Vene­zue­la. A votar carajo

Por Maria­de­la Villa­nue­va. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de noviem­bre de 2020.

Como muy ati­na­da­men­te sin­te­ti­zó el pro­fe­sor Ear­le Herre­ra «el 6 de diciem­bre nos juga­mos la Asam­blea Nacio­nal, el poder que hace las leyes, con­tro­la al eje­cu­ti­vo y desig­na a los otros 3 pode­res». Es decir, un poder públi­co de gran peso, des­le­gi­ti­ma­do des­de el 2016 por la mayo­ría opo­si­to­ra que, irres­pe­tan­do a sus elec­to­res, lo con­vir­tió en una pin­che fran­qui­cia de agen­cias esta­dou­ni­den­ses orga­ni­za­das para domes­ti­car paí­ses decla­ra­dos enemigos.

No par­ti­ci­par en el pro­ce­so elec­to­ral el pró­xi­mo domin­go impli­ca dar­le más tela que cor­tar a esas agen­cias, a los gobier­nos cóm­pli­ces y a los orga­nis­mos mul­ti­la­te­ra­les a su ser­vi­cio. Dar­le más cuer­da de la que ya se le ha dado al fulano gobierno para­le­lo y dar­le una vali­dez que no tie­ne a la enga­ño­sa e incons­ti­tu­cio­nal con­sul­ta popu­lar que está mon­tan­do la opo­si­ción cie­ga de odio,como par­te de la estra­te­gia para salir del cha­vis­mo y por supues­to, de los chavistas.

No votar el 6D es faci­li­tar que el poder legis­la­ti­vo cai­ga en mano de par­ti­dos y gru­pos de dere­cha que siguen apos­tan­do a la res­tau­ra­ción de la exclu­yen­te y fra­ca­sa­da social demo­cra­cia adeco/​copeyana. Es abrir una puer­ta al sabo­teo de pro­pues­tas que favo­rez­can al Pue­blo, inclui­do el pre­su­pues­to anual, y a un con­trol ven­ga­ti­von e irres­pon­sa­ble del ejecutivo.

Como «pica­da de cule­bra cuan­do ve beju­co se asus­ta» con­fie­so que a mi par­ti­cu­lar­men­te me asus­ta que al no votar le demos cabi­da a can­di­da­tos infil­tra­dos dis­pues­tos a seguir jugan­do al des­aca­toa y a la desestabilización.

Por ahí dicen, no hay que pres­tar­les aten­ción a los res­tau­ra­do­res ni a quie­nes lla­man a la abs­ten­ción, no tie­nen gen­te, no tie­nen calle. Pero si sin tener­la han logra­do para­li­zar el pro­ce­so boli­va­riano y pau­pe­ri­zar al Pue­blo ¿Adón­de habrían lle­ga­do si la tuvieran?

Una cosa es poner­se tapa­bo­cas y mas­ca­ri­lla para pro­te­ger­se y pro­te­ger a los demás del coro­na­vi­rus y otra es andar con unas grín­go­las que no nos per­mi­tan ver la reali­dad en que nues­tros enemi­gos han sumi­do a nues­tro país. No ver el daño múl­ti­ple cau­sa­do por el enri­que­ci­mien­to de unos muy pocos y la pau­pe­ri­za­ción unos muy muchos. Ni el efec­to que pro­du­ce, inclu­so entre quie­nes nada o muy poco tie­nen, la inten­sa cam­pa­ña basa­da en el ritor­ne­lo «te van a qui­tar…» No ver las nefas­tas inten­cio­nes ocul­tas tras supues­tos men­sa­jes «pro­gre­sis­tas».

Tene­mos que apro­ve­char estos días para insis­tir ante cama­ra­das fami­lia­res y ami­gos moles­tos, decep­cio­na­dos o indi­fe­ren­tes que si bien la nue­va AN no va a ser un vari­ta mági­ca, sí nos va a dar la posi­bi­li­dad de dedi­car todo el poder que dis­po­ne­mos como Pue­blo Sobe­rano para dar­le con­ti­nui­dad al pro­ce­so inde­pen­den­tis­ta ini­cia­do por nues­tro Liber­ta­dor Simon Boli­var y revi­ta­li­za­do por nues­tro Coman­dan­te Chávez.

Fuen­te: Aporrea

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *