Ucra­nia. Sin ganas de negociar

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de noviem­bre de 2020.

Tal y como pro­me­tió, Ucra­nia pre­sen­tó en la reu­nión de esta sema­na del Gru­po de Con­tac­to su hoja de ruta para la reso­lu­ción del con­flic­to, una res­pues­ta a las pro­pues­tas plan­tea­das por la RPD, RPL y Rusia, según las cua­les la zona regre­sa­ría for­mal­men­te a Ucra­nia en una con­di­cio­nes con­cre­tas de auto­no­mía polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y comer­cial. Y como se espe­ra­ba, espe­cial­men­te tenien­do en cuen­ta las decla­ra­cio­nes de los últi­mos días del líder de la dele­ga­ción ucra­nia­na, Leo­nid Krav­chuk, que se había reafir­ma­do en los pun­tos de los acuer­dos de Minsk que Ucra­nia dice no poder cum­plir, la pro­pues­ta no ha sido acep­ta­da por con­tra­de­cir los acuer­dos firmados. 

Los com­pro­mi­sos plan­tea­dos por las Repú­bli­cas Popu­la­res, que acep­ta­rían inclu­so su des­apa­ri­ción como enti­da­des, no han sido sufi­cien­tes para Ucra­nia, que siem­pre pide más, con­cre­ta­men­te, exi­ge siem­pre el con­trol de la fron­te­ra para dar paso polí­ti­co alguno.

El plan de acción para la reso­lu­ción del con­flic­to en Don­bass pro­pues­to por Kiev con­tra­di­ce los acuer­dos de Minsk y pue­de ser enten­di­do como un paso hacia su aban­dono, afir­mó Boris Gryz­lov, repre­sen­tan­te ruso en el Gru­po de Contacto.

“Hoy se ha cele­bra­do la reu­nión pre­vis­ta del Gru­po de Con­tac­to en la que el ban­do ucra­niano debía pre­sen­tar su borra­dor de hoja de ruta para la reso­lu­ción del con­flic­to según los acuer­dos de Minsk. En lugar de eso, la dele­ga­ción ucra­nia­na ha pre­sen­ta­do un borra­dor com­ple­ta­men­te dife­ren­te. Las pro­pues­tas pre­sen­ta­das por Ucra­nia con­tra­di­cen abier­ta­men­te los acuer­dos de Minsk y las pro­me­sas rea­li­za­das por Ucra­nia en el for­ma­to Nor­man­día. No es una hoja de ruta, es un pro­yec­to diri­gi­do a rees­cri­bir los acuer­dos de Minsk”, afir­mó Gryz­lov en un decla­ra­cio­nes para comen­tar los resul­ta­dos de la reu­nión del Gru­po de Con­tac­to. El repre­sen­tan­te ruso aña­dió que “el borra­dor de plan pre­sen­ta­do es otra simu­la­ción de pro­ce­so de nego­cia­ción con el úni­co y cla­ro obje­ti­vo de con­se­guir otra cum­bre del for­ma­to Normandía”.

Gryz­lov insis­tió en que el plan pro­pues­to por la dele­ga­ción ucra­nia­na es “en reali­dad, el aban­dono de los acuer­dos de Minsk”. En su opi­nión, la dele­ga­ción ucra­nia­na nue­va­men­te afir­ma que no tie­ne auto­ri­dad para dar garan­tías de la res­pon­sa­bi­li­dad de Ucra­nia de cum­plir el plan de acción pro­pues­to. Así que, según el envia­do ruso, Kiev no pue­de garan­ti­zar la imple­men­ta­ción de los acuerdos.

“Y lo que es más impor­tan­te, la par­te ucra­nia­na se ha nega­do cate­gó­ri­ca­men­te a dar garan­tías por su par­te de la imple­men­ta­ción de la hoja de ruta, negan­do su obli­ga­ción a imple­men­tar cual­quier ver­sión de esta plan apro­ba­da por el Par­la­men­to de Ucra­nia”, afir­mó Gryz­lov, que aña­dió tam­bién que la pro­pues­ta ucra­nia­na deja cla­ro que Kiev no quie­re que se pro­duz­ca nin­gún diá­lo­go con los resi­den­tes de Don­bass y que no reco­no­ce sus derechos.

El repre­sen­tan­te ruso recor­dó que la “hoja de ruta” pro­pues­ta por los repre­sen­tan­tes de Donetsk y Lugansk esta­ba diri­gi­da a la reso­lu­ción com­ple­ta del con­flic­to en el mar­co de los acuer­dos fir­ma­dos. “La opción pro­pues­ta por Ucra­nia en este momen­to se pue­de con­si­de­rar un paso hacia el recha­zo com­ple­to de los acuer­dos de Minsk. No hace más que empeo­rar la situa­ción y pue­de lle­var a otro blo­queo en las nego­cia­cio­nes”. Ucra­nia y Don­bass par­ten de apro­xi­ma­cio­nes opues­tas en la reso­lu­ción del con­flic­to, apuntó.

Gryz­lov des­ta­có tam­bién que Ucra­nia toda­vía no ha cum­pli­do con los acuer­dos sobre el tra­ba­jo de los pues­tos de con­trol de paso de la línea del fren­te. “En Don­bass creen que las actua­les auto­ri­da­des de Kiev actúan de la mis­ma for­ma que las ante­rio­res. Antes de las elec­cio­nes, Kiev pro­me­te paz y des­pués de las elec­cio­nes empie­za a ata­car y a rea­li­zar pro­vo­ca­cio­nes en las regio­nes de Donetsk y Lugansk. La par­te ucra­nia­na, en estos momen­to, está sabo­tean­do los cuer­dos de aper­tu­ra coor­di­na­da de los pues­tos de con­trol según los pará­me­tros acordados”.

“Si Ucra­nia quie­re paz, debe­ría pre­sen­tar un plan para corre­gir sus infrac­cio­nes, un plan para vol­ver a la imple­men­ta­ción de los acuer­dos de Minsk. Me gus­ta­ría insis­tir en que no se podrá con­fiar en la par­te ucra­nia­na has­ta que comien­ce a corre­gir sus infrac­cio­nes y adquie­ra una pos­tu­ra res­pon­sa­ble”, con­clu­yó Gryzlov.

Fuen­te: Slavyangrad

Artícu­lo ori­gi­nal: Vzglyad

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *