La Fun­da­ción Roc­ke­fe­ller pre­co­ni­za la mili­ta­ri­za­ción de la socie­dad para «luchar con­tra el Covid-19»

La Fun­da­ción Roc­ke­fe­ller ha pre­sen­ta­do un “Plan de Acción Nacio­nal para el Con­trol de Covid-19” en el que esbo­zan “medi­das prag­má­ti­cas para reabrir nues­tros luga­res de tra­ba­jo y comu­ni­da­des”. Pero estas no son, como dice el títu­lo, sim­ple­men­te medi­das de salud. El Plan ‑al que han con­tri­bui­do algu­nas de las más pres­ti­gio­sas uni­ver­si­da­des (Har­vard, Yale, Johns Hop­kins y otras)- pre­fi­gu­ra un mode­lo social ver­da­de­ra­men­te jerár­qui­co y mili­ta­ri­za­do.

En la par­te supe­rior, el “Con­se­jo de Con­trol de Pan­de­mias, aná­lo­go al Con­se­jo de Pro­duc­ción de Gue­rra que Esta­dos Uni­dos creó en la Segun­da Gue­rra Mun­dial”. Esta­ría com­pues­to por “diri­gen­tes de los nego­cios, el gobierno y el mun­do aca­dé­mi­co” (enu­me­ra­dos así por orden de impor­tan­cia, con los repre­sen­tan­tes del gobierno no en la par­te supe­rior, sino los de las finan­zas y la eco­no­mía). Este Con­se­jo Supre­mo ten­dría la facul­tad de deci­dir sobre la pro­duc­ción y los ser­vi­cios, con una auto­ri­dad simi­lar a la con­fe­ri­da al Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos en tiem­pos de gue­rra por la Ley de Pro­duc­ción para la Defen­sa. El Plan esta­ble­ce que 3 millo­nes de ciu­da­da­nos esta­dou­ni­den­ses deben ser exa­mi­na­dos sema­nal­men­te del Covid-19, y que el núme­ro se debe aumen­tar a 30 millo­nes por sema­na en seis meses. El obje­ti­vo, que se debe alcan­zar en un año, es lle­gar a la capa­ci­dad de pro­bar a 30 millo­nes de per­so­nas dia­rias de Covid-19.

Para cada prue­ba debe haber “un reem­bol­so ade­cua­do a un pre­cio de mer­ca­do de 100 dóla­res”. Por lo tan­to, se nece­si­ta­rán “miles de millo­nes de dóla­res al mes” en dine­ro público.

La Fun­da­ción Roc­ke­fe­ller y sus socios finan­cie­ros ayu­da­rán a crear una red para la pro­vi­sión de garan­tías de cré­di­to y la fir­ma de con­tra­tos con los pro­vee­do­res, es decir, con las prin­ci­pa­les empre­sas pro­duc­to­ras de medi­ca­men­tos y equi­po médi­co. Según el Plan, la “Jun­ta de Con­trol de Pan­de­mias” tam­bién está auto­ri­za­da a crear un “Cuer­po de Res­pues­ta a Pan­de­mias”, una fuer­za espe­cial (no deno­mi­na­da inci­den­tal­men­te “Cuer­po” como los Mari­nes) con una plan­ti­lla de 100.000 a 300.000 miem­bros. Se reclu­ta­rían de volun­ta­rios del Cuer­po de Paz y de Ame­ri­corps (crea­do por el gobierno de Esta­dos Uni­dos ofi­cial­men­te para “ayu­dar a los paí­ses en desa­rro­llo”) y de la Guar­dia Nacional.

Los miem­bros del “Cuer­po de Res­pues­ta ante Pan­de­mias” reci­bi­rían un sala­rio bru­to medio de 40.000 dóla­res al año, para lo cual se espe­ra que el gobierno gas­te entre 4.000 y 12.000 millo­nes de dóla­res anua­les. El “Cuer­po de Res­pues­ta ante Pan­de­mias” ten­dría la tarea prin­ci­pal de con­tro­lar a la pobla­ción con téc­ni­cas de tipo mili­tar, median­te sis­te­mas digi­ta­les de ras­treo e iden­ti­fi­ca­ción, en luga­res de tra­ba­jo y de estu­dio, en barrios resi­den­cia­les, en luga­res públi­cos y en movi­mien­to. Sis­te­mas de este tipo ‑recuer­da la Fun­da­ción Roc­ke­fe­ller- los rea­li­zan Apple, Goo­gle y Facebook.

Según el Plan, la infor­ma­ción sobre las per­so­nas, rela­ti­va a su salud y acti­vi­da­des, per­ma­ne­ce­ría reser­va­da “en la medi­da de lo posi­ble”. Sin embar­go, todos ellos esta­rían cen­tra­li­za­dos en una pla­ta­for­ma digi­tal coges­tio­na­da por el Esta­do Fede­ral y las empre­sas privadas.

Sobre la base de los datos pro­por­cio­na­dos por el “Con­se­jo de Con­trol de Pan­de­mias”, se deci­di­rá a su vez qué zonas esta­rían suje­tas a con­fi­na­mien­to y por cuán­to tiem­po. Este, en resu­men, es el plan que la Fun­da­ción Roc­ke­fe­ller quie­re imple­men­tar en Esta­dos Uni­dos y en otros luga­res. Si se lle­va­ra a cabo aun­que fue­ra par­cial­men­te, habría una mayor con­cen­tra­ción del poder eco­nó­mi­co y polí­ti­co en manos de éli­tes aún más peque­ñas, en detri­men­to de una mayo­ría cre­cien­te que se vería pri­va­da de los dere­chos demo­crá­ti­cos fundamentales.

El ope­ra­ti­vo se eje­cu­ta­ría en nom­bre del “con­trol del Covid-19”, cuya tasa de mor­ta­li­dad, según datos ofi­cia­les, ha sido has­ta aho­ra infe­rior al 0,03 por cien­to de la pobla­ción de Esta­dos Uni­dos. En el Plan de la Fun­da­ción Roc­ke­fe­ller, el virus se uti­li­za como un arma real, inclu­so más peli­gro­sa que el pro­pio Covid-19.

(*) https://​www​.roc​ke​fe​ller​foun​da​tion​.org/​n​a​t​i​o​n​a​l​-​c​o​v​i​d​-​1​9​-​t​e​s​t​i​n​g​-​a​c​t​i​o​n​-​p​l​an/

Man­lio Dinucci

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *