Argen­ti­na. ¿Qué des­tino ten­drá la car­ta al FMI?

Por Eduar­do Luci­ta*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 de noviem­bre de 2020.

LOS SENADORES OFICIALISTAS CUESTIONARON EL PRESTAMO DEL FONDO

Siem­pre se seña­ló que el acuer­do fir­ma­do con el FMI esta­ba vicia­do de nuli­dad y que el Fon­do había bur­la­do sus pro­pios esta­tu­tos a sabien­das de lo que hacía.

Las obje­cio­nes al prés­ta­mo otor­ga­do por el FMI están aho­ra expues­tas con mucho deta­lle y fun­da­men­to en la car­ta que el blo­que de sena­do­res ofi­cia­lis­tas envia­ra al orga­nis­mo mul­ti­la­te­ral. El tema es aho­ra qué hacer con ella.
La car­ta diri­gi­da a la direc­to­ra geren­te, Kris­ta­li­na Geor­gie­va, recor­ta un momen­to par­ti­cu­lar den­tro de la lar­ga y tor­tuo­sa rela­ción de nues­tro país con el orga­nis­mo y se hace públi­ca cuan­do la misión del FMI esta­ba aus­cul­tan­do las cuen­tas públi­cas ‑paso pre­vio a un nue­vo acuer­do- y el minis­tro Guz­mán daba ini­cio a las nego­cia­cio­nes para lograr­lo.
El envío dio lugar a nume­ro­sas inter­pre­ta­cio­nes pero lo que más sor­pren­dió a unos y otros es el tono de la car­ta. Rigu­ro­so en las fuen­tes y fuer­te­men­te crí­ti­co del pro­ce­so de otor­ga­mien­to del prés­ta­mo. Este colum­nis­ta no ha encon­tra­do ante­ce­den­tes en el plano inter­na­cio­nal de una misi­va de ese tenor, a tal pun­to que los medios hege­mó­ni­cos no vaci­la­ron en carac­te­ri­zar­la de «beli­co­sa» o de «vio­len­ta o casi vio­len­ta» (Cla­rín), «Que demo­ni­za al Fon­do y lo pone a la defen­si­va» (Nación).

Corres­pon­sa­bi­li­dad
Lo que aquí nos intere­sa des­ta­car es la orien­ta­ción del escri­to. En pri­mer lugar apun­ta a defi­nir la corres­pon­sa­bi­li­dad en ese prés­ta­mo. Defi­ne el fra­ca­so del acuer­do fir­ma­do en 2018 por la admi­nis­tra­ción Macri y remar­ca «la nece­si­dad de enten­der qué es lo que falló cuan­do se ges­tio­na­ron los fon­dos» que «tan irres­pon­sa­ble­men­te ese orga­nis­mo le pres­tó a la Argen­ti­na». De inme­dia­to acla­ra por qué es impor­tan­te enten­der­lo «por­que de ello se deri­va la res­pon­sa­bi­li­dad de cada par­te».
En para­le­lo se pre­gun­ta sobre los cri­te­rios uti­li­za­dos por el Fon­do para otor­gar el prés­ta­mo más gran­de de su his­to­ria, que por otra par­te supe­ra­ba amplia­men­te la rela­ción mon­to adjudicado/​derechos espe­cia­les de giro, según lo esta­ble­cen las nor­mas inter­nas del orga­nis­mo. Más aún cuan­do Argen­ti­na mos­tra­ba serias difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas que no per­mi­tían infe­rir que dis­pon­dría de los recur­sos nece­sa­rios para hacer fren­te a los com­pro­mi­sos asu­mi­dos. Encuen­tra la res­pues­ta en la infor­ma­ción sumi­nis­tra­da por Cla­ver Caro­ne, actual titu­lar del BID y anti­guo direc­tor del FMI, que afir­ma que fue una deci­sión del pre­si­den­te Trump para ayu­dar a Mau­ri­cio Macri, a quien con­si­de­ra­ba un alia­do estra­té­gi­co, a ganar las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2019.
Lue­go los sena­do­res deta­llan los vicios pro­ce­di­men­ta­les en que habría incu­rri­do la admi­nis­tra­ción Macri, sal­tear­se varios pro­ce­di­mien­tos esti­pu­la­dos en nor­mas y leyes vigen­tes para tomar deu­da. Asi­mis­mo seña­lan que en el desa­rro­llo del prés­ta­mo se uti­li­za­ron bue­na par­te de esos recur­sos para finan­ciar sali­da de capi­ta­les en for­ma sos­te­ni­da, lo que a pedi­do de nues­tro país fue auto­ri­za­do por fun­cio­na­rios del Fon­do, con lo que esta­ban vio­lan­do el artícu­lo VI de su car­ta orgánica.

Reco­no­ci­mien­to
Un tras­cen­di­do perio­dís­ti­co ‑Car­los Bur­gue­ño en Ambi­to Finan­cie­ro- da cuen­ta de que uno de los inte­gran­tes de la comi­ti­va del FMI asu­mió como cier­tas las acu­sa­cio­nes de los sena­do­res: «Están en lo correc­to, se sub­si­dió el pre­cio de la divi­sa para que se reti­ra­ran fon­dos del sis­te­ma finan­cie­ro local», dijo un fun­cio­na­rio, y agre­gó: «es un error hablar de fuga, sino que es reti­ra­da ile­gal de fon­dos».
Final­men­te la car­ta con­clu­ye soli­ci­tan­do que el FMI «se abs­ten­gan de exi­gir o con­di­cio­nar las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas de la Argen­ti­na por los pró­xi­mos años» y en cuan­to a la refi­nan­cia­ción pro­po­nen recon­si­de­ra­ción de intere­ses (algo posi­ble ya que los intere­ses de un pro­gra­ma de faci­li­da­des exten­di­das nor­mal­men­te son más bajos que los de un stand by), comen­zar con los pagos anua­les en 2025 (ya soli­ci­ta­do por Guz­mán) y varias déca­das para pagar el prés­ta­mo (una excep­cio­na­li­dad que difí­cil­men­te el Fon­do pue­da acep­tar).
Por el momen­to en que fue dada a cono­cer la car­ta tuvo un cla­ro impac­to dis­rup­ti­vo. Es con­si­de­ra­da por el esta­blish­ment y bue­na par­te del FdT como polí­ti­ca­men­te inco­rrec­ta, es decir no se ajus­ta a los cáno­nes esta­ble­ci­dos des­de siem­pre.
No solo coin­ci­de con el momen­to de las nego­cia­cio­nes sino tam­bién con las medi­das que el minis­tro Guz­mán está toman­do para redu­cir el défi­cit de este año y la apro­ba­ción del Pre­su­pues­to 2021, que con­tie­ne la eli­mi­na­ción de gas­tos por Covid 19, para lograr un défi­cit fis­cal pri­ma­rio de 4,5 por cien­to (o tal vez menos). El obje­ti­vo: mos­trar al FMI que se va en un sen­de­ro de «con­sis­ten­cia» fiscal.

¿Qué des­tino?
¿Qué pasa­rá con esta car­ta? ¿Corre­rá la mis­ma suer­te que el exce­len­te infor­me que ela­bo­ra­ra el BCRA ‑For­ma­ción de Acti­vos Exter­nos 2015−2019− a pedi­do del Pre­si­den­te de la Nación y que final­men­te ter­mi­na­ra con­ver­ti­do en «paper» aca­dé­mi­co sin reso­lu­ción ope­ra­ti­va algu­na? ¿Se con­ver­ti­rá en una refe­ren­cia solo tes­ti­mo­nial? ¿O será el pri­mer paso para pro­fun­di­zar una inves­ti­ga­ción seria que con­clu­ya en una audi­to­ria de lo actua­do en el pedi­do y apro­ba­ción del prés­ta­mo? Varios de los sena­do­res fir­man­tes inte­gran la Bica­me­ral de la Deu­da, ¿Se gira­rá esta car­ta a esa comi­sión, y en ese caso qué se hará esta con ella?
Nume­ro­sas orga­ni­za­cio­nes que con­for­man el Espa­cio Pro­duc­ción y Tra­ba­jo se han expre­sa­do con­tra los con­di­cio­na­mien­tos del FMI que «inhi­ben la prio­ri­ta­ria recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca y social». La Auto­con­vo­ca­to­ria por la Sus­pen­sión de los Pagos y la Inves­ti­ga­ción de la Deu­da vie­ne desa­rro­llan­do acti­vi­da­des en todo el país bajo ese lema. El FIT y otras fuer­zas de izquier­da meno­res han denun­cia­do el endeu­da­mien­to.
La fir­ma de la Car­ta de Inten­ción con el Fon­do se ha pos­ter­ga­do por lo menos has­ta febre­ro del pró­xi­mo año. Es la opor­tu­ni­dad de sus­pen­der las nego­cia­cio­nes y avan­zar en la inves­ti­ga­ción. Hay tiem­po sufi­cien­te, las hue­llas de seme­jan­te esta­fa están fres­cas toda­vía. Es el momen­to para que todas las fuer­zas (los tra­ba­ja­do­res, los movi­mien­tos socia­les) las izquier­das popu­la­res y las anti­ca­pi­ta­lis­tas con­ver­jan en una amplia movi­li­za­ción y pre­sio­nen para que esta inves­ti­ga­ción se con­cre­te a la bre­ve­dad. No es poco lo que está en juego.

*Inte­gran­te del colec­ti­vo EDI (Eco­no­mis­tas de Izquierda).

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *