Puer­to Rico. Elec­cio­nes y lecciones

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano*, 19 de noviem­bre de 2020.

A más de dos sema­nas de haber­se cele­bra­do las elec­cio­nes gene­ra­les del 2020 en Puer­to Rico, ya pue­den adver­tir­se algu­nas de sus más impor­tan­tes lec­cio­nes. Nun­ca antes en nues­tra his­to­ria había­mos teni­do que cele­brar un pro­ce­so elec­to­ral en medio de una cri­sis de salud de la mag­ni­tud de la pan­de­mia del COVID-19. Esto obli­gó a que los comi­cios se efec­tua­ran bajo unas con­di­cio­nes extra­or­di­na­rias que han teni­do un efec­to deter­mi­nan­te en los resultados.

Tome­mos como ejem­plo el apa­ren­te y cues­tio­na­do triun­fo del gober­na­dor elec­to del Par­ti­do Nue­vo Pro­gre­sis­ta (PNP), Pedro Pier­lui­si. Tras uno de los cua­trie­nios de peor ges­tión guber­na­men­tal en nues­tra his­to­ria recien­te, una gran par­te del elec­to­ra­do espe­ra­ba que el PNP fue­se derro­ta­do aplas­tan­te­men­te en estas elec­cio­nes. No sólo por­que dicho par­ti­do ya venía arras­tran­do un cre­cien­te défi­cit de apo­yo- había reci­bi­do solo el 42% de los votos en el 2016- sino tam­bién por­que el gober­na­dor en ese momen­to, Ricar­do Ros­se­lló, fue for­za­do a renun­ciar a mitad de tér­mino por un pue­blo enar­de­ci­do por su mal gobierno. Las pro­tes­tas masi­vas que cul­mi­na­ron con la sali­da de Ros­se­lló han sido las más nume­ro­sas jamás habi­das en Puer­to Rico. 

Si se miran bien los resul­ta­dos, el lla­ma­do “triun­fo” de Pier­lui­si- quien solo obtu­vo el 33% de los votos en estos comi­cios- es incon­gruen­te con el res­to de las lec­cio­nes obte­ni­das de estas elec­cio­nes. Por eso, no es des­ca­be­lla­do con­cluir que dicho resul­ta­do se ges­tó y orques­tó des­de el inte­rior de la estruc­tu­ra del PNP-comen­zan­do en el pro­ce­so de pri­ma­rias inter­nas de dicho par­ti­do- con el obje­ti­vo de mani­pu­lar la situa­ción extra­or­di­na­ria de la pan­de­mia para lograr la ven­ta­ja del can­di­da­to, pri­me­ro en la pri­ma­ria y lue­go en la elec­ción gene­ral. Recor­de­mos que Pier­lui­si se frus­tró cuan­do tra­tó de alzar­se con la gober­na­ción de Puer­to Rico tras la sali­da de Ros­se­lló. Ocu­pó la silla de la gober­na­ción ile­gal­men­te por cin­co días has­ta que una deci­sión uná­ni­me del Tri­bu­nal Supre­mo de Puer­to Rico lo obli­gó a aban­do­nar­la. Por eso, cuan­do decla­ró su can­di­da­tu­ra a la gober­na­ción por el PNP para el 2020, su arro­gan­cia y sed de poder segu­ra­men­te le dic­ta­rían inten­tar ganar a toda costa. 

Lo pri­me­ro que hizo el can­di­da­to fue apro­ve­char la apro­ba­ción del nue­vo Códi­go Elec­to­ral. En un pro­ce­so atro­pe­lla­do y atro­pe­llan­te, el PNP sal­tó sobre las obje­cio­nes de la opo­si­ción y apro­bó en Sena­do y Cáma­ra un nue­vo Códi­go Elec­to­ral que expan­di­ría su con­trol sobre la Comi­sión Esta­tal de Elec­cio­nes (CEE). Con su expan­di­do con­trol sobre la CEE, el PNP tam­bién adven­dría al con­trol de la Jun­ta Admi­nis­tra­ti­va del Voto Ausen­te y Ade­lan­ta­do (JAVA). 

Ya el PNP tenía expe­rien­cia recien­te acu­mu­la­da en la mani­pu­la­ción del voto ade­lan­ta­do. Ya lo habían hecho con éxi­to en el 2016, para ase­gu­rar la elec­ción de Ricar­do Ros­se­lló. Así se cono­ció tras la reve­la­ción de aquel infa­me pri­mer “chat” titu­la­do “Cof­fee­break”, que les cos­tó sus pues­tos en For­ta­le­za a William Villa­fa­ñe e Itza Gar­cía, como secre­ta­rio y sub secre­ta­ria de la Gober­na­ción de la admi­nis­tra­ción de Ricar­do Ros­se­lló. Ese mis­mo “chat” fue la evi­den­cia para la cau­sa que cul­mi­nó en el des­afo­ro y sen­ten­cia de cár­cel en liber­tad con­di­cio­nal para el juez pre­si­den­te de la Jun­ta de Ins­crip­ción Per­ma­nen­te de la CEE en Moca, Rafael Ramos Sáenz, quien tuvo a su car­go deci­dir sobre el voto ade­lan­ta­do de per­so­nas enca­ma­das de su región en el 2016. 

En el 2020, ese voto ade­lan­ta­do tam­bién fue mani­pu­la­do a bene­fi­cio de Pier­lui­si y otros can­di­da­tos del PNP. Bajo las con­di­cio­nes espe­cia­les por la pan­de­mia, dicho voto ha teni­do un peso des­pro­por­cio­na­do sobre los resul­ta­dos elec­to­ra­les de este año. Mien­tras en el 2016 se habían reci­bi­do cer­ca de 14,000 soli­ci­tu­des de voto ade­lan­ta­do, este año dicho núme­ro subió a 227,000. De estas, 57,000 fue­ron soli­ci­tu­des tra­mi­ta­das a tra­vés del correo, una vía que ante­rior­men­te se había uti­li­za­do limi­ta­da­men­te y prin­ci­pal­men­te para casos de voto ausen­te. El mar­gen que regis­tran Pier­lui­si y otros can­di­da­tos del PNP en el voto ade­lan­ta­do es lo que levan­ta sospechas. 

Has­ta aho­ra, nadie sabe qué pro­ce­sos- si algu­nos- uti­li­zó la JAVA para veri­fi­car que las soli­ci­tu­des de voto ade­lan­ta­do cum­plie­ran con los requi­si­tos esti­pu­la­dos en ley para ser adju­di­ca­dos como votos legí­ti­mos. Lo que sí se per­ci­be es que esta­mos ante unos resul­ta­dos elec­to­ra­les ensom­bre­ci­dos por la sos­pe­cha de mani­pu­la­ción y frau­de. A esto se le abo­na la súbi­ta e ines­pe­ra­da apa­ri­ción de 182 male­ti­nes con un núme­ro inde­ter­mi­na­do aún de pape­le­tas vota­das y de mate­rial elec­to­ral que no se entre­gó a la CEE el día de las elec­cio­nes. De hecho, a la pre­si­den­ta de JAVA has­ta la sema­na pasa­da, Vil­ma Rosa­do, este asun­to de los male­ti­nes per­di­dos le cos­tó el pues­to. Ella fue traí­da a pre­si­dir la JAVA por el ante­rior pre­si­den­te de la CEE, Juan Ernes­to Dávi­la, y antes había repre­sen­ta­do al PNP en dicho orga­nis­mo. Sería muy valio­so cono­cer su tes­ti­mo­nio sobre el pro­ce­so del voto adelantado. 

Pro­vo­ca ira que el esfuer­zo desin­te­re­sa­do y volun­ta­rio de tan­tos fun­cio­na­rios decen­tes de todos los par­ti­dos, que de bue­na fe sir­ven al pro­ce­so elec­to­ral puer­to­rri­que­ño, se bur­le por las accio­nes cíni­cas y des­va­lo­ri­za­das de algu­nos ines­cru­pu­lo­sos. Por eso, es nece­sa­rio com­ba­tir la maquia­vé­li­ca teo­ría de algu­nos de que “el fin jus­ti­fi­ca los medios.” El pue­blo puer­to­rri­que­ño no pue­de ni debe tole­rar el asal­to a la CEE y al sis­te­ma elec­to­ral de Puer­to Rico.

*Fuen­te: Claridad 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *