Esta­dos Uni­dos. Door­dash, Uber, Post­ma­tes y otros han paga­do 224 millo­nes para ganar su referéndum

Por Eve Batey, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de noviem­bre de 2020.

Las empre­sas de entre­ga de ali­men­tos y los ser­vi­cios de trans­por­te por apli­ca­cio­nes no ten­drán que pro­por­cio­nar a sus con­duc­to­res las pro­tec­cio­nes están­dar para los asalariados/​as

La Pro­pues­ta 22 es la ini­cia­ti­va popu­lar cali­for­nia­na apo­ya­da por empre­sas de repar­to de comi­da como Post­ma­tes, Ins­ta­cart y Door­dash, ha sido apro­ba­da por los elec­to­res y elec­to­ras de Cali­for­nia, el 3 de noviem­bre de 2020, el mis­mo día de las elec­cio­nes. Esta vic­to­ria sig­ni­fi­ca que las empre­sas de entre­ga de ali­men­tos y los ser­vi­cios de trans­por­te por apli­ca­cio­nes, a dife­ren­cia de la mayo­ría de las otras indus­trias en Cali­for­nia, no ten­drán que pro­por­cio­nar a sus con­duc­to­res las pro­tec­cio­nes están­dar para los asalariados/​as como el sala­rio míni­mo por horas tra­ba­ja­das, las pres­ta­cio­nes sani­ta­rias o el segu­ro de desempleo.

Según los resul­ta­dos de las elec­cio­nes dis­po­ni­bles el 4 de noviem­bre, el 58,4% (fren­te al 41,6%) de los más de 14 millo­nes de votan­tes cali­for­nia­nos apo­ya­ron la Pro­pues­ta 22, un resul­ta­do muy supe­rior al 50% más uno que nece­si­ta­ba para ser apro­ba­da. Su éxi­to per­mi­ti­rá a las empre­sas que uti­li­zan a los con­duc­to­res como mano de obra ‑como por ejem­plo hace Uber tan­to con Uber Eats como con su ofer­ta de via­jes de Uber ride hail [soli­ci­tud por un con­su­mi­dor de un auto­mó­vil y un con­duc­tor]- no tener que obe­de­cer a la Ley Asambly Bill (AB5), ley que entró en vigor el 1 de enero de 2020. Esta ley esta­ble­ce que los tra­ba­ja­do­res regu­la­res cuyas tareas for­man par­te del fun­cio­na­mien­to nor­mal de una empre­sa deben defi­nir­se como asalariados/​as, y no como empre­sa­rios inde­pen­dien­tes [autó­no­mos, ndt].

Como las empre­sas de men­sa­je­ría y taxis depen­dien­tes de las pla­ta­for­mas de lla­ma­das depen­den del tra­ba­jo de estos tra­ba­ja­do­res, la imple­men­ta­ción de la AB5 habría reque­ri­do una revi­sión impor­tan­te de la for­ma en que las empre­sas hacen sus nego­cios en Cali­for­nia. Esta ley los habría obli­ga­do a ope­rar como otros nego­cios están obli­ga­dos legal­men­te a hacer: pro­por­cio­nan­do pres­ta­cio­nes por enfer­me­dad, pagan­do horas las extra­or­di­na­rias y hacien­do pagos al sis­te­ma de des­em­pleo y al fon­do del segu­ro de inva­li­dez del Estado.

En cam­bio, estas empre­sas pre­sen­ta­ron la Pro­pues­ta 22 con la inten­ción de garan­ti­zar que el AB5 no se les apli­que. Al final, todas estas empre­sas gas­ta­ron más de 224 millo­nes de dóla­res para ase­gu­rar­se de que no tuvie­ran que cum­plir con la ley, lo que la con­vir­tió en la pro­pues­ta de refe­rén­dum más cos­to­sa en la his­to­ria de Cali­for­nia. En com­pa­ra­ción, las orga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res que se opu­sie­ron a la Pro­pues­ta 22 recau­da­ron 20 millo­nes de dólares.

“La can­ti­dad obs­ce­na que estas cor­po­ra­cio­nes mul­ti­mi­llo­na­rias han gas­ta­do para enga­ñar al públi­co no las exi­me de su deber de pagar­les a los con­duc­to­res un sala­rio decen­te”, ha decla­ra­do Art Pulas­ki, por­ta­voz de la Fede­ra­ción Sin­di­cal de Cali­for­nia, opo­si­tor a la Pro­pues­ta 22. “El final de esta cam­pa­ña es solo el comien­zo de la lucha para garan­ti­zar que los tra­ba­ja­do­res de la pla­ta­for­ma reci­ban sala­rios jus­tos, pres­ta­cio­nes por enfer­me­dad y aten­ción cuan­do se lesio­nan en el trabajo”.

Geoff Vet­ter, por­ta­voz de “Yes on 22”, ha cele­bra­do la vic­to­ria de la cam­pa­ña con una decla­ra­ción: “Cali­for­nia ha habla­do. Millo­nes de elec­to­res han uni­do sus voces a las de cien­tos de miles de con­duc­to­res que quie­ren inde­pen­den­cia y más ven­ta­jas socia­les”, ha dicho. “Con la adop­ción de la Pro­pues­ta 22, los con­duc­to­res rela­cio­na­dos con la pla­ta­for­ma podrán man­te­ner su inde­pen­den­cia en Cali­for­nia y tener acce­so a nue­vas ven­ta­jas his­tó­ri­cas, como un sala­rio míni­mo garan­ti­za­do y aten­ción sanitaria”.

Sin embar­go, mien­tras que la Pro­pues­ta 22 efec­ti­va­men­te reque­ri­rá que las empre­sas paguen a los con­duc­to­res un sala­rio por hora equi­va­len­te al 120% del sala­rio míni­mo local o esta­tal [en Cali­for­nia, se ha fija­do en 13 dóla­res des­de enero 2020 para las empre­sas que emplean a más de 26 emplea­dos y 12 dóla­res para aque­llas que emplean a menos de 25 emplea­dos]. Según la Pro­pues­ta 22 este sala­rio solo se apli­ca al tiem­po que el repar­ti­dor pasa reco­gien­do y trans­por­tan­do comi­da o pasa­je­ros. No cubri­rá el tiem­po pasa­do entre via­jes o entre­gas, lo que sig­ni­fi­ca que la mayo­ría de los con­duc­to­res pro­ba­ble­men­te gana­rán mucho menos que el sala­rio míni­mo local o esta­tal. Y tam­po­co reci­bi­rán una tasa de remu­ne­ra­ción garantizada.

El triun­fo de la Pro­pues­ta 22 tam­bién sugie­re que otros sec­to­res del mun­do de los nego­cios en el esta­do de Cali­for­nia bus­ca­rán a los votan­tes, con ini­cia­ti­vas de refe­rén­dum, para “deci­dir” asun­tos rela­cio­na­dos con el dere­cho del tra­ba­jo, ha decla­ra­do al canal KPIX (CBSN Bay Aerea ) David McCuan, pro­fe­sor de cien­cias polí­ti­cas de la Uni­ver­si­dad Esta­tal de Sono­ma (nor­te de Cali­for­nia): “La Pro­pues­ta 22 ele­va el tipo de inver­sión finan­cie­ra para que un artícu­lo de este tipo sea some­ti­do a vota­ción”, ha dicho McCuan. “Ella esta­ble­ce récords en tér­mi­nos de dine­ro gas­ta­do. Van a ser derro­ta­dos la pró­xi­ma vez… Hace de la vía de la demo­cra­cia direc­ta un cam­po de jue­go que reque­ri­rá miles de millo­nes en futu­ras ron­das de votaciones”.

Fuen­te: Kaos en la red

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *