Méxi­co. Cele­bran deci­sión pre­si­den­cial de no ava­lar el uso de glifosato

Caro­li­na Gómez Mena/​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 20 de noviem­bre de 2020

La Cam­pa­ña Nacio­nal Sin Maíz no hay País cele­bró la deci­sión del pre­si­den­te Andrés Manuel López Obra­dor, de no ava­lar y no fir­mar el “ante­pro­yec­to de decre­to Sche­rer-Villa­lo­bos, el cual no prohí­be el gli­fo­sa­to ni los transgénicos”.

Jun­to con Green­pea­ce Méxi­co, resal­tó que “gra­cias a la infor­ma­ción y a la movi­li­za­ción que des­de la ciu­da­da­nía gene­ra­mos se logró que se die­ra de baja el decre­to Sche­rer-Villa­lo­bos de la Comi­sión Nacio­nal de Mejo­ra Regu­la­to­ria (CONAMER), una pro­pues­ta con­tra­ria a los dichos y decla­ra­cio­nes del pre­si­den­te de México”.

Ase­gu­ra­ron que el hecho de que se haya “dado de baja el decre­to Sche­rer-Villa­lo­bos, repre­sen­ta una opor­tu­ni­dad para publi­car un decre­to que vaya en línea con las decla­ra­cio­nes del pre­si­den­te de prohi­bir los trans­gé­ni­cos y el gli­fo­sa­to hacia 2024”.

Con­si­de­ra­ron que aho­ra se abre la opor­tu­ni­dad para que exis­ta un decre­to pre­si­den­cial que res­pon­da a los más de 20 años de lucha cam­pe­si­na, de comu­ni­da­des, ciudadanas(os), científicas(os), académicas(os) y orga­ni­za­cio­nes que han exi­gi­do en repe­ti­das oca­sio­nes se tome acción deter­mi­nan­te para la prohi­bi­ción de trans­gé­ni­cos y gli­fo­sa­to en el país y en defen­sa de la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria de México.

“La deci­sión de no ava­lar y eli­mi­nar el decre­to Sche­rer-Villa­lo­bos de la CONAMER, pon­de­ran­do los intere­ses nacio­na­les, la defen­sa de nues­tras semi­llas nati­vas, nues­tra auto­su­fi­cien­cia y sobe­ra­nía ali­men­ta­rias, es fun­da­men­tal para avan­zar e impul­sar un nue­vo sis­te­ma agro­ali­men­ta­rio y nutri­cio­nal basa­do en prác­ti­cas agro­eco­ló­gi­cas que no afec­tan la salud ni dañan el medio ambien­te, y avan­zar hacia la auto­su­fi­cien­cia y sobe­ra­nía alimentaria”.

Reite­ra­ron la urgen­cia de que exis­ta un decre­to pre­si­den­cial que “prohí­ba los trans­gé­ni­cos y el gli­fo­sa­to de mane­ra inme­dia­ta en todos los pro­gra­mas guber­na­men­ta­les y de mane­ra total en 2024”.

Sos­tu­vie­ron que es ya tiem­po de “sal­dar la deu­da his­tó­ri­ca con las y los cam­pe­si­nos, y con la diver­si­dad gené­ti­ca en Méxi­co. Nues­tro terri­to­rio mexi­cano se debe con­si­de­rar y res­pe­tar como cen­tro de ori­gen del maíz y de cul­ti­vos nati­vos, entre ellos el chi­le, el fri­jol, la cala­ba­za, la vai­ni­lla, el algo­dón, el agua­ca­te, el ama­ran­to, el cha­yo­te, el cacao y el maguey”.

La tran­si­ción hacia la agri­cul­tu­ra eco­ló­gi­ca “es la úni­ca mane­ra en la que podre­mos ase­gu­rar ali­men­tos salu­da­bles para una pobla­ción cre­cien­te sin devas­tar a la natu­ra­le­za y empeo­rar el cam­bio cli­má­ti­co. Es una cau­sa jus­ta por reva­lo­rar la agri­cul­tu­ra cam­pe­si­na, res­ca­tar nues­tras semi­llas nati­vas y pro­te­ger los dere­chos huma­nos de las agri­cul­to­ras y agri­cul­to­res, y de las comu­ni­da­des indí­ge­nas”, afirmaron.

FUENTE: La Jornada

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *