Colom­bia. La DEA y la Fis­ca­lía: un com­plot general

Por Bene­dic­to Gon­zá­lez Mon­te­ne­gro. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de noviem­bre de 2020.

Una publi­ca­ción recien­te del dia­rio El Espec­ta­dor reve­la que el deno­mi­na­do “caso San­trich”, resul­ta sien­do un asque­ro­so mon­ta­je del gobierno de los Esta­dos Uni­dos a tra­vés de la DEA y la Fis­ca­lía Gene­ral de la Nación repre­sen­ta­da por Nés­tor Hum­ber­to Mar­tí­nez Nei­ra, para sabo­tear el acuer­do de paz de La Haba­na. La DEA y el fis­cal gene­ral dise­ña­ron un mon­ta­je judi­cial con­tra los nego­cia­do­res del acuer­do de Paz, inclu­yen­do per­so­na­jes de impor­tan­cia en el gobierno ante­rior, como es el caso del gene­ral Oscar Naran­jo, quien fun­gía por esa épo­ca como vice­pre­si­den­te de la República.

Mar­tí­nez Nei­ra le min­tió al país y a la JEP al decir que no tenía prue­bas en Colom­bia. Los 23 mil audios, suman­do a otros miles que aún se ocul­tan, fue­ron inter­cep­ta­dos por la pro­pia fis­ca­lía de Mar­tí­nez y lega­li­za­dos por jue­ces de garan­tías en Colom­bia. Tam­bién min­tió cuan­do dijo que esto era un asun­to exclu­si­vo de San­trich y que Iván Már­quez podría estar tran­qui­lo, cuan­do en reali­dad era uno de los obje­ti­vos, por eso su telé­fono fue inter­cep­ta­do por orden del fis­cal. Pero el obje­ti­vo prin­ci­pal del mon­ta­je era el gene­ral Naran­jo y siguen en su orden Pie­dad Cór­do­ba, Gus­ta­vo Petro, y otros nom­bres que sal­drán a medi­da que se conoz­ca el con­te­ni­do de los audios de interceptaciones.

Aun­que Mar­tí­nez Nei­ra en decla­ra­cio­nes del pasa­do 9 de noviem­bre lo nie­ga rotun­da­men­te, se sabe que la fis­ca­lía colom­bia­na hizo una entre­ga con­tro­la­da de dro­ga con la DEA para crear una fal­sa prue­ba. Es decir, tenía pleno cono­ci­mien­to del mon­ta­je y sus alcan­ces: des­truir el pro­ce­so de paz. El fis­cal Mar­tí­nez Nei­ra más allá de una expli­ca­ción al país, lo que debe es una com­pa­re­cen­cia ante la jus­ti­cia. No se pue­de vio­lar la sobe­ra­nía del país, trans­gre­dir la ley y sabo­tear un bien tan valio­so como la paz y seguir posan­do de “gen­te de bien”.

Más allá de las evi­den­cias judi­cia­les que exis­ten en el expe­dien­te, “hay muchas pre­gun­tas por resol­ver que empie­zan por el mis­mo Mar­lon Marín”, como afir­mó el ex-vice­pre­si­den­te Óscar Naran­jo. Estos 24 mil audios podrían resol­ver inte­rro­gan­tes como: ¿las alu­sio­nes a Naran­jo fue­ron con­ver­sa­cio­nes dis­trac­to­ras? ¿A qué lógi­ca corres­pon­de incluir comen­ta­rios sobre un per­so­na­je de tan alta inves­ti­du­ra? ¿Por qué, a pesar de que el nor­te­ame­ri­cano Schi­fano fue dete­ni­do en febre­ro de 2018, no se pro­ce­dió de inme­dia­to con­tra el res­to de los cómplices?

Lo cla­ro detrás del caso San­trich y lo suce­di­do con el exje­fe gue­rri­lle­ro, que hoy es par­te de las disi­den­cias de las FARC, es que sí exis­tió una ope­ra­ción encu­bier­ta de la DEA y la Fis­ca­lía colom­bia­na, y que los miles de audios que en su momen­to pidió y se le nega­ron a la JEP, habrían ayu­da­do a des­ci­frar la ver­da­de­ra his­to­ria que hay detrás.

Con­ven­ci­dos de la nece­si­dad de defen­der el acuer­do de paz sur­gi­do de La Haba­na, lide­ra­mos la cam­pa­ña de “liber­tad a San­trich”, a con­se­cuen­cia de lo cual hemos sido estig­ma­ti­za­dos, seña­la­dos y per­se­gui­dos por pro­pios y extra­ños. Creo que aún esta­mos a tiem­po de ende­re­zar el camino de la paz esta­ble y dura­de­ra, que en nada se pare­ce a la paz con lega­li­dad del actual gobierno. Rei­vin­di­car el acuer­do de paz ori­gi­nal pasa por defen­der las 16 CTEP, tie­rras y PDET, des­mon­te del para­mi­li­ta­ris­mo, refor­ma del sis­te­ma elec­to­ral, entre otros. Tam­bién por cuen­ta de este com­plot, le deben una curul de Cáma­ra al Acuer­do de Paz.

Fuen­te: Sema­na­rio Voz

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *