Esta­dos Uni­dos. Trump auto­ri­za ini­ciar pro­ce­so de tran­si­ción del Gobierno /​/​El camino hacia un nue­vo gobierno

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 de noviem­bre de 2020.

El pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos (EE.UU.), Donald Trump, auto­ri­zó este lunes a la direc­to­ra de la Admi­nis­tra­ción de Ser­vi­cios Gene­ra­les del Gobierno (GSA, por sus siglas en inglés), Emily Murphy, y a su equi­po a que «hagan lo que sea nece­sa­rio con res­pec­to a los pro­to­co­los ini­cia­les», en refe­ren­cia al pro­ce­so de tran­si­ción con el nue­vo Gobierno del país norteño.

Median­te un men­sa­je publi­ca­do en su cuen­ta ofi­cial de la red social Twit­ter, el jefe de Esta­do tam­bién seña­ló que le ha dado ins­truc­cio­nes a su equi­po para «que haga lo mismo».

«Quie­ro agra­de­cer a Emily Murphy de GSA por su fir­me dedi­ca­ción y leal­tad a nues­tro país», agre­gó, al tiem­po que pun­tua­li­zó que con­ti­nua­rá con insis­tien­do por la vía legal para rever­tir los resul­ta­dos de las elec­cio­nes que han favo­re­ci­do al demó­cra­ta, Joe Biden.

Este anun­cio se cono­ció lue­go de que la GSA seña­la­ra que asig­na­ría al pre­si­den­te elec­to los recur­sos nece­sa­rios para lle­var a cabo el pro­ce­so de tran­si­ción. Murphy indi­có ade­más que el equi­po de Biden podrá dis­po­ner de 7,3 millo­nes de dóla­res que sal­drán de las arcas públicas.

Ambas deci­sio­nes están vin­cu­la­das con la cer­ti­fi­ca­ción de la vic­to­ria de Biden en el esta­do de Michi­gan por par­te de sus auto­ri­da­des. A ello se suman con­tex­tos simi­la­res en Geor­gia, don­de Trump había pre­sen­ta­do varias denun­cias sobre el pro­ce­so elec­to­ral sin obte­ner los resul­ta­dos deseados.

La comi­sión espe­cial de Michi­gan deci­dió por tres votos a favor y una abs­ten­ción que Biden sea cer­ti­fi­ca­do ven­ce­dor en los comi­cios en el esta­do, en el que se impu­so por cer­ca de 156.000 votos a Trump, en un esta­do don­de se compu­taron 5,5 millo­nes de sufragios.

Asis­mi­mo, el esta­do de Pen­sil­va­nia debe cer­ti­fi­car este lunes sus resul­ta­dos don­de el exvi­ce­pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se tie­ne una ven­ta­ja de más de 80.000 votos.

Fuen­te: TeleSUR

EE.UU. en el camino hacia un nue­vo gobierno

El pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se, Donald Trump, final­men­te auto­ri­zó el ini­cio de la tran­si­ción de poder hacia el demó­cra­ta Joe Biden, una señal de lo infruc­tuo­sos que se man­tie­nen hoy sus esfuer­zos por rever­tir los resul­ta­dos elec­to­ra­les.
Con sema­nas de retra­so, y en medio de pre­sio­nes pro­ve­nien­tes de ambos lados del espec­tro polí­ti­co, la Admi­nis­tra­ción de Ser­vi­cios Gene­ra­les (GSA, por sus siglas en inglés) infor­mó ayer al demó­cra­ta que el gobierno del repu­bli­cano está lis­to para comen­zar el pro­ce­so de tran­si­ción formal.

En una car­ta envia­da al equi­po de Biden, la titu­lar de ese cuer­po, Emily Murphy, una fun­cio­na­ria nom­bra­da por Trump, indi­có que fir­ma­rá la vic­to­ria del demó­cra­ta, un pro­ce­so cono­ci­do como veri­fi­ca­ción e impres­cin­di­ble para pro­por­cio­nar recur­sos cla­ve en la eta­pa de tras­pa­so de poder.

La misi­va envia­da por Murphy, quien reci­bió nume­ro­sas crí­ti­cas por su nega­ti­va a reco­no­cer has­ta el momen­to los resul­ta­dos de las elec­cio­nes del pasa­do 3 de noviem­bre, fue vis­ta como el pri­mer paso que da la admi­nis­tra­ción Trump para admi­tir la derro­ta del actual ocu­pan­te de la Casa Blanca.

Esa acción se dio más de dos sema­nas des­pués de que los prin­ci­pa­les medios de pren­sa del país decla­ra­ran a Biden como el ven­ce­dor de los comi­cios con 306 votos elec­to­ra­les, fren­te a los 232 del gober­nan­te republicano.

Duran­te todo este tiem­po, Trump se ha nega­do a asu­mir ese des­en­la­ce elec­to­ral e inclu­so lle­gó a decir de for­ma fal­sa que fue él quien se impu­so en las urnas, ade­más de que su cam­pa­ña inter­pu­so dece­nas de desa­fíos lega­les en esta­dos cla­ve para rever­tir los resultados.

Este lunes, tras difun­dir­se el con­te­ni­do de la car­ta de Murphy, el man­da­ta­rio escri­bió en Twit­ter que le reco­men­dó a la titu­lar de la GSA y a su equi­po hacer lo nece­sa­rio con res­pec­to a los pro­to­co­los ini­cia­les de tran­si­ción, por­que ello iba ‘en el mejor inte­rés de nues­tro país’.

A pesar de eso, evi­tó reco­no­cer explí­ci­ta­men­te el triun­fo de Biden y ase­gu­ró que segui­rá ade­lan­te con su caso para desa­fiar los resul­ta­dos. ‘Con­ti­nua­re­mos la bue­na bata­lla y creo que pre­va­le­ce­re­mos’, afir­mó el mandatario.

Sin embar­go, orga­ni­za­cio­nes de noti­cias como la cade­na de tele­vi­sión CNN sos­tu­vie­ron que la car­ta de la GSA es otra evi­den­cia de que está lle­gan­do a su fin la apues­ta legal de Trump para elu­dir el des­en­la­ce de los comi­cios, la cual está car­ga­da de teo­rías conspirativas.

Aun cuan­do el pre­si­den­te se empe­ña en repe­tir las acu­sa­cio­nes de frau­de elec­to­ral masi­vo, lo cier­to es que su equi­po legal, enca­be­za­do por su abo­ga­do Rudy Giu­lia­ni, no ha pro­por­cio­na­do evi­den­cias de irre­gu­la­ri­da­des que logren con­ven­cer a los jue­ces en diver­sos esta­dos del país.

De hecho, los letra­dos del pre­si­den­te solo obtu­vie­ron un par de éxi­tos en las cor­tes, pero en al menos 30 oca­sio­nes sus deman­das resul­ta­ron des­es­ti­ma­das o debie­ron reti­rar­las dadas las pocas posi­bi­li­da­des de avance.

La luz ver­de dada por el repu­bli­cano a la GSA solo ocu­rrió des­pués de la cre­cien­te pre­sión colo­ca­da sobre Trump y sobre la pro­pia Murphy con vis­tas a que libe­ra­ran millo­nes de dóla­res en recur­sos fede­ra­les y se le per­mi­tie­ra al equi­po de Biden tener acce­so a las agen­cias gubernamentales.

El pre­si­den­te elec­to y los demó­cra­tas advir­tie­ron que el retra­so en la tran­si­ción ame­na­za­ba la segu­ri­dad nacio­nal y obs­ta­cu­li­za­ba la capa­ci­dad de la admi­nis­tra­ción entran­te para res­pon­der a la pan­de­mia de la Covid-19.

Median­te misi­vas envia­das ayer a Murphy, líde­res demó­cra­tas de la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes y el Sena­do tam­bién la acu­sa­ron de soca­var la segu­ri­dad nacio­nal con su nega­ti­va a cer­ti­fi­car a Biden como el gana­dor de las presidenciales.

Asi­mis­mo, aun­que en un pri­mer momen­to la mayo­ría de los legis­la­do­res repu­bli­ca­nos evi­tó pro­nun­ciar­se al res­pec­to, en los últi­mos días se incre­men­tó el núme­ro de miem­bros de la fuer­za roja que ins­ta­ron a Trump a comen­zar la transición.

De ese modo, aun­que el jefe de la Casa Blan­ca toda­vía tie­ne casi dos meses para tra­tar de con­cre­tar prio­ri­da­des de su con­tro­ver­ti­da agen­da antes de aban­do­nar el car­go, Esta­dos Uni­dos avan­za hacia un nue­vo gobierno que, al menos en lo pro­yec­ta­do por Biden, ten­drá mar­ca­das dife­ren­cias con el eje­cu­ti­vo actual.

Fuen­te: Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *