Bra­sil. Las elec­cio­nes dibu­jan el país post Bolsonaro

Por Emir Sader. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de noviem­bre de 2020.

Elec­cio­nes muni­ci­pa­les en Bra­sil apun­tan hacia lo que pue­de ser el pais en el post-Bol­so­na­ro. En con­di­cio­nes de pan­de­mia, con cua­ren­te­na, sin actos ni gran­des movi­li­za­cio­nes, con una cam­pa­ña más cor­ta, el gran derro­ta­do fué el pre­si­den­te Jair Bolsonaro.

Al comien­zo Bol­so­na­ro dijo que no par­ti­ci­pa­ría de la cam­pa­na, pero final­men­te la hizo para nue­ve can­di­da­tos a alcal­de y varios legis­la­ti­vos, en espe­cial para su hijo. Este fue reelec­to, pero nin­guno de los otros ganó y que­dó en cla­ro que cuan­do Bol­so­na­ro mani­fes­tó apo­yo a un can­di­da­to, el can­di­da­to per­dió gran can­ti­dad de votos.

Bol­so­na­ro inten­ta­ba entrar en São Pau­lo, por la impor­tân­cia que tie­ne esa ciu­dad en el pais. Apo­yó a un perio­dis­ta de TV muy cono­ci­do, favo­ri­to para ganar, que se des­plo­mó al cuar­to pues­to. En Rio de Janei­ro, la úni­ca ciu­dad bra­si­le­ña con un alcal­de evan­gé­li­co, el inten­den­te bus­có la reelec­ción con el apo­yo de Bol­so­na­ro. Ape­nas logró lle­gar a la segun­da vuel­ta, pero con ínfi­mas pos­si­bi­li­da­des de vic­to­ria. En las dos ciu­da­des mas impor­tan­tes del país, Bol­so­na­ro ha sufri­do sus mas duras derro­tas, y el pano­ra­ma gene­ral fue muy nega­ti­vo para él.

Los ana­lis­tas dicen que el dis­cur­so de Bol­so­na­ro se ha ago­ta­do, que des­pués de estas elec­cio­nes, suma­da a la derro­ta de Donald Trump, el pre­si­den­te de Bra­sil pasa a estar muy ais­la­do poli­ti­ca­men­te. Hay que recor­dar que se fue del par­ti­do que lo habia eli­gi­do y los can­di­da­tos vin­cu­la­dos a él se divi­den aho­ra entre dos par­ti­dos, lo que dis­mi­nu­ye toda­via más su fuer­za. Su inca­pa­ci­dad de agre­gar, pre­sen­te en su gobierno, está pre­sen­te toda­via mas en la poli­ti­ca, lo cual pre­ju­di­ca mucho su mayor obje­ti­vo, la reeleccion.

Si Bol­so­na­ro per­de ¡quién gana? Todos los que se opo­nen a él. Pero en ese gran aba­ni­co están las fuer­zas de la dere­cha tra­di­cio­nal, como el MDB, el PSDB y el DEM, que han man­te­ni­do fuer­za en las ciu­da­des media­nas y peque­nas, más que en las mas gran­des. El ana­li­sis sobre par­ti­dos no da mucha cuen­ta de que, en la gran mayo­ria de los casos, el voto en las ciu­da­des tie­ne que ver con el desem­pe­ño de los alcal­des que bus­can la reelección.

La izquier­da tuvo un desem­pe­ño bas­tan­te mejor que hace cua­tro años, cuan­do, en el auge de la ofen­si­va de la dere­cha que lle­vó al gol­pe con­tra Dil­ma Rous­seff, el PT sufrió una de las más gran­des per­di­das de su his­to­ria. Des­de esta pers­pec­ti­va, la izquier­da ha recu­pe­ra­do mucho terreno.

La izquier­da lle­ga a la segun­da vuel­ta en ciu­da­des impor­tan­tes como Por­to Ale­gre, Reci­fe y Belem. Su mejor des­em­peno fué en São Pau­lo, don­de el can­di­da­to del Psol, Guilhe­mer Bou­los, lle­ga a la segun­da vuel­ta en uma dispu­ta muy difí­cil. En Por­to Ale­gre, la can­di­da­ta comu­nis­ta Manue­la Davi­la dispu­ta una segun­da vuel­ta difí­cil. Los que tie­nen más pos­si­bi­li­da­des de salir vic­to­rio­sos son Edmil­son Rodri­gues, del Psol, en Belem, y Mari­lia Arraes, del PT, en Recife.

El PT ha recu­pe­ra­do gran par­te de lo que habia per­di­do em 2016, demues­tra su vigor, sobre­to­do por ser el úni­co par­ti­do de izquier­da real­men­te nacio­nal, con gran capi­la­ri­da­de por todo el terri­tó­rio. Pero toda­via no lle­ga a se recu­pe­rar em las gran­des ciu­dad, sal­vo el caso de Reci­fe, la gran ciu­dad nor­des­ti­na. La ausên­cia de la pre­sen­cia físi­ca de Lula – por la cua­ren­te­na – en las cam­pa­nas elec­to­ra­les del PT, ha sido um fator que há pre­ju­di­ca­do el partido.

En que medi­da el esce­na­rio elec­to­ral para las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les ha sufri­do câm­bios a par­tir de las elec­cio­nes muni­ci­pa­les en Bra­sil? E que mas pier­de es Bol­so­na­ro, que reve­la mucha debi­li­dad en todo el pais, asi como por el for­ta­le­ci­men­to de par­ti­dos de la dere­cha tra­di­cio­nal, que reto­ma­ra’ con mas fuer­za la bus­que­da de uma alter­na­ti­va de cen­tro-dere­cha a Bolsonaro.

El PT mues­tra su capa­ci­dad de recu­pe­ra­ción y la pre­sen­cia nacio­nal del par­ti­do, aun­que con desem­pe­ños malos en ciu­da­des impor­tan­tes como São Pau­lo y Belo Hori­zon­te. Pero nada afec­ta la fuer­za del par­ti­do, con la mayor ban­ca­da en el Con­gre­so nacio­nal, con varios gober­na­do­res muy impor­tan­tes en esta­dos del nor­des­te como Bahía y Cea­rá, entre otros. Pero, sobre todo, por su mayor dife­ren­cial, la pre­sen­cia muy acti­va de Lula, el úni­co gran líder poli­ti­co nacio­nal. Se man­tie­ne la pre­sen­cia hege­mô­ni­ca nacio­nal del PT en la izquier­da, con la mis­ma pers­pec­ti­va de antes de las elec­cio­nes. Con Lula de can­di­da­to a pre­si­den­te de Bra­sil en 2022 o con Fer­nan­do Had­dad, si Lula deci­de no candidatearse.

Fuen­te: Pági­na 12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *