Argen­ti­na. La mar­cha indí­ge­na lle­ga­rá a Sal­ta en colectivos

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 20 de noviem­bre de 2020. 

Les fal­ta­ba defi­nir si con­ti­nua­ban los más de 150 que estan mar­chan­do o solo una comi­sión. “Que­re­mos ir todos a Sal­ta Capi­tal”, dijo uno de los voce­ros a car­go de la prensa.

Dos días de cami­na­ta con 140 kiló­me­tros reco­rri­dos a pie y la deci­sión de con­ti­nuar la mar­cha a como dé lugar, gene­ra­ron la reac­ción del gobierno de Gus­ta­vo Sáenz, quien ayer en la tar­de se pre­sen­tó con par­te de su gabi­ne­te en Picha­nal (depar­ta­men­to Orán). A ese pun­to habían lle­ga­do al medio­día los inte­gran­tes de las comu­ni­da­des ori­gi­na­rias que salie­ron cami­nan­do el mar­tes últi­mo des­de Agua­ray (en el depar­ta­men­to San Mar­tín), con el pro­pó­si­to de exi­gir la con­for­ma­ción de una mesa de diá­lo­go inter­cul­tu­ral entre el gobierno y refe­ren­tes ori­gi­na­rios para defi­nir polí­ti­cas públicas.

La inten­ción no dicha, pero que se deno­tó en las res­pues­tas de algu­nos fun­cio­na­rios pro­vin­cia­les en Picha­nal, indi­ca que el gobierno que­ría fre­nar la mar­cha con des­tino a Sal­ta Capi­tal. “Pedi­mos lle­gar a Sal­ta para hablar tran­qui­la­men­te, por­que acá no es el pun­to exac­to para encon­trar­nos”, dijo a Salta/​12 Tichil Men­do­za, inte­gran­te del Pue­blo Wichí de San­ta Vic­to­ria Este y desig­na­do voce­ro para las con­sul­tas con la prensa. 

Una mues­tra más de esas inten­cio­nes del gobierno pro­vin­cial fue la suge­ren­cia que, según se supo, hicie­ron algu­nos fun­cio­na­rios, para que a la ciu­dad de Sal­ta lle­ga­ra sola­men­te una comi­sión con algu­nos de los ori­gi­na­rios. Los cami­nan­tes se reu­nie­ron ayer en asam­blea para defi­nir si con­ti­nua­rán todos o solo algunos. 

Según Men­do­za, la idea que pre­va­le­cía era que lle­ga­ran al des­tino los casi 160 ori­gi­na­rios que habían cami­na­do has­ta Picha­nal (pues inte­gran­tes de otras comu­ni­da­des se fue­ron unien­do por el camino), pero en colec­ti­vo. Los vehícu­los iban a ser pues­tos por el gobierno pro­vin­cial. El argu­men­to ofi­cial para ello fue que de la mar­cha par­ti­ci­pan “niños y ancia­nos” que ya se habían des­hi­dra­ta­do y esta­ban con los pies lla­ga­dos, ade­más de la situa­ción sani­ta­ria impues­ta por la pan­de­mia. En caso de haber reso­lu­ción asam­blea­ria, se pre­vé que los mani­fes­tan­tes lle­guen hoy a Sal­ta Capi­tal para allí ser reci­bi­dos por los miem­bros de otras comu­ni­da­des ori­gi­na­rias y, de esta mane­ra, dar ini­cio a la cons­ti­tu­ción de la mesa de diálogo.

“No es nece­sa­rio que cami­nen has­ta la ciu­dad para resol­ver cues­tio­nes que se pue­den resol­ver” en otro lado, dijo el coor­di­na­dor del Gabi­ne­te de la pro­vin­cia, Pablo Outes, en una peque­ña decla­ra­ción que dio a los medios del gobierno. Más de uno de los minis­tros, e inclu­so el pro­pio gober­na­dor, se refi­rie­ron a los miem­bros de las comu­ni­da­des como “her­ma­nos”, y resal­ta­ron las polí­ti­cas que imple­men­te el gobierno pro­vin­cial hacia los pue­blos ori­gi­na­rios. Sin embar­go, reco­no­cie­ron la legi­ti­mi­dad de los recla­mos sobre una ver­dad de pero­gru­llo: los habi­tan­tes indí­ge­nas están pos­ter­ga­dos des­de hace tiempo.

“Yo tenía enten­di­do que me que­rían venir a entre­gar un peti­to­rio”, dijo Sáenz en decla­ra­cio­nes que dio al área de pren­sa de su gobierno. La con­fu­sión del gober­na­dor, quien afir­mó que había ido al encuen­tro con los mani­fes­tan­tes por­que las pere­gri­na­cio­nes son solo “para el Señor y la Vir­gen del Mila­gro”, fue bien expli­ca­da por los refe­ren­tes de la mar­cha. La mesa de diá­lo­go se debe con­for­mar con par­ti­ci­pa­ción de las comu­ni­da­des y res­pe­to del diá­lo­go inter­cul­tu­ral, tal como lo vie­nen dicien­do des­de antes de ini­ciar la pro­tes­ta. Y debe ser en un con­tex­to ins­ti­tu­cio­nal, con pre­vi­sión, y en la casa de Gobierno ubi­ca­da en Sal­ta Capital.

Un “esce­na­rio”

“Nos reti­ra­mos del esce­na­rio que armó el gobierno de la pro­vin­cia por­que los mis­mos minis­tros y gober­nan­tes tra­je­ron mucha gen­te que nada que ver con esta lucha”, indi­có en un audio uno de los refe­ren­tes de la mar­cha cuan­do vie­ron la lle­ga­da de los fun­cio­na­rios a Picha­nal, cer­ca de las 15.30. 

En un hecho iné­di­to, el gober­na­dor y bue­na par­te de su gabi­ne­te via­ja­ron has­ta el nor­te para entre­vis­tar­se con los habi­tan­tes ori­gi­na­rios que mar­chan a la ciu­dad de Sal­ta recla­man­do una serie de accio­nes con­te­ni­das en un peti­to­rio de 20 puntos. 

En una ren­di­ción de cuen­tas a sus repre­sen­ta­dos, el refe­ren­te indí­ge­na dio a enten­der que los fun­cio­na­rios habían ido a “bus­car fama” al encon­trar­los en este pun­to de la mar­cha. Pero dejó en cla­ro que su obje­ti­vo se man­te­nía tal cual se anun­ció antes de comen­zar la cami­na­ta: lle­gar a Capi­tal y con­for­mar la mesa de diá­lo­go intercultural.

La per­cep­ción de la inten­ción de evi­tar la pre­sen­cia de mani­fes­tan­tes ori­gi­na­rios en la ciu­dad de Sal­ta tam­bién se poten­ció con la deci­sión ofi­cial de que los minis­tros fue­ran a Picha­nal a man­te­ner una con­ver­sa­ción en vivo y en direc­to con los cami­nan­tes, un inter­cam­bio que, sin embar­go, no tie­ne la jerar­quía de la mesa de diá­lo­go inter­cul­tu­ral que recla­man estas comunidades. 

Quie­nes mar­chan tam­bién repre­sen­tan a aque­llas comu­ni­da­des inti­ma­das de des­alo­jos, las que sufrie­ron des­mon­tes que con­ti­nua­ron aún en la pan­de­mia, las que no tie­nen acce­so a la edu­ca­ción, salud o inclu­so, a la jus­ti­cia con una mira­da inter­cul­tu­ral, y repre­sen­tan a quie­nes se les mue­ren los niños y niñas por cau­sas evi­ta­bles, a quie­nes les fal­ta ade­más techo, agua y comi­da. Mues­tras estas de que una con­ver­sa­ción direc­ta no es el diá­lo­go que piden.

En esa com­pul­sa de pare­ce­res, el gober­na­dor inten­tó sola­par las sos­pe­chas de su inten­ción al indi­car en el acto rea­li­za­do bajo un gace­bo en medio del calor picha­na­len­se que “no me intere­sa la foto, tam­po­co me intere­sa­ba que vayan cami­nan­do has­ta Sal­ta a entre­gar un peti­to­rio, yo ten­go que ir don­de están uste­des y escucharlos”.

Acom­pa­ña­ron a Sáenz los minis­tros de Infra­es­truc­tu­ra, Ser­gio Cama­cho, el coor­di­na­dor del Gabi­ne­te, Pablo Outes; la minis­tra de Desa­rro­llo Social, Veró­ni­ca Figue­roa; su par de Pro­duc­ción y Desa­rro­llo Sus­ten­ta­ble, Mar­tín de los Ríos; el de Salud, Juan José Este­ban, y el de Gobierno, Ricar­do Villa­da.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *