Sáha­ra Occi­den­tal. Lis­ta de empre­sas que usur­pan el terri­to­rio saha­raui ocu­pa­do gra­cias a Marruecos

Resu­men Medio Orien­te, 25 de noviem­bre de 2020-.

Para enten­der el con­flic­to saha­raui en su tota­li­dad, es pre­ci­so des­ta­car la dimen­sión eco­nó­mi­ca y cómo esta hace fluc­tuar las nego­cia­cio­nes y posi­cio­na­mien­tos inter­na­cio­na­les. El Sáha­ra Occi­den­tal reúne una serie de recur­sos natu­ra­les y geo­grá­fi­cos cuya explo­ta­ción eco­nó­mi­ca gene­ra impor­tan­tes bene­fi­cios, de estos cabría resaltar: 

  • La mina Bucraa’, con­tie­ne la mayor reser­va de fos­fa­to del mundo.
  • Cala­de­ros marí­ti­mos den­sa­men­te ricos. 
  • Reser­vas de petró­leo, gas, ura­nio y cobre.
  • Amplio espa­cio desér­ti­co para ins­ta­lar par­ques eóli­cos y fotovoltaicos.

Por otra par­te, de las nego­cia­cio­nes lle­va­das a cabo entre ambas par­tes, se des­pren­de una pos­tu­ra marro­quí ten­den­te a orien­tar el cen­tro de gra­ve­dad del con­flic­to hacia sus pér­di­das y ganan­cias eco­nó­mi­cas y no con­ser­var­lo en su lugar correc­to, que es en la sobe­ra­nía del pue­blo saha­raui y su cues­tión de des­co­lo­ni­za­ción. Con estos ele­men­tos a mano, se com­pren­de mucho mejor el poder de influen­cia que posee el aspec­to eco­nó­mi­co en la reso­lu­ción del con­flic­to, cons­ti­tu­yen­do una pie­za fun­da­men­tal en la per­ma­nen­cia de las fuer­zas de ocu­pa­ción marro­quíes, que posi­bi­li­tan por otro lado el expo­lio que rea­li­zan dis­tin­tas mul­ti­na­cio­na­les, de las cua­les la gran mayo­ría son espa­ño­las.
Este con­ti­nuo saqueo vio­la innu­me­ra­bles leyes inter­na­cio­na­les, inclu­so la ONU ha emi­ti­do varias reso­lu­cio­nes en las que defi­ne estas acti­vi­da­des como ile­ga­les, y que son rea­li­za­das con la com­pli­ci­dad de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal que per­mi­te el enri­que­ci­mien­to de Marrue­cos a tra­vés de unos recur­sos cuya sobe­ra­nía no le per­te­ne­ce, sien­do los saha­rauis en quien debie­ra rever­tir el bene­fi­cio eco­nó­mi­co por legitimidad.

Las leyes comer­cia­les de la Unión Euro­pea prohí­ben expre­sa­men­te cual­quier pro­pie­dad o con­trol extran­je­ro sobre los recur­sos saha­rauis, así como el comer­cio con los pro­duc­tos pro­ve­nien­tes de los terri­to­rios ocu­pa­dos, sin embar­go estas leyes no dis­po­nen de meca­nis­mos que vigi­len su estric­to cum­pli­mien­to, máxi­me tenien­do en cuen­ta la rique­za que alber­ga el Sáha­ra Occi­den­tal, por ello varias mul­ti­na­cio­na­les espa­ño­las no apa­re­cen aquí ya que usan un vacío legal median­te el cual finan­cian filia­les marro­quíes para que expo­lien los recur­sos por ellas o bien crean empre­sas opacas.

Lle­ga­dos a este pun­to cabe seña­lar que, implí­ci­ta­men­te, toda empre­sa o mul­ti­na­cio­nal que ope­ra en el Sáha­ra Occi­den­tal ocu­pa­do, repro­du­ce la con­ti­nui­dad de la ocu­pa­ción marro­quí pro­pi­cian­do la repre­sión sis­te­má­ti­ca con­tra los saha­rauis, y alar­gan­do la dura estan­cia de unos refu­gia­dos que viven en con­di­cio­nes extre­mas en el desier­to arge­lino. Dichas carac­te­rís­ti­cas las hacen par­te indi­so­lu­ble del pro­ce­so de con­so­li­da­ción y legi­ti­ma­ción marro­quí de la colo­ni­za­ción mili­tar, así como copar­tí­ci­pes direc­tos en el sufri­mien­to del pue­blo saha­raui. Bási­ca­men­te con­tri­bu­yen a deter­mi­nar el con­flic­to de for­ma uni­la­te­ral median­te la lógi­ca de la domi­na­ción, arra­san­do con todo tipo de dere­chos huma­nos, polí­ti­cos, comer­cia­les e internacionales.Como es sabi­do, Marrue­cos sigue ade­lan­te con su plan de explo­ta­ción y expro­pia­ción de los recur­sos natu­ra­les del terri­to­rio del Sáha­ra Occi­den­tal, que ocu­pa por la fuer­za des­de fina­les 1975. Recur­sos como los fos­fa­tos, la pes­ca, la agri­cul­tu­ra, gas, hie­rro, cobre, ura­nio y aho­ra le sigue la bús­que­da del petró­leo y de ener­gías renovables.

Recur­sos que son ven­di­dos en el mer­ca­do inter­na­cio­nal por par­te del Gobierno marro­quí sin nin­gún tipo de escrú­pu­los. Con­su­mi­dos la mayo­ría de ellos por toda la Unión Euro­pea, Ocea­nía, Esta­dos Uni­dos, Japón y algu­nos paí­ses de Medio Orien­te y otros de Suda­mé­ri­ca.
En el saqueo de los recur­sos natu­ra­les del Sáha­ra Occi­den­tal no todas las empre­sas que par­ti­ci­pan son marro­quíes, la mayo­ría de ellas son extran­je­ras que dis­fru­tan de un per­mi­so de Marrue­cos, lo que les hace cóm­pli­ces de la vio­len­cia repre­si­va que lle­va el régi­men marro­quí en el Sáha­ra Occi­den­tal. Cabe des­ta­car que han habi­do algu­nas empre­sas que tras denun­cias del Poli­sa­rio y de varias orga­ni­za­cio­nes, han cesa­do­su acti­vi­dad ale­gan­do que »antes de la eco­no­mía, está lo éti­co y moral y hay que res­pe­tar la lega­li­dad internacional.»

La siguien­te lis­ta mues­tra algu­nas de las empre­sas que actual­men­te tie­nen un con­tra­to o han man­te­ni­do alguno con Marrue­cos, lle­van­do a cabo su acti­vi­dad extrac­ti­va en terri­to­rio saharaui. 

El rán­king de empre­sas lo lide­ran las espa­ño­las con una par­ti­ci­pa­ción con­si­de­ra­ble (14), segui­dos de Fran­cia (9) y des­pués Marrue­cos (6).
1. Sino­fert. (Chi­na)
2. Coro­man­del Inter­na­tio­nal. (India)
3. Nutrien LTD (Cana­dá)
4. Alms­tom (Fran­cia)

5. Engie (Fran­cia)
6. San Leon Energy (Irlan­da)

7. Game­sa. (Espa­ña)

8. Kos­mos Energy. (EE.UU)

9. TOTAL. (Fran­cia)

10. ONHYM. (Marrue­cos)

11. Lon­grea­chOil and Gas Ven­tu­res. (Aus­tra­lia)

12. Azu­ra. (Fran­cia)

13. Idyl. (Fran­cia)

14. Sie­mens. (Ale­ma­nia)

15. Deu­ts­che Bank. (Ale­ma­nia)

16. Accio­na. (Espa­ña)
17. Aben­goa. (Espa­ña)

18. Als­tom­Wind. (Fran­cia)

19. Kerr-McGee. (EE.UU)

20. OCP Maroc. (Marrue­cos)

21. Atwood Oceea­nics. (EE.UU)

22. FMC Foret. (Espa­ña) 

23. Jeal­sa. (Espa­ña)

24. Euro­Pa­cí­fi­co. (Espa­ña)

25. Gra­nin­tra. (Espa­ña)

26. Iso­Fo­tón. (Espa­ña)

27. ISUSA. (Uru­guay)

28. Meta­lex. (Méxi­co)

29. Deval Ship­ping and Tra­ding. (Tur­quía)

30. Ership. (Espa­ña)

31. Pequi­ven. (Vene­zue­la)

32. Gil­do. (Espa­ña)

33. NETMAR. (Espa­ña)

34. Tamoil Sakia. (Libia)

35. Meri­pul. (Espa­ña)

36. Potash­Corp. (Cana­dá)

37. Derhem Sea­food. (Marrue­cos)

38. King Pes­ca. (Espa­ña)

39. TROULO. (Espa­ña)

40. Lifo­sa. (Litua­nia)

41. TGS-Nopec. (Norue­ga)

42. EDF Ener­gies. (Fran­cia)

43. VESTAS. (Dina­mar­ca)

44. Theo­lia. (Fran­cia)

45. ACWA Power. (Ara­bía Saudí)

46. FuGro. (Holan­da)

47. Thor Marino. (Dina­mar­ca)

48. Wes­sex Explo­ra­tion. (Rei­no Unido)

49. Cairn Energy. (Escocia)50. Island Oil. (Chi­pre)

51. Terra Sola Grou­pe AG. (Bah­ráin)

52. Innophos. (EE.UU)53. Tri­po­li­ven. (Vene­zue­la)

54. Agrium Incor­po­ra­ted. (Cana­dá)

55. Inci­tec Pivot. (Australia)56. Ballan­ce Agri-Nutrients. (Nue­va Zelanda)

57. Nare­va Hol­ding. (Marrue­cos)

58. GDF Suez. (Fran­cia)

59. Pura Vida Energy. (Aus­tra­lia)

60. Free­port-McMo­Ran. (EE.UU)

61. TAQA. (Emi­ra­tos Ára­bes Unidos)

62. KFW Bank. (Ale­ma­nia)

63. BEI. (Euro­pa)

64. DLM Maroc. (Marrue­cos)

65. Mitsui & Co. (Japón)

66. Enel Green Power. (Ita­lia)

67. Gene­ral Elec­tric. (EE.UU)

68. Al-Ajial Funds. (Marrue­cos)

69. Inter­na­tio­nal Power Ltd. (Rei­no Unido)

70. Cog­nis. (Ale­ma­nia) 

Fuen­te: ecsaha​raui​.com

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *