Colom­bia. El coman­dan­te mili­tar del ELN, Anto­nio Gar­cía comen­ta el pano­ra­ma elec­to­ral en su país y en Esta­dos Uni­dos (2) (video)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 de noviem­bre de 2020.

Hace menos de un mes se cele­bra­ron las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en Esta­dos Uni­dos con Joe Biden, por el Par­ti­do Demó­cra­ta como gana­dor. Su triun­fo ten­drá reper­cu­sio­nes, espe­cial­men­te, en los paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na que en esta oca­sión ana­li­za Anto­nio Gar­cía, jefe mili­tar e inte­gran­te del Coman­do Cen­tral del ELN.

*Segun­da par­te. Este nue­vo pano­ra­ma se suma al con­tex­to elec­to­ral, polí­ti­co y social, ya bas­tan­te álgi­do en varias regio­nes del con­ti­nen­te. En Colom­bia, por ejem­plo, actual­men­te se están impul­san­do dos refe­ren­dos com­ple­ta­men­te dis­tin­tos que refle­jan la pola­ri­za­ción social. Por un lado, está la indig­na­ción ante un Gobierno que pro­fun­di­za las cri­sis estruc­tu­ra­les del país; y por otro lado, se pro­nun­cia un sec­tor afín al Gobierno de Iván Duque, que insis­te en medi­das cada vez más antidemocráticas.

Los medios de comu­ni­ca­ción Bra­sil de Fato, Mar­cha Noti­cias, Peo­ples Dis­patch, Colom­bia Infor­ma y Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, rea­li­za­mos una entre­vis­ta exclu­si­va a Anto­nio Gar­cía, jefe mili­tar e inte­gran­te del Coman­do Cen­tral del Ejér­ci­to de Libe­ra­ción Nacio­nal ‑ELN-.

¿Qué sig­ni­fi­ca el triun­fo de Biden en Esta­dos Uni­dos? ¿Qué repre­sen­ta para Amé­ri­ca Lati­na? ¿Cómo se pue­de leer la cri­sis de gober­na­bi­li­dad en Colom­bia? En esta segun­da entre­ga, Gar­cía res­pon­de a estas preguntas.

¿Cuá­les expec­ta­ti­vas gene­ra la elec­ción del nue­vo pre­si­den­te de los EEUU?

Es de inte­rés el acon­te­ci­mien­to polí­ti­co, cómo cul­mi­na o está cul­mi­nan­do, el pro­ce­so elec­to­ral nor­te­ame­ri­cano, don­de el hom­bre más pode­ro­so del mun­do acu­sa al otro de que le están roban­do las elec­cio­nes y que le está hacien­do frau­de. Es ridícu­lo que el pre­si­den­te con el poder y el mane­jo que tie­ne la ins­ti­tu­cio­na­li­dad, esté dicien­do que el otro le está roban­do las elecciones.

Trump es un per­so­na­je que ha gober­na­do sobre la base de la ame­na­za, del chan­ta­je, pero con la opción de bus­car una nego­cia­ción. Como se dice, es una téc­ni­ca de nego­cia­ción: “Yo hablo duro para que el otro se baje un poco.” Man­te­nien­do, des­de lue­go, unos focos de con­flic­to inter­na­cio­nal que se seguían desa­rro­llan­do por la vía mili­tar a tra­vés de la OTAN o de otros alia­dos. Como el caso de Ucra­nia, el caso de Siria, el caso de Afga­nis­tán y otros don­de no fue una gue­rra fron­tal y abierta.

En el caso de Biden, el por­ve­nir del Par­ti­do Demó­cra­ta, se podría pen­sar que va a ser un gobierno demo­crá­ti­co. Pero no es así. Con Trump todo se salía un poco de lo que era la rigu­ro­si­dad ins­ti­tu­cio­nal y la gober­na­bi­li­dad. Por­que era un gobierno que esta­ba pen­sa­do más para gober­nar sin la media­ción de los par­ti­dos polí­ti­cos. Era la voz de las trans­na­cio­na­les ejer­cien­do su labor de gobierno. Y por tan­to, es el poder eco­nó­mi­co que está hablan­do el que dice: “yo no nece­si­to que hable por mí.” Trump tenía esa ima­gen que que­ría trans­mi­tir en su for­ma de gober­nar, como si estu­vie­se hacien­do un reality.

El caso de Biden repre­sen­ta la ins­ti­tu­cio­na­li­dad nor­te­ame­ri­ca­na, las polí­ti­cas inter­na­cio­na­les, la polí­ti­ca de segu­ri­dad, la comu­ni­dad de inte­li­gen­cia. Enton­ces, vamos a ver a un gobierno más ins­ti­tu­cio­nal. Por ejem­plo, Biden fue uno de los cere­bros de las polí­ti­cas que se impu­sie­ron en Colom­bia, como fue el Plan Colom­bia y toda la visión con­tra­in­sur­gen­te liga­da en ese plan.

De igual mane­ra pode­mos decir: varias per­so­na­li­da­des polí­ti­cas, movi­mien­tos polí­ti­cos decían que Oba­ma era un per­so­na­je demo­crá­ti­co y se hicie­ron esa espe­ran­za de que podían haber cam­bios sus­tan­cia­les. Pero detrás de ese men­sa­je de paz, detrás de ese men­sa­je de demo­cra­cia, se impul­sa­ron con­fron­ta­cio­nes mili­ta­res abier­tas; a pesar de su men­sa­je de paz, de su pre­mio de paz, desa­rro­lló con­fron­ta­cio­nes mili­ta­res en todo el mundo.

Enton­ces, ante este gobierno de Biden, pues vamos a ver algo pare­ci­do. O sea, las polí­ti­cas ins­ti­tu­cio­na­les del impe­rio nor­te­ame­ri­cano con toda la ins­ti­tu­cio­na­li­dad. No man­dan­do sola­men­te men­sa­jes para pre­sio­nar nego­cia­cio­nes, sino de pron­to desa­rro­llan­do y sien­do acto­res de esce­na­rios mili­ta­res mucho más confrontativos.

La polí­ti­ca nor­te­ame­ri­ca­na es una polí­ti­ca ins­ti­tu­cio­nal de un impe­rio que va en deca­den­cia y que, por lo tan­to, tra­ta de coor­di­nar el rit­mo de deca­den­cia, tra­ta de fre­nar la caí­da de su pode­río eco­nó­mi­co y mili­tar, que hoy se ha con­fron­ta­do por los nue­vos desa­rro­llos de fuer­zas socia­les y polí­ti­cas, al igual que eco­nó­mi­cas como Chi­na, Rusia y otros paí­ses que tam­bién jue­gan en la esce­na en coa­li­cio­nes polí­ti­cas, en una ópti­ca multilateral.

¿Qué opi­na de los 2 refe­rén­dum que se están impul­sa­do en Colombia?

Hay dos refe­rén­dums: uno que plan­tea el sena­dor Roy Barre­ras que es un refe­rén­dum para bus­car la revo­ca­to­ria del pre­si­den­te Duque, pues el man­da­to de Duque no ha sido nada bueno, nada salu­da­ble para para el país y por lo tan­to hay que revo­car­lo. Y eso vie­ne gene­ran­do unas diná­mi­cas de movi­mien­to social y polí­ti­co, de fuer­zas que con­ver­gen a apo­yar ese refe­ren­do. Como el caso de sena­dor Petro, que ha plan­tea­do unas ban­de­ras tam­bién ahí y unas pro­pues­tas que tie­nen que ligar­se al refe­rén­dum, como la ren­ta bási­ca y otras ini­cia­ti­vas que pue­den ser intere­san­tes. Al igual que otros movi­mien­tos socia­les y polí­ti­cos que van a con­fluir. O sea, se gene­ra un esce­na­rio de con­ver­gen­cia polí­ti­ca que bus­ca actuar con­tra un gobierno de dere­cha que no ha gober­na­do, o bien que no tie­ne solu­cio­nes para los pro­ble­mas del país.

Enton­ces es intere­san­te para el país que se pue­da eva­luar un pre­si­den­te, que la gen­te cues­tio­ne cuan­do falla un gobierno y que haya posi­bi­li­da­des de que otros gobier­nen mejor. Muy segu­ra­men­te ese refe­rén­dum va a tomar camino y oja­lá que eso prospere.

El otro refe­rén­dum lo ha con­vo­ca­do Álva­ro Uri­be Vélez, y está más en fun­ción de modi­fi­car la jus­ti­cia. Bus­car que haya una sola cor­te para la jus­ti­cia colom­bia­na. Es decir, uni­fi­car las cor­tes. Bus­car mayor cen­tra­li­za­ción del poder polí­ti­co en el Eje­cu­ti­vo. Que todos sabe­mos que son pro­pues­tas que bus­can un esce­na­rio dic­ta­to­rial para cre­cer más des­de la éli­te de dere­cha el gobierno en Colombia.

Enton­ces esta­mos ante dos pro­pues­tas: una de dere­cha y otra más de cor­te demo­crá­ti­co que cuen­ta más con las espe­ran­zas y que posi­ble­men­te pue­de indu­cir a un esce­na­rio de con­ver­gen­cia que bus­que solu­cio­nes para Colombia.

*Esta entre­vis­ta ten­drá cua­tro entre­gas. Esta es la segun­da de ellas.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *