varia­dos a la die­ta, con una bue­na res­pues­ta al tra­ta­mien­to. A las 72 horas del ingre­so se le repi­tie­ron los exá­me­nes de san­gre, los cua­les no mos­tra­ron variaciones.

El 1ro. de diciem­bre pre­sen­tó muy buen esta­do gene­ral, refi­rió sen­tir­se en per­fec­to esta­do. El examen físi­co es nor­mal y se deci­dió el alta médi­ca, ante lo cual expre­só satisfacción.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *