Cuba. A cua­tro años de su par­ti­da, sigue “sien­do Fidel”

Por Lau­ra V. Mor, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano Corres­pon­sa­lía Cuba, 26 de noviem­bre de 2020. 

«Lle­ga­mos has­ta aquí para can­tar­te, para decir­le al mun­do que exis­tes, que somos con­ti­nui­dad». Con esas pala­bras comen­zó una vela­da en la his­tó­ri­ca esca­li­na­ta de la Uni­ver­si­dad de La Haba­na, que nos recor­da­ría la pre­sen­cia de Fidel en cada aris­ta del pueblo.

Debi­do a la pan­de­mia, aun­que que Cuba per­ma­ne­ce con una baja can­ti­dad de casos dia­rios en com­pa­ra­ción con el res­to del mun­do e inclu­so del con­ti­nen­te, se dis­pu­so que el acto polí­ti­co-cul­tu­ral en La Haba­na la fue­ra la úni­ca acti­vi­dad pre­sen­cial para ren­dir tri­bu­to al líder his­tó­ri­co de la Revo­lu­ción Cuba­na a cua­tro años de su par­ti­da física.

Una vela­da dife­ren­te a la de otros 25 de noviem­bre, con menos asis­ten­tes y muchas medi­das de bio­se­gu­ri­dad que nos impo­ne el nue­vo coro­na­vi­rus, pero con el mis­mo sen­ti­mien­to intacto.

No es un home­na­je, es una demos­tra­ción de vida, por­que su pre­sen­cia es uná­ni­me y per­ma­nen­te”; “allí don­de se com­ba­te por la vida está Fidel” sen­ten­ció con voz emo­cio­na­da José Ángel Fer­nán­dez Cas­ta­ñe­da, Pre­si­den­te de la Fede­ra­ción de Estu­dian­tes Uni­ver­si­ta­rios (FEU).

José Ángel reme­mo­ró los luga­res y espa­cios coti­dia­nos, don­de sin dar­nos cuen­ta encon­tra­mos a Fidel: en los estu­dian­tes y jóve­nes pro­ta­go­nis­tas de su tiem­po, en el alma del artis­ta com­pro­me­ti­do, en el depor­tis­ta que lle­va con orgu­llo en su pecho la estre­lla soli­ta­ria, en los maes­tros y maes­tras que edu­can a las nue­vas gene­ra­cio­nes, en los hom­bres y muje­res de cien­cia que en estos tiem­pos no des­can­san bus­can­do la efec­ti­vi­dad de una vacu­na que nos devuel­va a algu­na “nor­ma­li­dad”; en los médi­cos que con valor y pro­fe­sio­na­lis­mo enfren­tan esta pan­de­mia en Cuba y en el mundo.

Eres tú Fidel, una pla­za de millo­nes como tú” reso­nó en la voz de las niñas y niños del Coro Cas­ca­be­li­to en la esca­li­na­ta de la Uni­ver­si­dad de La Haba­na, esa “esca­li­na­ta que sigue sien­do joven, rebel­de y revo­lu­cio­na­ria«, como dijo José Ángel en sus palabras.

Es ese Fidel, sin cuya figu­ra emble­má­ti­ca no pue­de enten­der­se la geo­po­lí­ti­ca del siglo pasa­do ni la de este siglo, cuan­do cuba­nas y cuba­nos lo man­tie­nen pre­sen­te, en pen­sa­mien­tos y actos.

Hemos sido Fidel y lo segui­re­mos sien­do” afir­mó Cas­ta­ñe­da ante cien­tos de jóve­nes que lo escu­cha­ban aten­tos. Por eso, “cada noche a las nue­ve al pri­me­ro que se tie­ne que aplau­dir es a Fidel”, reci­ta­ron los repen­tis­tas y las esca­li­na­tas retum­ba­ron en aplau­sos, una vez más en un enor­me, pro­fun­do y sen­ti­do “Yo soy Fidel”.

Fuen­te: Cuba en Resu­men – Fotos: Yai­mi Ravelo

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *