Méxi­co. La subor­di­na­ción de Amé­ri­ca Lati­na a par­tir de la cri­mi­na­li­za­ción de la cocaí­na y la coa­li­ción de la Gue­rra Fría

Por Ramón César Gon­zá­lez Ortiz. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 9 de noviem­bre de 2020.

Des­de los ini­cios de la Gue­rra Fría, Washing­ton impul­so una polí­ti­ca prohi­bi­cio­nis­ta en el con­su­mo y tra­sie­go de dro­gas, la cual con el paso del tiem­po se vol­vió cada vez más agre­si­va, has­ta lle­gar actual­men­te a la pro­vo­ca­ción de san­grien­tos con­flic­tos en nacio­nes como Colom­bia y México.

Excu­sán­do­se, en la mani­quea visión de que, la res­pon­sa­bi­li­dad com­ple­ta de las adic­cio­nes que devas­tan a su socie­dad recae en los paí­ses pro­duc­to­res y de trán­si­to de estupefacientes.

Ocu­rrien­do así, no obs­tan­te, des­de hace muchos años, Esta­dos Uni­dos, ha sido el epi­cen­tro del nar­co­trá­fi­co pla­ne­ta­rio. Sabién­do­se que, actual­men­te en 29 de los 50 esta­dos de la Unión Ame­ri­ca­na se per­mi­te el uso medi­ci­nal de la mari­gua­na y en 9 el con­su­mo recrea­ti­vo de la mis­ma es legal y per­mi­ti­do.[1]

Aspec­to al que, se le debe aña­dir que la indus­tria arma­men­tis­ta esta­dou­ni­den­se, es la prin­ci­pal abas­te­ce­do­ra de las orga­ni­za­cio­nes delic­ti­vas que fabri­can, trans­por­tan y comer­cian dro­gas. Así como, sus cir­cui­tos finan­cie­ros son el mayor cen­tro de lava­do para el dine­ro del nar­co, dado que, dicha acti­vi­dad deja enor­mes már­ge­nes de ganan­cia a ban­cos y casas de cam­bio estadunidenses.

En adi­ción a ello, los pro­vee­do­res de arma­men­to, ser­vi­cios de segu­ri­dad, tec­no­lo­gía de espio­na­je y ase­so­ría esta­dou­ni­den­se rea­li­zan pin­gües nego­cios ven­dien­do sus pro­duc­tos y ser­vi­cios a los gobier­nos que com­ba­ten el tra­sie­go de estupefacientes.[2]

Nego­cios que, se han dado en el mar­co de la lucha con­tra las dro­gas y en los cua­les, estruc­tu­ras mili­ta­res como las mexi­ca­nas tam­bién se han vis­to envuel­tas. Sabién­do­se que, entre 2003 y 2019, pese a que más de 200 empre­sas fue­ron enlis­ta­das por el SAT como empre­sas fan­tas­ma, la Secre­ta­ría de la Defen­sa cele­bró con­tra­tos por los que pagó más de 2 mil millo­nes de pesos, jus­ti­fi­ca­dos en la con­tra­ta­ción de ser­vi­cios o la com­pra de bie­nes como gra­va, con­cre­to, artícu­los de pape­le­ría, de lim­pie­za, uni­for­mes, botas, lumi­na­rias, aca­rreo de escom­bro y has­ta el man­te­ni­mien­to de plantas.

Ade­más de lo cual, las adju­di­ca­cio­nes direc­tas que reci­bie­ra el Ejér­ci­to mexi­cano, duran­te las admi­nis­tra­cio­nes de Peña Nie­to y Cal­de­rón Hino­jo­sa, la ins­ti­tu­ción sub­con­tra­tó empre­sas que tam­bién resul­ta­ron cali­fi­ca­das como inexistentes.[3]

En tan­to que, por el lado con­tra­rio, en las nacio­nes pro­duc­to­ras y de trán­si­to la per­se­cu­ción con­tra las dro­gas ilí­ci­tas se ha tra­du­ci­do en vio­len­cia, pér­di­da de vidas y bie­nes, desin­te­gra­ción social y des­com­po­si­ción ins­ti­tu­cio­nal. Asen­tán­do­se de tal for­ma, una sis­te­má­ti­ca vio­la­ción a los dere­chos huma­nos y el uso que se le ha dado a las Fuer­zas Armadas.

Para el caso de Méxi­co, par­ti­cu­lar­men­te des­de que Cal­de­rón decre­to su “gue­rra fron­tal con­tra el nar­co”. La estra­te­gia con­sis­tió bási­ca­men­te en sacar al Ejér­ci­to a las calles, dan­do gol­pes mediá­ti­ca­men­te redi­tua­bles para cier­tos líde­res de la delin­cuen­cia organizada[4]. Pero, lo más impor­tan­te es que, sir­vió pri­mor­dial­men­te para some­ter a Méxi­co. Toda vez que, el esque­ma de Segu­ri­dad mexi­cano se ha con­ver­ti­do, en el esque­ma de Segu­ri­dad esta­du­ni­den­se.

Ocu­rrien­do así, a par­tir, de pro­fun­di­zar en nues­tro país la corrup­ción de los polí­ti­cos (se cal­cu­la que la delin­cuen­cia polí­ti­ca­men­te orga­ni­za­da finan­cia las cam­pa­ñas elec­to­ra­les has­ta en un 80% del terri­to­rio nacio­nal) así como del Ejér­ci­to, des­de sus bases has­ta la cúpu­la militar.

Hechos que, tie­nen cohe­ren­cia si se obser­va que la DEA orde­nó la deten­ción del gene­ral y ex secre­ta­rio de la Defen­sa, Sal­va­dor Cien­fue­gos en el aero­puer­to de Los Ánge­les, el jue­ves 15 de octu­bre. No obs­tan­te, la inves­ti­ga­ción sobre sus con­tac­tos con el nar­co­trá­fi­co datan de hace 10 años[5].

Y más aún, han sido las Agen­cias de Segu­ri­dad esta­du­ni­den­ses las que han impues­to la mili­ta­ri­za­ción extre­ma y la vio­len­ta en Méxi­co. Al res­pec­to, debe tener­se en cuen­ta que, el gene­ral Cien­fue­gos, como otros per­so­na­jes de alto per­fil, han sido ope­ra­do­res muy cer­ca­nos de las Agen­cias norteamericanas.

De mane­ra que, en casos como lo que fue cono­ci­do como el culia­ca­na­zo, el falli­do inten­to de deten­ción de Ovi­dio Guz­mán en Culia­cán, Sina­loa. Y la recien­te deten­ción del gene­ral Cien­fue­gos, hubo visi­tas pre­vias a Méxi­co de agen­tes de la DEA. Y ambos casos, han gene­ra­do males­tar e inquie­tud en altos man­dos mili­ta­res. Así como, han cau­sa­do una inme­dia­ta des­mo­ra­li­za­ción y divi­sión al inte­rior del ejército.

Cobran­do sig­ni­fi­ca­ti­vo dichos actos, a par­tir de que, Andrés Manuel López Obra­dor, si bien, ha segui­do en mate­ria de segu­ri­dad y com­ba­te a la delin­cuen­cia, la mis­ma estra­te­gia que la de sus ante­ce­so­res en el sen­ti­do de la per­ma­nen­cia del ejér­ci­to en labo­res de patru­lla­je y vigi­lan­cia policial[6].

Ha qui­ta­do, el efec­to letal y opta­do en casos de extre­ma ten­sión por reti­rar­se del esce­na­rio o ejer­cer míni­ma vio­len­cia. Gene­ran­do con ello un pro­fun­do males­tar en los gene­ra­les par­ti­da­rios de la línea dura. Así como, en las Agen­cias de Segu­ri­dad esta­du­ni­den­ses, pues­to que, si bien, López Obra­dor ha opta­do por mili­ta­ri­zar Méxi­co, no ha sido en el sen­ti­do ni ha teni­do las con­se­cuen­cias que Washing­ton quie­re, es decir, la apli­ca­ción de la teo­ría del caos y la san­gre corrien­do como en tiem­pos de Cal­de­rón y Peña[7].

Salién­do­se Andrés Manuel, del mar­co de la pos­tra­ción del Esta­do que, his­tó­ri­ca­men­te amplias fac­cio­nes de las éli­tes polí­ti­cas han uti­li­za­do. A par­tir de emplear y diri­gir a las orga­ni­za­cio­nes cri­mi­na­les para seg­men­tar y con­tro­lar el terri­to­rio, así como, para for­mar par­te de un nego­cio ile­gal de carác­ter transnacional.

Ya que, las dispu­tas pro­ta­go­ni­za­das por las orga­ni­za­cio­nes que se han posi­cio­na­do en el terri­to­rio han posi­bi­li­ta­do ampliar los espa­cios de acu­mu­la­ción, ren­ta­bi­li­dad, explo­ta­ción y apro­pia­ción ile­gal de la riqueza.

Y, en ese sen­ti­do, las éli­tes polí­ti­cas y el Esta­do habían esta­do encau­za­do la vio­len­cia y la corrup­ción como meca­nis­mos de con­trol social e ino­cu­la­ción del mie­do en la pobla­ción. Así como, la lla­ma­da gue­rra con­tra el nar­co­trá­fi­co, en reali­dad ha sido una gue­rra enta­bla­da entre una fran­ja del Esta­do –con­for­ma­da por polí­ti­cos, empre­sa­rios, jue­ces, mili­ta­res, poli­cías, civi­les, agen­tes esta­dou­ni­den­ses, baro­nes de la dro­ga, sica­rios etc.– con­tra otras fran­jas riva­les enquis­ta­das en la pro­pia uni­dad esta­tal[8].

Toda vez que, sin el mis­mo Esta­do les resul­ta­ría prác­ti­ca­men­te impo­si­ble e invia­ble la ver­te­bra­ción de la eco­no­mía cri­mi­nal. Coop­tán­do­se las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas, des­de aden­tro del mis­mo Esta­do y pro­ta­go­ni­za­da por aque­llos agen­tes que toman las deci­sio­nes estra­té­gi­cas y le con­tro­lan en sus dis­tin­tas juris­dic­cio­nes y esca­las territoriales. 

Todo final­men­te con la anuen­cia y el con­tu­ber­nio de dis­tin­tas agen­cias esta­dou­ni­den­ses como la DEA.

De mane­ra que, las espi­ra­les de vio­len­cia cri­mi­nal de los últi­mos lus­tros se encuen­tran estre­cha­men­te rela­cio­na­das con la repar­ti­ción del terri­to­rio nacio­nal y el esta­ble­ci­mien­to de reglas no escri­tas; como el des­dén por la ley, la gene­ra­li­za­ción de la corrup­ción y el incle­men­te mare­mág­num de la impu­ni­dad; la mili­ta­ri­za­ción del com­ba­te al nar­co­trá­fi­co; las ausen­cias de Esta­do y la pro­cli­vi­dad de las pobla­cio­nes mar­gi­na­das a «hacer jus­ti­cia por mano propia».

Así como, con la ingo­ber­na­bi­li­dad – que se ha veni­do dado a tra­vés de accio­nes y estra­te­gias con­cer­ta­das para sem­brar la ines­ta­bi­li­dad socio­po­lí­ti­ca– que desean implan­tar fac­cio­nes incon­for­mes de las éli­tes polí­ti­cas, en el con­tex­to de la alter­nan­cia par­ti­dis­ta de las últi­mas décadas[9][10].

Entra­ma­do den­tro del cual, el gol­pe de des­pres­ti­gio urdi­do por Esta­dos Uni­dos, por medio de Sal­va­dor Cien­fue­gos, tie­ne como obje­ti­vo cla­ro debi­li­tar la vida ins­ti­tu­cio­nal de nues­tro país.

Con la fina­li­dad de seguir man­te­nien­do con­di­cio­nes en las que, ade­más de lo ya seña­la­do, nues­tro país siga obse­quian­do la extra­di­ción de delin­cuen­tes —que podrían ser juz­ga­dos por nues­tros tri­bu­na­les — , se per­mi­ta una amplia ope­ra­ción de agen­tes nor­te­ame­ri­ca­nos, nos haga­mos car­go de la con­ten­ción de la migra­ción ile­gal y el terro­ris­mo hacia los EE.UU[11].

De for­ma que, ante­ce­den­tes como los Le Barón y el mul­ti­ho­mi­ci­dio de la fami­lia (que pro­pi­ció la ame­na­za esta­dou­ni­den­se de ascen­der a ran­go de terro­ris­tas a los cár­te­les mexi­ca­nos); el Culia­ca­na­zo (típi­co ope­ra­ti­vo de la DEA que des­en­ca­de­na la con­fla­gra­ción inter­na); el arres­to de Cien­fue­gos (cuyas razo­nes azu­zan sin pudor la narra­ti­va nar­co­bé­li­ca); y otras evi­den­cias e inci­den­tes, sugie­ren que Esta­dos Uni­dos agi­ta la beli­ge­ran­cia en Méxi­co y ambi­cio­na el con­trol mono­pó­li­co de los fac­to­res de la gue­rra, seña­la­da­men­te las Fuer­zas Arma­das mexicanas[12]. 

La Coa­li­ción de la Gue­rra Fría y la subor­di­na­ción de Amé­ri­ca Lati­na a los Esta­dos Unidos.

En 1945, tres gobier­nos sud­ame­ri­ca­nos deja­rían en cla­ro su ali­nea­mien­to con Esta­dos Uni­dos, a par­tir de un arre­glo que sería pro­mo­vi­do de dis­tin­tas mane­ras por la poten­cia del Nor­te, y que sería cono­ci­do como la “Coa­li­ción de la Gue­rra Fría”. Mis­ma que, habría de ope­rar como un ras­go nota­ble de la polí­ti­ca inter­ame­ri­ca­na has­ta fines de la déca­da de 1950.

A dicha coa­li­ción per­te­ne­ce­rían las admi­nis­tra­cio­nes de los pre­si­den­tes: Juan Anto­nio Ríos Mora­les y Gon­zá­lez Vide­la, en Chi­le, entre 1945 y 1947; el gobierno de Dutra en Bra­sil en 1945; y en 1948; el Gene­ral Manuel A. Odría en Perú, en 1948[13]. Así como, des­pués del ase­si­na­to de Gai­tán, las admi­nis­tra­cio­nes de los pre­si­den­tes Ospi­na y Gómez en Colom­bia, tras cul­par del hecho a los comu­nis­tas, rom­pe­rían rela­cio­nes con la Unión sovié­ti­ca[14]. Así como, Cuba cuan­do era admi­nis­tra­da por el dic­ta­dor Ful­gen­cio Batis­ta, quien a peti­ción del gobierno del pre­si­den­te Harry Tru­man, en abril de 1952, rom­pió rela­cio­nes diplo­má­ti­cas con la Unión Soviética[15]. 

Para el caso de Chi­le, Juan Anto­nio Ríos Mora­les, quien era mili­tan­te del Par­ti­do Radi­cal, en 1942, como pre­si­den­te mani­fes­ta­ría su adi­ción a la Coa­li­ción, al lle­var a la rup­tu­ra de rela­cio­nes entre Chi­le y los paí­ses del Eje en 1943, así como a par­tir de la decla­ra­ción de gue­rra a Japón en 1945.

Aun así, la Casa Blan­ca se inquie­ta­ría por el inten­tó de Ríos Mora­les de esta­ble­cer un gobierno de uni­dad nacio­nal, que inte­gra­ba en sus diver­sos gabi­ne­tes a mili­tan­tes de par­ti­dos de izquier­da y dere­cha. De mane­ra que su gobierno, daba for­ma a una coa­li­ción cen­tro-izquier­da que incluía al Par­ti­do Comu­nis­ta.

Ante ello, Tru­man invi­ta­ría al pre­si­den­te Ríos a Washing­ton, lugar don­de éste últi­mo ofre­ce­ría desa­rro­llar ini­cia­ti­vas con­tra el comu­nis­mo a cam­bio de mayo­res inver­sio­nes del país del Nor­te. Pese a ello, en setiem­bre 1946, Gon­zá­lez Vide­la, quien era par­te del Par­ti­do Radi­cal, como Ríos, sería ele­gi­do pre­si­den­te con apo­yo del par­ti­do comu­nis­ta y nom­bra a miem­bros de éste en su gabinete.

Actos ante los cua­les, Esta­dos Uni­dos expre­sa­ría su preo­cu­pa­ción a Gon­zá­lez Vide­la e impon­dría pos­te­rior­men­te un blo­queo finan­cie­ro, el cual solo ter­mi­na­ría des­pués de que el pre­si­den­te reti­ra a los comu­nis­tas no sola­men­te del gabi­ne­te sino tam­bién de car­gos inter­me­dios en su admi­nis­tra­ción, así como final­men­te, en 1948, ter­mi­na por poner al par­ti­do fue­ra de la lega­li­dad[16].

En tan­to que, en Bra­sil el gene­ral Enri­co Dutra logra­ría lle­gar a la pre­si­den­cia en 1945, en elec­cio­nes rea­li­za­das tras un gol­pe mili­tar que des­ti­tu­ye a Getu­lio Var­gas, quien había vira­do hacia la izquier­da en sus últi­mos años de gobierno.

Y de ahí, Dutra rom­pe­ría rela­cio­nes con la URSS, así como se daría a la tarea de repri­mir a los sin­di­ca­tos y favo­re­cer mar­ca­da­men­te la inver­sión nor­te­ame­ri­ca­na. Al res­pec­to, en 1946, con ayu­da de EEUU, Bra­sil daría arran­que a las pri­me­ras ope­ra­cio­nes de la indus­tria pesa­da en Amé­ri­ca Lati­na, con el com­ple­jo side­rúr­gi­co de Vol­ta Redon­da.

Empe­ro, cuan­do Var­gas vuel­ve al poder, en 1951, el gobierno bra­si­le­ño se incli­na­ría por un momen­to al esta­tis­mo y la refor­ma, con la crea­ción del Ban­co Nacio­nal de Desa­rro­llo y Petro­bras, ade­más de que con­tem­pla­ría la posi­bi­li­dad de una refor­ma agraria.

Accio­nes ante las cua­les, en 1954, los mili­ta­res darían un ulti­má­tum a Var­gas, pidién­do­le su renun­cia y él opta­ría por qui­tar­se la vida, dejan­do una car­ta en la que se refie­re al saqueo del país por el capi­tal extranjero.

A su vez, en Colom­bia en 1946, el con­ser­va­dor Mariano Ospi­na derro­ta­ría en las elec­cio­nes a un libe­ra­lis­mo divi­di­do, asu­mien­do el poder, en una coyun­tu­ra de ascen­so de un caris­má­ti­co líder libe­ral, que era Jor­ge Elie­cer Gai­tán, y quien pro­pug­na­ba por esta­ble­cer pro­fun­das refor­mas, en un país don­de la oli­gar­quía no había per­di­do nin­gún privilegio.

Ante ello, Gai­tán sería ase­si­na­do en abril de 1948[17]y en medio de la repre­sión a las mani­fes­ta­cio­nes popu­la­res que siguie­ron a dicho acto, quien era el líder máxi­mo del con­ser­va­du­ris­mo, el ultra­de­re­chis­ta Lau­reano Gómez, como can­di­da­to úni­co, sería ele­gi­do pre­si­den­te en 1949.

Y, a par­tir de ahí, Gómez des­ata­ría des­de el Esta­do, una con­tra­rre­vo­lu­ción que cobra­ría dece­nas de miles de víc­ti­mas. Así como, al mis­mo tiem­po, se ali­nea­ría deci­di­da­men­te con EEUU, expul­san­do a la repre­sen­ta­ción sovié­ti­ca de Colom­bia y con­vir­tien­do a ésta en el úni­co país lati­no­ame­ri­cano que envia­ría tro­pas a la Gue­rra de Corea en 1950 [18].

Pero más aún, en abril 1951, en la reu­nión de can­ci­lle­res pan­ame­ri­ca­nos, Colom­bia, jun­to con EEUU y Bra­sil, pro­pon­drían la crea­ción de un ejér­ci­to con­ti­nen­tal.

Pro­yec­to que no pros­pe­ra­ría, pero aun así, la Coa­li­ción de la Gue­rra Fría se con­so­li­da­ría a par­tir de 1952 a tra­vés de una estre­cha cola­bo­ra­ción de Esta­dos Uni­dos con las fuer­zas arma­das lati­no­ame­ri­ca­nas.

De for­ma que, para 1953 Esta­dos Uni­dos ten­dría acuer­dos mili­ta­res con ocho paí­ses lati­no­ame­ri­ca­nos; diez paí­ses apro­ba­ban el plan mili­tar gene­ral nor­te­ame­ri­cano; y sola­men­te dos paí­ses, Argen­ti­na y Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na, care­cían de misio­nes mili­ta­res norteamericanas[19].

Sien­do Argen­ti­na con Perón, en 1945, la gran excep­ción en el ali­nea­mien­to de Amé­ri­ca Lati­na con Washing­ton. Ya que, al con­tra­rio de Dutra y pese a ser mani­fies­ta­men­te anti-comu­nis­ta no pros­cri­bi­ría al Par­ti­do Comu­nis­ta y más bien res­ta­ble­ce­ría rela­cio­nes con la URSS. En aña­di­du­ra, tam­bién mane­ja­ría un dis­cur­so anti-impe­ria­lis­ta, median­te el cual deja­ría de afi­liar­se a las ins­ti­tu­cio­nes eco­nó­mi­cas de Bret­ton Woods y com­pe­ti­ría con Washing­ton por el lide­raz­go sud­ame­ri­cano, así como por el con­trol del movi­mien­to obre­ro en la región.

Y más toda­vía, cuan­do se die­ra el retorno de Getu­lio Var­gas al poder, en Bra­sil, en 1950, Perón se dio a la tarea de ensa­yar lo que sería la mayor ame­na­za a la hege­mo­nía nor­te­ame­ri­ca­na en Amé­ri­ca Lati­na. Pro­po­nien­do, entre 1952 y 1953, a Var­gas y tam­bién al pre­si­den­te Iba­ñez de Chi­le, una inte­gra­ción eco­nó­mi­ca, con una fuer­te inten­cio­na­li­dad política[20].

La Coa­li­ción de la Gue­rra Fría y la crea­ción de Ser­vi­cios de Inte­li­gen­cia como meca­nis­mos de sub­yu­ga­ción de Amé­ri­ca Latina.

Duran­te La Coa­li­ción de la Gue­rra, la his­to­ria de la Inte­li­gen­cia tan­to en el Perú como en dife­ren­tes paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na, no solo res­pon­de­rá a las influen­cias de las misio­nes mili­ta­res que brin­da­ron cono­ci­mien­tos y entre­na­mien­tos a los mili­ta­res perua­nos, sino que en su momen­to res­pon­de­rían tam­bién a la lucha con­tra la sub­ver­sión[21].

Para el caso de Perú, des­de los años 50 median­te el Minis­tro de Gobierno y Poli­cía (actual­men­te Minis­te­rio del Inte­rior) que esta­ba a car­go de Ale­jan­dro Espar­za Zañar­tu, quien era fun­cio­na­rio civil del régi­men mili­tar del dic­ta­dor y gene­ral del Ejér­ci­to Manuel Odría, se daría la for­ma­ción de ser­vi­cios de inte­li­gen­cia con alcan­ces nacionales.

Así como a su vez, el naci­mien­to de la inte­li­gen­cia en el Ejér­ci­to peruano esta­ría influen­cia­da por la capa­ci­ta­ción reci­bi­da por muchos ofi­cia­les en Fort Hola­bird entre 1950 a 1971, que tenía su sede en el Cen­tro y Escue­la de Inte­li­gen­cia del US Army.

Y, con base en la for­ma­ción reci­bi­da en Fort Hola­bird se regis­tra­ría que tres mili­ta­res tuvie­ron una influen­cia deci­si­va en la crea­ción, ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción y con­so­li­da­ción de la inte­li­gen­cia mili­tar y nacio­nal: prin­ci­pal­men­te Juan Bos­sio Collas, ade­más de Mar­cial Rome­ro Par­do y Edgar­do Mer­ca­do Jarrín.

En tan­to que, otros cen­tros aca­dé­mi­cos nor­te­ame­ri­ca­nos como el Spe­cial War­fa­re Cen­ter and School (en Fort Bragg) y la Escue­la de las Amé­ri­cas (en Pana­má) se encon­tra­rían a car­go del entre­na­mien­to de cien­tos de ofi­cia­les perua­nos.

Hechos que en su con­jun­to, lle­va­rían a la per­se­cu­ción mili­tar con­tra mili­tan­tes comu­nis­tas y espe­cial­men­te, apris­tas (miem­bros de la Alian­za Popu­lar Revo­lu­cio­na­ria Ame­ri­ca­na – APRA, fun­da­da por Víc­tor Raúl Haya de la Torre).

Y para con­so­li­dar dicha estra­te­gia, la legis­la­ción se vin­cu­la­ría a la repre­sión polí­ti­ca, prue­ba de ello sería el Decre­to Ley Nº 11049, Ley de Segu­ri­dad Inte­rior de la Repú­bli­ca, que fue pro­mul­ga­da el 1 de julio de 1949 y que en su artícu­lo 4° inclu­yó la pena de muer­te fren­te a la per­pe­tra­ción de varios delitos.

Nor­ma que, sería la ver­sión perua­na de la deno­mi­na­da “ley mal­di­ta” chi­le­na, Ley Nº 8987, pro­mul­ga­da en demo­cra­cia en sep­tiem­bre de 1948, y el Decre­to Nº 5839, Ley de Defen­sa Per­ma­nen­te de la Demo­cra­cia, cuyo obje­ti­vo sería la neu­tra­li­za­ción de acti­vi­da­des y la expan­sión del Par­ti­do Comu­nis­ta de Chi­le (PCCh), así como alter­na­ti­va­men­te, de mili­tan­tes socia­lis­tas y falangistas[22].

A la vez que, por su par­te, y en para­le­lo, el gene­ral peruano Mar­cial Rome­ro Par­do esbo­za­ría en su con­di­ción de direc­tor del enton­ces Cen­tro de Altos Estu­dios Mili­ta­res (CAEM, en la actua­li­dad es el Cen­tro de Altos Estu­dios Nacio­na­les – CAEN) la nece­si­dad de vin­cu­lar la segu­ri­dad con el desa­rro­llo nacio­nal.

Con la inten­sión de, mar­car algu­nas líneas matri­ces que ayu­da­ran a enfren­tar el cre­cien­te fenó­meno de la gue­rra no con­ven­cio­nal (sub­ver­si­va, revo­lu­cio­na­ria o insur­gen­te). Dado que, ésta preo­cu­pa­ba mucho a los mili­ta­res lati­no­ame­ri­ca­nos, lue­go de la revo­lu­ción chi­na de Mao, los pro­ce­sos de des­co­lo­ni­za­ción, las gue­rras en Arge­lia e Indo­chi­na, y la apa­ri­ción del movi­mien­to de paí­ses No Ali­nea­dos en la Con­fe­ren­cia de Ban­dung de 1955.

E incor­po­rán­do­se las tesis de segu­ri­dad nacio­nal y hemis­fé­ri­caper­mi­ti­ría ésta a los mili­ta­res amplia­ran su par­ti­ci­pa­ción en temas de desa­rro­llo nacio­nal, y a tra­vés de la inte­li­gen­cia bus­car ganar al enemi­go sub­ver­si­vo. Así como, al mis­mo tiem­po con­lle­va­ría a que los mili­ta­res pro­yec­ta­rán su par­ti­ci­pa­ción en la polí­ti­ca como una exten­sión de su acti­vi­dad mili­tar.

Pro­yec­ción polí­ti­co-estra­té­gi­co de nivel nacio­nal, que bajo los­ser­vi­cios de inte­li­gen­cia ten­dría como fin prin­ci­pal que, los mili­ta­res enten­die­ran el mun­do civil e incur­sio­na­ran en lo que deno­mi­na­ron los cam­pos, domi­nios o fac­to­res no mili­ta­res de la segu­ri­dad y defen­sa nacio­nal.

En tan­to que, Boli­via sería el país pre­cur­sor en Amé­ri­ca del Sur en crear una orga­ni­za­ción de inte­li­gen­cia nacio­nal de nivel polí­ti­co-estra­té­gi­co den­tro de un régi­men demo­crá­ti­co, por­que en Argen­ti­na bajo el régi­men del gene­ral Juan Domin­go Perón en 1946 se creó la Coor­di­na­do­ra de Infor­ma­cio­nes del Esta­do (CIDE), que tuvo un ori­gen demo­crá­ti­co pero con un tem­pe­ra­men­to militar/​autoritario.

A la vez que, en Bra­sil, bajo el régi­men del gene­ral Gas­par Dutra se creó el Ser­viço Fede­ral de Infor­mações e Con­tra-Infor­mações (SFICI) y en Colom­bia, en 1953, duran­te la dic­ta­du­ra mili­tar del gene­ral Gus­ta­vo Rojas Pini­lla creó su Depar­ta­men­to Admi­nis­tra­ti­vo de Segu­ri­dad (DAS –SIC).

Resul­tan­do ser enton­ces que, tam­bién los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia crea­dos en regí­me­nes demo­crá­ti­cos por gobier­nos civi­les tam­bién fue­ron, en muchos casos, repre­si­vos y con accio­nes con­tra­rias al res­pe­to por los dere­chos fun­da­men­ta­les de las per­so­nas.

Y den­tro de tal orden, en el mes de julio del año de 1956, se rea­li­za­ría la Cum­bre de Pana­má, don­de se reu­ni­rían los pre­si­den­tes de la épo­ca, que en su mayo­ría eran dic­ta­do­res mili­ta­res de fac­to y usa­ban la inte­li­gen­cia como poli­cía polí­ti­ca para con­tra­rres­tar a los opo­si­to­res a sus regí­me­nes.

Así como, en dicha cita se apro­ba­ría la “Decla­ra­ción de Pana­má” que ten­dría como fin for­ta­le­cer la paz, la segu­ri­dad, y la con­so­li­da­ción de la demo­cra­cia en el hemis­fe­rio, pese a que, solo los man­da­ta­rios Siles (Boli­via) y Pra­do (Perú), habían sido ele­gi­dos median­te voto popular[23].

Esce­na­rio den­tro del cual, en Méxi­co tam­bién se daría la crea­ción de la Direc­ción Fede­ral de Segu­ri­dad (DFS) por el pre­si­den­te civil Miguel Ale­mán Val­dés duran­te el año 1947. Así que, Méxi­co tam­bién reci­bi­ría un fuer­te apo­yo de sus con­tra­par­tes nor­te­ame­ri­ca­nas, par­ti­cu­lar­men­te de la nacien­te Cen­tral Inte­lli­gen­ce Agency (CIA) y del Fede­ral Bureau of Inves­ti­ga­tion (FBI) que ya ope­ra­ba en el país, y des­de 1947 con la pro­mul­ga­ción del Acta Tru­man de todo el anda­mia­je esta­tal de enti­da­des como el Natio­nal Secu­rity Coun­cil (NSC) y del Depar­ta­men­to de Defen­sa.

Pero más aún, debe­rá aqui­la­tar­se la pre­sen­cia en la emba­ja­da del Perú en Méxi­co, del ofi­cial peruano Juan Bos­sio Collas, quien fue agre­ga­do mili­tar. Ya que, la pre­sen­cia de Juan Bos­sio en Méxi­co habría obe­de­ci­do a impul­sar el pro­ce­so de ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción de la inte­li­gen­cia mexi­ca­na, bajo la influen­cia, mode­lo y orien­ta­cio­nes que iba adqui­rien­do los Esta­dos Uni­dos de Nor­te­amé­ri­ca en tal pro­ce­so, con evi­den­tes miras a esbo­zar algo simi­lar a lo que final­men­te suce­dió en el Perú en 1960 con la crea­ción del SIN.

Por últi­mo, tam­bién es con­ve­nien­te recor­dar que, los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia deri­va­rían en apa­ra­tos repre­si­vos con alcan­ce inter­na­cio­nal.

Al res­pec­to, se sabe que, a fines de agos­to de 1975, en Perú, el gene­ral Fran­cis­co Mora­les Ber­mú­dez Cerru­ti, tras tomar el poder en una suer­te de putsch mili­tar cono­ci­do como el “Tac­na­zo” (ya que se dio en la ciu­dad sure­ña de Tac­na, limí­tro­fe con Chi­le), des­pla­za­ría al gene­ral Velas­co. Y des­pués de ello, le daría un giro con­ser­va­dor a una “segun­da fase” del GRFA, qui­tan­do del poder a los mili­ta­res perua­nos del ala pro­gre­sis­ta del Ejér­ci­to que apo­ya­ban el régi­men de la deno­mi­na­da “pri­me­ra fase” del GRFA.

Y tras tales actos, Ber­mú­dez Cerru­ti ges­ta­ría rela­cio­nes de afi­ni­dad con sus pares argen­ti­nos en el perío­do de 1976 a 1980, así como se enta­bla­rían impor­tan­tes rela­cio­nes entre jerar­cas mili­ta­res. Como las habi­das entre, el ex jefe del Ejér­ci­to peruano Pedro Rich­ter Pra­da y el argen­tino Leo­pol­do For­tu­na­to Gal­tie­ri, en el con­tex­to del apo­geo en el cono sur ame­ri­cano de la repre­si­va Ope­ra­ción Cón­dor.

Deri­van­do de ello que, el Bata­llón de Inte­li­gen­cia N° 601 del Ejér­ci­to de Argen­ti­na actua­ría en terri­to­rio peruano en ope­ra­cio­nes con­tra­sub­ver­si­vas con­tra ele­men­tos del movi­mien­to “Mon­to­ne­ros” en la deno­mi­na­da “Base Lima”, por­que pla­nea­ban accio­nes des­es­ta­bi­li­za­do­ras con­tra la dic­ta­du­ra mili­tar de Jor­ge Rafael Vide­la[24].

La Coa­li­ción de la Gue­rra Fría y la cri­mi­na­li­za­ción de la cocaína.

Den­tro del con­tex­to des­cri­to arri­ba, antes que nadie supie­ra de los nar­co­tra­fi­can­tes colom­bia­nos, se daría for­ma a una nue­va cla­se de tra­fi­can­tes inter­na­cio­na­les de cocaí­na entre 1947 y 1964, lide­ra­da por perua­nos, boli­via­nos, chi­le­nos, cuba­nos, mexi­ca­nos, bra­si­le­ños y argen­ti­nos poco conocidos.

Entra­ma­do den­tro del cual, en los años 50 con los incen­ti­vos crea­dos en Perú tam­bién emer­ge­rían una cla­se de nue­vos con­tra­ban­dis­tas inter­na­cio­na­les, más pro­fe­sio­na­les y dis­per­sos que los pri­me­ros mari­ne­ros. Sien­do muchos de los nar­co­tra­fi­can­tes pio­ne­ros ára­bes y judíos, estos últi­mos refu­gia­dos del Holocausto[25]. 

A par­tir de que, la par­te orien­tal ama­zó­ni­ca ha teni­do una lar­ga his­to­ria des­de el siglo XIX, rela­cio­na­da con una indus­tria legal, res­pe­ta­ble, medi­ci­nal, de la cocaí­na. Pro­du­cién­do­se en dicha zona, por déca­das lo que se cono­ce como cocaí­na bru­ta, un sul­fa­to impu­ro, que es pare­ci­do a lo que hoy se deno­mi­na su pas­ta básica.

Sin embar­go, tras la Coa­li­ción de la Gue­rra Fría y la crea­ción de Ser­vi­cios de Inte­li­gen­cia, esa zona se trans­for­ma­ría en la cuna del comer­cio líci­to. Toda vez que, tras emer­ger los Esta­dos Uni­dos como la indis­cu­ti­ble poten­cia en asun­tos mun­dia­les rela­cio­na­dos con las dro­gas, impon­dría su visión erra­di­ca­cio­nis­ta amplia­da por medio de las nue­vas agen­cias anti­dro­gas de las Nacio­nes Uni­das como la Comi­sión de Dro­gas Nar­có­ti­cas (CND, por sus siglas en inglés).

Visión que tam­bién con­ta­ría con el apo­yo de regí­me­nes obe­dien­tes, ali­nea­dos del lado esta­dou­ni­den­se duran­te la Gue­rra Fría. Y de ahí, el Buró Fede­ral de Nar­có­ti­cos (FBN, por sus siglas en inglés), así como, el Depar­ta­men­to de Esta­do pudie­ron cri­mi­na­li­zar la cocaí­na (y en papel, has­ta la hoja andi­na de coca).

Nacien­do espe­cial­men­te en Perú, en 1948, la dro­ga ilí­ci­ta en la región de Huá­nu­co Alto Hua­lla­ga, en el orien­te de ese país. A par­tir de que, entre 1948 y 1949 Perú reci­bi­ría a una Comi­sión de la ONU sobre la coca, la cual, en con­so­nan­cia con el enfo­que nor­te­ame­ri­cano de con­trol de sus­tan­cias nar­có­ti­cas, plan­tea­ría el uso de la hoja de coca como un pro­ble­ma social que debía ser ata­ca­do por el Esta­do, no obs­tan­te exis­tían opi­nio­nes cien­tí­fi­cas opues­tas. Y des­pués de ello, el gobierno de Odría esta­ble­ce­ría poco des­pués un mono­po­lio esta­tal sobre la coca[26].

Cri­mi­na­li­za­ción que, tam­bién sería acom­pa­ña­da en 1947 por una cam­pa­ña secre­ta en el extran­je­ro por par­te del FBN en con­tra de la cocaí­na andi­na y que, en con­jun­to, darían píe inme­dia­ta­men­te, al naci­mien­to, la difu­sión y el cre­ci­mien­to de un cir­cui­to ilí­ci­to de pro­duc­ción de cocaí­na[27].

Notas:

1 Excel­sior. Cola­bo­ra­ción ingra­ta. Por: RAÚL CONTRERAS BUSTAMANTE. 24 de Octu­bre de 2020.

2 Al res­pec­to, en fechas más recien­tes, la ofi­ci­na esta­du­ni­den­se de con­trol de alcohol, taba­co y armas de fue­go (ATF, por sus siglas en inglés) pro­por­cio­nó armas de alto poder a una orga­ni­za­ción delic­ti­va mexi­ca­na; y más aún: entre 2009 y 2011 la pro­pia DEA ayu­dó a El Cha­po Guz­mán a lavar en el sis­te­ma finan­cie­ro del país vecino más de 10 millo­nes de dóla­res, todo ello al ampa­ro de la Ini­cia­ti­va Méri­da, fir­ma­da en junio de 2008 por Geor­ge W. Bush y Feli­pe Cal­de­rón. La Jor­na­da. Opi­nión. Lunes 19 de octu­bre de 2020.

3 La Secre­ta­ría de la Defen­sa Nacio­nal (Sede­na) des­vió 2 mil 371 millo­nes de pesos entre 2013 y 2019, el perio­do de Gobierno del expre­si­den­te Enri­que Peña Nie­to. Los recur­sos se decla­ra­ron ante el Ser­vi­cio de Admi­nis­tra­ción Tri­bu­ta­ria (SAT) como el pago a 250 empre­sas que resul­ta­ron fan­tas­ma.

Un repor­ta­je de Zoray­da Galle­gos en el perió­di­co El País demos­tró que nin­guno de los altos man­dos que auto­ri­za­ron las com­pras ha reci­bi­do una san­ción por el ejer­ci­cio de ope­ra­cio­nes que podrían incu­rrir en el deli­to de defrau­da­ción fis­cal, rea­li­za­do a tra­vés de las empre­sas fac­tu­re­ras, es decir, aque­llas que son com­pa­ñías inexis­ten­tes que emi­ten fac­tu­ras de ope­ra­cio­nes simuladas.

En octu­bre de 2019 la Secre­ta­ría de Hacien­da y Cré­di­to Públi­co (SHCP) anun­ció que, lue­go de varias reunio­nes con el sec­tor empre­sa­rial, lle­ga­ron a un acuer­do para hacer ajus­tes en mate­ria fis­cal para com­ba­tir a las empre­sas fac­tu­re­ras, acla­ran­do que no se actua­rá con­tra con­tri­bu­yen­tes.

Los gas­tos inclu­ye­ron la com­pra de gra­va, are­na, con­cre­to, artícu­los de pape­le­ría, de lim­pie­za, uni­for­mes, botas, cha­li­nas, cor­ti­nas, cha­le­cos de segu­ri­dad, sába­nas, llan­tas, lumi­na­rias, lose­tas, ren­ta de anda­mios, via­jes de agua en pipa, aca­rreo de escom­bro, arren­da­mien­to de equi­po de cómpu­to e impre­sión, ins­ta­la­ción de ven­ta­nas, ser­vi­cios de lavan­de­ría y has­ta el man­te­ni­mien­to de plan­tas eléc­tri­cas y de aguas residuales.

La infor­ma­ción obte­ni­da por El País des­ta­có que los más de 2 mil millo­nes de pesos fue­ron des­via­dos a tra­vés de 11 mil 175 com­pro­ban­tes digi­ta­les que ampa­ran la con­tra­ta­ción o la com­pra de bie­nes y ser­vi­cios para dece­nas de ins­ta­la­cio­nes mili­ta­re como cam­pos, cuar­te­les y guar­ni­cio­nes a lo lar­go del país. La Sede­na no emi­tió nin­gún comen­ta­rio al res­pec­to de los pre­sun­tos des­víos identificados.

Algu­nas de las ins­ta­la­cio­nes que supues­ta­men­te se vie­ron bene­fi­cia­das con estas com­pras fue­ron el Heroi­co Cole­gio Mili­tar; el Museo Nacio­nal de la Car­to­gra­fía; un par­que eóli­co, ubi­ca­do en el Its­mo de Tehuan­te­pec; el cine del Cen­tro de Aten­ción Social para Mili­ta­res Reti­ra­dos; el Cam­po Mili­tar 37‑D en San­ta Lucía, en el Esta­do de Méxi­co; la Escue­la Mili­tar de Sar­gen­tos; la Direc­ción Gene­ral de Admi­nis­tra­ción y en el aho­ra can­ce­la­do Nue­vo Aero­puer­to Inter­na­cio­nal de Méxi­co, en el muni­ci­pio de Tex­co­co, en el Esta­do de México.

Otros de los rubros en los que se detec­tó el des­vío de fon­dos fue en la eje­cu­ción de labo­res de mejo­ra en cami­nos rura­les o carre­te­ras en el camino de entra­da a los cuar­te­les del Ejér­ci­to mexi­cano. Tam­bién para obras de man­te­ni­mien­to o ade­cua­ción de bases aéreas, pri­sio­nes, juz­ga­dos, cen­tros de jus­ti­cia, uni­da­des habi­ta­cio­na­les, cafe­te­rías, cen­tros depor­ti­vos, esta­cio­na­mien­tos, gim­na­sios, museos, cen­tros de desa­rro­llo infan­til, ade­más de 15 hos­pi­ta­les militares.

El repor­ta­je des­cu­brió que las fac­tu­ras fal­sas demos­tra­ban repa­ra­cio­nes en las uni­da­des médi­cas por un valor de 115 millo­nes de pesos, entre 2013 y 2018, por supues­tos insu­mos médi­cos. Las obras jus­ti­fi­ca­das se habrían rea­li­za­do en los hos­pi­ta­les Mili­tar de Zona en Ixte­pec, en Oaxa­ca; Mili­tar Regio­nal de Pue­bla; de Zona del Cam­po Mili­tar 1 en Nau­cal­pan, en el Esta­do de Méxi­co; Regio­nal de Espe­cia­li­da­des en Méri­da; ade­más de en la Uni­dad Médi­ca de Con­sul­ta Exter­na del Cole­gio Militar.

Por el con­cep­to de obras civi­les, la Sede­na reali­zó pagos por 50 millo­nes de pesos para la ins­ta­la­ción de inver­na­de­ros y via­jes para aca­rrear gra­va vive­ros fores­ta­les ubi­ca­dos en los esta­dos de Vera­cruz, Jalis­co, Sina­loa, Gua­na­jua­to e Hidal­go, en las uni­da­des cono­ci­das como Pero­te, Ame­ca, Pue­blo Vie­jo, El Sauz, Sara­bia y Zimapán.

El País ase­gu­ró que la Direc­ción Gene­ral de Comu­ni­ca­ción Social de la Sede­na com­pro­bó gas­tos por 51.5 millo­nes de pesos para empre­sas dis­tri­bui­do­ras de papel.

Entre 2014 y 2015 se encon­tra­ron con­tra­tos con las empre­sas “Adver­ti­sing and Digi­tal Effects” y “Pro­duc­cio­nes Siehj” por los ser­vi­cios de masa­jes e hidra­ta­ción; tam­bién para el sumi­nis­tro de pla­ye­ras y meda­llas, ade­más de la orga­ni­za­ción de even­tos depor­ti­vos, como una carre­ra con­me­mo­ra­ti­va de la Fuer­za Aérea Mexi­ca­na y para la carre­ra titu­la­da “La gran fuer­za de México”.

Sólo en 2013 la Sede­na entre­gó a empre­sas fan­tas­ma 619.4 millo­nes de pesos. La com­pa­ñía “Cons­tru­glo­bal de Chia­pas” fue una de las más bene­fi­cia­das, con la ero­ga­ción de 312.7 millo­nes de pesos, entre 2013 y 2014, para la con­tra­ta­ción de ser­vi­cios de ren­ta de maqui­na­ria de cons­truc­ción que se habrían emplea­do en la reha­bi­li­ta­ción de la uni­dad habi­ta­cio­nal mili­tar de Cin­ta­la­pa, en el esta­do de Chiapas.

La Direc­ción Gene­ral de Mate­ria­les de Gue­rra e Indus­tria Mili­tar fac­tu­ró 260.5 millo­nes de pesos en la supues­ta com­pra de insu­mos para la fabri­ca­ción de arma­men­to. De acuer­do con un repor­ta­je ante­rior de el mis­mo medio, “DRM Ace­ros Inter­na­cio­nal” se encar­gó de ele­var los pre­cios de los bie­nes con­tra­ta­dos por la Sede­na. La Audi­to­ría Supe­rior de la Fede­ra­ción aler­tó de este caso, por lo que la empre­sa fue san­cio­na­da por la Secre­ta­ría de la Fun­ción Públi­ca (SFP) en 2019, pero nin­guno de los man­dos mili­ta­res (Gene­ra­les) al fren­te de la divi­sión resul­tó san­cio­na­do. Sin Embar­go. 25 de agos­to, 2020.

4 Rebe­lión. Cien­fue­gos, y el incen­dio de la mili­ta­ri­za­ciónPor: Héc­tor A. Hoz Mora­les | 19/​10/​2020.

5 La perio­dis­ta Ana­bel Her­nán­dez cita al gene­ral y sus nexos con los Bel­trán Ley­va en el libro “Méxi­co en lla­mas” (año 2011).

Cien­fue­gos Zepe­da fue Secre­ta­rio de la Defen­sa en ple­na gue­rra con­tra Méxi­co en la que el ejér­ci­to era denun­cia­do por vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos coti­dia­na­men­te. El caso más cono­ci­do fue cuan­do padres de fami­lia de los 43 estu­dian­tes víc­ti­mas de des­apa­ri­ción for­za­da, jun­to a miem­bros del Gru­po Inter­dis­ci­pli­na­rio de Exper­tos Inde­pen­dien­te, GIEI, soli­ci­ta­ron ingre­sar a las ins­ta­la­cio­nes del 27 Bata­llón de Infan­te­ría de Igua­la, Gue­rre­ro. El gene­ral Cien­fue­gos se negó rotun­da­men­te ale­gan­do que “sola­men­te res­pon­de­mos a las auto­ri­da­des minis­te­ria­les mexi­ca­nas”… “No pue­do per­mi­tir que inte­rro­guen a mis sol­da­dos, que no come­tie­ron has­ta aho­ra nin­gún deli­to”. Rebe­lión. Dro­gas, corrup­ción y el ejér­ci­to (II)Por: Por Xico­tén­catl. 23/​10/​2020.

6 Otros cam­bios impor­tan­tes han sido la amplia­ción de fun­cio­nes, misio­nes y des­ti­nos que se están adju­di­can­do a los mili­ta­res: en julio de este año el pre­si­den­te López Obra­dor anun­ció que la Mari­na y el Ejér­ci­to esta­rán al man­do de los puer­tos y adua­nas, “a fin de erra­di­car la corrup­ción y fre­nar la entra­da de dro­gas al país”.

Tam­bién el res­guar­do y dis­tri­bu­ción de libros de tex­to gra­tui­tos, vigi­lan­cia de pape­le­ría elec­to­ral, pro­duc­ción y siem­bra de árbo­les, com­ba­te al robo de com­bus­ti­bles, la cons­truc­ción de aero­puer­tos civi­les, la cons­truc­ción de las miles de sucur­sa­les del lla­ma­do Ban­co del Bien­es­tar impul­sa­do por la 4T y has­ta la cons­truc­ción de dos de los tra­mos del pro­yec­to turís­ti­co cono­ci­do como Tren Maya.

La Secre­ta­ría de la Defen­sa Nacio­nal, asu­mió, des­de el pasa­do 6 de octu­bre el con­trol ope­ra­ti­vo de la Guar­dia Nacio­nal. Rebe­lión. Dro­gas, corrup­ción y el ejér­ci­to (II)Por: Por Xico­tén­catl. 23/​10/​2020.

7 (Memo­ran­do Pre­si­den­cial para Deter­mi­nar a los Paí­ses Prin­ci­pa­les de Pro­duc­ción y Trán­si­to de Dro­gas Ile­ga­les. – 16 de sep­tiem­bre 2020 -). Aspec­to que, en pala­bras de Donald Trump se ha expre­sa­do de la siguien­te mane­ra: “Méxi­co corre­rá un gra­ve ries­go de que se des­cu­bra que no ha cum­pli­do de mane­ra demos­tra­ble sus com­pro­mi­sos inter­na­cio­na­les de con­trol de dro­gas”… “Los deco­mi­sos de dro­gas en Méxi­co siguen sien­do dema­sia­do bajos… estos cár­te­les repre­sen­tan una cla­ra ame­na­za para Méxi­co y la capa­ci­dad del gobierno mexi­cano de ejer­cer un con­trol efec­ti­vo sobre par­tes de su país”… Méxi­co debe demos­trar cla­ra­men­te su com­pro­mi­so de des­man­te­lar los cár­te­les y sus empre­sas cri­mi­na­les y hacer más para pro­te­ger las vidas de los ciu­da­da­nos mexi­ca­nos y esta­du­ni­den­ses ame­na­za­dos por estos gru­pos

En: Rebe­lión. Dro­gas, corrup­ción y el ejér­ci­to (II)Por: Por Xico­tén­catl. 23/​10/​2020.

Por el des­en­vol­vi­mien­to de los hechos, es posi­ble con­je­tu­rar que las agen­cias de Esta­dos Uni­dos no aprue­ban el pro­ta­go­nis­mo que el Pre­si­den­te Andrés Manuel López Obra­dor otor­gó a las Fuer­zas Arma­das en todas las esfe­ras de su gobierno, pun­tual­men­te aque­llas que con­cier­nen a fun­cio­nes extra­mi­li­ta­res o no-béli­cas. En este sen­ti­do, el maxi­pro­ce­so neo­yor­quino tam­bién encie­rra una dispu­ta entre Esta­dos Uni­dos y Méxi­co por el con­trol de las Fuer­zas Arma­das mexi­ca­nas (sí, Esta­dos Uni­dos está acos­tum­bra­do a dis­po­ner de ellas a su antojo). 

Rebe­lión. 7 tesis sobre el arres­to del gene­ral Cien­fue­gosDe la «des­car­te­li­za­ción» a la doc­tri­na de la enchi­la­daPor: Arsi­noé Orihue­la Ochoa | 27/​10/​2020 |

8 Rebe­lión. 7 tesis sobre el arres­to del gene­ral Cien­fue­gosDe la «des­car­te­li­za­ción» a la doc­tri­na de la enchi­la­daPor: Arsi­noé Orihue­la Ochoa | 27/​10/​2020 |

9 Ade­re­za­do ello por una divi­sión inter­na­cio­nal del tra­ba­jo cri­mi­nal –fun­da­men­ta­da en redes ilí­ci­tas glo­ba­les para la pro­duc­ción, comer­cia­li­za­ción y con­su­mo de psi­co­tró­pi­cos y la finan­cia­ri­za­ción de sus ganan­cias – , don­de el nor­te del mun­do, con su insa­cia­ble vora­ci­dad por el con­su­mo de nar­có­ti­cos, reser­va para nacio­nes como Méxi­co el espe­cia­li­zar­se en una eco­no­mía sub­te­rrá­nea de la muer­te que lubri­ca el pro­ce­so eco­nó­mi­co de las dro­gas y el trá­fi­co de armas. Es de notar que la mal lla­ma­da “Gue­rra con­tra el nar­co­trá­fi­co” es un nego­cio trans­na­cio­nal con impli­ca­cio­nes diplo­má­ti­cas y geo­po­lí­ti­cas, vin­cu­la­do al com­ple­jo tecnocientífico/​militar/​industrial, que le da for­ma a esa divi­sión inter­na­cio­nal del tra­ba­jo criminal. 

Ante las ausen­cias del Esta­do en vas­tos terri­to­rios, sus fun­cio­nes bási­cas son suplan­ta­das –tras el aban­dono deli­be­ra­do– por el cri­men orga­ni­za­do y su sofis­ti­ca­da capa­ci­dad de coop­ta­ción social y de con­trol de terri­to­rios. Rebe­lión. Cri­men orga­ni­za­do, espi­ra­les de vio­len­cia y pos­tra­ción del Esta­doPor: Isaac Enrí­quez Pérez | 24/​10/​2020.

10 Rebe­lión. Cri­men orga­ni­za­do, espi­ra­les de vio­len­cia y pos­tra­ción del Esta­doPor: Isaac Enrí­quez Pérez | 24/​10/​2020.

11 Excel­sior. Cola­bo­ra­ción ingra­ta. Por: RAÚL CONTRERAS BUSTAMANTE. 24 de Octu­bre de 2020.

12 Rebe­lión. 7 tesis sobre el arres­to del gene­ral Cien­fue­gosDe la «des­car­te­li­za­ción» a la doc­tri­na de la enchi­la­daPor: Arsi­noé Orihue­la Ochoa | 27/​10/​2020 |

13 “El Gobierno Pro­vi­so­rio… eli­mi­na­rá todo bro­te comu­nis­ta y tota­li­ta­rio para pre­ser­var al Perú y a la Amé­ri­ca de los peli­gros que se deri­van de esas doc­tri­nas disol­ven­tes que pre­di­can el odio de cla­ses y que tie­nen el des­or­den y la agi­ta­ción como método”.

Con esas pala­bras, el 27 de octu­bre de 1948, el Gene­ral Manuel A. Odría expli­ca­ba a los ciu­da­da­nos perua­nos las razo­nes por las cua­les había lle­va­do a cabo un gol­pe de Estado.

Revis­ta Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal Nº 110 Octu­bre-diciem­bre 2013. Odría y la incor­po­ra­ción del Perú a la coa­li­ción de la Gue­rra Fría.Por: Javier Alcal­de Car­do­za y Gon­za­lo Rome­ro Sommer.

14 Den­tro de tal lógi­ca, en 1954, la Revo­lu­ción boli­via­na, lue­go de la visi­ta del envia­do pre­si­den­cial Mil­ton Eisenho­wer, sería con­di­cio­na­da a tra­vés de una sus­tan­cial ayu­da nor­te­ame­ri­ca­na. Revis­ta Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal Nº 110 Octu­bre-diciem­bre 2013. Odría y la incor­po­ra­cion del Peru a la coa­li­cion de la Gue­rra FríaPor:Javier Alcal­de Car­do­za y Gon­za­lo Rome­ro Sommer.

15 Rebe­lión. Fran­cia fue el mejor espía de EE.UU. en CubaPor: Her­nan­do Cal­vo Ospi­na. 21/​10/​2020.

16 Den­tro de la mis­ma lógi­ca del enro­la­mien­to de Chi­le en la Coa­li­ción de la Gue­rra Fría, en 1948, La Comi­sión Eco­nó­mi­ca para Amé­ri­ca Lati­na de las Nacio­nes Uni­das (CEPAL) que había sido pro­mo­vi­da por el diplo­má­ti­co chi­leno Her­nán San­ta Cruz, ini­cia­ría sus fun­cio­nes en su sede de San­tia­go de Chi­le. Revis­ta Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal Nº 110 Octu­bre-diciem­bre 2013. Odría y la incor­po­ra­cion del Peru a la coa­li­cion de la Gue­rra FríaPor:Javier Alcal­de Car­do­za y Gon­za­lo Rome­ro Sommer.

17 Acto que coin­ci­di­ría con la con­fe­ren­cia pan­ame­ri­ca­na de Bogo­tá que crea­ría la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos y don­de el colom­biano Alber­to Lle­ras Camar­go, sería ele­gi­do como pri­mer secre­ta­rio gene­ral de la orga­ni­za­ción. Revis­ta Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal Nº 110 Octu­bre-diciem­bre 2013. Odría y la incor­po­ra­cion del Peru a la coa­li­cion de la Gue­rra FríaPor:Javier Alcal­de Car­do­za y Gon­za­lo Rome­ro Sommer.

18 La recom­pen­sa que pedi­ría Gómez por ese apor­te sería la ven­ta de armas a Colom­bia, acto que sería denun­cia­do por los libe­ra­les y la opo­si­ción, seña­lan­do que serían usa­das para la repre­sión inter­na. Revis­ta Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal Nº 110 Octu­bre-diciem­bre 2013. Odría y la incor­po­ra­cion del Peru a la coa­li­cion de la Gue­rra FríaPor:Javier Alcal­de Car­do­za y Gon­za­lo Rome­ro Sommer.

19 En el caso de Chi­le, el pre­si­den­te Iba­ñez en 1952 entre­ga­ría a los Esta­dos Uni­dos las tareas de equi­pa­mien­to, pre­pa­ra­ción y doc­tri­na de las fuer­zas arma­das, pero éstas recha­za­rían el requi­si­to de reca­bar el vis­to bueno nor­te­ame­ri­cano para la con­tra­ta­ción de exper­tos mili­ta­res. Revis­ta Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal Nº 110 Octu­bre-diciem­bre 2013. Odría y la incor­po­ra­cion del Peru a la coa­li­cion de la Gue­rra FríaPor:Javier Alcal­de Car­do­za y Gon­za­lo Rome­ro Sommer.

20 La gran idea de Perón era crear una comu­ni­dad eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca basa­da en la pose­sión estra­té­gi­ca de mate­rias pri­mas y cen­tra­da en Argen­ti­na, Bra­sil y Chi­le, que se exten­de­ría a Boli­via y Perú e inclu­so podría pro­yec­tar­se a con­ver­tir­se en un ter­cer blo­que en la polí­ti­ca mun­dial, intere­san­do a Espa­ña, Por­tu­gal y Francia.

Las resis­ten­cias inter­nas en Bra­sil y Chi­le malo­gra­rían el des­pe­gue de dicho proyecto.

Revis­ta Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal Nº 110 Octu­bre-diciem­bre 2013. Odría y la incor­po­ra­cion del Peru a la coa­li­cion de la Gue­rra FríaPor:Javier Alcal­de Car­do­za y Gon­za­lo Rome­ro Sommer.

21 Los mili­ta­res perua­nos reci­bie­ron influen­cia de diver­sas misio­nes mili­ta­res, para lo que debe­mos des­ta­car la influen­cia fran­ce­sa que des­de 1896 ha mar­ca­do el pen­sa­mien­to en el ejér­ci­to peruano y con fuer­te pre­sen­cia fun­da­cio­nal, orien­ta­do a temas de desa­rro­llo nacio­nal, más ideo­ló­gi­cos que admi­nis­tra­ti­vos, pero prin­ci­pal­men­te en la idea de que tie­nen “una fun­ción en la cons­truc­ción de una nación moder­na”.

Ade­más, esta influen­cia tam­bién lle­gó a la lucha con­tra­sub­ver­si­va con base en Gallie­ni y Lyau­tey. En tan­to que, la influen­cia nor­te­ame­ri­ca­na pasó de la defen­sa hemis­fé­ri­ca a la segu­ri­dad inter­na y entre­na­mien­to con­tra­sub­ver­si­vo, don­de se les ense­ñó temas de segu­ri­dad inter­na y entre­na­mien­to anti­sub­ver­si­vo, inte­li­gen­cia mili­tar, coman­do y esta­do mayor, así como la impor­tan­cia de la acción cívi­ca para empren­der el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y ami­no­rar el des­con­ten­to social, en espe­cial el rural.

Den­tro de lo desa­rro­lla­do en el pen­sa­mien­to cas­tren­se se tuvo en con­si­de­ra­ción la infor­ma­ción para tener éxi­to, don­de la pobla­ción fue el obje­ti­vo para reco­lec­tar infor­ma­ciónse estu­dia­ron todos los pro­ble­mas socia­les, y has­ta se usa­ron méto­dos de las cien­cias socia­les para sus inves­ti­ga­cio­nes.

URVIO, Revis­ta Lati­no­ame­ri­ca­na de Estu­dios de Segu­ri­dad, núm. 21, 2017. Facul­tad Lati­no­ame­ri­ca­na de Cien­cias Socia­les. Orí­ge­nes en el pro­ce­so de inte­li­gen­cia en el Perú.Por: Andrés Gómez de la Torre Rot­ta y Artu­ro Medrano Carmona.

22 El anda­mia­je jurí­di­co, 1960 – 1970

La inte­li­gen­cia perua­na reque­ría un sopor­te legal, el mis­mo que se dio cuan­do el Ser­vi­cio de Inte­li­gen­cia Nacio­nal (SIN) fue crea­do median­te un Decre­to Supre­mo de solo 12 artícu­los el 27 de enero de 1960 por el ex Pre­si­den­te Cons­ti­tu­cio­nal de la Repú­bli­ca Manuel Pra­do y Ugar­te­che, jun­to a su enton­ces Minis­tro de Jus­ti­cia, el abo­ga­do Raúl Gómez de la Torre Tamayo.

Como pri­mer jefe del SIN esta­ría el gene­ral EP Julio Doig Sán­chez, quien pos­te­rior­men­te sería Minis­tro de Gue­rra (en la actua­li­dad, Minis­te­rio de Defen­sa) del expre­si­den­te Cons­ti­tu­cio­nal Fer­nan­do Belaún­de Terry. El 30 de sep­tiem­bre de 1960 se pro­mul­gó otro Decre­to Supre­mo aún más bre­ve y con ran­go simi­lar que pue­de con­si­de­rar­se como el prin­ci­pio del Sis­te­ma de Inte­li­gen­cia Nacio­nal (SINA), ya que en su Con­si­de­ran­do seña­ló la nece­si­dad de pre­ci­sar las rela­cio­nes entre el SIN y los Ministerios.

Prue­ba irre­fu­ta­ble del empo­de­ra­mien­to del Ejér­ci­to en el SIN fue el hecho que sus jefa­tu­ras reca­ye­ron en ofi­cia­les de esa ins­ti­tu­ción arma­da de mane­ra exclu­si­va des­de el año 1960 has­ta entra­da la déca­da de los años ochen­ta, que per­fi­ló la fuer­te influen­cia cas­tren­se en mate­ria de inteligencia.

URVIO, Revis­ta Lati­no­ame­ri­ca­na de Estu­dios de Segu­ri­dad, núm. 21, 2017. Facul­tad Lati­no­ame­ri­ca­na de Cien­cias Socia­les. Orí­ge­nes en el pro­ce­so de inte­li­gen­cia en el Perú.Por: Andrés Gómez de la Torre Rot­ta y Artu­ro Medrano Carmona.

23 Adhi­rién­do­se asi­mis­mo, hijos de expre­si­den­tes en sus res­pec­ti­vos paí­ses, que alter­na­ron con per­so­na­jes de la deno­mi­na­da “legión anti-comu­nis­ta”: Anas­ta­sio Somo­za Gar­cía (Nica­ra­gua), Alfre­do Stroess­ner (Para­guay), Ful­gen­cio Batis­ta (Cuba), Car­los Cas­ti­llo Armas (Gua­te­ma­la) y Mar­cos Pérez Jimé­nez (Vene­zue­la), entre otros man­da­ta­rios asis­ten­tes. URVIO, Revis­ta Lati­no­ame­ri­ca­na de Estu­dios de Segu­ri­dad, núm. 21, 2017. Facul­tad Lati­no­ame­ri­ca­na de Cien­cias Socia­les. Orí­ge­nes en el pro­ce­so de inte­li­gen­cia en el Perú.Por: Andrés Gómez de la Torre Rot­ta y Artu­ro Medrano Carmona.

24 URVIO, Revis­ta Lati­no­ame­ri­ca­na de Estu­dios de Segu­ri­dad, núm. 21, 2017. Facul­tad Lati­no­ame­ri­ca­na de Cien­cias Socia­les. Orí­ge­nes en el pro­ce­so de inte­li­gen­cia en el Perú.Por: Andrés Gómez de la Torre Rot­ta y Artu­ro Medrano Carmona.

25 En 1947 gru­pos de mari­ne­ros usa­ron bar­cos para trans­por­tar peque­ñas can­ti­da­des de la dro­ga a Nue­va York. 

Hacia 1948 agen­tes esta­dou­ni­den­ses comen­za­ron sus pri­me­ras inves­ti­ga­cio­nes y ope­ra­cio­nes anti nar­có­ti­cos. Dos años más tar­de se imple­men­ta­ron medi­das repre­si­vas, des­de las Nacio­nes Uni­das has­ta los mili­ta­res perua­nos, para extin­guir el bro­te de este estu­pe­fa­cien­te andino. 

Antes de 1945, la cocaí­na ape­nas exis­tía como dro­ga ilí­ci­ta; en 1950, un puña­do de men­sa­je­ros lo con­tra­ban­dea­ba por onza des­de Perú; a media­dos de la déca­da de 1960, este flu­jo hemis­fé­ri­co superó los cien­tos de kilos anua­les, unien­do a miles de cul­ti­va­do­res de coca en los Andes orien­ta­les con labo­ra­to­rios, redes de trá­fi­co orga­ni­za­das y una bulli­cio­sa diás­po­ra mino­ris­ta en pun­tos de con­su­mo como Nue­va York y Miami.

Volu­men 64, Núme­ro 2Octubre de 2007 , págs. 133 – 176. La era “pre­co­lom­bi­na” del nar­co­trá­fi­co en las Amé­ri­cas: cocaí­na, 1945 – 1965. DOI: https://​doi​.org/​1​0​.​1​3​5​3​/​t​a​m​.​2​0​0​7​.​0​148

26 En 1948 – 1949 el régi­men mili­tar pro esta­dou­ni­den­se del gene­ral Manuel Odría tomó medi­das enér­gi­cas en con­tra de las últi­mas fábri­cas lega­les del país, encar­ce­lan­do a varios manu­fac­tu­re­ros (a quie­nes cali­fi­có de sub­ver­si­vos de izquier­da) y man­dan­do a otros por con­duc­tos clan­des­ti­nos. La téc­ni­ca que pasó a manos ilí­ci­tas era la tra­di­cio­nal “cocaí­na cru­da” de la jun­gla perua­na, que los cam­pe­si­nos con­tra­ta­dos podían adop­tar fácil y eco­nó­mi­ca­men­te con quí­mi­cos de desa­rro­llo como el que­ro­seno y cemen­to con cal.

www​.elba​rrioan​ti​guo​.com › la-historia-secreta-de-la-ala…

27 Revis­ta Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal Nº 110 Octu­bre-diciem­bre 2013. Odría y la incor­po­ra­ción del Perú a la coa­li­ción de la Gue­rra Fría.Por: Javier Alcal­de Car­do­za y Gon­za­lo Rome­ro Sommer.

El caso de Cuba es más cono­ci­do. Entre 1959 y 1961 la Revo­lu­ción Cuba­na fue un hito trans­for­ma­dor en la his­to­ria de la cocaí­na. Fidel Cas­tro expul­só a los gángs­ter capi­ta­lis­tas, y ellos, muchos depen­dien­tes de la cocaí­na, crea­ron otra diás­po­ra de nar­cos hacia las Amé­ri­cas, des­de Argen­ti­na y Méxi­co has­ta el cora­zón de Esta­dos Uni­dos, y repre­sen­tó una nue­va eta­pa de la inten­si­fi­ca­ción e inter­na­cio­na­li­za­ción del producto.

www​.dgcs​.unam​.mx › bole­tin › bdboletin

Ramón César Gon­zá­lez Ortiz es Licen­cia­do en Socio­lo­gía y Maes­tro en Estu­dios Polí­ti­cos por la UNAM.

FUENTE: Rebe­lion

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *