Nación Mapu­che. Aucán Huil­ca­mán y su recha­zo a los esca­ños reser­va­dos: «Nos encon­tra­mos redac­tan­do un esta­tu­to de autodeterminación»

Car­los Jara /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de noviem­bre de 2020

El his­tó­ri­co líder mapu­che y encar­ga­do de las rela­cio­nes inter­na­cio­na­les del Con­se­jo de Todas las Tie­rras, con­ver­só con nues­tro medio sobre la refor­ma de esca­ños reser­va­dos para Pue­blos Indí­ge­nas, reafir­man­do su pos­tu­ra de que es un pro­ce­so ile­gí­ti­mo, debi­do a la fal­ta de una con­sul­ta indí­ge­na. En otros temas, se refi­rió tam­bién a la sali­da de Mario Rozas de Cara­bi­ne­ros, a la lle­ga­da de un nue­vo minis­tro del Inte­rior, y a los hechos de vio­len­cia que se siguen suce­dien­do en el sur de nues­tro país.

Duran­te la tar­de de este jue­ves, la sala del Sena­do hizo lo que ya muchos pre­veían, recha­zan­do la fór­mu­la pro­pues­ta por la opo­si­ción para esta­ble­cer esca­ños reser­va­dos para los Pue­blos Indí­ge­nas (PPII). Con ello, la nor­ma­ti­va pasó a dis­cu­tir­se en una Comi­sión Mix­ta, cons­ti­tu­yén­do­se así un esce­na­rio incier­to para el futu­ro de la mis­ma.
En para­le­lo, hechos de vio­len­cia como el ase­si­na­to del cara­bi­ne­ro Euge­nio Nain o los dis­pa­ros a dos meno­res de edad de ori­gen mapu­che en un cen­tro del Sena­me en Tal­cahuano, han man­te­ni­do la ten­sión alta en el con­flic­to his­tó­ri­co entre el Esta­do de Chi­le y las comu­ni­da­des mapu­che al sur del Bío Bío, sin que haya pers­pec­ti­vas cla­ras de que la situa­ción vaya a mejo­rar.
La lle­ga­da de un nue­vo minis­tro del Inte­rior al car­go tam­po­co ha sido un hecho rele­van­te para la temá­ti­ca, ya que si bien al asu­mir se apre­su­ró a anun­ciar que nom­bra­ría a una per­so­na «con dedi­ca­ción exclu­si­va» en la zona, habien­do pasa­do ya casi dos sema­nas esto aún no ocu­rre.
[Te pue­de inte­re­sar]: En con­tra de esca­ños reser­va­dos: Comu­ni­da­des mapu­che se toman Muni­ci­pio de Luma­co
Sobre estos y otros temas El Des­con­cier­to con­ver­só con el wer­kén y encar­ga­do de las rela­cio­nes inter­na­cio­na­les del Con­se­jo de Todas las Tie­rras, Aucán Huil­ca­mán, quien des­de los ini­cios del pro­ce­so se ha mos­tra­do bas­tan­te crí­ti­co y dere­cha­men­te con­tra­rio al esta­ble­ci­mien­to de esca­ños reser­va­dos, argu­men­tan­do que es una fór­mu­la impues­ta y que la expe­rien­cia inter­na­cio­nal indi­ca que no es la idó­nea.
«Se debió haber lla­ma­do a que se ins­tau­ra­ra un diá­lo­go abier­to y públi­co. No entre ami­gos como se ges­ta­ron los esca­ños reser­va­dos. No entre ami­gos como lo hicie­ron aho­ra, sino con las orga­ni­za­cio­nes intere­sa­das en pro­mo­ver los dere­chos de los PPII, y no sus­ti­tu­yen­do a los PPII como lo hicie­ron con una comi­sión téc­ni­ca», sos­tie­ne Huil­ca­mán. Lue­go agre­ga: «por eso que este pro­ce­so de esca­ños reser­va­dos no va a gozar de la legi­ti­mi­dad aun­que se ins­ta­len 15 o 30, se esta­blez­can supra­nu­me­ra­rios o den­tro de los 155 ya esta­ble­ci­dos. Como sea, no va a tener la legi­ti­mi­dad. Por­que se sus­ti­tu­yó la sobe­ra­nía de los PPII, se sus­ti­tu­yó a los PPII median­te la comi­sión téc­ni­ca».
– En ese sen­ti­do, ¿Qué te pare­ció que se haya recha­za­do lo pro­pues­to por la Comi­sión de Cons­ti­tu­ción (25 esca­ños supra­nu­me­ra­rios y voto por auto iden­ti­fi­ca­ción) en la Sala del Sena­do?
La fal­ta de acuer­do entre ambos gru­pos polí­ti­cos es el resul­ta­do de la deci­sio­nes uni­la­te­ra­les que se vie­nen toman­do en la ins­tau­ra­ción de los esca­ños reser­va­dos. Deci­sio­nes que sur­gen al mar­gen de los intere­ses de los pue­blos indí­ge­nas. Con una opo­si­ción inten­tan­do empa­ti­zar con la ciu­da­da­nía ‑post esta­lli­do social y pre­vio al Ple­bis­ci­to- y aco­rra­lar al gobierno. Prue­ba de ello es que prác­ti­ca­men­te no hay orga­ni­za­cio­nes legi­ti­ma­das en el mun­do indí­ge­na que estén pro­mo­vien­do la idea de los esca­ños reser­va­dos por la expe­rien­cia inter­na­cio­nal que ha sig­ni­fi­ca­do, y por el carác­ter incon­sul­to que tie­ne.
Ade­más, des­de el Sena­do han seña­la­do que no se ha hecho la con­sul­ta por el carác­ter tran­si­to­rio, por­que no tie­ne un carác­ter per­ma­nen­te. Eso ha dicho el sena­dor De Urres­ti en muchas opor­tu­ni­da­des, y es una men­ti­ra abso­lu­ta. Por­que las deci­sio­nes que se están toman­do tie­nen un carác­ter per­ma­nen­te, por­que va a haber como resul­ta­do una nue­va Cons­ti­tu­ción, don­de se pue­de redun­dar en una limi­ta­ción, subor­di­na­ción y una domes­ti­ca­ción de los pue­blos indí­ge­nas, enton­ces es fal­so lo que se sos­tie­ne.
Los sena­do­res Álva­ro Eli­zal­de, Adria­na Muñoz, Juan Pablo Lete­lier, y el minis­tro de la Seg­pres Cris­tian Monc­ke­berg, duran­te la sesión espe­cial del Sena­do, cita­da para dis­cu­tir el pro­yec­to de refor­ma que reser­va esca­ños.
– ¿A qué te refie­res espe­cí­fi­ca­men­te cuan­do dices que la expe­rien­cia inter­na­cio­nal ha demos­tra­do los per­jui­cios del meca­nis­mo de los esca­ños reser­va­dos?
En 1992 en Colom­bia empie­za la figu­ra de los esca­ños reser­va­dos. Lue­go tran­si­ta a Vene­zue­la y Ecua­dor. Es una figu­ra polí­ti­ca fra­ca­sa­da, por­que por ejem­plo, en Colom­bia, no sola­men­te se esta­ble­cie­ron esca­ños para la ela­bo­ra­ción de una Cons­ti­tu­ción Ori­gi­na­ria (nue­va Cons­ti­tu­ción como le lla­man en Chi­le), y hoy, sigue habien­do esca­ños reser­va­dos para PPII en el Sena­do y en la Cáma­ra, y vemos que no tie­ne nin­gu­na efi­ca­cia por­que el terri­to­rio de los PPII ha sido el esce­na­rio del con­flic­to arma­do, de la prác­ti­ca de gru­pos irre­gu­la­res, y en defi­ni­ti­va se siguen vul­ne­ran­do los DD.HH. huma­nos. En Ecua­dor, el movi­mien­to indí­ge­na cre­yó en el con­cep­to del Esta­do plu­ri­na­cio­nal, y el 2019, se gene­ró un gran movi­mien­to lle­va­do por los indí­ge­nas por­que los esta­dos plu­ri­na­cio­na­les no lega­ban nin­gu­na auto­ri­dad. Nin­gún nivel de auto­no­mía ni de nin­gu­na facul­tad a las nacio­na­li­da­des que con­for­ma­ban la plu­ri­na­cio­na­li­dad. Enton­ces esos son dos ejem­plos don­de hubo y hay esca­ños reser­va­dos, sin que eso haya con­tri­bui­do en algo a una mejor repre­sen­ta­ción de los intere­ses de los PPII.
La úni­ca for­ma de ini­ciar un pro­ce­so de este tipo es comen­zar de la base del prin­ci­pio del dere­cho de libre deter­mi­na­ción, según el cual, se le entre­ga a las par­tes intere­sa­das ‑el Esta­do y los pue­blos indí­ge­nas- la potes­tad para bus­car mane­ras de solu­ción. Enton­ces creo que se está inten­tan­do hablar algo nove­do­so en Chi­le cuan­do ya es una vie­ja prác­ti­ca des­apro­ba­da. Y lo digo yo como Aucán Huil­ca­mán, que fui legis­la­dor de dos nor­mas de dere­cho inter­na­cio­nal, por lo que no estoy hablan­do anto­ja­di­za­men­te. Es sim­ple­men­te por la inefi­ca­cia que han demos­tra­do tener los esca­ños.
– En otro tema, ¿Qué te pare­ció la sali­da de Mario Rozas de Cara­bi­ne­ros, y los elo­gios que el Pre­si­den­te Sebas­tián Piñe­ra pro­nun­ció en su des­pe­di­da?
Me pare­cen ver­da­de­ra­men­te repro­cha­ble las decla­ra­cio­nes del Pre­si­den­te de elo­giar a una per­so­na que no tuvo la capa­ci­dad de dar­le direc­ción a una ins­ti­tu­ción que se ha con­ver­ti­do en el sím­bo­lo de la vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal en con­tra de la ciu­da­da­nía. Lo que suce­dió en Tal­cahuano, es la con­duc­ta típi­ca de los cara­bi­ne­ros al inte­rior de las comu­ni­da­des mapu­che. Bas­ta recor­dar que el día 10 de sep­tiem­bre de 2020 la PDI fue a una comu­ni­dad en la comu­na Collu­pu­lli, y se gene­ró un inci­den­te en el que niños de 8 a 10 años fue­ron ame­na­za­dos por fun­cio­na­rios de la PDI, ponién­do­les pis­to­las en la cabe­za. Enton­ces, debe haber un cam­bio doc­tri­na­rio en Cara­bi­ne­ros y en las poli­cías en Chi­le, y la doc­tri­na de ver a los mapu­che como el enemi­go interno, que vie­ne de la dic­ta­du­ra mili­tar, y que se expre­sa cuan­do los cara­bi­ne­ros al inter­ac­tuar con mapu­che asu­men una pos­tu­ra defen­si­va y exhi­ben sus armas inme­dia­ta­men­te al inte­rior de las comu­ni­da­des. Esa es una con­cep­ción obje­ti­va y sub­je­ti­va que se mani­fies­ta, y lo que ocu­rrió en Tal­cahuano es casi pun­tual en com­pa­ra­ción a lo que es coti­diano en las comu­ni­da­des mapu­che.
Renun­cia del Gene­ral Direc­tor de Cara­bi­ne­ros.
– Y en ese mis­mo con­tex­to, ¿Cómo eva­lúas la sali­da del ex minis­tro Víc­tor Pérez y la lle­ga­da de Rodri­go Del­ga­do?
El ex minis­tro del Inte­rior, cuan­do visi­tó la Arau­ca­nía fue muy par­ti­cu­lar, por­que vino a rea­li­zar una serie de ame­na­zas de vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal. Lo úni­co que vino aquí a hablar fue de vio­len­cia, incen­ti­van­do y azu­zan­do el odio racial, y a par­tir de allí, un con­jun­to de per­so­nas se vie­ron res­pal­da­das y actua­ron en Cura­cau­tín. Por lo tan­to, lo que le suce­dió a Víc­tor Pérez es la con­se­cuen­cia direc­ta de lo que aquí pasó, don­de prác­ti­ca­men­te mos­tró su lado anti mapu­che, lo que es inacep­ta­ble. Espe­ra­mos que el nue­vo minis­tro ten­ga una ruta dife­ren­te, y lo exhor­to para que ten­ga­mos un diá­lo­go abier­to y públi­co. Y no ven­ga en la mis­ma lógi­ca de Andrés Chad­wick o de Pérez, por­que todos ellos han fra­ca­sa­do.
– Pre­ci­sa­men­te, una de las pri­me­ras accio­nes que anun­ció Del­ga­do fue la desig­na­ción de una per­so­na con «dedi­ca­ción exclu­si­va» a la macro zona sur, algo que a más de diez días aún no ocu­rre.
La asig­na­ción de la una per­so­na en la macro zona sur con dedi­ca­ción exclu­si­va, es una bue­na mane­ra de des­en­ten­der­se de par­te del gobierno, de la situa­ción del Bío Bío al sur. Ya es una prác­ti­ca cono­ci­da, los gobier­nos de la ex Con­cer­ta­ción y de la Nue­va Mayo­ría tuvie­ron dele­ga­dos pre­si­den­cia­les, estu­vo el señor Vie­ra Gallo, el señor Ega­ña, que tenía dedi­ca­ción exclu­si­va, entre otros, y prác­ti­ca­men­te nin­guno de ellos fun­cio­nó por­que más que dedi­ca­ción exclu­si­va, se tra­tó de des­en­ten­der­se des­de La Mone­da, de la situa­ción mapu­che, y de esta mane­ra seguir omi­tien­do la res­pon­sa­bi­li­dad del Esta­do chi­leno en el tema.
Y estas situa­ción se com­po­ne de sola­men­te tres ele­men­tos: los actos coer­ci­ti­vos mili­ta­res que ini­cia­ron la Paci­fi­ca­ción de la Arau­ca­nía, don­de se come­tió el cri­men de geno­ci­dio que está en com­ple­ta impu­ni­dad. En segun­do lugar, la toma y ocu­pa­ción del terri­to­rio, y en ter­cer lugar, el gran daño cul­tu­ral efec­tua­do al pue­blo mapu­che. En esos tres asun­tos tie­ne direc­ta res­pon­sa­bi­li­dad el Esta­do chi­leno y se tie­ne que repa­rar. Sin embar­go, con la nomi­na­ción de per­so­nas o dele­ga­dos espe­cia­les, inten­ta des­en­ten­der­se de esta gran pro­ble­má­ti­ca. Por ello hemos plan­tea­do la nece­si­dad de una comi­sión de escla­re­ci­mien­to his­tó­ri­co del Bío Bío al sur. Para que se conoz­ca la ver­dad, y no cada gobierno ins­tau­re su pro­pia ver­dad. Nece­si­ta­mos ver­dad, jus­ti­cia y repa­ra­ción al daño cau­sa­do. Cuan­do haya, pode­mos enca­mi­nar­nos a una con­vi­ven­cia entre mapu­che y no mapu­che. Y eso debie­ra ser la agen­da del dele­ga­do, si quie­re ins­tau­rar la paz. Pero si otra es la meta del Plan Arau­ca­nía para tener más mili­ta­res en el sur, evi­den­te­men­te que las ten­sio­nes y con­tro­ver­sias se van a man­te­ner e inclu­so con mayor inten­si­dad.
Pri­me­ra visi­ta ofi­cial del nue­vo minis­tro del Inte­rior a Temu­co, acom­pa­ña­do del Pre­si­den­te.
– En dos años, han pasa­do cua­tro minis­tros del Inte­rior. ¿Ves una con­ti­nui­dad en la mili­ta­ri­za­ción?
Hay una con­ti­nui­dad, pero des­de este gobierno y de otros tam­bién, de la ex Con­cer­ta­ción y de la Nue­va Mayo­ría, que lo hicie­ron igual. Es prác­ti­ca­men­te la úni­ca mane­ra de tener una rela­ción for­za­da en La Arau­ca­nía. La mili­ta­ri­za­ción es la for­ma que el Esta­do tie­ne de ins­ta­lar la vio­len­cia con el pue­blo mapu­che. Pero esa fuer­za y vio­len­cia mili­ta­ri­za­da, poli­cial, con más recur­sos e incen­ti­vos de todo tipo, se está con­vir­tien­do en algo insos­te­ni­ble, por­que las comu­ni­da­des mapu­che cada vez se levan­tan con más fuer­za para hablar de sus dere­chos.
– ¿Qué pien­sas sobre el hecho de que se haya con­fir­ma­do que se usa­ron balas de alto cali­bre en el ase­si­na­to del Cara­bi­ne­ro Euge­nio Nain?
En La Arau­ca­nía hay que tener en cuen­ta que se han traí­do muchas de las prác­ti­cas de Colom­bia, una suer­te colom­bia­ni­za­ción. Aquí se está incur­sio­nan­do en terre­nos de vio­len­cia, de gru­pos que han toma­do acción de mane­ra al mar­gen de la lega­li­dad. El mejor ejem­plo es la Ope­ra­ción Hura­cán. Que­mas de vehícu­los, per­so­nas que para cobrar su segu­ro que­man sus camio­nes, y hoy día el gobierno ha asig­na­do sus recur­sos para que, como dijo el ex minis­tro Pérez, «camión que­ma­do sea camión paga­do», y esa es la mejor mane­ra de incen­ti­var la vio­len­ciaY con esa vio­len­cia se cri­mi­na­li­za y se ensu­cia la cau­sa mapu­che. Se le atri­bu­yen livia­na y lige­ra­men­te a los mapu­che hechos que no están escla­re­ci­dos. Por­que resul­ta inex­pli­ca­ble que estos hechos no se escla­rez­can tenien­do el gobierno todas las herra­mien­tas pro­ce­sa­les y pena­les.
Tam­bién se supo que las balas eran del mis­mo cali­bre que las que le cos­ta­ron la vida a Cami­lo Catri­llan­ca, ¿te pare­ce una mera coin­ci­den­cia o te gene­ra algún tipo de sos­pe­chas?
Si es casua­li­dad, es com­ple­ta­men­te sos­pe­cho­sa. Pero tam­bién resul­ta curio­so, que el cara­bi­ne­ro Nain haya acu­di­do en soli­ta­rio a veri­fi­car un cor­te de ruta, una barri­ca­da, y que haya sido heri­do de bala y esta­ba solo. O sea, eso es muy curio­so, en todas sus for­mas. Yo no conoz­co mucho cómo ope­ra Cara­bi­ne­ros, pero conoz­co Temu­co, y conoz­co físi­ca­men­te el lugar. Y que sal­ga des­de la ciu­dad de Temu­co, y se tras­la­de sie­te kiló­me­tros, a un pro­ce­di­mien­to solo, es curio­so, e inclu­so inex­pli­ca­ble. Y si a eso se le suma el hecho del cali­bre de la bala, me pare­ce que ahí hay cosas ente­rra­das, cosas tur­bias alre­de­dor de la muer­te del cara­bi­ne­ro Nain.
– ¿Qué cami­nos se pue­den seguir con­si­de­ran­do que el pro­ce­so de esca­ños reser­va­dos ya está en su eta­pa cru­cial?
El 30 de noviem­bre de 2016 ini­cia­mos un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te, lue­go en 2019 le dimos con­ti­nui­dad, y actual­men­te nos encon­tra­mos redac­tan­do un esta­tu­to de auto­de­ter­mi­na­ción al ampa­ro de la legis­la­ción inter­na­cio­nal, para la con­for­ma­ción de un gobierno mapu­che inde­pen­dien­te en el sur. Por eso, bajo esta figu­ra, pode­mos ‑al ale­ro del prin­ci­pio de auto­de­ter­mi­na­ción y bajo el prin­ci­pio de la liber­tad de cada pue­blo- dia­lo­gar con el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te del pue­blo chi­leno.
Ade­más, noso­tros den­tro de la sema­na que vie­ne vamos a recu­rrir a la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de DDHH, para pedir medi­das cau­te­la­res de estas deci­sio­nes. En la reso­lu­ción 1 – 2020, la CIDH le pide a los Esta­dos par­te, entre ellos Chi­le, que no adop­ten medi­das legis­la­ti­vas en el con­tex­to de pan­de­mia, por­que impo­si­bi­li­ta la con­sul­ta indí­ge­na. Lo dice cla­ra­men­te. Por lo tan­to tene­mos esa fuer­za jurí­di­ca que nos da esta legis­la­ción inter­na­cio­nal y vamos a pedir medi­das cau­te­la­res por­que esta­mos fren­te a una ame­na­za. La de dejar subor­di­na­dos a los PPII al des­tino incier­to de una nue­va Cons­ti­tu­ción que pue­de deri­var en cual­quier con­te­ni­do. Para esto con­ta­mos con apo­yo de orga­ni­za­cio­nes que­chua (que ya envia­ron una nota por su par­te a la comi­sión), ayma­ras, y sec­to­res de los pue­blos rapa­nui, colla y mapu­che.
 

FUENTE: el Deconcierto

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *