Bra­sil: Elec­cio­nes muni­ci­pa­les: avan­za la dere­cha y la izquier­da ensa­ya unidad

La dere­cha tra­di­cio­nal eli­gió más alcal­des en las capi­ta­les del país; can­di­da­tos bol­so­na­ris­tas fracasaron

Las elec­cio­nes muni­ci­pa­les de Bra­sil, rea­li­za­das en dos vuel­tas, estu­vie­ron mar­ca­das por la pan­de­mia de covid-19, lo que impac­tó el pro­ce­so elec­to­ral des­de la pre­cam­pa­ña. Más allá de la excep­cio­na­li­dad del coro­na­vi­rus, la con­tien­da repre­sen­ta el fra­ca­so de los can­di­da­tos apo­ya­dos por el pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro (sin par­ti­do), el ensa­yo de una uni­dad de la izquier­da en varias capi­ta­les y la vic­to­ria masi­va de la dere­cha tra­di­cio­nal en las prin­ci­pa­les ciu­da­des del país.

La Cons­ti­tu­ción bra­si­le­ña esta­ble­ce que debe haber una segun­da vuel­ta para la elec­ción de alcal­des cuan­do nin­guno de los can­di­da­tos obten­ga más de la mitad de los votos váli­dos en la pri­me­ra vuelta.

El últi­mo domin­go (29) se reali­zó la segun­da vuel­ta de las elec­cio­nes para ele­gir los alcal­des de 57 muni­ci­pios bra­si­le­ños y pre­va­le­ció la hege­mo­nía de la dere­cha tra­di­cio­nal en 25 de ellos. Los resul­ta­dos se die­ron a cono­cer unas horas des­pués de la fina­li­za­ción de la vota­ción, ya que el país cuen­ta con un sis­te­ma elec­to­ral 100% elec­tró­ni­co des­de las elec­cio­nes muni­ci­pa­les de 1996.

En las capi­ta­les de los esta­dos del país, sie­te deci­die­ron su pró­xi­mo alcal­de en la pri­me­ra vuel­ta, rea­li­za­da el 14 de noviem­bre y la dere­cha y la cen­tro­de­re­cha triun­fa­ron. En la segun­da vuel­ta, el cam­po pro­gre­sis­ta ganó en cua­tro capi­ta­les: en Belém, capi­tal de Pará, en la región nores­te del país, y en tres ciu­da­des de la región nores­te: Ara­ca­ju, Reci­fe y Maceió, capi­ta­les de Ser­gi­pe, Per­nam­bu­co y Ala­goas respectivamente.

El alcal­de elec­to en Belém (Pará), Edi­mil­son Rodri­gues, del Par­ti­do Socia­lis­mo y Liber­tad, y su vice­al­cal­de Edil­son Mou­ra, del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res (PT) /​Mácio Ferreira/​Assessoria

Cam­po progresista

Esta es la pri­me­ra vez des­de la rede­mo­cra­ti­za­ción del país que el Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res (PT) de Lula da Sil­va no ganó la alcal­día en nin­gu­na capi­tal de Bra­sil. En las elec­cio­nes muni­ci­pa­les de 2016, el PT ganó solo en Rio Bran­co, capi­tal de Acre (nor­te del país), pero su alcal­de Mar­cus Ale­xan­dre había renun­cia­do el 2018.

Sin embar­go, coman­da­rá cua­tro de las 100 ciu­da­des más gran­des del país: en dos muni­ci­pios de la región metro­po­li­ta­na de São Pau­lo, Dia­de­ma y Mauá y dos en Minas Gerais, Con­ta­gem [región metro­po­li­ta­na de Belo Hori­zon­te] y Juiz Fora.

La pre­si­den­ta del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res, la dipu­tada fede­ral Glei­si Hoff­mann seña­la que la lis­ta “obtu­vo un 40% de los votos o más en los muni­ci­pios dispu­tados, lo que demues­tra que la izquier­da sigue competitiva”.

Para Hoff­man, el pró­xi­mo desa­fío será cons­truir un camino de uni­dad y diá­lo­go que “se hizo via­ble en las elec­cio­nes municipales”.

Aun­que el Par­ti­do Socia­lis­mo y Liber­tad (PSOL) haya gana­do solo en Belém (Pará), para los ana­lis­tas con­sul­ta­dos por Bra­sil de Fato, sale for­ta­le­ci­do de la con­tien­da, tam­bién por haber dispu­tado la alcal­día de São Pau­lo con el can­di­da­to Guilher­me Bou­los, líder del Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res Sin Techo (MTST).

:: ¿Qué está en jue­go en las elec­cio­nes muni­ci­pa­les de Brasil? ::

Para la poli­tó­lo­ga Maria do Soco­rro Sou­sa Bra­ga la sig­ni­fi­ca­ti­va can­di­da­tu­ra de Guilher­me Bou­los que hizo fren­te al actual alcal­de de São Pau­lo, el dere­chis­ta Bruno Covas, es algo notable.

“Hay una ten­den­cia de oxi­ge­na­ción del cam­po izquier­dis­ta. El PT sigue como el par­ti­do más impor­tan­te de la izquier­da, aun­que sin su hege­mo­nía ante­rior. El PSOL ascien­de con líde­res impor­tan­tes, como Guilher­me Bou­los, mien­tras el PT tie­ne una mayor capi­la­ri­dad”, analiza.

Y aña­de que la vic­to­ria del “cen­trão” [“gran cen­tro”, con­for­ma­do por par­ti­dos de la dere­cha y cen­tro­de­re­cha] no repre­sen­ta una derro­ta para Bol­so­na­ro ya que se encuen­tran en el mis­mo cam­po de la polí­ti­ca nacio­nal. Ese ele­men­to, según la poli­tó­lo­ga, con­fir­ma la nece­si­dad de cons­truir un fren­te amplio con­tra la ofen­si­va de la derecha.

Pese a la derro­ta de Guilher­me Bou­los, su can­di­da­tu­ra repre­sen­tó un paso sig­ni­fi­ca­ti­vo para la uni­dad de la izquier­da en el esce­na­rio nacio­nal. Des­ta­ca­das figu­ras polí­ti­cas que se enfren­ta­ron en las últi­mas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, como Ciro Gomes, Lula da Sil­va y Mari­na Sil­va apo­ya­ron el líder de las per­so­nas sin techo en la segun­da vuel­ta de las elec­cio­nes municipales.

Guilher­me Bou­los (PSOL) tuvo cer­ca del 40% de los votos en São Pau­lo (SP) /​Foto: Divulgación

Un fenó­meno simi­lar ocu­rrió en Por­to Ale­gre, capi­tal de Rio Gran­de do Sul, en torno a la can­di­da­tu­ra de Manue­la D’Ávila (PCdoB), que que­dó en segun­do lugar, y en For­ta­le­za, capi­tal de Cea­rá: la elec­ción de José Sar­to (PDT) fue la vic­to­ria de un fren­te antibolsonarista.

En otras ciu­da­des, como Rio de Janei­ro, los par­ti­dos pro­gre­sis­tas lan­za­ron can­di­da­tu­ras pro­pias y no dispu­taron la segun­da vuelta.

En total, los par­ti­dos de izquier­da y cen­troiz­quier­da bra­si­le­ños eli­gie­ron 12 alcal­des este 29 de noviembre.

Hege­mo­nía de la derecha

La dere­cha bra­si­le­ña fue la gana­do­ra de las elec­cio­nes muni­ci­pa­les del últi­mo domin­go en Bra­sil y eli­gió a 13 alcal­des entre las 26 capi­ta­les de los esta­dos brasileños.

El pre­do­mi­nio de la dere­cha neo­li­be­ral con­tras­ta con el fra­ca­so de los can­di­da­tos apo­ya­dos por Bol­so­na­ro, como Cel­so Rus­so­mano en São Pau­lo, que no lle­gó a la segun­da vuel­ta y Mar­ce­lo Cri­ve­lla, actual alcal­de de Rio de Janei­ro, que per­dió las elec­cio­nes. El pre­si­den­te dere­chis­ta apo­yó a 13 can­di­da­tos a alcal­de en Bra­sil y solo dos fue­ron electos.

Para el poli­tó­lo­go Rudá Ric­ci el resul­ta­do posi­ti­vo para la dere­cha en las elec­cio­nes muni­ci­pa­les de 2020 en Bra­sil se vin­cu­la al fenó­meno del anti­pe­tis­mo en el país, que ganó fuer­za des­de 2014 con la ope­ra­ción Lava Jato.

“Los elec­to­res vota­ron, duran­te más de una déca­da, sobre todo en el ámbi­to fede­ral, por el Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res”, recuerda.

“Des­pués hubo una cam­pa­ña difa­ma­to­ria con­tra el PT, que des­con­cer­tó a los elec­to­res. Enton­ces trans­fi­rie­ron sus votos al otro lado, hacia lo nue­vo, apo­lí­ti­co, empre­sa­rial [se refie­re al bol­so­na­ris­mo, expre­si­vo en 2018]. En poco tiem­po se die­ron cuen­ta de que fue un error por­que en estas elec­cio­nes vota­ron por la cen­tro­de­re­cha y pare­cen haber vota­do por lo que ya conocían”

En el aná­li­sis de Glei­si Hoff­man, no se pue­de seña­lar una úni­ca fuer­za polí­ti­ca como gana­do­ra de las elec­cio­nes municipales.

“La dere­cha libe­ral, repre­sen­ta­da por par­ti­dos como PSDB y DEM, enfren­tó duras bata­llas en las ciu­da­des don­de siem­pre tuvie­ron la hege­mo­nía, como en São Pau­lo”, observa.

“El sig­ni­fi­ca­do polí­ti­co de esta vic­to­ria del ‘cen­trão’ no es tan expre­si­vo, una vez que estu­vo con el PT duran­te algu­nos años, y aho­ra está con Bol­so­na­ro, no tie­nen una iden­ti­dad polí­ti­ca definida”.

La dipu­tada fede­ral Mar­ga­ri­da Salo­mão (PT) será la alcal­de­sa de Juiz de Fora, Minas Gerais. Entre las 100 ciu­da­des más gran­des del país, solo 12 serán coman­da­das por muje­res. /​Divul­ga­ción

João Pau­lo Rodri­gues, inte­gran­te de la Coor­di­na­ción Nacio­nal del Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res Rura­les Sin Tie­rra(MST), con­si­de­ra que el bol­so­na­ris­mo sigue como una ame­na­za con­sis­ten­te, aun­que “ocul­ta” en los par­ti­dos dere­chis­tas tradicionales.

“No se pue­de sub­es­ti­mar la fuer­za del bol­so­na­ris­mo. Las elec­cio­nes demos­tra­ron la fuer­za del agro­ne­go­cio en las can­di­da­tu­ras del cen­tro-oes­te de Bra­sil, inclu­so en los par­ti­dos de cen­tro pero con un dis­cur­so bol­so­na­ris­ta. Has­ta 2022, vamos a ver una migra­ción de Bol­so­na­ro hacia los par­ti­dos del ‘cen­trão’, su reser­va polí­ti­ca para lle­gar a un segun­do man­da­to y agre­dir­nos”, vaticina.

“En el con­tex­to de la pan­de­mia, la gen­te quie­re solu­cio­nar el pro­ble­ma del ham­bre y del des­em­pleo. Veo que la izquier­da meti­da en su bur­bu­ja de la agen­da con­tra Bol­so­na­ro no logró dia­lo­gar acer­ca de los pro­ble­mas cen­tra­les para el pue­blo bra­si­le­ño”, se lamen­ta. Ade­más, el deba­te de un fren­te amplio no pue­de ocu­rrir solo en la segun­da vuel­ta. Don­de hubo uni­dad en la pri­me­ra vuel­ta, lle­ga­mos con más fuer­za en la rec­ta final”.

Limi­ta­cio­nes

El poli­tó­lo­go Pau­lo Nico­li Rami­rez ana­li­za que las elec­cio­nes muni­ci­pa­les fue­ron un “ejer­ci­cio de calen­ta­mien­to para las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2022” y demos­tró el debi­li­ta­mien­to de un dis­cur­so ultra­con­ser­va­dor en ascen­so en Bra­sil des­de 2013”.

Sin embar­go, los dis­pa­ros masi­vos de noti­cias fal­sas siguen cau­san­do daños. El espe­cia­lis­ta resal­ta la cam­pa­ña vio­len­ta y misó­gi­na con­tra las can­di­da­tas a la alcal­día en Por­to Ale­gre y Reci­fe, Manue­la D’Ávila y Marí­lia Arraes, derro­ta­das en la segun­da vuel­ta. “Nues­tra socie­dad aún es muy arcai­ca res­pec­to a la par­ti­ci­pa­ción de las muje­res en la polí­ti­ca”, afirma.

Solo una de las capi­ta­les de los esta­dos bra­si­le­ños ten­drá una alcal­de­sa el pró­xi­mo año: el muni­ci­pio de Pal­mas, en Tocan­tins, región nor­te del país don­de Cinthia Ribei­ro, can­di­da­ta de cen­tro dere­cha ganó en la pri­me­ra vuel­ta. Die­cio­cho alcal­des y alcal­de­sas de las capi­ta­les bra­si­le­ñas son blan­cos y entre los sie­te alcal­des afro­des­cen­dien­tes elec­tos, tres se decla­ra­ron blan­cos en las elec­cio­nes anteriores.

:: 60% de los muni­ci­pios de Bra­sil no tie­ne muje­res dispu­tan­do la alcal­día este año ::

Para João Pau­lo Rodri­gues, líder del MST, la cam­pa­ña más boni­ta en estas elec­cio­nes muni­ci­pa­les, que expre­só una impor­tan­te dispu­ta de pro­yec­to polí­ti­co, tuvo lugar en el muni­ci­pio de Juiz de Fora, Minas Gerais, don­de Mar­ga­ri­da Salo­mão (PT) será la pró­xi­ma alcaldesa.

Su aná­li­sis defi­ni­ti­vo es de los daños debi­do a la ola con­ser­va­do­ra que eli­gió a Bol­so­na­ro siguen visi­bles. “El con­jun­to de los par­ti­dos pro­gre­sis­tas toda­vía no recu­pe­ró su ima­gen en la ciu­da­da­nía. Toma­rá tiem­po arre­glar los efec­tos de la Ope­ra­ción Lava Jato”.

Según Rodri­gues, la pan­de­mia agra­vó la situa­ción. “No pudi­mos hacer lo que hace­mos mejor, la mili­tan­cia en las calles, puer­ta a puer­ta”, reco­no­ce. «A par­tir de este lunes (30), los par­ti­dos deben nece­sa­ria­men­te con­vo­car un deba­te sobre la uni­dad y la orga­ni­za­ción de las tareas polí­ti­cas en las gran­des ciu­da­des», con­clu­ye el referente”.

El abs­ten­cio­nis­mo en la segun­da vuel­ta lle­gó a un 30% en diver­sas ciu­da­des del país, como São Pau­lo y Por­to Ale­gre, el mayor índi­ce en 25 años. En Rio de Janei­ro, la abs­ten­ción alcan­zó un 34,5% y superó los votos del dere­chis­ta Eduar­do Paes, que será el pró­xi­mo alcal­de de la ciudad.

Edi­ción: Rodri­go Chagas

Tra­duc­ción: Lui­za Mançano

Fuen­te: Resu­men Latinoamericano

La entra­da Bra­sil: Elec­cio­nes muni­ci­pa­les: avan­za la dere­cha y la izquier­da ensa­ya uni­dad se publi­có pri­me­ro en La otra Anda­lu­cía.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *