Esta­do espa­ñol. La pre­sión para aca­bar con los desahu­cios en ple­na pan­de­mia pare­ce que empie­za a funcionar

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 19 de noviem­bre de 2020.

Des­de la Pla­ta­for­ma de Afec­ta­dos por la Hipo­te­ca (PAH) con­si­de­ra­mos posi­ti­va esta ini­cia­ti­va, sabien­do que sin la pre­sión ciu­da­da­na nun­ca se hubie­ra producido.

Ape­nas una sema­na des­pués del com­pro­mi­so fir­ma­do por algu­nos gru­pos par­la­men­ta­rios para hacer reali­dad el Decre­to Stop Desahu­cios que lle­va­mos exi­gien­do des­de mar­zo, se empie­zan a mover propuestas.

Ayer, cum­plien­do con el com­pro­mi­so fir­ma­do la pasa­da sema­na con la PAH, los gru­pos par­la­men­ta­rios de Uni­das Pode­mos, Esque­rra Repu­bli­ca­na de Cata­lun­ya y EH-Bil­du, han regis­tra­do en el Con­gre­so una enmien­da a los PGE, que, de apro­bar­se, prohi­bi­rá todos los desahu­cios de fami­lias vul­ne­ra­bles sin alter­na­ti­va habi­ta­cio­nal has­ta 2023. Tam­bién recu­pe­ra­rá la prohi­bi­ción de cor­tes de sumi­nis­tros bási­cos a fami­lias en igual situa­ción, mien­tras dure la pandemia.

Des­de la PAH con­si­de­ra­mos posi­ti­va esta ini­cia­ti­va, sabien­do que sin la pre­sión ciu­da­da­na nun­ca se hubie­ra pro­du­ci­do. No obs­tan­te, segui­mos pen­san­do que, dada la urgen­cia y el ele­va­do núme­ro de desahu­cios y cor­tes de sumi­nis­tros que se pro­du­cen a dia­rio, evi­ta­ría más sufri­mien­tos la apro­ba­ción de un Real Decre­to-ley en el siguien­te Con­se­jo de Minis­tros. Igual­men­te, con­si­de­ra­mos impor­tan­te indi­car que por «alter­na­ti­va habi­ta­cio­nal», tal como se defi­ne en el docu­men­to regis­tra­do, no ha de enten­der­se una habi­ta­ción en un alber­gue o pen­sión, sino una vivien­da ade­cua­da, segu­ra y dig­na para uso pri­va­do de las per­so­nas desahu­cia­das, muchas de ellas con meno­res a cargo.

Hoy se vota­rá en el Con­gre­so una ini­cia­ti­va de la CUP en el mis­mo sen­ti­do, que nos mos­tra­rá pre­vi­si­ble­men­te la sole­dad (por la izquier­da) del PSOE, si no vota a favor de sus­pen­der los desahu­cios. Su silen­cio has­ta el momen­to ya lo sitúa a la altu­ra del PP, Ciu­da­da­nos y Vox, gran­des defen­so­res del recor­te de dere­chos y ava­lis­tas de las polí­ti­cas que nos desahu­cian. Los movi­mien­tos que haga el PSOE a par­tir de aho­ra, deja­rán bue­na cuen­ta de su ver­da­de­ra cara. Otra mues­tra de esto sería el Decre­to apro­ba­do para ayu­dar eco­nó­mi­ca­men­te a las empre­sas y autó­no­mos, pero que sigue dejan­do atrás a la eco­no­mía domés­ti­ca. Las fami­lias tra­ba­ja­do­ras siguen aumen­tan­do el nivel de pre­ca­rie­dad, muchas fami­lias sufrien­do a la espe­ra de que lle­guen el juz­ga­do y la poli­cía a poner­los en la calle, mien­tras que nin­gu­na Admi­nis­tra­ción Públi­ca es capaz de ofre­cer­le una alter­na­ti­va ade­cua­da, dig­na y con un hori­zon­te tem­po­ral sufi­cien­te que les pue­da per­mi­tir salir de la vulnerabilidad.

Des­de la PAH reite­ra­mos nues­tra lla­ma­da a Pedro Sán­chez. Nos pidió per­ma­ne­cer en casa por la pan­de­mia, que sea cohe­ren­te con esa peti­ción, y adop­te las medi­das que le pro­po­ne­mos. Está en sus manos evi­tar que muchas fami­lias sean pues­tas de pati­tas en la calle. Tam­bién que per­mi­ta la con­for­ta­bi­li­dad del hogar prohi­bien­do los cor­tes de sumi­nis­tros básicos.

Los desahu­cios y la caren­cia de sumi­nis­tros pro­vo­can muer­tes, evi­tar­las está en manos del PSOE. Recien­te­men­te Ába­los afir­ma­ba »estar abier­tos a con­tem­plar medi­das para las fami­lias en vul­ne­ra­bi­li­dad pre­via al esta­do de alar­ma», ya va sien­do hora de cerrar el tema. Se mue­van cuan­do se mue­van, si final­men­te se dig­nan hacer­lo, van dema­sia­do tarde.

Has­ta que no haya un desahu­cio más, la PAH segui­re­mos enfren­te de los cul­pa­bles direc­tos: aque­llos que no tie­nen ni la altu­ra polí­ti­ca, ni la huma­ni­dad sufi­cien­te para evitarlos.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *