Méxi­co. La Voce­ra: docu­men­tal que mues­tra la lucha indí­ge­na a tra­vés de la can­di­da­tu­ra de Marichuy

Bian­ka Estra­da /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de noviem­bre de 2020

El docu­men­tal La voce­ra, de Lucia­na Kaplan, tie­ne su estreno mun­dial en el Fes­ti­val Inter­na­cio­nal de Cine de Gua­da­la­ja­ra. Un tra­ba­jo que toma como eje la bús­que­da de la can­di­da­tu­ra de María de Jesús Patri­cio Mar­tí­nez, “Mari­chuy”, pero que en reali­dad refle­ja la lucha de vida de las comu­ni­da­des indí­ge­nas de nues­tro país para ser escuchadas.

María de Jesús Patri­cio Mar­tí­nez, mejor cono­ci­da como Mari­chuy, fue la pri­me­ra mujer indí­ge­na es lan­zar­se a la pre­can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial de Méxi­co en 2017. Res­pal­da­da por el Con­gre­so Nacio­nal Indí­ge­na (CNI), ini­ció un movi­mien­to que via­jó por todo el terri­to­rio mexi­cano en bus­ca de la uni­dad. Este reco­rri­do, que fue más allá de la bús­que­da por un car­go polí­ti­co, que­da plas­ma­do en el docu­men­tal La Voce­ra, el ter­cer lar­go­me­tra­je de Lucia­na Kaplan que se pre­sen­ta en com­pe­ten­cia en el Fes­ti­val Inter­na­cio­nal de Cine de Gua­da­la­ja­ra.

“Nos pare­ció que era muy impor­tan­te docu­men­tar este pro­ce­so por­que era úni­co. Era por pri­me­ra vez una mujer indí­ge­na que esta­ba ponien­do sobre la mesa temas de los cua­les nin­guno de los can­di­da­tos esta­ban hablan­do: sobre la defen­sa del terri­to­rio, la situa­ción del país, sobre la situa­ción del des­po­jo, la par­ti­ci­pa­ción polí­ti­ca de las muje­res, el medio ambien­te, y como ellos mis­mos decían, ‘noso­tros esta­mos luchan­do por la vida’”, argu­men­ta Kaplan.

“Si la des­truc­ción y la muer­te son el pro­gre­so esta­mos en con­tra”, dice Mari­chuy al ini­cio del fil­me que mues­tra el camino que se ini­ció des­de su nom­bra­mien­to y por el que tuvo que dejar de lado la medi­ci­na tra­di­cio­nal para dedi­car­se por tiem­po com­ple­to a la bús­que­da de la can­di­da­tu­ra inde­pen­dien­te con una pro­pues­ta dife­ren­te a la de otros pre­can­di­da­tos y que tenía como ban­de­ra el ser un movi­mien­to colectivo.

“La pro­pues­ta de la voce­ra: Una indí­ge­na y mujer de un Con­se­jo Indí­ge­na de Gobierno, bus­ca­ba median­te esa estra­te­gia visi­bi­li­zar la lucha y la pro­ble­má­ti­ca de los pue­blos ori­gi­na­rios de Méxi­co, a la vez que pro­pi­cia una lucha por la vida y por lo tan­to en con­tra del capi­ta­lis­mo”, dice en con­fe­ren­cia Marichuy.

La expre­can­di­da­ta expli­ca en reali­dad no se bus­ca­ba ganar la elec­ción pre­si­den­cial de 2018, sino visi­bi­li­zar el movi­mien­to, dar­le foco a una lucha de toda una vida de los pue­blos ori­gi­na­rios siem­pre bajo un lema de unión.

“Había una tarea muy cla­ra en ese cami­nar que era escu­char los pro­ble­mas reales, con­ta­dos des­de las mis­mas comu­ni­da­des, y tam­bién esa invi­ta­ción a orga­ni­zar­nos por­que sola­men­te, decía­mos noso­tros, pode­mos cam­biar esto que noso­tros vemos que está mal, de eso se tra­tó y toda­vía sigue”.

“Era nece­sa­rio for­ta­le­cer esas luchas aba­jo. Era for­ta­le­cer esa arti­cu­la­ción que se tie­ne que dar por­que es como tene­mos que ir dan­do aba­jo al pue­blo ese poder. El poder está aba­jo, pero si no está orga­ni­za­do enton­ces es como dejar que alguien deci­da, dejar a lo que están arri­ba”, agrega.

Tomó tres años y medio a Lucia­na, jun­to a su pro­duc­to­ra Caro­li­na Cop­pel, rea­li­zar este docu­men­tal que nació del iden­ti­fi­ca­se con los idea­les de la pro­pues­ta del CNI. El ver a una mujer indí­ge­na que repre­sen­ta­ba la voz de todas comu­ni­da­des fue lo que las cau­ti­vó, pero el acom­pa­ñar­la cam­bió com­ple­ta­men­te su pers­pec­ti­va sobre estas orga­ni­za­cio­nes indígenas.

Mari­chuy es el eje en el que gira el docu­men­tal La voce­ra, sin embar­go, al igual que su movi­mien­to, lo que bus­ca es lle­var a la pan­ta­lla la lucha de las comu­ni­da­des en con­tra de los des­po­jos, la dis­cri­mi­na­ción, y todos las fal­sas pro­me­sas de moder­ni­za­ción que ter­mi­nan per­ju­di­can­do sus tie­rras, su salud y su identidad.

“No sólo se tra­ta sobre Mari­chuy y del Con­gre­so Nacio­nal Indí­ge­na sino de la lucha de varios pue­blos y comu­ni­da­des en todo el país que están en pro­ce­sos de defen­sa del des­po­jo de sus tie­rras, de sus aguas, de los pro­yec­tos mine­ros, de frac­king, en con­tra del cri­men orga­ni­za­do. Era muy impor­tan­te tener esa vin­cu­la­ción, ver de for­ma más inti­ma a estas per­so­nas que están en lucha. Creo que es una espe­cie de retra­to muy actual de nues­tro país”, deta­lla Lucia­na Kaplan.

En poco más de una hora vemos el lla­ma­do urgen­te por cui­dar el medio ambien­te y gri­to de jus­ti­cia por las comu­ni­da­des indí­ge­nas que han sido igno­ra­das de sexe­nio en sexenio.

El racis­mo y la injus­ti­cia tam­bién se hacen pre­sen­tes duran­te este camino hacia la can­di­da­tu­ra. Los obs­tácu­los para reu­nir las más de 800 mil fir­mas nece­sa­rias para poder apa­re­cer en la bole­ta elec­to­ral son ejem­plo de lo que Mari­chuy tuvo que enfren­tar­se auna­do a medios de comu­ni­ca­ción que a tra­vés del aco­so que­rían desacreditarla.

UNA LUCHA COLECTIVA Y FEMENINA

Si algo más se debe resal­tar de este tra­ba­jo docu­men­tal es la gran par­ti­ci­pa­ción de las muje­res en fren­te y detrás de las cáma­ras. A Mari­chuy siem­pre la vemos rodea­da de sus con­ce­ja­las, muje­res que toman deci­sio­nes jun­to con ella y que repre­sen­tan este gran por­cen­ta­je acti­vo den­tro de la orga­ni­za­ción de gru­pos originarios.

Mari­chuy y Yami­li en Carri­llo Puer­to, Quin­ta­na Roo. Diciem­bre 2017. Foto: La Voce­ra, Facebook

Lucia­na Kaplan deta­lló que más que ángu­lo den­tro del docu­men­tal, era la reali­dad ver de for­ma cons­tan­te a las muje­res par­ti­ci­pan­do de mane­ra libre en el movi­mien­to. Des­ta­ca que hace fal­ta más visi­bi­li­dad en su participación:

“Es muy fuer­te la par­ti­ci­pa­ción feme­ni­na en la comu­ni­da­des indí­ge­nas, es algo que no se sabe y se pien­sa que sólo son los hom­bres, y que son machis­tas, y no es ver­dad, real­men­te las muje­res en todo el país están en pie de lucha, y son las que se orga­ni­zan y ade­más cui­dan de sus hijos, cui­dan de comu­ni­dad. Real­men­te es un país don­de las muje­res son muy fuer­tes, están cues­tio­nan­do, están par­ti­ci­pan­do, están hablan­do, están orga­ni­zan­do, y creo que eso era algo muy impor­tan­te de que se debía hablar y con­tar, estos pre­jui­cios de que las muje­res no pin­tan en las comu­ni­da­des, y que son los hom­bres. Tan­to era una reali­dad como debía ser mostrada”.

No es la con­vic­ción de las pala­bras de María de Jesús, son todas las muje­res al fren­te defen­dien­do a sus comu­ni­da­des en Quin­ta­na Roo, en el nor­te, en todo el terri­to­rio. La voce­ra nos pre­sen­ta a muje­res que bus­can ser escu­cha­das y hacer un cam­bio en sus pueblos.

“Si ya sabe­mos que los hom­bres están en lucha , pero hay muchas muje­res, cada vez más, y en todas las comu­ni­da­des. Creo que era impor­tan­te mos­trar a una mujer para ir ani­man­do tam­bién a otras muje­res a decir que sí se pue­de, si pue­des hablar, pue­des par­ti­ci­par, eso tam­bién está bien y creo que tam­bién fue una gran ins­pi­ra­ción, para todas las muje­res del país ver a Mari­chuy en esta cam­pa­ña como voce­ra, con estas luchas, con esta voz, y eso es lo que yo espe­ro, que siga ins­pi­ran­do a muje­res del todo el mun­do, y no solo de las comu­ni­da­des indí­ge­nas de Méxi­co, sino en gene­ral del mun­do. Las muje­res esta­mos total­men­te capa­ci­ta­das para luchar, hablar y para cues­tio­nar”, agre­ga la directora.

La voce­ra es par­te del FIC de Gua­da­la­ja­ra y se pre­sen­ta­rá este lunes para tener su estreno mun­dial, pos­te­rior­men­te, el 24 y 25 de noviem­bre, ten­drá un par de exhi­bi­cio­nes más en el mar­co de la edi­ción 35.

Kaplan quie­re tam­bién hacer una gira en comu­ni­da­des indí­ge­nas para pue­dan ver el docu­men­tal sobre esta lucha que no ter­mi­nó con la bús­que­da de la candidatura.

“Que se siga ana­li­zan­do todo esta acti­vi­dad que se detu­vo y que fue un tra­ba­jo colec­ti­vo. Lo que que­da plas­ma­do en esta pelí­cu­la es un tra­ba­jo de varios y varias com­pa­ñe­ras y que siga­mos for­ta­le­cien­do nues­tra orga­ni­za­ción en cada lugar, que ayu­de, que for­ta­lez­ca esa orga­ni­za­ción que tie­ne cada día que hacer­se más fuer­te si que­re­mos cam­biar esta for­ma de pen­sar, esta for­ma de ver a los pue­blos, esta for­ma de ver a los muje­res. Las muje­res pue­den, pode­mos tener car­gos, pode­mos ser par­tí­ci­pe de esta orga­ni­za­ción, de este Mexi­co de aba­jo, eso es lo que más me gus­ta­ría que suce­die­ra con el docu­men­tal”, cul­mi­na Marichuy.

FUENTE: sinem​bar​go​.mx

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *