Colom­bia. Segun­da jor­na­da de paro nacio­nal y movilizaciones

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de noviem­bre de 2020.

El sába­do se reali­zó el segun­do día de paro y movi­li­za­cio­nes con­vo­ca­das por cen­tra­les de tra­ba­ja­do­res, orga­ni­za­cio­nes socia­les, cam­pe­si­nas y estu­dian­tes. Las prin­ci­pa­les deman­das del Comi­té Nacio­nal de Paro son por una ren­ta bási­ca, inter­ven­ción al sis­te­ma de salud, reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca real y el cese de la violencia.

Colom­bia con­me­mo­ró el ani­ver­sa­rio de las his­tó­ri­cas pro­tes­tas que tuvie­ron lugar en noviem­bre pasa­do con un segun­do día de paro nacio­nal. En Bogo­tá y Mede­llín, epi­cen­tro de las movi­li­za­cio­nes, hubo gran repre­sión por par­te de la poli­cía. La jor­na­da fue con­vo­ca­da por cen­tra­les de tra­ba­ja­do­res, orga­ni­za­cio­nes socia­les y de estu­dian­tes. Tam­bién los sec­to­res del cam­pe­si­na­do se movi­li­za­ron en varios pun­tos del país. Los prin­ci­pa­les recla­mos fue­ron hacia las polí­ti­cas del pre­si­den­te Iván Duque y su mane­jo de la pan­de­mia. Ade­más pidie­ron por que se deten­ga la per­se­cu­ción y muer­te de diri­gen­tes sociales. 

Para Jor­ge López Ardi­la del Coor­di­na­dor Nacio­nal Agra­rio (CNA) las zonas mili­ta­ri­za­das es don­de más se ven estas reali­da­des. “Des­de los Acuer­dos de Paz de 2016 ha habi­do más de mil líde­res socia­les muer­tos”, indi­có el diri­gen­te campesino.

Una gene­ra­ción sin miedo

El 21 de noviem­bre de 2019 la socie­dad colom­bia­na dijo bas­ta. Muchos ana­lis­tas sos­tu­vie­ron que una nue­va gene­ra­ción había sali­do a las calles. Hom­bres y muje­res que ya no car­ga­ban con el mie­do de sus ante­ce­so­res. Las mar­chas que empe­za­ron ese día se repi­tie­ron has­ta la lle­ga­da del coro­na­vi­rus. El covid-19 pare­ció fun­cio­nar como una alia­do per­fec­to para Duque que has­ta ese momen­to ya car­ga­ba con más de una dece­na de muer­tos por la repre­sión poli­cial. Sin embar­go en sep­tiem­bre de este año vol­vie­ron las movi­li­za­cio­nes y la res­pues­ta vio­len­ta del gobierno. 

Aho­ra el país está inmer­so en un paro nacio­nal que se pro­lon­ga­rá has­ta el 25 de noviem­bre. Las prin­ci­pa­les deman­das de la Comi­té Nacio­nal de Paro son por una ren­ta bási­ca, inter­ven­ción al sis­te­ma de salud, reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca real y el cese de la violencia.

En la capi­tal los orga­nis­mos socia­les y la juven­tud fue­ron la avan­za de la pro­tes­ta. Los estu­dian­tes vol­vie­ron a decir pre­sen­te para denun­ciar el ajus­te que pro­pi­cia el del­fín del expre­si­den­te Álva­ro Uri­be. Para Andrés Rodrí­guez, del Movi­mien­to Alter­na­ti­va que mili­ta en los barrios popu­la­res de la ciu­dad, la pan­de­mia expu­so la vio­len­cia que viven a dia­rio los más humil­des. “Solo en el año 2020 en Bogo­tá hubo 597 casos de vio­len­cia policial. 

En el últi­mo mes, des­pués de las pro­tes­tas que se vivie­ron en sep­tiem­bre, aumen­ta­ron las ame­na­zas de las fuer­zas mili­ta­ri­za­das con­tra el movi­mien­to popu­lar”, indi­có el diri­gen­te social. Sin embar­go los jóve­nes siguen lle­van­do ade­lan­te sus recla­mos. “El hijo de vecino es el que está mar­chan­do hoy día. Quie­re estu­diar. Quie­re vivir tran­qui­lo. Son expre­sio­nes de la socie­dad civil no orga­ni­za­da que des­de el año pasa­do se suman a las pro­tes­tas”, sos­tu­vo Rodríguez.

En Bogo­tá las orga­ni­za­cio­nes estu­dian­ti­les denun­cia­ron que fue­ron per­se­gui­das y repri­mi­das por efec­ti­vos del Escua­drón Móvil Anti­dis­tur­bios (ESMAD). Un gru­po de estu­dian­tes que­dó ence­rra­do den­tro del edi­fi­cio de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal. La poli­cía arro­jó gases lacri­mó­ge­nos hacia el inte­rior del pre­dio. Tam­bíen en Mede­llín las fuer­zas poli­cia­les salie­ron con camio­nes hidran­tes con­tra los mani­fes­tan­tes. Al menos cua­tro per­so­nas fue­ron dete­ni­das según publi­có el sitio Colom­bia Infor­ma.
La Paz en el olvido

La vio­len­cia endé­mi­ca es par­te del día a día en el país. El Ins­ti­tu­to de Estu­dios para el Desa­rro­llo y la Paz infor­mó que 242 fir­man­tes del Acuer­do de Paz que inte­gra­ban las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia (FARC) fue­ron ase­si­na­dos has­ta la fecha. Des­de la pre­fec­tu­ra de San­tan­der, al nor­te del país, López Ardi­la sos­tie­ne que la vio­len­cia vie­ne des­de el Esta­do. “Esta­mos vivien­do un genocido. 

Ade­más de los muer­tos, tene­mos com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras a los que se encar­ce­la sin prue­bas para des­pués libe­rar­los. La per­se­cu­ción tam­bién es judi­cial”, indi­có el diri­gen­te cam­pe­sino. Des­de el sec­tor agra­rio tam­bién piden una ley de acce­so a la tie­rra. “Tene­mos gran­des lati­fun­dios con­cen­tra­dos en manos de mul­ti­na­cio­na­les. En los últi­mos meses esto se pro­fun­di­zó por decre­tos del gobierno nacio­nal que empe­zó a entre­gar terre­nos bal­díos a las empre­sas”, indi­có el diri­gen­te de la CNA.

El incum­pli­mien­to de los Acuer­dos de Paz que fir­mó el expre­si­den­te Juan Manuel San­tos con la FARC en 2016 fue otra de las deman­das en la jor­na­das de paro. “La lle­ga­da al poder del sec­tor más dere­chis­ta de Cen­tro Demo­crá­ti­co, el par­ti­do fun­da­do por Uri­be, hizo que fra­ca­se el Acuer­do con las FARC. Se había logra­do des­mo­vi­li­zar a par­te de la insur­gen­cia. Fue un avan­ce. Pero el gobierno no tie­ne volun­tad de cum­plir los acuer­dos que se hicie­ron con el sec­tor agra­rio”, sos­tu­vo López Ardila. 

Ade­más seña­la que los Tra­ta­do de Libre Comer­cio fir­ma­dos con Esta­dos Uni­dos y paí­ses de la Unión Euro­pea están des­tru­yen­do la pro­duc­ción local. “Para dar­te sólo un ejem­plo la pro­duc­ción de papa está sufrien­do las impor­ta­cio­nes des­de Bél­gi­ca y Holan­da. Están lle­van­do a la quie­bra al cam­pe­si­na­do”, indi­có el diri­gen­te agrí­co­la. A su vez recla­man polí­ti­cas para mpul­sar la pro­duc­ción libre de agro­tó­xi­cos. «La sali­das que se están plan­tean­do sólo favo­re­cen al gran capi­tal y al agro­ne­go­cio. Depen­de de noso­tros poner­le un freno al gobierno e impul­sar un camino para alcan­zar la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria», dijo López Ardila.

Para Rodrí­guez estas pro­tes­tas son sólo el comien­zo de un nue­vo ciclo de luchas. “Lo que vivi­mos en el últi­mo año es que hay un nue­vo rela­to enca­be­za­do por una nue­va gene­ra­ción polí­ti­ca. La agen­da con la que esta­mos ter­mi­nan­do el año es un ade­lan­to de lo que va a suce­der el pró­xi­mo”, vati­ci­nó el mili­tan­te social. El lunes 23 de enero se espe­ra una gran movi­li­za­ción para recor­dar a Dilan Cruz, el joven que fue balea­do por el ESMAD. Des­de ese día, las ban­de­ras con su nom­bre se agi­tan en cada marcha.

Fuen­te: Pági­na 12

Foto: AFP

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *