La “ley mor­da­za” recau­da 5,8 millo­nes en san­cio­nes en 5 años

Si algo ha demos­tra­do des­de su entra­da en vigor hace cin­co años la ley de Segu­ri­dad Ciu­da­da­na, cono­ci­da por sus detrac­to­res como ‘ley mor­da­za’, es su capa­ci­dad recau­da­to­ria. El tex­to que puso en mar­cha el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015 per­mi­te a los agen­tes san­cio­nar por infrac­cio­nes que no lle­gan a cali­fi­car­se de deli­tos sin nece­si­dad de cum­plir con el tedio­so pro­to­co­lo de tras­la­dar al que que­bran­ta la nor­ma a Comi­sa­ría y redac­tar una denun­cia. Los crí­ti­cos augu­ra­ban el fin de muchos dere­chos y liber­ta­des de las per­so­nas, pues limi­ta las reunio­nes y mani­fes­ta­cio­nes en la vía públi­ca. Sin embar­go, las pro­tes­tas ape­nas ocu­pan una míni­ma par­te de las mul­tas que cada año lle­gan a la Sub­de­le­ga­ción del Gobierno, al menos en Bur­gos. En este lus­tro, el Esta­do ha recau­da­do 5,8 millo­nes de euros, la mayo­ría por cues­tio­nes rela­cio­na­das con el con­su­mo y el cul­ti­vo de droga. 

El Pleno del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal deter­mi­nó este jue­ves que esta ley de Pro­tec­ción de la Segu­ri­dad Ciu­da­da­na cum­ple con las reglas del jue­go mar­ca­das por la Car­ta Mag­na en todos sus pun­tos, sal­vo el que tie­ne que ver con las gra­ba­cio­nes «no auto­ri­za­das» a los miem­bros de las Fuer­zas y Cuer­pos de Segu­ri­dad del Esta­do, una infrac­ción reco­gi­da en el artícu­lo 36.23 del tex­to de 2015 recu­rri­do en su día por varias fuer­zas polí­ti­cas, entre ellas el PSOE, UPyD, Izquier­da Plu­ral o Chun­ta Aragonesista. 

Dicho artícu­lo cali­fi­ca de infrac­ción gra­ve el uso no auto­ri­za­do de imá­ge­nes o datos per­so­na­les o pro­fe­sio­na­les de auto­ri­da­des o miem­bros de las Fuer­zas y Cuer­pos de Segu­ri­dad «que pue­da poner en peli­gro la segu­ri­dad per­so­nal o fami­liar de los agen­tes». A jui­cio de la sen­ten­cia, esta nor­ma vul­ne­ra el dere­cho cons­ti­tu­cio­nal a la difu­sión de infor­ma­ción y liber­tad de expre­sión que pro­te­ge el 20.2. Bien es cier­to que, si nos ate­ne­mos a los datos que faci­li­ta el Minis­te­rio del Inte­rior, en la pro­vin­cia de Bur­gos estas con­duc­tas solo se han denun­cia­do en un par de ocasiones. 

El cul­ti­vo, con­su­mo y el trans­por­te de sus­tan­cias estu­pe­fa­cien­tes en la vía públi­ca que no se con­si­de­ran deli­to de trá­fi­co son las infrac­cio­nes más habi­tua­les en la pro­vin­cia des­de la entra­da en vigor de la nor­ma. Supo­nen, de hecho, ocho de cada diez mul­tas que lle­gan a la Sub­de­le­ga­ción del Gobierno y han supues­to un ingre­so de 4,4 millo­nes de euros para las arcas del Esta­do. Otras dos con­duc­tas comu­nes son las fal­tas de res­pe­to y de cola­bo­ra­ción con los agen­tes de la autoridad. 

El pasa­do año se tra­mi­ta­ron un total de 3.139 denun­cias por incum­plir la ley de Segu­ri­dad Ciu­da­da­na, casi mil más que el ejer­ci­cio ante­rior, las cua­les per­mi­tie­ron recau­dar 1,95 millo­nes de euros, 600 mil más que en 2019. Des­de su entra­da en vigor hace ya un lus­tro, las mul­tas, que van des­de 100 a los 600.000 euros, se han mul­ti­pli­ca­do por cua­tro en Bur­gos. Nin­gu­na de ellas, eso sí, ha teni­do nun­ca el cali­fi­ca­ti­vo de muy grave. 

Uti­li­dad en la pan­de­mia. El recur­so de incons­tiu­cio­na­li­dad de esta ley fue el colo­fón a un alu­vión de que­jas que en su día vie­ron en esta ley la excu­sa per­fec­ta para que el Gobierno limi­ta­se los dere­chos de los espa­ño­les. Lo cier­to es que en Bur­gos no ha habi­do san­cio­nes por mani­fes­ta­cio­nes o pro­tes­tas no comu­ni­ca­das ‑uno de los capí­tu­los más polé­mi­cos de este tex­to-. Por con­tra, se ha con­ver­ti­do en una herra­mien­ta muy útil para con­tro­lar el cum­pli­mien­to del esta­do de alar­ma duran­te los peo­res meses de pandemia. 

Los agen­tes se aus­pi­cia­ron en esta ley para poder san­cio­nar todos aque­llos que­bran­ta­mien­tos, la gran mayo­ría acom­pa­ña­dos de fal­tas de res­pe­to o resis­ten­cia hacia los cuer­pos de seguridad. 

Fuen­te: Dia­rio de Burgos

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *