Nación Anda­lu­za ante las medi­das de la Jun­ta ¡Nues­tra salud y nues­tros dere­chos antes que sus beneficios!

En Anda­lu­cía la situa­ción sani­ta­ria con­ti­núa empeo­ran­do des­de el verano y ya se han decre­ta­do nue­vas medi­das que en la prác­ti­ca supo­nen algo muy pare­ci­do a un nue­vo con­fi­na­mien­to. Ante la situa­ción crea­da por las polí­ti­cas anti-obre­ras de la Con­se­je­ría de Salud y el minis­te­rio, des­de Nación Anda­lu­za que­re­mos señalar:

1º Nues­tra soli­da­ri­dad y apo­yo a las miles de fami­lias anda­lu­zas afec­ta­das por el Covid-19, así como nues­tro res­pal­do a la labor de las tra­ba­ja­do­ras del sec­tor sani­ta­rio que tra­ba­jan en con­di­cio­nes lamen­ta­bles y asu­mien­do ries­gos para su pro­pia salud en vis­ta de la fal­ta de recur­sos para afron­tar la nue­va ola de contagios.

2º Que la situa­ción actual es fru­to de la acti­tud del gobierno dele­ga­do de la Jun­ta y el Esta­do que han pues­to ‑des­de mar­zo- los intere­ses de la patro­nal por delan­te de la salud del Pue­blo Anda­luz. Ante las altas cifras de con­ta­gios de fina­les de octu­bre el vice­pre­si­den­te de la Jun­ta, Juan Marín (C’s), con­ti­nua­ba negán­do­se al cie­rre de Anda­lu­cía a visi­tan­tes en el puen­te de “Tosan­tos”. Horas des­pués tuvo que des­men­tir­lo el pro­pio pre­si­den­te Moreno Boni­lla con­fir­man­do la res­tric­ción de entra­das para los días festivos.

3º Que des­de mar­zo la Con­se­je­ría no ha hecho nada para mejo­rar y ampliar las ins­ta­la­cio­nes hos­pi­ta­la­rias que ya supe­ran el 100% de ocu­pa­ción en algu­nas zonas del país anda­luz. Mien­tras este año se ha aumen­ta­do un 10% ‑has­ta 452 millo­nes €- los gas­tos en con­cier­tos sani­ta­rios con empre­sas pri­va­das, los pre­su­pues­tos de 2021 van por el mis­mo camino y Anda­lu­cía es el terri­to­rio que menos camas tie­ne por cada 10.000 habi­tan­tes (217,13) del Esta­do, casi la mitad que Ara­gón. En cuan­to a recur­sos espe­cí­fi­cos con­tra el Covid bas­te recor­dar que ‑según datos de la pro­pia Con­se­je­ría- para más del medio millón de habi­tan­tes del Área Metro­po­li­ta­na de Gra­na­da hay tan sólo 40 rastreadores.

4º Que las deci­sio­nes que se toman des­de la Con­se­je­ría y el minis­te­rio no res­pon­den a cri­te­rios cien­tí­fi­cos ni epi­de­mio­ló­gi­cos sino pura­men­te eco­nó­mi­cos. El obje­ti­vo es que las tasas de ganan­cia de la oli­gar­quía sigan cre­cien­do en vir­tud de la amplia deno­mi­na­ción que abar­can las “acti­vi­da­des esen­cia­les” mien­tras los hos­pi­ta­les se lle­nan. No se pue­de expli­car de otra mane­ra que no se per­mi­tan reunio­nes de más de seis per­so­nas y se cie­rren par­ques infan­ti­les pero las aulas sigan abier­tas con dece­nas de alum­nas y la cla­se tra­ba­ja­do­ra se agol­pe en medios de trans­por­te y cen­tros de tra­ba­jo, com­par­tien­do espa­cios con dece­nas y cien­tos de compañeras.

5º Que esta pan­de­mia está sir­vien­do como otra excu­sa para aplas­tar los dere­chos civi­les y colec­ti­vos del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz y avan­zar en la deri­va auto­ri­ta­ria del Esta­do espa­ñol. A un incom­pren­si­ble toque de que­da que res­trin­ge los movi­mien­tos de pobla­ción en hora­rio noc­turno se suma la dis­cre­cio­na­li­dad para prohi­bir movi­li­za­cio­nes que tie­ne las sub­de­le­ga­cio­nes en el esta­do de alar­ma y los nue­vos pasos en la nor­ma­li­za­ción del ejér­ci­to espa­ñol en la vida civil de las anda­lu­zas. En este sen­ti­do recor­da­mos que en Alme­ría hay un equi­po de ras­treo de posi­ti­vos for­ma­do por 31 legionarios.

Por todo ello des­de Nación Anda­lu­za pen­sa­mos que no es el momen­to del replie­gue, sino de redo­blar las ener­gías en la movi­li­za­ción y la orga­ni­za­ción de la Revo­lu­ción Anda­lu­za. Fren­te a unos polí­ti­cos psi­có­pa­tas que con­tem­plan impa­si­bles como se satu­ran los hos­pi­ta­les anda­lu­ces y las resi­den­cias de mayo­res comien­za de nue­vo a con­ver­tir­se en mor­gues es la hora de dar un paso ade­lan­te. Mien­tras des­de la Jun­ta y el Esta­do espa­ñol se preo­cu­pan por sal­var los balan­ces eco­nó­mi­cos de los mono­po­lios la res­pues­tas ha de ser la orga­ni­za­ción y la lucha para la libe­ra­ción del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Andaluz.

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Andaluza.

Anda­lu­cía, 10 de noviem­bre de 2020

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

Latest posts by Car­los Ríos (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *