Uru­guay. La pas­te­ra UPM ape­la al gobierno para jus­ti­fi­car los incumplimientos

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de noviem­bre de 2020.

En el día de ayer, en la audien­cia judi­cial del 15° Turno de lo Civil para tra­tar la acción de ampa­ro pro­mo­vi­da por el Movus que­dó com­pro­ba­do que la empre­sa UPM no ha cum­pli­do con requi­si­tos fun­da­men­ta­les del pro­ce­so de auto­ri­za­ción ambien­tal, que debían ser pre­vios al ini­cio de las acti­vi­da­des de cons­truc­ción de la plan­ta de celu­lo­sa situa­da a ori­llas del Río Negro en el depar­ta­men­to de Durazno.

Por la Reso­lu­ción Minis­te­rial del 14 de mayo de 2019, la auto­ri­za­ción estu­vo «suje­ta al estric­to cum­pli­mien­to» de los com­pro­mi­sos y con­di­cio­nes que sur­gían del pro­ce­so de eva­lua­ción. Había 5 requi­si­tos cla­ve para la via­bi­li­dad del pro­yec­to: Plan de Moni­to­reo Ambien­tal, la for­ma de diluir los efluen­tes en el río, la plan­ta quí­mi­ca, el tra­ta­mien­to de efluen­tes y la dis­po­si­ción final de resi­duos sóli­dos en la zona franca.

Según esa mis­ma reso­lu­ción, esos ele­men­tos pen­dien­tes debían ser pre­sen­ta­dos «den­tro de un pla­zo máxi­mo de 6 meses» y apro­ba­dos por la Dina­ma antes del ini­cio de la corres­pon­dien­te acti­vi­dad de cons­truc­ción del pro­yec­to. El sig­ni­fi­ca­do de estric­to cum­pli­mien­to y pla­zo máxi­mo no admi­te dos inter­pre­ta­cio­nes, pero UPM incum­plió por amplio mar­gen los pla­zos dados por aque­lla auto­ri­za­ción ambiental.

El Plan de Moni­to­reo Ambien­tal debía esta­ble­cer la Línea de Base, que con­sis­te en medir las con­di­cio­nes pre­vias de la zona de ins­ta­la­ción de la plan­ta de celu­lo­sa para poder eva­luar des­pués los impac­tos de las dis­tin­tas fases del pro­yec­to. Por esta razón, la auto­ri­za­ción esta­ble­ció que esas medi­cio­nes debían ini­ciar­se «no menos de un año antes» del ini­cio de las obras y de «dos años antes» de la ope­ra­ción de la planta.

En la audien­ca judi­cial que­dó cla­ro que los requi­si­tos de la Auto­ri­za­ción Ambien­tal no se cum­plie­ron e igual se ini­cia­ron las obras. La defen­sa de UPM se basó en sepa­rar cada com­po­nen­te del pro­yec­to como si fue­ran pie­zas inde­pen­dien­tes. Así el sis­te­ma de dilu­ción de efluen­tes no está resuel­to y ale­gan que el Plan de Moni­to­reo Ambien­tal y la Línea de Base tam­bién es algo que se va defi­nien­do sobre la marcha.

Esta argu­men­ta­ción es fal­sa por­que, como indi­ca­ba la reso­lu­ción minis­te­rial, exis­ten requi­si­tos que son pre­vios a todos los demás. No se pue­den eva­luar los impac­tos de un pro­yec­to si no se com­ple­tó la Línea de Base antes de comen­zar las obras. No se pue­de ins­ta­lar una plan­ta de celu­lo­sa en un río si ese cur­so de agua no tie­ne las con­di­cio­nes para diluir los efluen­tes sin agra­var seria­men­te su contaminación.

UPM jus­ti­fi­ca los incum­pli­mien­tos dicien­do que son con­sen­ti­dos por las auto­ri­da­des ambien­ta­les. En efec­to, las auto­ri­da­des polí­ti­cas de la Direc­ción Nacio­nal de Medio Ambien­te (Dina­ma) y del Minis­te­rio de Ambien­te lo han per­mi­ti­do. Por esta razón, UPM pidió en la audien­cia judi­cial que se cita­ra a la Dina­ma, extre­mo que la jue­za Mage­la Ote­ro no admi­tió, pero ese es el argu­men­to cen­tral de la empresa.

Hay dos posi­cio­nes cla­ras. Los que sos­te­ne­mos que esos requi­si­tos son pre­vios y que debe sus­pen­der­se la cons­truc­ción de la plan­ta mien­tras no se cum­plan. Y la posi­ción de UPM que, con la anuen­cia de las auto­ri­da­des ambien­ta­les, sigue pos­ter­gan­do las defi­ni­cio­nes cla­ve del pro­yec­to. Esta no es la mane­ra de pro­te­ger el ambien­te y la pobla­ción uru­gua­ya, ni de pre­ser­var la segu­ri­dad jurí­di­ca del país, sino de poner­los en manos de una empre­sa multinacional.

La audien­cia por la acción de ampa­ro con­ti­núa el pró­xi­mo mar­tes, a las 14 y 30 horas. Hoy está en la Jus­ti­cia deci­dir cuál de los dos cami­nos es el mejor para el país.

Movi­mien­to por un Uru­guay Sus­ten­ta­ble (Movus)
13 de noviem­bre 2020.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *