Hon­du­ras. ¡Jus­ti­cia para Vicky Hernández!

Por Gior­gio Truc­chi. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 16 de noviem­bre de 2020.

Los pasa­dos días 11 y 12 de noviem­bre se lle­vó a cabo la audien­cia públi­ca ante la Cor­te Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos (Cor­teIDH) sobre el caso de Vicky Her­nán­dez, mujer trans de 26 años y acti­vis­ta del gru­po Uni­dad Color Rosa, ase­si­na­da por inte­gran­tes de la fuer­za públi­ca hon­du­re­ña la madru­ga­da del 28 de junio de 2009, mien­tras en el país se fra­gua­ba un gol­pe de estado.

El caso nun­ca fue inves­ti­ga­do y el ase­si­na­to de Vicky Her­nán­dez que­dó en la impu­ni­dad. En 2012, la Red Lés­bi­ca Cat­tra­chas y Robert F. Ken­nedy Human Rights, en repre­sen­ta­ción de fami­lia­res de la víc­ti­ma, pre­sen­ta­ron una peti­ción ante la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos (Cidh), acu­san­do al Esta­do de Hon­du­ras de eje­cu­ción extra­ju­di­cial y nega­ción de justicia.

En diciem­bre de 2018, la Cidh deter­mi­nó la res­pon­sa­bi­li­dad de Hon­du­ras en la vio­la­ción de varios dere­chos, entre otros, el dere­cho a la vida y a la pro­tec­ción per­so­nal y judi­cial sin discriminación.

El año suce­si­vo, ante el incum­pli­mien­to de las reco­men­da­cio­nes for­mu­la­das por dicha ins­tan­cia inter­ame­ri­ca­na, el caso fue ele­va­do a la CorteIDH.

Se tra­ta, sin lugar a dudas, de un hito his­tó­ri­co en Amé­ri­ca Lati­na, ya que es la pri­me­ra vez que la Cor­teIDH estu­dia­rá y dic­ta­rá sen­ten­cia en un caso de transfemicidio.

Para Isa­bel Alba­la­de­jo, repre­sen­tan­te de la Oac­nudh en Hon­du­ras, la Cor­te tie­ne la posi­bi­li­dad de mar­car un pre­ce­den­te en la garan­tía de los dere­chos de las per­so­nas LGBTI.

“Exi­gir jus­ti­cia para Vicky sig­ni­fi­ca que nin­gu­na per­so­na debe ser dis­cri­mi­na­da en razón de su orien­ta­ción sexual e iden­ti­dad de géne­ro”, dijo pre­vio a la audiencia.

¡Fue el Estado!

“Duran­te la audien­cia logra­mos argu­men­tar y pro­bar que Vicky Her­nán­dez fue eje­cu­ta­da extra­ju­di­cial­men­te por la fuer­za públi­ca, y que el Esta­do no hizo nin­gún esfuer­zo para inves­ti­gar y san­cio­nar su ase­si­na­to”, dijo Indy­ra Men­do­za, direc­to­ra de la Red Lés­bi­ca Cattrachas.

En espe­ra de la sen­ten­cia, que podría tar­dar de seis a nue­ve meses, los jue­ces otor­ga­ron medi­das pro­vi­sio­na­les a favor de la fami­lia de Vicky y la Red Lés­bi­ca Cat­tra­chas. Dichas medi­das bus­can pro­te­ger efi­caz­men­te la vida y la inte­gri­dad per­so­nal de las y los beneficiarios.

“Las per­so­nas LGBTI no somos vul­ne­ra­bles, nos hicie­ron vul­ne­ra­bles. Somos esa cuo­ta ‘per­mi­ti­da’ de cuer­pos dese­cha­bles y dese­cha­dos por el Esta­do de Hon­du­ras” sen­ten­ció Men­do­za duran­te la audiencia.

El Obser­va­to­rio de la Red Lés­bi­ca Cat­tra­chas regis­tra la muer­te vio­len­ta de 371 per­so­nas LGBTI a par­tir del gol­pe de esta­do. El 91 por cien­to de estos casos ha que­da­do en la impunidad. 

Fuen­te: Rel UITA

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *