Tur­quía. Los reve­ses de Erdogan

Resu­men Medio Orien­te, 15 de noviem­bre de 2020-.

Mien­tras el pre­si­den­te tur­co, Recep Tay­yip Erdo­gan, estu­vo ocu­pa­do duran­te octu­bre y noviem­bre con­so­li­dan­do su corre­dor de trán­si­to terro­ris­ta des­de Idleb has­ta el sur del Cáu­ca­so, se pro­du­jo un impor­tan­te pun­to de infle­xión en el nor­te de Siria. El Ejér­ci­to sirio y sus alia­dos, Irán y Rusia, lan­za­ron demo­le­do­res gol­pes con­tra los terro­ris­tas y su infra­es­truc­tu­ra en Idleb, inclu­yen­do el uso de misi­les Fateh 110 e Iskander.

El Ejér­ci­to tur­co se reti­ró de varios pues­tos de obser­va­ción en las pro­vin­cias de Hama y Ale­po. En el espa­cio de dos sema­nas, cin­co pues­tos mili­ta­res fue­ron devuel­tos al Ejér­ci­to sirio en el sur de Idleb, en Hama y en Ale­po para gran satis­fac­ción del Esta­do sirio que inme­dia­ta­men­te comen­zó la repa­tria­ción de los refu­gia­dos y res­ta­ble­ció la cone­xión Hama-Alepo.

Lue­go vino el doble gol­pe de los misi­les Iskan­der rusos. A prin­ci­pios de octu­bre, el Ejér­ci­to ruso ata­có un cam­po de entre­na­mien­to para mer­ce­na­rios duran­te un des­fi­le mili­tar en pre­sen­cia de ofi­cia­les tur­cos. El ata­que mató al menos a 78 mili­tan­tes e hirió a más de un centenar.

El vier­nes, el Ejér­ci­to ruso dis­pa­ró al menos dos misi­les balís­ti­cos Iskan­der (ade­más de dos más dis­pa­ra­dos a prin­ci­pios de octu­bre) con­tra posi­cio­nes terro­ris­tas en Idleb. Si bien el ata­que ante­rior de los Iskan­der pro­vino de la base de Hamai­mim, esta vez los dis­po­si­ti­vos fue­ron dis­pa­ra­dos des­de la cos­ta de Lata­kia (¿bar­cos rusos invo­lu­cra­dos?) hacia los subur­bios occi­den­ta­les de Idleb y cau­sa­ron dos fuer­tes explosiones.

Esto se hizo con la ayu­da de espías que reve­la­ron la ubi­ca­ción del cam­po de entre­na­mien­to terro­ris­ta en las afue­ras de Idleb. Según una fuen­te sobre el terreno en Lata­kia, la Inte­li­gen­cia siria está ope­ran­do en la gober­na­ción de Idleb pro­por­cio­nan­do las coor­de­na­das de los cam­pos de entre­na­mien­to e ins­ta­la­cio­nes de los terro­ris­tas, que se comu­ni­can al Ejér­ci­to sirio y Siria y Rusia actúan en consecuencia.

Horas antes de este ata­que con misi­les con­tra este cam­po de entre­na­mien­to, avio­nes de com­ba­te rusos bom­bar­dea­ron posi­cio­nes terro­ris­tas den­tro de la ciu­dad de Al Bara, al sur de Idleb. Los ata­ques aéreos tuvie­ron lugar des­pués de que avio­nes de reco­no­ci­mien­to rusos detec­ta­ran acti­vi­dad terro­ris­ta en Yabal al Zawi­ya, en el sur de Idleb.

En Nagorno-Kara­baj, Rusia va a des­ple­gar 2.000 sol­da­dos de inter­po­si­ción dota­dos de tan­ques y heli­cóp­te­ros y esta­ble­cer gran base aérea y esto no sólo para “vigi­lar la tre­gua” entre Arme­nia y Azer­bai­yán, sino tam­bién para cor­tar la afluen­cia de terro­ris­tas tak­fi­ris pro-tur­cos, cuya pre­sen­cia en Nagorno-Kara­baj ya no está jus­ti­fi­ca­da. El jue­ves, el minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Rusia recha­zó por enési­ma vez la idea de una pre­sen­cia de “tro­pas de paci­fi­ca­ción” tur­cas en Nagorno-Kara­baj y habló de un cen­tro de moni­to­reo de la tre­gua basa­do en dro­nes. Esto podría sig­ni­fi­car que las accio­nes de los “mer­ce­na­rios de Erdo­gan”, que habían veni­do en gran núme­ro des­de Idleb serán vigi­la­das y que los mili­ta­res rusos no se que­da­rán de bra­zos cru­za­dos en caso de que su pre­sen­cia se pro­lon­gue allí.

Mien­tras tan­to, en Idleb, dos sol­da­dos del ejér­ci­to tur­co murie­ron el vier­nes cuan­do una mina terres­tre explo­tó en el nores­te de Siria el vier­nes (13 de noviem­bre). La explo­sión tuvo lugar en el subur­bio de Tal Tamar, al oes­te de Hasa­ka. Según la ver­sión tur­ca, “los sol­da­dos esta­ban colo­can­do minas en la línea de sepa­ra­ción cuan­do de repen­te una de las minas explotó”.

El jue­ves 12 de noviem­bre, un con­voy mili­tar tur­co fue blan­co de la explo­sión de un arte­fac­to explo­si­vo impro­vi­sa­do (IED) colo­ca­do a lo lar­go de una carre­te­ra que con­du­ce a la ciu­dad de Afrin, en la pro­vin­cia de Ale­po. Un vehícu­lo del ejér­ci­to tur­co fue daña­do y varios sol­da­dos resul­ta­ron heri­dos y fue­ron tras­la­da­dos a un hos­pi­tal local para reci­bir tra­ta­mien­to médico.

Nin­gún gru­po se atri­bu­yó la res­pon­sa­bi­li­dad del ata­que. Sin embar­go, podría haber sido lle­va­do a cabo por las fuer­zas de volun­ta­rios que pre­sio­nan para expul­sar a Tur­quía del noroes­te al igual que otras fuer­zas simi­la­res bus­can hacer lo mis­mo con las fuer­zas de ocu­pa­ción esta­dou­ni­den­ses en Deir Ezzor y Hasaka.

Fuen­te: Al Manar

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *